Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

YA HA SALIDO

EL LIBRO DE LOS SELLOS

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

 

Para ver más información de otros sellos, pincha en la imagen:

 

El Enlazador representa el desapego y la clarividencia; dejar ir, liberar para enlazar con otro presente.

Enlaza con la dimensión celeste y con la dimensión maternal de la Tierra. Ayuda a integrar mundos, ideas, creencias, personas, amigos que no se conocen; tendencias diferentes; mundos distantes; lo personal y lo laboral; masculino y femenino; singular y plural; creatividad y lógica; sentido y sensibilidad.

Pero para enlazar y unir hay que respetar. Unir sin respetar sería más bien anexionarse, apropiarse, forzar, o cosas así. La propuesta a través del Enlazador sería más bien unir con desapego, es decir sin ego, con una actitud de soltar, desaprender, deshacerte de viejos patrones.

El desapego requiere confianza y entrega. Es un nivel de madurez.

Al Enlazador se le suele atribuir una relación con la muerte, pero para nosotros está relacionado con el desapego, que es la muerte y el abandono de los apegos, de alguna manera ir hacia lo nuevo, sin miedo.

Y sobre todo el Enlazador está asociado con la capacidad de enlazar con otras dimensiones, de encontrar cosas nuevas, como el viaje de Colón, que pertenece a la onda del Enlazador.

 

La sexta Columna

El número seis del Enlazador se corresponde con la sexta columna, que es una columna de portales dimensionales. Así, el Enlazador es una puerta. Todas las puertas enlazan lugares diferentes. Sólo hay que abrirlas para pasar.

El Enlazador es una cualidad existente en todas las personas, de poder enlazar a esa puerta. El Enlazador está dentro de cada uno, y es el sello y la garantía de éxito, incluso a través del error.

 

El Sello Oculto

El Enlazador de mundos es el sello oculto del Águila, que está asociado a la creatividad, intuición y visión. Desapegarnos de la realidad diaria nos permite tener una visión más global pero a la vez más profunda de las cosas, y, desde ahí, la intuición y la creatividad están a nuestra disposición.

Y viceversa, cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.

Con lo cual, la creatividad está asociada de alguna manera al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos. Los límites restringidos son, entre otras cosas, los límites del ego.

El desapego expresado por el Enlazador está hablando de una forma de viajar sin ningún peso que te pegue a la tierra, de acceder a otras dimensiones convirtiendo desapego en despegue, despegado del cuerpo, porque el Águila se despega de la tierra y enlaza con su vista dimensiones más allá.

 

La Onda del Enlazador

En la onda del Enlazador, se ve facilitado el trabajo de desapego de forma colectiva.

La transcendencia de esta onda es el Espejo. No se trata sólo de soltar sino de enlazar y crear puentes con la nueva (por desconocida) y ya existente realidad.

 

Cristóbal Colón y el enlace con América

El ejemplo de Enlazador de mundos es Cristóbal Colón, y el arquetipo de otras dimensiones es ir a América, a un nuevo mundo. La llegada a Tierras americanas es un enlace, propio de un momento Enlazador, que es la onda en que sale Colón, que así enlaza.

El viaje de Colón es un “enlace de culturas”, abriendo todo para todo el mundo. Entendemos que es la posibilidad de que mundos separados se conecten.

No le atribuimos ningún valor comercial o económico, porque el interés económico está en todas las culturas, pero el encontrarse está en este hecho. Luego no queremos hablar de lo constante, sino de lo nuevo.

Tampoco lo relacionamos con guerra, porque guerra y destrucción había en las culturas precolombinas y en las culturas euroasiáticas, africanas. En todas las culturas ha habido guerras y las sigue habiendo.

No queremos asociar el viaje de Colón, que es un viaje potenciado por los mayas cósmicos, a los motivos terrestres como el robo, la guerra, aprovecharse de otros, esclavizar, etc.

Lo nuevo que aportaba el viaje de Colón es la oportunidad de conocerse, no solamente los nativos americanos, sino los habitantes de Australia, de todas las islas del pacífico; de conocer los polos y reconocer la redondez de la Tierra.

Los seres humanos estamos unidos. “In lak’ech”, o “tu eres otro yo, yo soy otro tu”. Si hay algún YO que está en algún lugar donde YO no llego nunca, quiere decir que YO estoy mermado, luego es imprescindible que YO me conozca. Aquí el yo es siempre con mayúscula, porque estamos hablando de cada uno de todos nosotros y del yo común.

Ver más en El libro de los Sellos

 

Para ver más información de otros sellos, pincha en la imagen: