Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

COMIENZO AÑO MAYA JULIO 2009 - JULIO 2010

Los mayas eran (o son) grandes astrónomos o sabios. Cuando llegaron los europeos a América los mayas ya habían sido capaces de hacer calendarios de cientos de estrellas y planetas, incluso tenían el cero, cosa que los conquistadores tardaron miles de años en conocer.

Inicialmente, los europeos no se percataron de ello porque aparentemente los indígenas no tenían tecnología (lupas, catalejos, etc.) como para conocer los movimientos de las estrellas y no fue hasta el siglo pasado cuando se dieron cuenta de la existencia de tantos calendarios al descifrar algunos códices. Tantos cálculos, tanta persistencia, tanta acumulación de datos deja maravillados a los que se adentran en esa consideración. Aún no se sabe bien para qué servían pero ahí están, luego para algo habían sido creados. Por esto y más se conoce a los mayas como «Señores del Tiempo».

Uno de estos calendarios es el Tzolkin, calendario sagrado, oracular y profético. Se considera el calendario de Venus. Consta de 260 días, no de 365 que es lo que tarda la Tierra en orbitar alrededor del Sol. Se compone de la combinación de 20 arquetipos y 13 números.

Los arquetipos, descritos de manera muy esquematizada son: Ser, Aliento, Intuición, Atención, Instinto, Oportunidad, Curación, Arte, Fluir, Lealtad, Ilusión, Sabiduría, Vigilancia, Receptividad, Mente, Intrepidez, Sincronía, Orden, Energía, Vida.

Cada una de estas fuerzas que hemos llamado arquetipos, la hemos condensado en una sola palabra por respetar la extensión de este artículo dentro de la revista, pero la información que aporta cada uno es muchísimo mayor puesto que actúa en distintos niveles.

Por ejemplo, el primero, que hemos definido como Ser tiene que ver también con «nacimiento» ya que es el primero de la secuencia de 20. También tiene que ver con «nutrir» y comprobamos que cada uno de nosotros nace al ser desde el no ser, y desde el primer momento, ya como embrión, es nutrido. Existir y recibir nutrición van siempre juntos. Nada ni nadie aparece a la existencia sin ser esperado, como por casualidad, sino que llega a la existencia con todo preparado para existir.

La madre, y también todas las madres en representación del arquetipo madre, incluso las que no llegan a concretarlo dando a luz un hijo, preparan incansablemente todos los meses el lugar del acogimiento. Como la madre tierra que ha preparado atmósfera, agua, alimento, temperatura, luz, ciclo noche y día para el descanso y actividad, etc. Todo lo que necesita el ser humano para existir, para ser.

Hemos destacado este sello o arquetipo porque tiene que ver con el año que estamos viviendo desde el 26 de julio de 2009, festividad de Santiago, fecha en que comienza el año maya. Pero todavía se puede ampliar muchísimo más. Recordemos que estos mayas hicieron calendarios de tropecientas estrellas y planetas.

Este sello en realidad se llama dragón. Habla de la energía femenina, tanto en los hombres como en las mujeres. También significa «enseñar», que es otra forma de nutrir; «iniciar», que es otra forma de nacer; «ser solidario», que es otra forma de atender maternalmente las necesidades de la gente. Profecía de Santiago de 2009 a Santiago de 2010:

Amigo, sé maternal, sé solidario, sé amable, escucha, atiende, enseña, comparte, y todo te irá bien para lograr tu propósito.

Este año es semilla autoexistente. La semilla es el sello 4 que hemos relacionado con Atención. La atención es lo que hace falta para acertar, por ejemplo si vas conduciendo necesitas atención para llegar, pero también la necesitas para reconocer dónde cometes siempre un error y mejorar tu vida. Lo propio de la semilla es «florecer». Por otro lado, Autoexistente es el nombre del número 4 en la secuencia de los números, que van desde el 1 al 13.

Los 13 números indican algo práctico: el primero el Propósito, el segundo el Desafío, el tercero el Servicio, el cuarto la Forma, el quinto Poder, el sexto Equilibro, el séptimo Canalización, el octavo Integridad, el noveno Intención, el décimo Perfeccionamiento, el décimo primero Liberación, el décimo segundo Cooperación y el décimo tercero Transcendencia.

Este año por un lado es Semilla, es decir algo dispuesto a florecer, y por otro lado, 4, que es lo que se llama Autoexistente. El tono 4 autoexistente indica cómo lograr el propósito, cómo dar forma, cómo hacer real lo que quieres, cómo materializarlo. Luego semilla autoexistente es logro y florecimiento. Pues esto sucede en la onda del dragón. El dragón es el 1. Es lo que hemos dicho antes acerca de la energía femenina y la generosidad.

Oráculo: Se buen chico/a, todo irá bien. Todo va bien siempre, aunque a veces parezca que no. Pero si pones atención, ves que todo va bien. Atención = conciencia. Si vives con conciencia y eres generoso/a, amoroso/a, solidario/a, cuanto más, más.

SERÁ UN AÑO MARAVILLOSO. La maravilla te espera y te busca.

José Cabal