Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DEL HUMANO (28 de agosto al 9 de septiembre)

 

- El amor transmuta el plomo en oro

- Las células madre y las neuronas espejo. Segunda parte

- Las células madre y las neuronas espejo

- Los vinales

- El dragón es un inicio

- Sobre las familias

- Quitar lo superfluo

- El desciframiento del Tzolkin

- Onda del Humano

El amor transmuta el plomo en oro (8/9/2012)

 

El mundo maya contiene actualmente más desconocimiento que conocimiento.

Don José Arguelles abrió una rendija a la luz, gracias José Arguelles.

José Arguelles abrió una rendija, una pequeña abertura en el momento adecuado, porque era el momento adecuado sincrónicamente, es decir era el momento adecuado en relación a la humanidad y a la tierra.

José Arguelles abrió una puerta a la luz en el momento adecuado, de la manera adecuada, en el contexto de la humanidad adecuado. Pero hoy, en el 2012 cualquier persona lleva en su bolsillo la conexión a la maya, la conexión a internet y a las redes sociales, y además de forma casi gratuita.

Desde que aparecieron los Smartphone y ese tipo de telefonía que te mantiene conectado a internet permanentemente, normalmente a través de tarifas planas muy baratas, cosa que no sucedía hace poco que era bastante costoso, cualquier persona en la mayor parte del mundo está conectada las 24 horas, porque en muchos casos te regalan el terminal simplemente por aceptar esa tarifa plana. Quizá no suceda así en todo el mundo, pero la facilidad es bastante grande.

Pero desde que apareció WhatsApp y Skype la conexión es totalmente rápida y económica. Es inmediata y además gratuita teniendo tu tarifa plana, es decir que no pagas más por comunicarte más. O sea que pagarías lo mismo aunque no te comunicaras, de modo que está claro que no pagas por comunicarte.

Y eso muestra un escenario totalmente diferente al que conoció Arguelles, porque aunque Arguelles falleció hace poco, todo es totalmente nuevo y va a una velocidad vertiginosa. Hace poco más de un año del tránsito del señor Arguelles y en ese tiempo WhatsApp se ha multiplicado de tal manera que hay dispositivos que están dirigidos prácticamente a niños de 8 y 10 años, y que sólo contienen conexión Whatsapp y Sype, con una limitación mediante la cual los padres sólo permiten la conexión por ejemplo a los compañeros de clase. ¡Pero estamos hablando de niños de 8 años¡

Esto nos sitúa en un mundo desconocido incluso para nosotros, que estamos aquí, incluso para los que estamos viviendo ahora.

 

La puerta que abrió Arguelles tenía mucho que ver con el juego y con el arte, y su intento era crear redes de luz; redes de personas que meditando activaban un cuerpo de luz de la tierra, y también activaban el cuerpo de luz de las personas que meditaban.

Los científicos serios han encontrado una conexión real entre todas las personas, constatable empíricamente, a través de las neuronas espejo, y también a través de la información genética y de los cromosomas, que contienen información en frecuencias lumínicas. Si estamos hablando de frecuencias lumínicas, hablamos de algo modificable, y modificable precisamente a través de la luz. Pero la red de luz es confirmada por la ciencia, y con ello la posibilidad de que sean producidos grandes cambios y transformaciones.

 

Si observamos la familia del sol, que es la familia de la luz, encontramos que al desplegarse los 20 sellos en forma circular, la familia de la luz, representada por el sol muestra una singularidad, que la hace diferente de las demás. Y siempre que algo aparece como singular en el Tzolkin, es porque nos reclama la atención para poder comunicarnos algo que necesitamos saber.

Si sitúas la familia de la luz formando el mandala de la familia, aparecen los cuatro sellos formando la cruz: el sol arriba, el perro abajo y a los lados la serpiente y el águila.

La singularidad de esta familia es que los sellos que la componen, en esta disposición están contiguos a su oculto. En la vertical, el sol está pegado al dragón que como sello es su oculto, y en el extremo opuesto está el perro, unido a su oculto que es el mono. Es decir, el sol y su oculto el dragón están juntos, y el mono y su oculto el perro están juntos.

Por ese motivo podríamos pensar que también le sucede lo mismo a la familia del dragón, porque el dragón y el mono son de la misma familia. Pero si miramos la línea horizontal, vemos que la serpiente, que pertenece a la familia del sol y no a la del dragón, está unida a la semilla, que no es su oculto como sello, pero sí lo es como onda. Y el águila, que también pertenece a la familia del sol y no a la del dragón, está unido al mago, que es su oculto como onda, aunque no como sello; es su onda asociada, la que contiene sus sellos ocultos.

Y eso no sucede con la familia del dragón, de modo que esta peculiaridad es sólo significativa para la familia del sol, o sea la familia de la iluminación.

Entonces sucede que en la vertical, que corresponde visualmente a la canalización, es decir a lo que desciende de dimensiones superiores, lo que se pone de manifiesto es que el sol, o sea la luz, y el amor, o sea el perro, son lo mismo, sólo que el sol como luz indica dimensiones superiores, y el perro indica la luz como perfección en esta dimensión

De modo que la luz y la solidaridad van unidas, y el amor y la perfección y el nuevo nacimiento, el surgimiento de una nueva personalidad, van unidas. Pero la línea horizontal muestra un camino evolutivo, y por eso lo que aparecen ahí son las ondas. Las ondas muestran cómo evolucionar, cómo acceder a dimensiones superiores. La línea vertical sol-perro muestra que es una intención procedente justamente de dimensiones superiores, y la línea horizontal muestra el terreno donde tu eres el sujeto con tus decisiones. La serpiente, que es luz, es energía, y está asociada a la semilla, que es un programa. En la semilla tu no necesitas hacer nada, sólo permitir el programa, el ascenso de la kundalini, la progresión de la iluminación.

Y en el otro extremo está el águila, es decir esa energía que aparecía a nivel de la tierra, te lleva al cielo. Es el águila, o también podríamos hablar de Quetzalcóatl. Y Quetzalcóatl comienza con tu decisión de aprendizaje, que es el mago. Quetzalcóatl y la persona que en la segunda onda inicia el conocimiento del Tzolkin, son lo mismo, de la misma manera que una semilla es un árbol o un bosque. Una sola semilla es un bosque, o muchos bosques.

En la línea horizontal lo que se activa es Quetzalcóatl, el ascenso de la kundalini, que precisa de la activación y al mismo tiempo activa todos los sellos azules, porque hablar de Quetzalcóatl es hablar del presente sin fin, es decir de acabar con el tiempo que te devora. Y eso tiene una relación con las células madre. Y veíamos como el águila en su tono 7 es el dragón.

 

Y por el otro lado, en la vertical, lo que vemos es la activación de los sellos blancos, porque las neuronas lo que tienen que ver es con los sellos blancos del espejo, del amor. Pero es que el espejo es el otro gemelo, porque Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son los gemelos, y a las personas que les interesa el mundo maya deben saber que en la mitología maya, la unión de los gemelos, es decir cuando los gemelos se encuentran, acaba con todas las enfermedades y todas las desdichas. Y eso sucede en las tradiciones de todos los nativos americanos; da igual el idioma que hablen, y aunque no sean del tronco lingüístico maya, sucede así. Por eso nos interesa que se encuentren los gemelos.

 

Y quizá Tezcatlipoca y espejo-su-humo están presentes en el momento del encuentro amoroso de una pareja. Por eso, ese momento es sagrado, y la vibración que produce modifica los genes, y puede permitir a la tierra vibrar con la intensidad de una supernova, que es donde se producen los metales nobles, como el oro y el platino. El amor transmuta el plomo en oro, pero el plomo es cronos, o sea el tiempo que te mata. Es decir el amor es una puerta a la inmortalidad. Y este es el momento.

 

Las células madre y las neuronas espejo. Segunda Parte (7/9/2012)

 

Sí, efectivamente, puede parecer una tontería hablar tanto de neuronas espejo y de células madre como algo posible que espera ser realizado, es decir como una realidad existente dentro del ser humano que puede ser activada, cuando la realidad nos muestra un escenario que parece contradictorio, porque no solo cada día miles de personas son recetadas para que tomen productos para su tensión, sino que cada día hay miles de personas, cientos de miles de personas, a las cuales se les comienza a administrar insulina porque no pueden procesar la glucosa, es decir no pueden convertir en energía útil la energía de los alimentos, especialmente del azúcar. Y el riesgo también es morirse a través de un coma diabético, es decir los alimentos, que son para vivir, se convierten en algo que te puede matar.

 

Es extraño, incomprensible. La tierra, en quien reconocemos un alma, es decir una realidad espiritual, parece haber creado un hábitat precisamente para el ser humano. Un hábitat que se está buscando en otros planetas, que contenga atmósfera, una temperatura compatible, y unos alimentos que precisamente colaboran a hacer posible la vida del ser humano en este lugar. Y eso es una muestra de generosidad, por lo cual la tierra es un ejemplo de madre. Y ahora resulta que el ser humano empieza a encontrarse con que los azúcares, que básicamente son los hidratos, es decir la mayoría de los alimentos vegetales, empiezan a convertirse en un veneno. De modo que cada vez hay más personas que supuestamente necesitan para vivir tomar insulina, que es algo que deberían procesar y producir.

Y esa es una dolencia, la de los diabéticos, que está aumentando fulgurantemente en las sociedades actuales, y que genera personas crónicas y en peligro permanente de muerte.

 

Pero no sólo hay cada vez más personas que toman productos para regular su tensión y para procesar la glucosa, sino que la lista de medicamentos que millones de personas en el planeta toman todos los días, es cada vez mayor.

¿Qué pasa con las células madre?  ¿No será que las células madre necesitan para activarse y generar vida, no veneno, que se activen las neuronas espejo?

Entre los medicamentos, que cada vez hay más personas enganchadas por prescripción facultativa, está la Tiroxina para el funcionamiento del tiroides, íntimamente relacionado con la emoción y con el metabolismo; el Sintrón, para mantener la sangre líquida, porque no se qué le pasa a la sangre en estos últimos tiempos, que siendo la encargada de mantenerte vivo porque transporte alimentos, oxígeno y expulsa los residuos del metabolismo de las células, ahora resulta que se ha vuelto asesina; también por supuesto los analgésicos de todas las formas y colores, para el dolor; también los productos para dormir; también los antidepresivos; también los productos para hacer la digestión; también los productos para las miles de alergias…

 

Es decir la lista es inacabable. Proponemos el conocimiento del Tzolkin como antídoto; proponemos el espejo, el “tu eres otro yo y yo soy otro tu”, como antídoto;  proponemos encontrar lo sagrado en la sexualidad; proponemos encontrar lo sagrado en la palabra; proponemos encontrar lo sagrado en la emoción, en la solidaridad; proponemos el agradecimiento y la bendición.

 

Las células madre y las neuronas espejo (7/9/2012)

 

Puede parecer una tontería o una fantasía hablar tanto de células madre y neuronas espejo cuando cada vez hay más personas en el mundo que necesitan de modo permanente, es decir todos los días, tomar medicación para poder seguir vivos.

Puede parecer una tontería o una fantasía, y quizá lo sea, hablar de un mecanismo existente en el ser humano para reconstruir su cuerpo, y de un mecanismo que le conecta con los demás seres humanos.

Efectivamente, quizá siendo una realidad constatable empíricamente y con la cual están trabajando las universidades y los laboratorios, sea una tontería hablar de esos dos sistemas que producen ganas de vivir, pero no como algo externo sino desde dentro.

 

Cada vez hay más personas enganchadas a lo crónico, precisamente de modo simultáneo al desciframiento del Tzolkin.

Cuanto más claramente se conocen los contenidos durmientes o expectantes del Tzolkin, más aumenta el volumen de personas enganchadas a un fármaco por prescripción facultativa.

Cada vez hay más personas que necesitan tomar diariamente medicación para bajar la tensión. Cuando digo “cada vez hay más personas”, quizá debería decir que “cada día cientos de miles de personas empiezan a tomar una medicación para bajar su tensión”. Es decir, que no hablamos de 3 o 4.

La hipertensión es un riesgo para la vida, es decir que esta pastilla que toman los hipertensos es como un asunto de vida o muerte.

Esto creo que es inexplicable. Cómo es posible que una persona esté en riesgo de morir por algo que básicamente va a depender de sus emociones, cuando las emociones la propuesta que hace el Tzolkin es que te llevan al cielo, al goce, pero no al cielo porque te mueras, sino porque vivas.

La emoción, representada por el sello de la luna, es el inicio del quinto castillo, asociado al goce, la libertad, la vida, la plenitud. Pero también la luna, correspondiente a las emociones, es el oculto del humano.

La pregunta es ¿la emoción puede matar al humano O la no emoción puede matar al humano? Es decir, no vivir tus emociones, es decir consideramos la no emoción como no vivir o negar tus emociones. Es decir, la luna y el humano como sellos, significan lo mismo; la emoción es el humano, pero humano significa libertad y pensamientos elevados. De modo que hay una relación entre la emoción, la libertad, los pensamientos elevados y la vida en plenitud, el cielo, entendiendo por el cielo no una cuestión religiosa sino una cuestión experiencial, una experiencia.

Entonces la pregunta es ¿la emoción es lo que te mata o no vivir la emoción, no encontrar pensamientos elevados o no sentirte libre es lo que te mata? Las ganas de vivir están íntimamente imbricadas con las CÉLULAS MADRE, y la emoción está íntimamente imbricada con las NEURONAS ESPEJO, con el tu eres otro yo, con la empatía.

Puede parecer una tontería hablar tanto de células madre y de neuronas espejo, pero ¡me encanta¡ Creo que ser libre para decir lo que piensas, aunque pueda parecer tontería, es un maravilloso antídoto contra la hipertensión. Es más, creo que decir tonterías y hacer tonterías es muy divertido, y no he visto a nadie que se muera de risa; creo que da ganas de vivir.

 

Los vinales (5/9/2012)

 

Los vinales son estructuras temporales de 20 días, es decir, es un periodo de tiempo donde vas a poder vivir los 20 sellos. Puedes comenzar, si te interesa la experiencia, en cualquier momento.

La experiencia es interesante. Es decir, de repente tomas la decisión de experimentar, observar, sentir las 20 posibilidades, las 20 energías. Sin referencia a nada, sólo a sí mismas. Quizá las conoces ya, incluso eres un experto, o sea que eres su amig@, pero de repente un día dices “voy a mirar a mi amig@”. Quizá mi amig@ lleva mucho tiempo queriendo decirme algo, y yo siempre bloqueo su intento. Mi ego bloquea el intento de conexión de mi amigo, paciente, paciente amigo, humilde amigo. Quizá sea importante. No, quizá no, seguro que es importante, porque todo lo que tiene un contenido amoroso, amistoso, pacífico, paciente, saca esa fuerza de dimensiones superiores. Entonces, quizá un día decides observar a tu amig@ como si fuese un maestro escondido, es decir, el que se convierte en paciente eres tu.

De modo que la experiencia de observar la energía de los días como si no supieras nada, como callando tu conocimiento, es para hacerse en cualquier momento, y continuarse hasta que pacientemente has considerado a tu amig@ como proviniendo su amistad de dimensiones superiores para ti, como un regalo del corazón del cielo.

 

Este año tormenta 7 contiene en el 7 canalización, es decir desde dimensiones superiores, desde el corazón del cielo está abierta una atención especial hacia ti, porque se abre una vía en el segundo castillo, que es el lugar donde la tormenta ocupa el tono 7, hasta el castillo verde, y caminando el camino te transformas.

La tormenta 7 está en el segundo castillo, cuyo símil es el icosaedro de 20 triángulos, enlazados de cinco en cinco. Y ese 5 es el que es como una puerta hacia el castillo verde, que es el quinto castillo cuyo símil es el dodecaedro formado por 12 pentágonos.

La forma triangular presente en el icosaedro dibuja una figura similar a la que aparece en Chichén Itzá en el equinoccio.

La serpiente es el sello 5, por eso es desde la onda quinta donde comienza este segundo castillo, pero la onda quinta del caminante. La serpiente que está en la tierra se va a convertir en una serpiente voladora, de la misma manera que el caminante se descubre que es un caminante que llega al cielo.

El símil es claro. La serpiente que vuela es como el que camina en el cielo, y eso comienza en el segundo castillo.

 

Desde el día 4/9 hemos comenzado el tercer vinal, porque en este año todos los vinales comienzan con la tormenta.

La tormenta augura cambios, resurrecciones, transformaciones totales hacia la vida. Es el momento de remover lo que te impide vivir, entendiendo que vivir es sinónimo de ser feliz, de dar gracias, de bendecir, de mirar y sólo ver amigos, sólo ver cosas maravillosas que te rodean. Estamos en el tercer vinal. Es un momento maravilloso para mirar, porque el 3 está asociado con la noche como sello; la maravillosa noche, que te invita bajo el lema de soñar la abundancia, a encontrar las mejores maravillas que puedas soñar para tus semejantes, a imaginar la mejor vida y la mayor felicidad para ellos. Desear cosas maravillosas para tus semejantes es la mejor gimnasia. Es la forma de quitarse la obesidad mental, el estreñimiento mental, la diabetes mental, el cáncer mental… Aunque quizá deberíamos decir, más que mental, del corazón, es decir, la noche te permite liberarte del ego y recuperar la salud y las ganas de vivir.

Como onda, el tres es precisamente la mano, es decir evolutivamente, el ensueño, la noche te sana. Y en este periodo que abre la tormenta 7, es lo más adecuado. Por eso en este tercer vinal, que se inicia con la tormenta 8, es la invitación que hacemos. Mirar cada sello como un amig@, y a cada amig@ como un enviado del corazón del cielo.

 

 

El dragón es un inicio (3/9/2012)

 

El Dragón es un inicio, o quizás “el inicio”, en la terminología del Tzolkin, pero ¿qué es el dragón?, ¿a qué inicio se refiere?

Desde luego que no se refiere al nacimiento, porque el nacimiento es el kin natal y puede ser cualquiera de los sellos.

Tampoco se refiere al inicio del año, que es un sello siempre de la familia portal, ni al inicio de la vida, o al inicio del cosmos o al momento de la creación. No se refiere a eso.

Entonces podemos preguntarnos qué clase de inicio es el que expresa el Dragón.

 

Encontramos que el Dragón como la luz entrando en la forma puede representar la energía de la creación, pero de poco nos puede servir evolutivamente a nivel práctico hablar de algo que solo puede ser especulativo, porque no está en el nivel humano. Y para eso no haría falta crear el Tzolkin.

Hablar de miles de millones de años o aunque “solo” sean unos cuantos millones de años, no es hablar de algo experimentable. Es tal vez algo teórico y hasta sabio, sobre todo si consigues que alguien te financie o te publique en las revistas científicas adecuadas, o sea de los que saben. Pero si el año es el tiempo que tarda la tierra en dar la vuelta al sol, ¿de cuántos años hablamos cuando hablamos de la creación del cosmos o de las galaxias antes de que se hubiese formado la tierra?

Hablar del Tzolkin y del Dragón no es hablar de teorías ni de estadísticas, sino de realidades experimentables, trasformadoras, o sea en lenguaje humano.

Hay un inicio a nivel muy práctico en el Dragón y conviene reconocerlo.

El Tzolkin también es ciencia. El Tzolkin es ciencia y estamos asistiendo a la convergencia de la ciencia y el Tzolkin, porque poco a poco se va comprobando qué es lo que dice el Tzolkin y cómo lo ultimo que la ciencia va descubriendo está en el Tzolkin. Sin embargo lo importante es que esa comunicación está dirigida a cualquiera.

Da igual el país, el idioma o el nivel cultural, porque está dirigido al human@, o sea a ti.

Y en el inicio aparece el Dragón, o sea que lo que aparece es la solidaridad, porque el dragón no es ningún dragón; es la solidaridad.

 

Dragón es una palabra que sirve para unir varios significados en un solo símbolo. Además contiene su propia onda de forma ordenante, de modo que aun sin saber qué es el dragón, solo con nombrarlo sucede, es decir da lo que contiene.

Hablar del Dragón del Tzolkin produce solidaridad. SOLIDARIDAD Y ENERGÍA FEMENINA.

Simplemente hablar del Dragón en código Tzolkin produce solidaridad y energía femenina. No es que haga femeninos a los varones sino que activa la solidaridad, los hace más solidarios. También a las mujeres las hace más solidarias con la vida, o sea con todo lo existente.

Solidaridad, energía femenina y células madre son lo mismo.

Entonces ya sabemos de qué inicio se trata cuando hablamos de Dragón como inicio; se trata del inicio de la vitalidad saludable. Con mayúsculas, VITALIDAD SALUDABLE.

El Tzolkin es muy atrayente, y muchas veces no sabemos muy bien por qué. El asunto es que todo el mundo, todas las personas después de hablar del Tzolkin, se encuentran revitalizad@s y mas plen@s, o sea con ganas de vivir.

Puede parecer una tontería y hasta serlo en el criterio de los que quieran considerarlo así, sin embargo es ciencia de última generación reconocer la fuerza activadora de la palabra y la fuerza ordenante o creadora de la onda de forma.

Por supuesto que los políticos necesitan ser expertos en el manejo de la palabra y de las fuerzas que suscita la palabra correcta, y por eso se rodean de asesores, siendo por cierto una profesión muy rentable económicamente la de asesor de político. Pero no solo los políticos reconocen la fuerza ordenante de la onda de forma y de la palabra, sino también los banqueros, empresarios, deportistas, psicólogos, periodistas, publicistas, pero también los arquitectos, ingenieros, físicos nucleares y médicos lúcidos, que  saben que lo único que cura, o sea lo único sanador, es LAS GANAS DE VIVIR, y las ganas de vivir son activadas por un diálogo interno, y desactivadas por un dialogo interno. Es muy importante lo que te digas, que es el eco de lo que te dicen.

 

El segundo sello en la ciencia Tzolkin es precisamente el viento, o sea la comunicación. Porque el Tzolkin es ciencia, solo que ciencia esperándote.

La energía descrita al hablar de células madre por los científicos es una energía solidaria.  Las células madre, que es la ultima panacea sanadora, esperanza de todas las enfermedades degenerativas, que son todas las enfermedades incluso la vejez, son células que manifiestan la solidaridad, porque son células que dejan de ser lo que eran para ser lo que haga falta a favor del viviente. Eso es solidaridad y olvido de sí como ego. Es una fuerza solidaria, pero también es madre porque crea. Las células madre no se reproducen sino que se multiplican, es decir hay superfuerza detrás.

El Dragón expresa vitalidad, creación sin fin. Es una energía MADRE porque eso es lo que hacen en nuestro mundo humano las madres. Crear, Nutrir, Enseñar, Iniciar.

Pero es que crear, nutrir, enseñar, iniciar y todas esas cosas que se relacionan con el Dragón y que encarna la mujer siempre, aun sin ser madre, expresan y realizan la solidaridad.

La mujer expresa la solidaridad y el enlazamiento, la malla, porque la malla es pura solidaridad, aun para los que no saben que la solidaridad existe.

De modo que el Dragón es el inicio de la sanación integral y de la malla, que son todas realidades de cuarta dimensión.

 

El Dragón inicia los castillos y el primer castillo, que corresponde al cubo, poliedro formado por cuadrados, pero su familia, que es el mismo dragón, solo llega intencionadamente hasta el cuarto castillo, que es el octaedro, o sea un poliedro formado con triángulos pero con un cuadrado.

Es decir que el dragón y su familia se manifiestan relacionados con el cuatro, tanto como cuadrado, figura de cuatro lados presente en el cubo y el octaedro, como con castillo cuarto y la cuarta dimensión. En ese sentido el dragón te lleva a la tierra, que es el inicio del cuarto castillo.

La tierra del Tzolkin es la tierra que expresa y produce alineación, es decir que alinea los chacras, vértices energéticos que producen vitalidad y sanación, pero también produce alineamiento con dimensiones superiores y con el corazón  del cielo, o sea el centro de la vida.

Todo eso se expresa con el cuatro. Pero el dragón que te lleva a la cuarta dimensión, con la solidaridad a donde te lleva es a convertirte en dragón, o sea a dar el salto, evolución, transmutación, que hace surgir un cuerpo de amor de luz representado por la luna en el quinto castillo, quinta dimensión, gracias a la emoción y el agua.

Pero la luna es el humano, porque el humano es el sello oculto de la luna, y cuando estamos hablando de la luna, que en un determinado escenario puede representar las emociones, en realidad siempre estamos hablando del humano, que es su oculto; están unidos.

El lugar del humano es la quinta dimensión, donde no hay tiempo que te devora, o sea te mata, sino vida.

Pero empieza con la solidaridad y la energía femenina. En realidad al quinto castillo, que es el castillo verde, accedes después de haber expandido la conciencia en plenitud, como guerrero, y en parte  a través de la puerta expresada por el ensueño, o sea la noche, como presente, porque los sellos azules siempre indican un presente que necesariamente tiene que realizarse porque el presente significa lo que se está realizando, o sea lo real. Y lo que indica el ensueño, o sea la noche, que es el sello azul de la familia del día sin tiempo, es que tu en la cuarta dimensión, o sea cuarto castillo, has realizado un trabajo interno de transmutación, por el cual has entrado y vives en presente lo que se llama día sin tiempo. Y eso es solamente posible cuando en tu trabajo personal lo que vives es el amor, y descubres que esa es tu única ocupación, porque la vida es el amor. Eso sucede en la cuarta dimensión y está expresado por el perro, como sello blanco de refinamiento, es decir que eso sucede en la tierra del Tzolkin, conectada con el corazón del cielo. Esa experiencia te transmuta totalmente y tu cuerpo ya es un cuerpo de luz capaz de cumplir la misión Dios, que es la misión vida.

 

Este año, que comienza con la tormenta resonante, de la onda del caminante del cielo, es justamente la puerta que te lleva al castillo verde, porque el segundo castillo que comienza con el caminante del cielo, es canalizado en su tono 7 tormenta resonante. El segundo castillo contiene el cinco, porque el icosaedro es el poliedro formado por veinte triángulos unidos de cinco en cinco, y este casillo lo inicia el caminante del cielo, de la familia del día sin tiempo.

 

La conexión icosaedro-segundo castillo con el castillo verde, quinto castillo, se realiza mediante la expresión visual del pentágono presente en los dos poliedros, y la materializa la familia del día sin tiempo, que ocupa el segundo castillo como rojo con el caminante del cielo, el tercer castillo como blanco con el espejo, el cuarto castillo como azul con el mono, y el quinto castillo con la estrella como amarillo, y que no está presente en el primer castillo.

De modo que esta familia es similar a la del dragón, sólo que el dragón está en clave 4 y cuarta dimensión, y esta familia está en clave 5 y quinta dimensión.

De alguna manera el dragón y su familia, y de alguna manera las personas que nacen bajo estos sellos, tienen como tarea personal realizar la cuarta dimensión. Trabajan por la cuarta dimensión, creando las condiciones favorables como una placenta favorece al embrión, para que se de el salto a la quinta dimensión.

Mientras que la familia del día sin tiempo está en lo atemporal, y la familia del dragón está voluntariamente en lo temporal. Esa es su misión.

 

 

Sobre las familias (1/9/2012)

 

La familia compuesta por la noche, la estrella, el caminante del cielo y el espejo es la que ocupa siempre el día sin tiempo, de modo que hay una intencionalidad en señalar en estos sellos una fuerte conexión con la energía de dimensiones superiores, por lo que muy bien podría llamarse a esta familia como ANGÉLICA o representando una energía del más allá de la realidad habitual.

Y es interesante para las personas que nacen con este sello, porque en algún momento pueden tener un deseo de parecer más “normales” de lo que son. Es decir que su característica vibracional puede suponerles en algún momento un conflicto con una realidad que sea demasiado material y hacerles sentir incómodos, y entonces durante un tiempo quizá no se expresan con fuerza.

En realidad, su vibración sí es muy fuerte, y son más bien las personas que lo miran desde fuera, por ejemplo sus padres, los que se sienten preocupados. Estas personas cada vez expresarán más seguridad y serán cada vez más resolutivas. Corresponde mucho a las características que se han asociado con los niños cristal, donde lo que más suele preocupar a los padres es la dificultad aparente para expresarse o para interesarse. Pero en realidad, estas personas cada vez expresan más seguridad y transmiten más seguridad. Y muchas veces lo que es aconsejable es que las personas que les rodean observen sus soluciones.

 

La familia del dragón, compuesta por el dragón, el enlazador, el mono y el guerrero, la relacionamos con el VER, porque es la luz entrando en la forma. Es el ver de hacer aparecer más claramente las cosas. No es como unas gafas, sino que la realidad se deja ver con más claridad, de modo que la característica de estas personas es la fiabilidad, la seguridad.

Aunque estas personas tengan muchas dudas en su interior, sin saber cómo ayudan a las personas que les rodean a tener más claras las cosas, y poco a poco van resolviendo su cuestionamiento y enseguida aprenden que el esfuerzo en una dirección siempre tiene un éxito, que es justamente lo que hace el dragón: la misión va siempre asociada al éxito; lo que no contiene éxito es no intentarlo. Esta familia está muy asociada con la energía de las células madre, y según van trabajándose internamente, su éxito se multiplica.

Cuando el objetivo es correcto, y es correcto cuando es solidario, el éxito se multiplica.

 

La familia del sol, formada por la serpiente, el perro, el águila y el sol, corresponde a la LUZ, está en el valor de los sellos asociada a la familia del dragón, y la característica fundamental de esta familia está en relación con la fuerza y con la generosidad. La generosidad es un símil de la solidaridad, pero también explica cómo se trata de una fuerza innata, de modo que generosidad llega un momento que significa simplemente vivir. Así la necesidad en esta familia es encontrar el significado del amor, de modo que la luz pueda traducir el amor.

 

La familia del viento, la mano, el humano y la tierra, tiene como eje fundamental la CANALIZACIÓN, y la canalización tiene como eje fundamental la sanación, de tal manera que esta familia como contiene al ser humano, lo que expresa es la necesidad de abrirse voluntariamente a la energía de dimensiones superiores.

Cuando la realidad material se une con la luz, sucede un clímax. En esta familia la cuestión es entregarse, no defenderse, no tener miedo, no odiar, y adentrarse en el mundo de las emociones. Incluso se podría decir que las personas que hoy en día viven en la tierra, pueden voluntariamente adentrarse en el mundo de las emociones y tratar de compartirlas con sus antepasados, que están presentes en su línea genética; adentrarse voluntariamente como una limpieza de emociones kármicas, de miedo, odio, envidia, celos, en todas las emociones que brotan espontáneamente en su interior de amar, compartir y disfrutar. Y quizá la clave está en la bendición, en el perdón y en el dar gracias, y elevar el nivel vibracional de todos los seres humanos y de la tierra.  Y sucede que pueden ver cómo su cuerpo se sana misteriosamente cuando se sanan sus emociones.

 

La familia asociada sería la de la semilla, la luna, el mago y la tormenta, que justamente habla de la EMOCIÓN, y justamente la sanación aquí está expresada por medio de la transmutación. Es decir que esta familia está invitada a ver cómo  lo que parecía lo peor, resulta ser lo mejor.

En esta familia está el mago y sabemos que el mago es el mago del agua, o sea el mago del Tzolkin.

 

A estas dos últimas familias les ayuda mucho el conocimiento del Tzolkin.

 

Quitar lo superfluo (31/8/2012)

 

Quitar lo superfluo. Para encontrar lo real quizá es necesario quitar lo superfluo.

Pero como lo superfluo parece lo real, resulta que entonces te da miedo o simplemente no quieres quitar lo superfluo, porque crees que eso es lo real.

Todo puede ser diferente. Parece que las cosas sólo pueden ser de una manera, pero hay momentos privilegiados, momentos especiales donde te das cuenta de que todo puede ser diferente, y lo que llamamos realidad, o sea lo que es habitual, es sólo como un consenso. Es como si se configurase una realidad comprensible para todo el mundo, pero que otra realidad es posible.

 

Si hemos llegado a un momento en el tiempo donde el hecho de que una realidad sea posible siempre se convierte en otra realidad es posible ahora, porque este es el momento adecuado, ¿cómo puede entrar esa realidad posible, que ya es adecuada porque se dan las condiciones necesarias, sin romper los esquemas mentales de las personas que no han hecho la tarea de adecuación?

De eso habla el Tzolkin, y es un asunto privilegiado, expresado por el sello de la noche.

Soñar la abundancia, que parece un infantilismo porque soñar es como un infantilismo, describe en realidad un proceso evolutivo sorprendente, que tal vez merezca la pena concederle la posibilidad y experimentarlo.

 

Los cuatro primeros sellos contienen un mensaje completo en sí mismo.

Ya hemos hablado de ello, sólo que hace mucho tiempo. Vamos a refrescar.

El dragón es el sello 1 y la onda 1, el prototipo de todo lo que comienza. Y es luz, porque la luz es la realidad que podríamos llamar corpórea, sólida, de otra dimensión diferente de la nuestra. Y en la nuestra, el dragón es luz tomando una forma, y eso crea los cuerpos sólidos, pero que en realidad están compuestos de luz y la luz es como hablar de voluntarios; personas que son voluntarios para cumplir una misión.

Pero cuando el sello se transforma en onda, lo que hay incorporado es la transcendencia, y la transcendencia está compuesta de conciencia, de libertad, y esa libertad se llama voluntariedad, es decir está compuesta de una claridad mental tal que te permite elegir ser voluntario y entonces empiezas a vivir transcendentemente; pasas del sello a la onda. El sello traduce a dimensiones superiores y es una propuesta; es lo que desde dimensiones superiores te sugieren. Y la onda traduce al ser humano, que está evolucionando. Es la respuesta que el ser humano puede dar a la propuesta que le hacen desde dimensiones superiores. La onda es el terreno del hombre. El ser humano evoluciona al vivir las ondas.

 

Sucede que el dragón como sello es también el sol, que es su oculto. Sello 1 y sello 20 son ocultos. Pero en las ondas, el dragón, onda 1, se asocia con la estrella, sello 8 pero onda 20, porque estamos hablando de la estrella como transcendencia.

Y entonces resulta que aquí se encuentra el DISEÑO. El sello 1 como onda, se asocia con el sello 8 como onda; el sello 2 se asocia con el sello 7; el sello 3, con el sello 6; y el 4 con el 5. Es decir que los cuatro primeros sellos, que como sellos están unidos a los cuatro últimos, como ondas se asocian con los cuatro siguientes. De tal manera que dividen el Tzolkin en 8 y 12. El 8, que es la estrella, está hablando de la sociedad celeste de personas iluminadas, de estrellas, y el 12, está hablando del ser humano.

Es decir, hay un diseño, un dibujo en el Tzolkin donde cuando los sellos se transforman en ondas, los humanos se transforman en estrellas. Y consta solamente de cuatro sellos inicio de onda y sus ocultos, lo cual convierte esos cuatro sellos como fundamentales para la tarea de gestar y dar a luz al ser celeste que hay en ti.

 

Entonces se trata de que lo que hay que mirar son esos cuatro primeros sellos, porque contienen en sí un mensaje, que es un mensaje hacia la iluminación.

El primer sello es el DRAGÓN, que es el reconocimiento de que la luz adopta una forma para cumplir una misión, y eso es lo sólido, de manera que todo lo sólido contiene un alma espiritual. Todo lo que parece sólido está compuesto de generosidad espiritual; hasta un trozo de silla que se ha roto; hasta las cosas rotas contienen un alma.

 

El segundo sello, el VIENTO, expresa cómo Dios o dimensiones superiores te ha hecho capaz de hablar, quizá porque Dios quiere hablar con tu boca, y eso sucede siempre cuando tu encuentras a Dios en ti. Y estamos en los sellos blancos y sabemos que estamos hablando del espejo, y que para encontrar a Dios en ti tienes que encontrar a Dios en las demás personas.

Y el segundo sello, que como onda no está en el primer castillo, sino en el quinto, también expresa que aun no siendo, es, y aunque nuestra convención para crear un consenso comprensible a través de la lógica haga pensar que el viento está como onda en el quinto castillo, en realidad también está y sigue estando en el primer castillo, sólo que como mago. De modo que cuando tu te sitúas en el mago, porque quieres descifrar el Tzolkin, estás activando la energía de Dios en ti. Y sólo es pura lógica la que te hace creer que el mago y el viento no es lo mismo.

 

Pero es necesario puntualizar eso, para que cuando llegues al tercer sello, que es la NOCHE, puedas extraer todo el contenido de ese sello, de esa posición y de ese color. El tercer sello es similar a la tercera onda, que es la mano, que contiene sanación, realización, canalización. Pero contiene también todos los contenidos de la séptima columna, de modo que en la noche, que se puede traducir por la mano, también está el contenido del nuevo nacimiento. Y el nuevo nacimiento desde la noche consiste en eliminar lo superfluo, para que aparezca la realidad, donde los seres humanos expresan la realidad celeste de la estrella. En ese momento ya no se trata de soñar; sólo se trata de eliminar las convenciones y la lógica que te llevan a creer que la realidad sólo está compuesta por lo que hasta ese momento conoces.

 

La SEMILLA, que contiene el cuarto sello, dice que inevitablemente se produce una expansión, porque está en el programa; no vivimos en un mundo de carencias donde necesitamos ser más listos que los demás. Encontrar el programa, es iniciar y entregarse a él; es la tarea de conciencia y libertad, es decir ser voluntarios para ese programa. Es donde comienza el ascenso de la kundalini y la expansión de la luz.

 

El desciframiento del Tzolkin (29/8/2012)

 

El desciframiento del Tzolkin sucede de manera simultánea a los descubrimientos científicos de última generación.

Para recibir la información contenida en el Tzolkin es imprescindible la visión de conjunto y menos la visión de los detalles. Sabemos que hay un hemisferio cerebral que se ocupa preferentemente de los detalles, de la lógica y de los recuerdos, aunque no de forma exclusiva, porque actualmente la visión excluyente de la actividad de los hemisferios no se sostiene.

Ha habido un tiempo en que se hacía una división excluyente, pero ahora mismo se sabe que en cualquier actividad pueden actuar los dos hemisferios, aunque siempre hay una predominancia del tipo de actividad, que dividiría los hemisferios en lógico y creativo, de modo que el hemisferio lógico también es más centrado en el detalle, y el hemisferio creativo contiene una visión global.

 

Para recibir el mensaje viajando en el tiempo y contenido en el Tzolkin, es imprescindible utilizar el hemisferio creativo, global, holístico, preferentemente.

Normalmente los estudios son cosas serias y se utiliza el hemisferio lógico. Quizá por ese motivo, la riqueza contenida en el Tzolkin ha pasado desapercibida, y aparecía más bien como un hecho folclórico, algo bonito, curioso, peculiar, pero de un contenido de sabiduría por debajo de nuestra ciencia.

Sin embargo, cuanto más avanza la ciencia, y cuanto más avanza hacia postulados que se alejan de la lógica, más atrayente y sabia resulta la información contenida en el Tzolkin.

El Tzolkin contiene una información acerca de las neuronas espejo y la red que une a todos los seres humanos, que ha precisado de una mayor maduración de la humanidad para poder ser reconocida.

El reconocimiento de esa red es simultáneo al desarrollo de Internet, porque las neuronas espejo no solamente se activan con lo que está sucediendo delante de ti, sino que permite establecer conexiones en el tiempo, o sea adentrarse en el pasado y conectar con personas que incluso ya han transcendido, o sea no están vivas como entendemos, o sea no están vivas sobre la tierra sino transcendidas.

 

Pero para tales conceptos, también era imprescindible no sólo el desarrollo y el reconocimiento de las neuronas espejo o el desarrollo de la informática y la creación de las redes sociales e Internet, sino que era imprescindible también la popularización y el descubrimiento del Reiki.

El maestro Usui crea en 1922 la asociación Usui Reiki Ryoho Gakkai, y hasta 1938 no es iniciada ninguna persona occidental. Incluso esta persona, la señora Takata es norteamericana de origen japonés, pero de alguna manera es la que saca el Reiki y lo introduce en el resto del mundo. Y en los años 80 empieza a expandirse a nivel popular en casi todos los países, y actualmente ya hay millones de personas iniciadas y millones de personas con maestría, es decir que ha hecho falta una evolución un poco como hace el agua, por impregnación, para que haya una cantidad suficiente de personas con esa vibración.

 

Resulta que todos los símbolos del Tzolkin contienen energía Reiki, es decir energía de onda de forma, sanadora. Por eso es importante reconocer la cualidad de los elementos, que es lo que se hace presente a través de los castillos. De modo que la evocación de las ondas de la uno a la cuatro, que conforman el primer castillo, tiene un efecto sobre lo sólido de las personas.

Eso está dicho de forma muy somera y la realidad es más compleja, pero la simple evocación del dragón y su familia (en el orden dragón, enlazador, mono y guerrero), seguida de la familia del mago (mago, tormenta, semilla, luna), de la familia del humano (mano, humano, tierra, viento), y de la familia del sol (sol, serpiente, perro, águila), tiene un efecto sanador a nivel físico; la simple evocación o la simple recitación.

Cuando haces esto te das cuenta de que en determinadas personas tiene más resonancia cada vez que evocas por ejemplo el sello azul de la familia, o el sello blanco, o también te das cuenta de que la resonancia sanadora en determinadas personas tiene más relación con una de las familias más que con uno de los colores.

De hecho es conveniente recitar todos los castillos, percibiendo la resonancia. Pero hay una fuerza sanadora en la evocación de estos sellos: la parte emocional, más relacionada con el agua; los conflictos del momento presente y la evolución que supone resolverlos, con más resonancia cuando pasas por el castillo tercero; así como la claridad que puede ocurrir cuando activas el castillo cuarto, con una clara identificación con la cuarta dimensión y la conciencia.  

 

Hemos hablado de las neuronas espejo, de las redes sociales, del Reiki, y nos falta un elemento fundamental por su realidad, que son las células madre.

El Tzolkin tiene una relación directa con la activación de las células madre. En todos los sellos de color rojo encontramos algo relacionado con las células madre.

 

Onda del Humano: del 28 de agosto al 9 de septiembre

La onda del humano es la onda de la libertad y de los pensamientos elevados.

Es la onda número ocho, cuya equivalencia como sello ocho es la estrella, que es la armonía, pero también la ética y la estética y la belleza.

De modo que esos pensamientos elevados de colaboración y respeto son también pensamientos armónicos y bellos, pero sobre todo son pensamientos sociables, porque la estrella también significa el encuentro y la convivencia con las demás estrellas en el cielo, porque la estrella son las estrellas del cielo.

Al ser la onda número ocho, es el final del castillo blanco, formado por las ondas del caminante del cielo, enlazador de mundos y tormenta.

La onda del humano acaba en el tono 13, que es la semilla. Cuando transciendes esta onda llegas a ser como eres.

Al ser humano le da fuerza la expansión de la conciencia, como queda plasmado en esta onda, al ser el tono 5 el guerrero.

Y la comunicación es lo que libera al ser humano.

 

La energía del ser humano va asociada, de una forma clara en este caso a la energía de la tierra. Se acompañan mutuamente, y una onda es la oculta de la otra.