Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Otros Libros y Calendarios:

El poder del agua. El poder de la emoción

Tiempo de Gracias. Tiempo de Perdón

Calendario digital 2017

El Libro de las Familias

El Libro de las Sincronías

El Libro de los Sellos

Tzolkin 2012

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Sigue la energía del día y los artículos diarios en

        

www.viatzolkin.com

 

 

 

 

CAPÍTULO 2. CONCEPTOS BÁSICOS

A modo de resumen o de introducción, presentamos algunos de los conceptos del Tzolkin en los que nos basamos a la hora de describir los sellos mayas.

 

Pero para avanzar en la descripción de los sellos, es decir en el auto-conocimiento, no es necesario conocer estos conceptos en profundidad.

Puede atragantarse tanta onda, oculto, castillo y familia, pero quizás pueda leerse más despacio, o quizás simplemente dar por sentado que se ha entendido y seguir. En realidad eso es casi lo mejor, y si al final no lo entiendes, no te preocupes porque simplemente significa que quizás no significa nada. Y si algo sirve o resuena, aunque no sea muy lógico, solo entonces quizás merezca la pena considerarlo meditativamente, pero sin pasarse. Sólo si es divertido, si no, no pasa nada. En realidad todo es muy fácil.

Los sellos, las ondas y el Tzolkin

Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Se llama ONDA ENCANTADA a cualquier ciclo de trece: trece días, trece semanas, trece lunas, trece años, etc. En la Onda Encantada de 13 sellos, cada sello está asociado a un tono distinto, con un objetivo común. El tono 1 es el propósito de la onda encantada, y por lo tanto de los 13 sellos de la misma, y el tono 13 es el que termina la onda, determinando el fin del trabajo.

La onda supone un trabajo grupal evolutivo.

 

El Dragón es el sello 1 y la onda 1, el prototipo de todo lo que comienza. Y es luz, porque la luz es la realidad que podríamos llamar corpórea, sólida, de otra dimensión diferente de la nuestra. Y en la nuestra, el Dragón es luz tomando una forma, y eso crea los cuerpos sólidos, pero que en realidad están compuestos de luz. Y la luz es como hablar de voluntarios, personas que son voluntarias para cumplir una misión.

Pero cuando el sello se transforma en onda, lo que hay incorporado es la transcendencia, y la transcendencia está compuesta de conciencia, de libertad, y esa libertad se llama voluntariedad, es decir está compuesta de una claridad mental tal que te permite elegir ser voluntario y entonces empiezas a vivir transcendentemente; pasas del sello a la onda. El sello traduce a dimensiones superiores y es una propuesta; es lo que desde dimensiones superiores te sugieren. Y la onda traduce al ser humano, que está evolucionando; es la respuesta que el ser humano puede dar a la propuesta que le hacen desde dimensiones superiores. La onda es el terreno del hombre. El ser humano evoluciona al vivir las ondas.

 

Es muy importante el conocimiento de tu sello natal y toda la explicación que contiene acerca de lo que estás haciendo y de tus fuerzas ocultas, de tu interior, es decir conocer tu familia y tu familia oculta. Ese trabajo contiene elementos de esta dimensión, que puede ser tercera o cuarta, pero son las ondas las que te llevan a dimensiones superiores.

Los sellos tienen una presentación como SELLOS, que los numera del 1 al 20, y una presentación como propósito, o sea como ONDA, donde la numeración es diferente.

La presentación de los sellos como sellos, los numera del 1 al 20 y es lo que constituye la primera columna del Tzolkin. Y la presentación de los sellos como propósito, también los numera del 1 al 20 aunque en un orden diferente, es decir como ondas, porque el propósito es el inicio de una onda donde van a aparecer los tonos.

En la presentación de los sellos del 1 al 20 se pueden tomar los sellos de uno en uno y encontrar que cada uno tiene un contenido individual y propio, que es el que le conviene a la persona encontrar asociado a su fecha natal, para reconocerse. Reconocerse es básicamente la primera tarea, y ya supone muchas veces modificaciones sobre ti.

El sello habla a la persona, la onda informa sobre lo evolutivo, que siempre tiene una referencia grupal porque la evolución es grupal, y el TZOLKIN habla sobre la humanidad como arquetipo. Está formado por 260 periodos temporales, que son la combinación de 20 sellos y 13 tonos. Comienza en la onda del Dragón, y va recorriendo el resto de ondas hasta acabar en la de la Estrella.

 

Además del contenido individual que tiene cada uno de los 20 sellos, también contiene una información por ser la primera vez que aparecen en el Tzolkin, o sea formando un bloque con un contenido específico como primera COLUMNA, de modo que el valor de cada sello se convierte en algo diferente en cada columna.

La primera columna, es en sí un programa y una profecía, es decir es una propuesta y también nos habla de algo que va a suceder y que, además, está sucediendo.

 

También considerando a cada sello por separado encontramos una explicación para que ese sello aparezca en cada columna asociado a un tono diferente. Y es el ritmo en que aparecen los tonos el que contiene algo extra para quien se sienta motivado a ahondar a ese nivel.

De modo que además de haber una información sobre ti por tu sello conviene conocer la propuesta general.

OPINA SOBRE ESTE TEXTO

Para enviar comentarios u opiniones sobre el contenido de la Web está disponible el e-mail info@calendario-maya.net.