Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

YA HA SALIDO

EL PODER DEL AGUA. EL PODER DE LA EMOCIÓN

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

CALENDARIO MAYA

Sellos Maya

Tonos Maya

Sello oculto

Familia

Onda Encantada

Tzolkin

INFORME KIN PERSONAL

Oráculo de Pareja

Sello de la Pareja

Oráculo Personal

CONTACTO

 

FAMILIAS MAYAS

 

Los sellos se agrupan de 4 en 4, indicando grupos de misiones. Así, el sello de una persona a lo largo de todos sus cumpleaños siempre pertenecerá a la misma familia.

El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia. Para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda su familia, disponiendo de un año para cada kin (sello y tono), en total 52 años.

Así, en los primeros 52 años, una persona vivirá todas las experiencias indicadas por los kin de su familia, y a partir del año 52, se vuelven a repetir.

Con lo cual, los cuatro sellos de cada familia son igualmente importantes.

Primero hay que conocer el kin personal y luego la familia, aunque no se trata de establecer una jerarquía, ya que es importante conocer el kin y toda su onda, pero es igualmente importante conocer tu familia.

El mundo maya es un mundo de símbolos que hay que saber mirar para seguir las pistas.

 

Familia Cardinal

Esta familia está asociada a la energía del surgimiento, del ver.

Está compuesta por el dragón, el enlazador de mundos, el mono y el guerrero. La característica de esta familia no es como la familia portal, de dar comienzo al tiempo en esta dimensión, sino la de ser principio, inicio, surgimiento, pero no de algo asociado al tiempo, porque el tiempo existe solamente para experimentar.

Aquí se trata de inicio para vivir, sin referencia al tiempo, es decir, propiamente inicio: de la verdad, o sea del ver, de la realidad, de aquello que el tiempo no puede modificar.

El dragón es el número 1 del Tzolkin y el mono 1 es justo el centro del Tzolkin, momento donde se produce un nuevo nacimiento o también el acceso a una dimensión superior.

En el mono 1 está la puerta a la otra realidad.

 

El enlazador es una cualidad existente en todas las personas, de poder enlazar a esa puerta. El enlazador está dentro de cada uno, y es el sello y la garantía de éxito, incluso a través del error.

Y el guerrero es la otra gran herramienta para conseguirlo, que es la expansión de la mente.

Secuencia de ondas en la familia cardinal

Un distintivo de esta familia es la coincidencia del número de la onda y el número del sello: el dragón es el sello y la onda 1, el enlazador es el sello y onda 6, el mono el sello y onda once, y el guerrero el sello y la onda 16.

 

Esta familia del dragón es realmente la familia tipo, y aquí el enlazador, al considerarlo en la familia, se convierte en el regalo, en el desafío, en el 2, único número par indivisible, excepto por el uno. Por ello vemos que el dos es el uno mirándose al espejo, o también los cromosomas desdoblándose.

 

La fuerza solidaria del dragón es la base de todo en este nivel. Si leemos esta familia, podemos encontrar el propósito del dragón; el desafío, que ya sabemos que es un regalo del enlazador; la misión del mono; y el cómo realizarlo del guerrero. Es una secuencia espiral, que va activando y habilitando cada vez más posibilidades: la energía femenina, el desapego, la alegría, la expansión de la conciencia.

 

Porque el dragón, o sea tu, es un enlazador.

El dragón, o sea tu, es alguien a quien le gusta el juego, la alegría. ES INOCENTE.

Y el dragón, o sea tu, también es un guerrero. Es muy importante considerar que cuando hablamos del guerrero, hablamos de la expansión de la conciencia, y la conciencia es fundamental para cualquier ser humano. Por eso el dragón es un guerrero, porque es el camino de la conciencia. El camino de la conciencia es el camino de la solidaridad; es el camino de la alegría; es el camino del acceso a otras dimensiones.

 

Familia Central

 

La familia central está asociada a la energía de canalización.

Está formada por el viento, la mano, el humano y la tierra, expresa lo material, por eso habla en su tono resonante de sanar. Es decir que lo material, para nosotros hoy, es algo que requiere ser sanado, porque la auténtica realidad de lo material es su condición espiritual. Encontrar el espíritu de la tierra, es respetar a la tierra, pero es respetar a la vida. Encontrar la mano como canalizar, es encontrar el aspecto espiritual, y cómo toda sanación es un hecho espiritual.

El viento, manitu; la mano, que es la canalización como conexión con otras dimensiones; el humano, como la libertad es una expresión de Dios, sólo que de un aspecto material de Dios, y por eso se incluye la necesidad de sanación, es decir de espiritualización; y la tierra.

 

Curiosamente la familia central expresa cómo la tierra está compuesta de dos elementos unidos: la parte sólida, la tierra, y la parte aérea, el viento.

Actualmente sabemos que es así, ya que la tierra con su atmósfera de aire respirable, están unidas formando una unidad.

 

Parte sólida de la familia: Humano y Tierra.

El humano y la tierra son un símil el uno del otro. Y la mano y el viento son un símil entre sí.

Pero lo antiguos mayas lo conocían hace miles de años y nos regalan a los humanos del siglo veintiuno el conocimiento de que el hombre y la tierra-atmósfera también son uno.

Hay una unión entre la tierra y el hombre, es decir, forman una unidad. Lo que le haces a la tierra te lo haces a ti.

La ecología, algo actual, es coincidente con este conocimiento maya, sólo que la visión maya informa, con carácter de urgencia, de que a la tierra le da igual lo que le hagas, pero tú te estás destruyendo.

Mirar es abrir los ojos y abrir los ojos es despertar. Se hace con el intento, sólo necesitas querer. Existe un camino de evolución esperando tu despertar.

 

Parte aérea de la familia: Mano y Viento

Si volvemos a mirar la familia de la mano, vemos cómo los antiguos mayas además de conocer la unión de la tierra con la atmósfera y del hombre con la tierra, conocían también el significado de la mano, algo que nuestra tecnología confirma miles de años después.

La mano en primera instancia es “el hacer”, pero dentro de su familia hemos dicho que el humano se une con la tierra, que es lo denso, lo visible y la materia. Por lo tanto, a la mano no le queda otra opción que ser como el viento, es decir, lo inmaterial e invisible.

La atmósfera es como el AURA de las personas. Las personas también tenemos un aura, aunque esto tal vez todavía no lo reconozcan la ciencia ni la tecnología.

Y la mano se extiende alrededor como la atmósfera se extiende alrededor de la tierra. La mano toca tu aura.

Familia Señal

  

La familia señal se corresponde con una energía del más allá o angélica.

Tiene que ver con la capacidad de realizar los sueños, que es la noche; con la estrella, que es la armonía, la belleza; con el caminante del cielo, que es la capacidad de traer el cielo a la tierra; y con el espejo.

La física cuántica nos habla de múltiples realidades y de cómo podemos elegir aquella realidad en la que queramos vivir. El espejo tiene que ver con eso.

Si en lugar de elegir una realidad, simplemente vives por inercia en una realidad “heredada”, ¡y que encima no te gusta¡, entonces estás perdiendo tu tiempo y encima no estás siendo útil para la humanidad.

Los sabios mayas relacionaban tu sueño con la realidad (la noche es el oculto del espejo). Será cuestión de experimentar, porque puede ser mucho más divertida la vida.

 

La noche y el caminante formarían una línea vertical, que es la que une la cabeza y los pies en una persona; y el espejo junto a la estrella, formarían la horizontal de la cruz, o sea las manos.

 

De esa manera, la familia del caminante contiene algo que va a explicar todas las familias y todos los mandalas de las familias, aun no siendo la familia tipo, es decir la primera familia, o quizá sí lo sea.

Y es que la noche, situada en la línea vertical que corresponde a tu interior, tiene su oculto en el espejo, situado en la línea horizontal, es decir en lo que haces.

Igualmente, la estrella, situada en la línea horizontal, tiene su oculto en el caminante, en la línea vertical.

Y es mandala tipo porque tu interior y tu exterior deben coincidir.

Esta familia dibuja dos ángulos rectos al mostrar la relación de cada sello con su oculto, y eso está expresando una malla. Las vallas metálicas en forma de malla son ángulos rectos que se entrelazan y eso es lo mismo que está en el Tzolkin, dos ángulos rectos enlazándose.

Por eso esta familia contiene el armazón del Tzolkin, en forma de dos ángulos rectos que se cruzan, señalando hacia los ángulos del rectángulo. Dibujan líneas diagonales.

Esta familia hace referencia al Dios espejo, que es el gemelo de Quetzalcóatl. Y el Dios espejo y Quetzalcóatl, muestran la realidad dual de Dios y de ti. El Tzolkin es un doble espejo, y la figura que dibujan los portales se compone del espejo, que es como una X, y de la estrella, que es como un rombo, pero que en su interior es también una cruz.

Y el doble espejo muestra un espejo horizontal hacia el presente y hacia tu prójimo, hacia todos los seres humanos, donde el otro eres tu. Y también muestra un espejo vertical en la estrella hacia Dios, y muestra como tu eres Dios. Si tu eres Dios y el otro es tu, el otro es Dios. Y eso tiene relación con el regreso de Quetzalcóatl, el nacimiento a una nueva realidad, que es la eterna, o la sanación de esta realidad. O el acceso a la dimensión del cielo, que es el amor.

Familia Portal

La familia portal está asociada a una energía de transmutación y emoción.

Es el acceso a una realidad donde hay más consciencia.

La característica relevante de esta familia es EL AGUA.

La semilla se nutre de agua, la luna representa el agua y la tormenta está compuesta de agua. El misterio es relacionar el mago con el agua porque no es tan evidente.

Pero el mago es agua, porque el mago saca su fuerza del agua, DE LA EMOCION, DE LA EMPATIA. El mago sabe viajar a través de las neuronas espejo para sanarte porque el oculto del mago es la mano, la sanación y su herramienta es hacerse uno contigo desde la empatía.

Familia Polar

 

La familia polar está asociada a la energía de la luz.

Está compuesta por la serpiente, el perro, el águila y el sol. Contiene al sol y a los animales, pero expresando evolución ascendente: La serpiente está a ras de la tierra; el perro, con sus patas en la tierra, pero no su tripa; el águila, arriba en el cielo cuando vuela, y el resto del tiempo con sus patas sobre las rocas/tierra; y el sol, siempre arriba en el cielo, más alto.

Es una línea ascendente, en evolución, pero sólo es accesible si tú quieres y te interesa.

El acceso al primer tono resonante es para todos, sólo necesitas haber nacido, mientras que el acceso a la segunda presentación del tono resonante, es decir a la iluminación, es para los que quieran y les interese, para los que libre y voluntariamente quieran.