Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DEL ESPEJO (23 de septiembre al 5 de octubre)

 

- Las preguntas clásicas

- Por alguna razón el 4 es fundamental

- Los sellos azules. Segunda parte

- Los sellos azules

- Huracán es un viento

- Onda del espejo

Las preguntas clásicas (4/10/2012)

 

 

Las preguntas clásicas a las que deben responder los artículos periodísticos podrían ser Qué? Quién? Cuándo? Dónde? Cómo? y por qué?

Todas estas preguntas encuentran respuesta a través de un tablero de 260 casillas, ordenadas en 20 líneas horizontales y 13 columnas verticales llamado Tzolkin, creemos que sin copy right, aunque siempre en la tercera dimensión hay o puede haber quien quiera apropiarse las cosas y excluir a los demás.

Hay otra pregunta, ¿para qué? Quizás menos apropiada para los periodistas, porque es meterse un poco en el mundo de las suposiciones. El mundo de los supuestos es más bien el mundo de los rumores, y el mundo de los periodistas debe ser más bien el de las noticias, o sea de los hechos, sucesos, lo que esta pasando, o sea el presente. Y por eso puede ser útil para la gente. Porque conocer el presente, es decir la realidad, lo que sucede es fundamental para el ser humano. El ser humano en su realidad menos evolucionada está volcado al presente. La vocación del humano es encontrar el presente.

La vista, los ojos y su sentido la vista informan del presente, del puro presente.

El oído informa del presente, el tacto, el gusto, el olfato, todos los sentidos están volcados al presente, porque el ser humano esta volcado al presente.

Pero esa pregunta del ¿para qué? también tiene respuesta en el Tzolkin. Los periodistas solo pueden hablar del futuro como suposición o rumor, pero Tzolkin sí puede hablar del futuro porque está situado más allá del tiempo. Para los humanos el tiempo es como para una hormiga una montaña, tardas toda la vida en ver qué hay detrás, pero una persona en un helicóptero lo sabe al instante.

El hecho de hablar de noticias es porque noticia, o sea novedad, significa presente y presente es la vocación del ser humano encarnado en un cuerpo. El cuerpo siempre informa del presente, pero sin esa información el humano no es humano.

 

Por alguna razón el 4 es fundamental (3/10/2012)

 

Por alguna razón el 4 en el Tzolkin es fundamental. La persona no se define sólo por un sello, sino por 4 que son su familia, la familia de su kin natal, que va viviendo con un ritmo de 4 años, ocupando cada año un sello de su familia.
Esto define a cada persona como compuesta por 4 algos diferentes, cada uno de un color, que son los cuatro sellos de su familia, y que responden al kin anual. Y es

a es una resonancia total con el Tzolkin, porque el Tzolkin está compuesto de 4 colores, que se van alternando hasta completar las 260 casillas, pero sólo con esos 4 colores, de modo que cada color aparece en el Tzolkin 65 veces. Pero el Tzolkin está compuesto únicamente por esos 4 colores.
La aparición del color verde significa un lugar en otra dimensión y por tanto es un salto, pero la totalidad de esta dimensión se define por estar compuesta por esos cuatro colores, donde lo rojo representa lo sólido o la tierra; lo blanco significa el agua; el azul, el fuego y el presente; y el amarillo, el aire.

Y es curioso que cuando consideramos que lo rojo es lo sólido, si miramos los sellos vemos que estamos llamando sólido al DRAGÓN, que difícilmente puede ser aceptado como sólido objetivamente hablando, pero que entendemos que es la luz entrando en nuestra dimensión de la forma, adoptando una forma, que es todo lo sólido con forma, y cuya característica es estar cumpliendo una misión. Lo sólido, donde los átomos están muy cercanos, es como un cuerpo de ejército desfilando. Hay una formación en líneas y columnas, haciendo todos lo mismo, muy juntos. De modo que lo sólido es como la luz cumpliendo una misión, y todas las cosas pueden ser honradas y tratadas con respeto, porque contienen VOLUNTARIOS. Hablar de voluntarios es como hablar de la parte espiritual de la materia, y descubrir lo espiritual en todo lo existente cambia la visión. Si cambia la visión, cambia la angustia, porque TODO TIENE SENTIDO.
Reconocer el espíritu y lo que sucede, es como empezar a ver. Todo tiene sentido y también TODO ES POSIBLE.
Aceptar que todo es posible es la primera tarea escolar para quien se acerca al Tzolkin. Y la segunda es aceptar ser generoso, y soñar las mejores cosas posibles para todo el mundo; soñar la abundancia, sin esperar nada, sin resultados, de tal manera que la noche es una auténtica puerta al presente, a un presente donde lo sólido, o sea lo material, es espiritual. Por eso encontramos que lo primero que aparece como rojo es una llamada a la solidaridad, o sea el dragón, o sea la solidaridad, o sea lo sólido, o sea la solidaridad es un valor sólido.

También es de color rojo el CAMINANTE DEL CIELO, al que le sucede lo mismo que al dragón; difícilmente puede ser considerado como algo sólido un caminante del cielo. Es decir, ni el dragón ni el caminante del cielo son sólidos objetivamente, o sea en un mundo material, o sea en la tercera dimensión, donde parece que lo único sólido es el valor oro, o el valor pistola, o cosas así.

También es sólido, o sea rojo, el sello de la SERPIENTE, y es de los cinco lo más terrestre, lo más material. Sin embargo, lo que hay en el sello de la serpiente es como una invitación a encontrar una energía ascendente, que se podría denominar kundalini, pero en definitiva es energía; tampoco es materia. O sea, tampoco es materia-tercera dimensión, es energía, y energía es justo lo que no se ve, y que ha llevado a pensar a muchas personas solamente en términos materiales, como si los seres humanos fueran robot de lata y se pudiesen cambiar sus piezas por medio de tornillos.

Otro de los sellos rojos es la TIERRA, pero como vehículo espacial de un viaje grupal; la tierra como un lugar conectado al corazón de lo existente, al corazón del cielo.

Y la LUNA también es roja y también es un cuerpo celeste flotando.
De modo que lo sólido que se nos propone son cuerpos celestes, como la tierra y la luna, o imágenes fantásticas como el dragón y el caminante del cielo, y lo más terreno es la kundalini.
Pero la kundalini te lleva a lo sagrado, porque también se conecta con el corazón del cielo, y reconocer la kundalini es reconocer lo sagrado, y por eso es rojo, porque te conecta con el sitio de donde viene el dragón, y como experiencia personal es donde se da el salto al presente.

El presente está representado por el color azul, y el bloque que se inicia con la serpiente roja es el tercer castillo, que es el castillo azul, castillo del nuevo nacimiento, donde se encuentra el centro del telar, donde se encuentra el mono 1, que de alguna manera significa el nuevo nacimiento a la conciencia.

 

PARTE II
El presente está representado por el color azul, y el bloque que se inicia con la serpiente roja es el tercer castillo, que es el castillo azul, castillo del nuevo nacimiento, donde se encuentra el centro del telar, donde se encuentra el mono 1, que de alguna manera significa el nuevo nacimiento a la conciencia.

El PRIMER CASTILLO, que comienza con el dragón 1, termina con el humano 13,

donde se equipara al dragón con el humano transcendente.
Todos los seres humanos son dragones en potencia, o simplemente todos los seres humanos son dragones, o simplemente tu eres un dragón, sólo que quizá no vives como dragón; quizás vives como ratón, huyendo, o como rata, esperando tu momento. Pero en realidad eres un dragón.

El SEGUNDO CASTILLO, que comienza con el caminante del cielo rojo, termina con la semilla 13, donde equipara al caminante del cielo con el programa en su máxima expansión, y su mayor transcendencia, que es la semilla. La semilla es el programa, que dejándole, florece constantemente. De modo que el segundo castillo equipara a la vivencia que expresa el caminante del cielo con el florecimiento total de la semilla, gracias a la emoción, gracias a todo lo que está contenido en los sellos blancos, ya que estamos hablando del castillo blanco, y los sellos blancos corresponden al amor, al reconocimiento de que tu eres otro yo, y a cosas así. Permitiendo esos sentimientos o viviendo esas emociones, es como vives como un caminante del cielo.

El TERCER CASTILLO, que comienza con la serpiente roja, termina con el guerrero 13. La kundalini te convierte en un guerrero espiritual transcendente.

La tierra 1 roja del CUARTO CASTILLO termina con la estrella 13. La estrella 13 representa la sociedad celeste y el tono 13 supone que tu ya te conviertes en un caminante del cielo, ya vives la experiencia del caminante del cielo, que es la experiencia de la transcendencia, y que encuentras esa sociedad, la sociedad celeste. Y ahí se acaba la cuarta dimensión, porque cuando esto sucede comienza el quinto castillo, la quinta dimensión, el salto cuántico. De modo que la tierra es el lugar del encuentro con la sociedad celeste. La tierra es luz cumpliendo una misión, de estructurar una base sólida donde tu puedas realizar ese encuentro con tus pares celestes.

Y la luna 1 termina con el sol 13 en el QUINTO CASTILLO, como una descripción de lo que sucede en esa dimensión.

 

Los sellos azules. Segunda parte (27/9/2012)

 

 

Resumen: el azul en los sellos se expresa por la noche, la mano, el mono, el águila y termina en la tormenta, mientras que el azul en las ondas empieza por la mano, sigue por la tormenta, el mono, la noche y termina con el águila.

El comienzo del azul en los sellos es la noche, mientras que en las ondas es la mano. SOÑAR y SANAR. Una cosa sucede en ti y la otra fuera.

 

De modo que sanar supone una relación imprescindible con la realidad, pero también con las demás personas, porque realiza modificaciones en lo real existente y así interactúa con las demás personas obligatoriamente.

Todas las personas interactuamos de manera permanente con las circunstancias que nos rodean, que son la realidad actuante, en parte conscientemente, una muy pequeñísima parte, y en parte inconscientemente. De alguna manera, vivir es interactuar.

En nuestra dimensión vivir es interactuar, o sea dialogar, por eso es tan importante abrir los escáner espirituales del dialogo interdimensional.      

 

Entonces, por un lado tenemos una experiencia muy personal, que ocupa un presente muy puntual, donde tu eres el sujeto y no implica a nadie más, y que es como una tarea escolar que tienes que hacer, pero también como un juego porque no necesita resultados. Y por otro lado tenemos algo, donde la realidad es modificada y por tanto modifica la interacción de todos.

En el primer caso sucede dentro, y en el segundo caso, fuera.

Lo normal es antes de realizar algo en público, o sea ante todo el mundo, entrenarte, o sea hacerlo para ti, tu solo o con quien te enseñe.

Por eso, primero aparecen los 20 sellos, que es la experiencia subjetiva, y luego las 20 ondas o Tzolkin total, que supone una modificación de la realidad total, aunque comience simplemente con pequeñas modificaciones en la forma de entender la realidad.

 

Entonces, lo azul en los sellos comienza con NOCHE, MANO, MONO, ÁGUILA, y acaba con TORMENTA.

Entre las múltiples lecturas que se pueden hacer, la que proponemos donde AZUL  significa el presente, algo que sucede en el presente, es la siguiente:

Hacer visualizaciones donde la gente que conoces resuelve sus problemas o consigue sus deseos y está sana y feliz (noche), es algo que te sana a ti (mano).

NOCHE-MANO es como decir la noche sana; como sigue con mono es como decir que la noche sana, te lleva a un nuevo nacimiento y te hace estar alegre. La noche te sana y te hace estar feliz.

Pero esto es un presente. Si no lo haces, no es presente porque no es nada; si no lo haces, no es nada, no sucede. Lo que se pide como presente voluntario es imaginar cosas bonitas para la gente, o sea dedicarle todos los días, por lo menos todos los que quieras, un rato a esta tarea de visualizar la abundancia.

Si realizas ese momento de visualizar, que es lo único que se te pide, tiene que aparecer un presente donde tu empieces a sentirte mejor en algo real. Pero también como algo real. Empieza a suceder algo que reconoces como sanador y la consecuencia es que también estás más alegre. Tal vez la sanación sea que estás alegre.

El ÁGUILA es la creatividad, la intuición y la visión, y cuanto más visualizas, más creatividad despiertas y más intuición. 

Y la TORMENTA es un presente donde te encuentras totalmente trasformado en tus valoraciones, en tu actitud, en tus posibilidades, en tu físico. Pero básicamente en ti.

En esta serie de cinco, el diferente es en realidad el primero, la NOCHE, a diferencia de la secuencia normal donde el diferente, el verde, suele estar en quinto lugar.

Es diferente porque es el único que te pide algo; lo demás, sucede.

 

En la secuencia de las ondas lo que se ve es lo que sucede cuando pulsas el inicio, que es soñar la abundancia, o sea ensoñar, crear cosas tanto más maravillosas como te permitas. El presente de la noche es el inicio de la experiencia subjetiva. Y es un auténtico presente, o sea regalo.

Trabajar en las ondas es ingresar en el Tzolkin, porque el Tzolkin no son los 20 sellos sino 260, y eso es cuando los sellos se despliegan en ondas.

La secuencia de las ondas comienza con lo que aparece como dos en los sellos, o sea la MANO, como un presente que puedes comprobar, es un presente para ti. Tu solo estás soñando (a veces) la abundancia, y lo que sucede es que estás cada vez mejor, más content@ y mas san@. La segunda onda azul es TORMENTA, que es la quinta aparición del azul en los sellos, o sea el final del proceso en este nivel personal. Aquí es lo segundo, pero significa un proceso concluido que te lleva al centro de la experiencia que es el Tzolkin.

Lo siguiente es MONO, centro del telar y nuevo nacimiento. Mono divide lo azul, el presente, en antes y después, porque lo de antes está en tercera dimensión y el después inaugura la realidad de la cuarta.

En la cuarta dimensión vuelve a estar NOCHE, solo que con conciencia. La noche, en la dimensión material, o sea tercera dimensión, es un presente basado en ”a ver qué pasa”, pero en la cuarta dimensión ya sabes lo que pasa . Quizás no plenamente, pero reconoces la existencia de una realidad espiritual que da consistencia a esta realidad material mucho más ficticia, porque existen los milagros y todo es posible, y conviene mirar la realidad desde el ángulo adecuado. Has encontrado el ESPEJO y estás buscando la ESTRELLA.

Por eso el mono está en el centro, dividiendo tercera y cuarta.

La cuarta (cuarto castillo), con la TIERRA, como madre Tierra, lugar sagrado de aprendizaje; el PERRO, como amor incondicional que hace sagradas a todas las personas; NOCHE, presente sagrado que hace sagrado todo; y GUERRERO, que salta a la quinta dimensión en su expansión.

Y la última onda azul, ya en el castillo verde, está representada por ÁGUILA, de la familia de la luz. Es un presente para ser vivido.

 

Los sellos azules (27/9/2012)

 

 

Los sellos azules expresan el presente en el Tzolkin, y qué cosa puede ser más interesante que vivir el presente, que es quizás a lo que hemos venido aquí.

Los sellos azules representan el presente en el Tzolkin, porque expresan el elemento FUEGO, y el fuego es presente, es algo que está pasando en tiempo real.

Los cambios que se producen por el fuego suceden en el tiempo de un ser humano individual, es decir en horas, minutos o segundos, o en días, meses o años todo lo más, pero no en siglos, milenios y mucho menos en millones de años.

Lo sólido, el agua, el aire o el éter son como constantes ante un espectador humano, apenas cambian, incluso es casi un cambio aparente. La Tierra, como ejemplo de sólido, o su atmosfera, como ejemplo de aire, o el volumen de agua en la tierra, apenas cambian en el transcurso de los tiempos, y ahí si podemos hablar de millones de años. El agua se evapora pero sigue siendo agua en forma de vapor, nube, lluvia, mar o rio, pero sigue siendo agua; o las rocas pueden fragmentarse, pero siguen siendo sólidos. Pero el fuego sólo existe mientras arde, o sea el fuego solo ES, solo vive mientras arde, o sea ES  solamente mientras deja de ser. El parecido con la vida del ser humano es total. Por eso es importante LEER el Tzolkin acerca del azul.

 

¿Qué dice Tzolkin acerca de aquello que solo esta mientras deja de estar, o sea de aquello que vive dejando de vivir?

O quizás podríamos preguntarnos ¿son como fuegos artificiales los seres humanos, es decir una especie de diversión? o ¿puede un relámpago ser un águila?

Quizás sea interesante leer qué dice Tzolkin acerca del azul.

En la secuencia de los veinte sellos, que es el ritmo diario en que aparecen los sellos, el primer sello azul es la NOCHE y el último es la TORMENTA. Pero en la secuencia de las veinte ondas, que es solamente el Tzolkin, la primera onda cuyo propósito es azul es la MANO y la ultima es el ÁGUILA.

De modo que, y hay que señalarlo, el único sello de los cinco azules que no es ni principio ni final en la presentación de los sellos azules, es el MONO.

De esta manera el MONO queda señalado como lo especial en el azul, es decir lo equivalente a lo verde  en los colores, o la familia del día sin tiempo, o cosas así.

También aparecen dos formas distintas de vivir los sellos, una como sello y otra como onda, y resulta esclarecedor que como sello lo primero azul es la noche, o sea soñar la abundancia, mientras que como onda lo primero azul es la mano, o sea sanar.

 

Estamos hablando del PRESENTE y de los sellos azules, que son los encargados de expresarlo, y se nos presentan dos posibilidades de inicio. Eso complica la cosa, porque si hay que elegir aparece la duda: ¿Este o este otro?, ¿cuál será mejor?, ¿cuál es el adecuado?, ¿lo hago bien si empiezo por aquí? o ¿lo hago mal? Y cosas así.

En este tiempo donde todo esta informatizado, donde hay un programa informático para todo con el fin de agilizar los procesos y facilitar las cosas sin que sea necesario pensar porque  todo te lo dan ya resuelto, podría pensarse que quizás no este bien diseñado este programa acerca del azul, o sea de cómo entrar en el presente, pero quizás esta dualidad sea una llamada a la conciencia y a la atención, y una manera de expresar cómo en el presente se puede estar como cosa, o sea sin conciencia, pero también se puede estar con conciencia, o sea lúcidamente. Y Tzolkin habla a las personas que quieren estar en el presente, pero lúcidamente.

El azul, entonces, es la entrada al PRESENTE  LÚCIDO. Pero para entrar en el presente lúcido necesitamos examinar las dos posibilidades, es decir tratar de ver qué cosa es la secuencia de los veinte sellos y la subsecuencia que contiene de cinco sellos azules.

Y por otro lado, también necesitamos ver qué cosa es la secuencia de las veinte ondas, que no ocupa veinte sellos sino 260, y la subsecuencia que forman los cinco sellos azules cuando aparecen como propósito, o tono uno, principio de onda.

Es decir, tenemos que comparar los dos posibles comienzos, si entendemos que cada secuencia ordenada es una unidad, y que para recoger su información debemos respetar el orden.

 

El comienzo como sello del azul esta en NOCHE, con el significado de soñar la abundancia, pero para todos, no solo para ti .Y esto ¿como se hace? Sencillamente visualizando o sea creando imágenes intencionadamente donde a la gente, a personas concretas le pasan cosas estupendas, o sea son felices, sanos, se aman o las imágenes que quieras donde suceden cosas maravillosas. Es decir es simplemente cerrar los ojos y ver cosas buenas que viven las personas concretas que conoces. Como un juego, es muy fácil y no necesita aprendizaje, ni mucho tiempo ni lugares especiales por que se puede hacer en cualquier sitio. El único obstáculo son las inhibiciones personales.

 

El comienzo de lo azul como onda está en MANO, con el significado de sanar.

Entre “soñar” y “sanar” puede haber y hay infinidad de diferencias, pero aquí nos sirve señalar que SOÑAR es simplemente soñar y no necesita ningún resultado práctico añadido, es decir que soñar es soñar; no es crear porque entonces habría que decir crear realidades con la mente. No es hacer que suceda algo, sino que soñar es simplemente imaginar cosas, y en soñar la abundancia lo único trabajoso es poner la voluntad en imaginar cosas buenas para personas concretas. No lo haces bien porque suceda, sino porque imagines cosas tan buenas como puedas aunque no suceda.

Sin embargo, SANAR sí requiere resultado, porque si no sanas, no sanas, es decir soñar sucede soñando, pero sanar sucede sanando, no soñando que sanas.

 

Es decir, una cosa sucede dentro de ti y la otra sucede fuera, es decir en el mundo real, es decir donde hay más gente, de modo que esa gente también tiene que poder ver lo mismo, así que resulta implicada. Es decir, una cosa sucede en tu realidad personal, que puede ser subjetiva, pero lo otro sucede en la realidad compartida, de modo que afecta a todos, implica a todos y no es subjetivo.

Imaginar en tu mente te implica a ti, es como un juego, pero sanar es modificar y modificar la realidad, lo real, y afecta a todos.

Por otro lado soñar es algo instantáneo, el tiempo que precisa es cualquiera. Una imagen aparece y desaparece y eso es todo lo que necesita para ser, o sea segundos.

Pero la sanación expresa un tiempo diferente. Normalmente son procesos, pero aunque la sanación suceda de manera instantánea, lo que abre es un nuevo tiempo a lo grande, o sea años, meses o lo que sea. Pero sanar no es como la imagen algo que dura un instante, sino algo permanente para ser real. La sanación no puede ser como parpadear, o sea estar sano, estar no sano, estar sano, estar no sano.

La visualización dura un instante. La sanación es algo permanente, luego es un tiempo diferente a lo instantáneo por su duración.

Otra diferencia significativa proviene del hecho de que visualizar, o sea soñar la abundancia, es como una tarea, como un trabajo escolar, casi como un juego, pero que está claro que eres tu quien lo hace. Todo está muy claro, pero si hablamos de sanar ya aparecen los equívocos.

Sanar puede ser dos cosas muy diferentes, siendo iguales. Sanar puede ser haber comenzado un proceso por el cual estas recuperando TU salud, o sea sanar puede ser lo mismo que “estoy siendo sanado” “estoy cada vez más sano”. Es decir, tu recibes la sanación.

Pero SANAR puede significar que tu eres sanador, es decir “estoy sanando a alguien”.

En “soñar la abundancia” tu eres el sujeto agente, mientras que en “sanar” tu puedes ser sujeto agente o paciente.

SANAR es dos cosas, pero SOÑAR es solo una. Es decir, sanar te enfrenta a la necesidad de ser sanado y posteriormente a ser sanador.

Huracán es un viento (26/9/2012)

 

Huracán es un viento, solo que es un viento ingobernable. Un viento extremo, poderoso.
No es un viento que el humano pueda controlar o domesticar poniéndole una vela. Si viene un Huracán, lo mejor es estar amarrado en el puerto.
Pero HURACAN es un nombre con el que los mayas del Popol Vuh designan al Corazón del Cielo. Huracán es Viento y Huracán es el Corazón del Cielo, luego Viento es también el Corazón del Cielo, de modo que es interesante observar cómo aparece como sello dos, no como sello uno.

Parece como si el sello uno, Dragón, con significado de solidaridad y energía femenina y también representando como elemento a lo sólido, fuese el vehículo que utilizase el Corazón del Cielo para acercarse al humano.
Quizá a las personas que nacen en sellos rojos podría interesarles contemplar esto para poder comprenderse mejor, porque quizá en ocasiones se encuentren en lugares o situaciones en las que no entiendan muy bien por qué están allí o por qué tienen que estar allí. Y quizá referenciarse en relación al corazón del cielo les sea de ayuda.
Lo sólido, lo rojo, todos los sellos rojos aparecerían como vehículo humilde del Corazón del Cielo en su aproximación al humano. Es como si con lo sólido, los sellos rojos, el corazón del Cielo, o sea la divinidad amorosa formase como un escenario, con todo amor, donde el humano puede encontrarse con lo divino, y encontrarse con lo divino es fusionarse con lo divino. Ser uno con el corazón del cielo. Despertar a lo divino.

La solidaridad y energía femenina, DRAGON, contiene a lo divino aproximándose a ti. La kundalini, SERPIENTE, contiene a lo divino; eso es lo que contiene la kundalini, la energía sagrada.
La emoción, LUNA, contiene a lo divino.
Pero la TIERRA es como un útero para el encuentro de lo divino en ti y a eso es a lo que venimos a la tierra, para que nazca lo sagrado en ti, para que nazca lo divino en ti. La Tierra como lugar de lo divino.
Y el CAMINANTE DEL CIELO como cuerpo trascendente, cuerpo celeste.

Sí, el dos puede ser lo que quiera, aprendizaje, regalo, desafío, el otro, el amor, sí, cualquier cosa. Gracias DOS. Gracias HURACAN.

 

Onda del Espejo: del 23 de septiembre al 5 de octubre

 

 

La onda del espejo está asociada a la onda del mono. Son ocultas entre sí.

Reflejar la realidad, para conseguir su propósito, está siempre acompañado por la alegría y el juego.

 

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del renacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.

La transcendencia en esta onda se alcance con el amor incondicional, siendo lo sencillo o canalizado "ser como eres" (semilla)