Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DEL MONO (6 al 18 de octubre)

 

- El rojo es un comienzo

- El rojo es el color del dragón

- El humano en los sellos. Parte II

- El nacimiento de la inmortalidad en la Tierra

- Tu eres luz. Tu eres Colón

- El ser humano en los sellos

- El símbolo de la paz

- El humano 2 y el 20 de enero

- Onda del mono

El rojo es un comienzo (16/10/2012)

 

El rojo es un comienzo, pero de algo que ya ha comenzado. Tu no lo has visto comenzar, solo que como está ahí le supones un comienzo, incluso inconscientemente, sin darte cuenta.  Es difícil que alguien haya podido comprobar que todo tiene un comienzo.

En todo caso lo rojo, lo sólido está ahí igual que tu cuando lo consideras, solo que te das cuenta de que estaba incluso antes que tu. De modo que lo rojo es un comienzo que ya ha comenzado, pero lo azul es un comienzo ante tu conciencia, de modo que no “comienza” sin ti aunque sea un comienzo incesante, pero para ser azul necesita TU CONCIENCIA.

 

El azul es el fuego y el fuego es intercambio de electrones real, es decir que está sucediendo, luego es presente. El azul es el presente pero solo si hay conciencia, si no hay conciencia ya no hay presente, porque el tiempo y el presente es tiempo, esta en la dimensión humano. Los humanos vivimos en el tiempo pero las cosas no. A las cosas, aunque un humano diga que esas cosas tienen tanto tiempo, le da igual. A las cosas les da igual el tiempo. Unas cosas son como los figurantes en las películas, que solo hacen bulto, y otras son como los actores principales o secundarios, o sea tienen más protagonismo.  Pero no sabemos qué les interesa a las cosas, aunque si las miras con respeto seguro que te sientes bien por dentro, incluso muy bien.

 

De modo que el azul, que consideramos que es el fuego, también es la conciencia y el presente, y como comienzo es el comienzo de la conciencia.

El azul como comienzo es la entrada en la dimensión de la conciencia, pero de una conciencia meditativa, es decir que observa sin interferir.

Podemos estar hablando de una persona que consideramos consciente y en realidad ha almacenado muchos conocimientos librescos, es decir teóricos, conoce muchas leyes físicas, químicas o del tipo que sean y por tanto aspira a que se cumplan esas leyes que conoce; o podríamos estar hablando de una persona supuestamente con mucha conciencia social, es decir que entiende de injusticias; o de una persona muy responsable y cumplidora que está atenta a su deber. Pero no, la conciencia meditativa no es esto.

Estar consciente en el nivel de la conciencia meditativa no es hacer “lo correcto” ni lo contrario; no es hacer lo obligado, es decir lo que está de acuerdo con las leyes físicas o lo que sean; no es conocer, no es la norma.

Estar consciente en el nivel meditativo es observar sin miedo. Muchas enseñanzas y sabidurías son conocimientos para evitar el daño, son conocimientos para evitar que te sucedan daños, dolores, riesgos, accidentes,  peligros, quiebras, etc.

 

El MONO azul significa el nuevo nacimiento, el nacimiento consciente, pero muy bien podríamos decir que es el nacimiento a lo nuevo, el inicio de la consciencia de algo nuevo. Por eso no nos sirven los conocimientos de las leyes físicas, ni de lo obligado, ni de lo que conocemos como justo. El mono como arquetipo no es ejemplo de astucia, como sería el ZORRO, ni de previsión, como sería la HORMIGA, sino que es ejemplo de juego.

En el Tzolkin se relaciona el mono con osar, y osar, atreverse no es repetir algo que conoces  que te funciona, sino que es atreverse a algo nuevo, tal vez por juego, tal vez por pura curiosidad, pero muestra una característica que en realidad es un don, o sea un REGALO, algo dentro de cada persona que le impulsa a mirar más allá de lo que conoce.

En los seres humanos hay una fuerza que no le permite desconocer algo; si se da cuenta de que hay algo que no conoce, tratará de saberlo. En realidad en su forma más básica es pura supervivencia, porque para sentirse seguro necesita comprobar qué hay detrás de cada cosa que le rodea y qué se puede esconder en lo oscuro, y en forma más elevada da origen a los conocimientos prácticos, o sea cómo sacar partido a las cosas y cómo evitar problemas, y también a lo que se llama ciencia y finalmente a la conciencia meditativa. Pero la conciencia meditativa no es evitar problemas o sacar partido a las cosas, sino dialogar con el espíritu, que aparece por pura amabilidad en forma de cosas. Es decir meditar es dialogar con el espíritu detrás del velo de lo que llamamos realidad. La realidad es un velo, una apariencia, por eso no es importante conocer esa apariencia sino la realidad espiritual que hay más allá.

 

El conocimiento de las cosas da poder; poder como forma de escapar de la carencia; poder escapar de la desgracia; poder escapar de los peligros. O sea el poder huye del miedo y encima no puede, porque el miedo va unido al poder. Por eso no interesa el poder.

Si existe una realidad más allá de la realidad aparente, es importante saberlo,  sobre todo si esa realidad está fundamentada en el amor, o sea en el reconocimiento del otro como otro yo, la ley del ESPEJO. In lak´ech. Esa es la propuesta contenida en el Tzolkin

 

El mono azul como inicio no está basado en la ciencia, o sea en lo que se repite; ni en la supervivencia de ser que se esconde detrás de cualquier cosa,  no sea que me ataque; sino en el amor incondicional, ni siquiera de otro tipo, solo incondicional.

La entrada al lugar del nuevo nacimiento, mono 1, es a través de la ONDA DEL ESPEJO. Lo que te lleva ante mono 1 es la onda del espejo, cuya trascendencia es perro13.

O sea el amor incondicional trascendente, PERRO 13, es el último sello de la onda del espejo, pero es también el oculto del mono1.

Eso significa que mono 1 aparece cuando la persona encuentra la experiencia del amor incondicional trascendente, porque están unidos, son lo mismo bajo aspectos diferentes aparentemente. Cuando la persona vive meditativamente con conciencia la onda del espejo, encuentra como tono 13, final de la experiencia, el amor incondicional  - perro 13, pero antes ha experimentado la emoción o sea lo que se expresa con el sello luna como algo que le permite colaborar con todo lo que existe, o sea LUNA 12.

También encuentra ESTRELLA 11, o sea haciendo el intento de vivir considerando a los otros como otro yo -in lakech- , encuentra personas iluminadas maravillosas, lo cual le produce una maravillosa liberación- tono 11. O sea encuentra estrella 11.

El tono 10 que indica perfección, está ocupado por MANO 10, es decir que el intento lo llevas a la perfección cuando sin miedo actúas desde lo que significa el sello 10 perro, que es el amor incondicional, más lo que indica la onda 10 espejo, que es la ley del amor, del tu eres otro yo, y lo que significa el tono 7 de canalizar, es decir actuar espontáneamente sin calculo, sin beneficio y sin esperar reconocimiento. Ese tipo de propuesta o de intento es el que te lleva a la conciencia, fuego, presente expresada por el azul, es decir abierta al intercambio de electrones, o sea de luz, porque reconoces lo sagrado detrás de las cosas; lo sólido y lo sagrado en el otro.

Y el tono 3 que indica el servicio de la onda del espejo  es el sol, o sea iluminar,  pero el tono 4 dice cómo se hace, y es a través de la solidaridad y energía femenina, o sea dragón 4.

 

Las personas que nacen en sellos azules evolucionan al encontrar y escuchar sus emociones, al encontrar y dialogar con el espíritu y al creer en el amor.

Las personas que nacen en sellos blancos evolucionan al atreverse a vivir lo que sienten y al atreverse a expresarlo.

 

El rojo es el color del dragón (15/10/2012)

 

El rojo es el color del dragón, que en sí mismo significa solidaridad, energía femenina o la luz entrando en la forma, o sea la luz tomando una forma sólida ante ti, es decir que si la luz adopta una forma, es en un diálogo abierto contigo. Contigo, conmigo, con cualquier persona que se asome a contemplar qué sucede, qué hay más allá de lo aparente.
Es interesante para una persona que nace en un s

ello rojo, encontrar la respuesta al acertijo que le propone su sello para evolucionar, para reconocerse.
En una formulación más básica, quizá le interesa encontrar el mensaje, o sea la riqueza, o sea la aportación, la nutrición que encuentra cuando se reconoce a través de el color, no sólo a través del sello sino del color, porque el color va a determinar un escenario, y la persona se va a poder reconocer, es decir ser más real en ello.
A la persona que nace en un sello rojo, le sucede un poco lo que al dragón rojo, y es que necesita gente. Tiene mucha fuerza, pero esa fuerza necesita equilibrarse en relación a las demás personas. Si hablamos de solidaridad, la solidaridad significa disponer de la energía y la fuerza que tienes a favor de otras personas.
Solidaridad quiere que todas las personas estén bien, y si algo falla en ese equilibrio la persona entrega su fuerza para equilibrar algo. Es decir que lo rojo es una fuerza hacia fuera.
La persona que nace en un sello rojo puede querer buscar un reconocimiento a su entrega, pero eso no es solidaridad, por lo menos plenamente, y a la persona le interesa eliminar la gratificación que consigue no de la solidaridad sino del dominio.

La energía roja del dragón es una energía enlazadora porque une a todas las personas, por eso es incluyente y no excluyente, pero también se le asocia con la energía femenina porque no busca dominio, y no sería feliz a través del dominio, sino que encuentra su satisfacción, su equilibrio en sentir el equilibrio de las personas. Es así una energía de reconocimiento y de compartir.
Pero en realidad todas las energías rojas que actúan en el exterior como una fuerza que configura la realidad, lo que le proponen a la persona y lo que le piden, es que se expanda en su interior. Por eso el problema para las personas que nacen en sellos rojos, no es solamente el ego de sentirse aprobado por las demás personas, sino el no nutrir su ser interior, amarillo, que entonces no se expande. Y si no se expande, no alcanza la iluminación, por más que encuentre aprobación a través de sus hechos.
Es el ser interior de las personas que nacen en sellos rojos el que necesita expandirse, de modo que el dragón necesita interiormente ser sol, y el caminante del cielo ser estrella, y la luna ser humano, y la tierra florecer como la semilla, y la serpiente EXPANDIR SU CONCIENCIA.
Para los sellos rojos, muchas veces es más fácil actuar y quizá lo que les interesa es interiorizarse. Gozar desde el interior, sin necesidad de resultados.

Pero a las personas que nacen en un sello amarillo, que esto les es más fácil, sí les conviene asumir su parte de voluntario, es decir su parte de luz tomando forma para cumplir una misión.

 

El humano en los sellos. Parte II (13/10/2012)

 

En los siete sellos donde se puede encontrar una referencia al ser humano, bien sea en el dibujo o bien en el nombre, se presentan varias condiciones diferentes, o sea tipos.

EL VIENTO:
Por un lado

tenemos viento, que es algo mucho más amplio que la humanidad o que un ser humano, porque viento es el espíritu, y el espíritu es la realidad total y el tiempo como regalo, o sea como presente.
Presente y regalo es lo mismo. El tiempo es un regalo o puede serlo si encuentras el presente. No se recomienda vender el regalo, porque no podrás nunca recomprarlo. El presente no se vende, solo se acepta y se disfruta con conciencia.
El viento se representa con una lengua humana, y por eso es muy importante lo que digas. Lo que digas te acerca el regalo, el presente, o lo aleja. La naturaleza de la palabra es dar vida.
La descripción no es importante, porque son convenciones. Puedes creer que la verdad es que tal cosa está en tal sitio, pero las cosas pueden desmaterializarse si quisieran, o surgir repentinamente si quisieran. La palabra puede servir para describir, pero su naturaleza es ser vehículo del espíritu y dar vida, conciencia y amor a las personas. La verdad emocional. La lengua sirve para expresar el espíritu.

LA MANO:
La mano es el único sello azul entre los que hacen referencia al humano. El azul es el presente y el fuego. El azul como elemento es el fuego, y el fuego es algo que sucede. Sí, sucede en el puro presente, si no, no arde, no es fuego.
En la descripción de la materia como sólido, líquido, fuego y aire, el auténtico significado del fuego es INTERCAMBIO, exactamente intercambio de electrones, o sea de partículas subatómicas. Es decir, con palabras coloquiales, el fuego es el lugar o el momento donde se producen intercambios de dar y recibir, porque el fuego, que es una oxidación, significa que se producen cambios en la estructura de las moléculas, donde algo aumenta y algo disminuye.
Es importante frotarse un poco los ojos, desperezarse, porque quizá el fuego parece que es lo que sirve para encender un cigarrillo o encender la cocina para cocinar, o cosas así, pero no, lo que está sucediendo es un intercambio de partículas subatómicas, de materia. Sin embargo, en los demás elementos, todo es más bien estable: el hierro es hierro, el agua es agua… Todos los elementos son sí mismos, y según la temperatura el hierro puede ser sólido o líquido, y otros elementos pueden convertirse en volátiles, en aire, en gases. Pero el fuego siempre produce intercambios y transformaciones, llegando a producir el paso de un mineral a otro mineral, y en temperaturas super elevadas como sucede en las supernovas, esa agregación en las partículas produce el oro, el platino u otros metales nobles.
Lo importante es saber que el ser humano es fuego, es decir algo donde todo puede ser transmutado. Transmutado significa que puede ser maravilloso. Cualquier acontecimiento en realidad, visto desde el ser humano, es maravilloso, pero ¿qué cosa es el ser humano?
El ser humano en la terminología de los ideogramas chinos está expresado en un ideograma que fonéticamente se expresa como REM, y que es parecido a una Y invertida.



Pero el ideograma de fuego es esa misma Y invertida que corresponde a REM, con dos pequeños trazos a los lados, que pueden corresponder al ying y al yan, o sea la energía de otras dimensiones, o sea la vibración de lo eterno manifestado.

Es decir que para expresar “fuego”, uno de los elementos que representan fuego significa “hombre”. La sabiduría taoista ya reconocía al ser humano como fuego, el fuego vital evidentemente, o sea el anabolismo y el catabolismo. Pero hace falta algo más, que es el espíritu, porque sin espíritu aunque haya oxígeno y algo para quemar, no sucede nada a escala humana; aunque haya fuego no hay ser humano. Sin embargo, el ser humano es fuego.

El fuego produce agua y aire, es decir la combustión de un hidrocarburo, que en nuestro mundo es el combustible a escala humana para cocinar y cosas así, libera el agua del hidrocarburo, que el árbol ha estado atrapando, y el dióxido de carbono (CO2), que también el árbol ha estado atrapando, también libera óxidos nítricos y deja residuos sólidos en forma de ceniza.

Eso corresponde a la descripción de los colores, donde el blanco es el agua, el azul es el fuego y el amarillo es el aire. Esa es la descripción que hace el Tzolkin de los colores, que se inicia con el rojo como el sólido.
Visto de esa forma, lo sólido es “algo que nunca arde, pero que permite al fuego existir”.
Lo sólido, lo rojo, no está implicado en la combustión del azul, porque el fuego, que es el azul, produce agua y aire, además de luz. Pero lo rojo nunca está implicado en eso; es como lo que soporta, la mano que sujeta para que eso suceda; el escenario para que se pueda representar esa obra.

Lo que llama la atención es que el único sello azul de los siete que expresan algo del humano, como hemos dicho al principio bien en el nombre o bien en el dibujo, es la mano. La mano, como un humano reducido, todavía invisible.

Pero el humano en realidad es amarillo. De alguna manera el presente es un comienzo para el humano, porque el amarillo proviene del azul. Pero el lugar del humano está en la expansión, en la luz. El presente solo es la entrada, pero el lugar del humano es la expansión.
Pero hay una entrada, porque el humano puede estar viviendo mucho tiempo sin expansión, y encima creyéndose que está vivo, y encima, como no se expande, creyéndose que tiene muchos enemigos y muchas adversidades. Y cuantas más adversidades imagina, menos se expande, más vive la vida de otras personas o en estados de inconsciencia, porque el fuego es una entrada, pero precisa de la conciencia.
Solamente puedes entrar en el presente conscientemente.

De los 7 sellos hemos hablado del viento blanco, que es una lengua, y de la mano azul, que es una mano. Los dos son de la familia del humano.
Hay otros dos sellos blancos, como son el mago y el enlazador de mundos; dos sellos amarillos, como es el humano propiamente y el guerrero; y un sello rojo, como es el caminante del cielo.

EL MAGO, EL GUERRERO Y EL HUMANO:
El caminante del cielo y el enlazador de mundos expresan al ser humano, pero en profesiones poco convencionales, es decir que están hablando de otra realidad.
Sin embargo, el mago, el guerrero y el humano sí hablan de seres humanos en esta realidad, porque el ser humano es cualquier persona; el mago es una persona que aprende algo y el guerrero es una persona que está combatiendo. Son actitudes normales en nuestra sociedad, donde todo el mundo quiere aprender y donde todo el mundo quiere preservar su espacio, su estatus, sus hijos o su pareja.
Por eso consideramos que estos tres sellos son los que expresan más claramente al ser humano. Y en ellos hay dos amarillos, es decir que el Tzolkin sugiere que el ser humano es una expansión.

El mago es el sello oculto de la mano, de tal manera que entendemos que por un lado el ser humano se presenta como una expansión, de modo que no te conformes con tu incomodidad, ni te quejes ni acuses; está para que crezcas, o sea para que disfrutes creciendo, pero a través de un aprendizaje. Y eso te sana. Y eso es el mago.
El mago y la mano van unidos. Cuando encuentras la actitud del mago, estás en la puerta del presente, que es la mano, porque el fuego necesita conciencia. El intercambio se puede producir, pero si no hay conciencia no hay nada. El mago no sólo es el sello oculto de la mano, sino que es un principio del tiempo sagrado, porque pertenece a la familia portal. Es muy importante, mago y mano van unidos.

Humano, mano y viento pertenecen a la misma familia (humano, tierra, viento y mano), y aunque no hay más que un azul, en realidad hay tres blancos, que también significan tres azules, porque el viento va con la tormenta, y el enlazador va con el águila, la creatividad, que aunque no la hemos incluido en el grupo de sellos que expresa algo humano, en realidad a lo que se refiere es a la creatividad humana. Pero claro, el águila, que representa la creatividad, también está asociada al mago, porque son las ondas que se complementan y que contienen los ocultos unos de otros.
El águila también es Quetzalcóatl en su evolución desde la serpiente, de modo que expresa el camino de la conciencia, abriéndose a dimensiones superiores, porque el águila como onda está en el castillo verde, junto con el viento. Es decir que el castillo verde contiene en su interior dos representaciones del humano.

EL CAMINANTE DEL CIELO
El caminante del cielo es el único sello rojo. Todo lo que significan los sellos rojos está fuera del fuego. El fuego no les afecta, de modo que el caminante del cielo, asociado a la estrella, está indicando una transformación del ser humano, donde su evolución trascendente le confiere un cuerpo de luz consciente, que es el que le permite, también conscientemente, estar en otra dimensión

 

El nacimiento de la inmortalidad en la Tierra (12/10/2012)

 

En tiempos de Colón, antes de ser Colón, aunque alguien conociese la redondez de la tierra, este conocimiento no estaba en la red, y los seres humanos creían vivir en un plano.

El viaje de Colón en 1492 inicia un periodo de transformación de la conciencia de la humanidad. Con el viaje de Magallanes y Elcano, que finaliza el 6 de septiembre de 1522 regresando al mismo punto que salió, pero habiendo dado la vuelta completa a la Tierra, se pasa del plano a la esfera. Pero la humanidad todavía tarda un tiempo, como sucede en todos los cambios, en realizar globalmente el cambio de parámetro.

 

Colón, saliendo en la onda del enlazador, pone en marcha al espíritu de la tierra, al ser espiritual de la tierra, a la kundalini de la tierra moviéndose a través de esas personas que están uniendo precisamente todos los lugares donde la tierra es más antigua.

 

El hecho común

Cristobal Colón, sin duda un maya cósmico, abrió un arcano, y posibilitó el reconocimiento del hecho común, porque ya ninguna civilización podía vivir como única con esa fuerza excluyente, sino que después tocaba compartir los juguetes.

Pero ese paso también hay que darlo a nivel personal. Esa fuerza que llamamos excluyente, te singulariza, sólo que ahora ya sabes donde canalizarla: hacia ser tu mismo, descubrir el programa, porque igual que tu no has construido un útero para crecer, ni has tenido que ingeniarte cómo comer, porque todo te estaba esperando, y tal vez ni siquiera los otros espermatozoides competían contigo, sino que solamente te acompañaban, porque tu has sido siempre el elegido para vivir.

Y fuera tampoco has tenido que diseñar un recipiente de leche y un dosificador; también te estaba esperando. Y posteriormente, igual, de tal manera que muchas veces haber fracasado en algo es lo mejor que te ha sucedido.

 

El viaje de Colón entendemos que es la posibilidad de que mundos separados se conecten. No le atribuimos ningún valor comercial o económico, porque el interés económico está en todas las culturas, pero el encontrarse está en este hecho. Luego no queremos hablar de lo constante sino de lo nuevo.

Tampoco lo relacionamos con guerra, porque guerra y destrucción había en las culturas precolombinas y en las culturas euroasiáticas, africanas. En todas las culturas ha habido guerras y las sigue habiendo.

Lo nuevo que aportaba el viaje de Colón es la oportunidad de conocerse, no solamente los nativos americanos, sino los habitantes de Australia, de todas las islas del pacífico, los polos y la redondez de la tierra.

No queremos asociar el viaje de Colón, que es un viaje potenciado por los mayas cósmicos, a los motivos terrestres, que es el robo, la guerra, aprovecharse de otros, esclavizar, etc.

Los mayas cósmicos lo que potencian es la luz asociada a la libertad, siendo todos los seres humanos algo unido, ya que el primer postulado asociado al Calendario Maya es “tu eres otro yo, yo soy otro tu”. Si hay algún yo que está en algún lugar donde yo no llego nunca, quiere decir que yo esté mermado, luego es imprescindible que YO me conozca (aquí el yo es siempre con mayúscula. El YO estamos hablando de cada uno de todos nosotros y del YO común.

 

El nacimiento de la inmortalidad en la tierra

Tocar tierra es hablar de algo fundamental para la humanidad como es el viaje de Colón, que escenifica precisamente esto. Los marineros, aun siendo expertos, están sublevados contra Colón, queriendo regresar por miedo a lo desconocido. Es algo mental, que te tiene preso, encerrado en lo convencional como si fuera la verdad.

Y es curioso que el día en que los barcos de Colón tocan tierra americana por primera vez el doce de octubre de 1492, en ese momento supercrítico porque la tripulación amotinada al no encontrar tierra estaban a punto de darse la vuelta y regresar a España, sea según la versión del Tzolkin de José Arguelles tierra 7.

 

El momento de tocar tierra como salvación el día 12 de octubre ,12-10, escenifica algunos contenidos del Tzolkin en metalenguaje, como son el 12, como colaboración con todo lo existente, y el 10, como expresión de la perfección y el amor.

Además, ese día precisamente del doce de octubre, expresa también en paralelo pero en otra tradición como es la griega clásica, la entrada del humano, sello 12,  en la inmortalidad, o sea el acceso a otras dimensiones está abierto. Eso es expresado por el hecho de que el día en que Hércules accede a la inmortalidad y al Olimpo-cielo, lo celebraban los griegos el 12 de octubre, mes diez  asignado a Venus, diosa del Amor, uniendo así al hombre, sello 12, como Hércules, y al amor, personificado por su “deidad” Venus, representado en el Tzolkin por el 10. O sea 12- Hércules, 10- Venus, o simplemente doce de octubre o Colón y América.

 

El primer contacto con la tierra de América, aunque fuera una isla, de los marineros de Colón, fue SINCRÓNICAMENTE, el mismo día que los griegos celebraban la entrada de Hércules en la inmortalidad, es decir, el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar, o de la columna.

Las columnas de Hércules y la Virgen del Pilar, que es una columna, son traducibles.

El 12 de octubre es para los griegos el nacimiento a la inmortalidad de Hércules, y la Virgen es el nacimiento en la tierra de la inmortalidad.

 

Tu eres luz. Tu eres Colón (12/10/2012)

 

Los errores están camuflados de verdades ocupando un espacio donde se han instalado muy a gusto, con la complicidad de la repetición, de la prisa y del juicio.

Por eso muchas veces hace falta mirar, contemplar lo viejo y conocido como si fuera nuevo. Contemplar como si no hubiera urgencia de tiempo. Contemplar sin juicio, como si no supieras nada.

 

Sabemos que en América la expectativa, la profecía, lo anunciado era la llegada de algo maravilloso y salvador que vendría de más allá del mar. La dirección en que todas esas personas miraban era hacia Europa. El lugar supuesto de donde vendría aquello, era del otro lado del mar. Pero estamos hablando del atlántico. En las costas atlánticas de América esperaban algo que venía de más allá del mar, es decir, de un lugar que ellos no conocían pero sí señalaban y que es la península ibérica.

Podemos ver a todas estas personas enfocadas direccionalmente en esa dirección, creando una expectativa y conformando así una realidad.

 

Curiosamente en el otro lado del mar, en las costas atlánticas de la península ibérica lo que sucedía era una fiebre que hacía que personas de todos los lugares de Europa, Oriente medio y norte de África, se dirigiesen justamente a esas costas (Camino de Santiago), y mirasen hacia un lugar que no conocían, ni siquiera sospechaban su existencia, pero que era las costas atlánticas de Centroamérica, es decir territorio maya. Una fiebre hacÍa que las personas abandonaran su casa, familia, trabajos, y se dirigiesen hacia el extremo de Europa, la costa atlántica. Así durante siglos.

Y en el otro lado, durante generaciones se anuncia la venida desde el otro lado de seres solares.

 

¿Qué podemos considerar que producía esa obsesión?, ¿qué podemos considerar que hacía que unos mirasen hacia los otros sin verse?

Sin verse y sin saberse, se miraban. ¿Es que tiene algo de extraño que finalmente se encuentren?, ¿es que tiene algo de extraño que hijos de la tierra encuentren a sus hermanos perdidos? Si tu tienes un hermano, hijo de tu madre, y llamemos “las circunstancias del azar” te llevan a encontrarlo, ¿no puede ser la resonancia de la sangre, el espíritu, el que te lleve a ese encuentro?

 

Entendemos que la madre tierra es la que ha propiciado ese encuentro.

Ese encuentro traduce justamente el espíritu de la tierra, de acogimiento. Y cualquiera que crea que ese encuentro es nefasto, difícilmente estará en conexión con el espíritu de la tierra, por mucho que crea ser su expresión.

El espíritu de la tierra es de acogimiento y de encuentro.

 

El mundo espiritual es cercano al mundo de las religiones, pero no es lo mismo.

En la base de la religiosidad de esa persona que dice ser miembro, Colón (Colón significa miembro), de un grupo que transporta la unción, o sea el aceite, Cristóbal (Cristóbal o mejor dicho Cristóforo significa que lleva a Cristo, portador de Cristo), está justa y precisamente la experiencia de no realizar sacrificios humanos.  El aceite significa la luz, porque el aceite era el combustible de las lámparas en los tiempos en que no había electricidad. Y Cristo quiere decir ungido, o sea es como si eres una botella, un recipiente, y derraman aceite dentro de ti. Esa es la unción, quiere decir que tienes luz, y por eso eres sacerdote, rey y profeta.

Esa práctica de los sacrificios humanos a esos dioses era corriente en todo el mundo, hasta que un señor llamado Abraham, cuando iba a sacrificar a su hijo primogénito, que Dios le había dado milagrosamente, recibió de Dios la orden de no hacerlo.

Y sólo a partir de ese momento, es cuando tal noción entra en contacto con los seres humanos.

 

El llamado día 12 de octubre de 1492 según la terminología del calendario gregoriano, el día que avistan tierra, es en la terminología del calendario maya, tierra resonante roja.

 

Estamos en un momento de grandes transformaciones que requiere personas despiertas, porque todos los seres humanos somos solidarios tanto para lo bueno como para lo malo, y cualquier error de cualquier persona, también es un error nuestro.

Entramos en un momento de reconocimiento y unificación. Y en todas las disciplinas está sucediendo que los que “saben”, es decir “los profesionales de”, es decir los que consideran que esto es así porque “ha sido así toda la vida”, no siendo cierto, y también esas mismas actitudes en cada persona, son un freno a lo nuevo.

Pero lo nuevo, en el momento oportuno, se presenta.

Y al mismo tiempo, en todas las disciplinas, lo nuevo en manos de personas “que no son los superprofesionales de”, aportan aire nuevo y vitalidad. Por ejemplo, en la música, personas sin estudios musicales son los que han creado toda la música actual, bien sea a través del rock, de la salsa, el jazz, el flamenco.

 

En arquitectura, algunos de los grandes innovadores no son arquitectos, y en medicina, las personas más sanadoras no son médicos. Incluso en el mundo de las religiones, hay grandes innovadores que no pertenecen a las castas sacerdotales, y por ejemplo en la iglesia católica, personas como Kiko Arguello están movilizando la conciencia de millones de personas, encontrando sentido a sus vidas más allá de los sacerdotes profesionales.

Y lo mismo sucede un poco en todo, y está basado en mirar como nuevo cualquier cosa, y también en canalizar, es decir hablar libremente lo que el espíritu te sugiere; dejar libre al viento.

 

Mirar es de alguna manera reconocer la tierra. Hay mucha belleza a tu alrededor, constantemente, despreciada porque nadie la mira.

Hay mucha belleza en cualquier persona, despreciada porque nadie la considera.

Y hay mucha belleza en tu interior sólo que no la dejas salir a la luz como la semilla.

Dentro de ti hay una semilla, pero tu te crees que es tonta, pero ella reconoce la luz.

Dentro de ti hay un Colón que es un portador de luz. Tu eres Colón. Tu llevas la luz, y tu eres miembro de la humanidad.

 

Y es bueno que hoy, día tierra, en el año que contiene el sol, o sea el 20, y el humano, o sea el 12, alguien lo diga.

 

El ser humano en los sellos (11/10/2012)

 

Puede ser interesante mirar los sellos y ver en cuales está representado el ser humano.

El dragón no es un ser humano, aunque represente como solidaridad una cualidad humana imprescindible, pero el sello del humano si es un ser humano como dibujo, aunque también represente otra característica del ser humano como puede ser la libertad. De modo que podemos buscar dónde aparece un ser humano en los sellos y extraer alguna información acerca del ser humano.

Hay cuatro sellos que claramente están representados por un ser humano y son el 12 HUMANO, el 13 CAMINANTE DEL CIELO, el 14 MAGO y el 16 GUERRERO.

Luego esta el sello 6 ENLAZADOR DE MUNDOS, que también pudiera ser un ser humano.

También está el sello 7 MANO. Una mano no es un ser humano, es solo una parte en el mejor de los casos, porque también podríamos estar hablando del dibujo de una mano o la mano de un maniquí o cosas así, pero de todos modos podemos considerar que mano es también una representación humana.

Y también está el sello 2 VIENTO, donde aparece lo que parece ser una lengua humana. Encontramos una representación humana parcial, parecida a mano. Podemos aceptarlo.

 

Pero ni en dragón, noche, semilla, serpiente, estrella, luna, perro, mono, águila, tierra, espejo, tormenta ni sol aparece nada humano, ni en el nombre ni en el dibujo, aunque representen cualidades humanas.

Sin embargo en viento, enlazador de mundos, mano, humano, caminante del cielo, mago y guerrero sí aparece algo humano, en unos casos en el nombre y en otros casos en el dibujo.

 

De modo que los veinte sellos se agrupan en dos grupos diferentes de sellos, los que contienen algo humano, que son 7, y los que no, que son 13. De momento ya aparecen dos números fundamentales en el mensaje Tzolkin, el 13 y el 7.

El TRECE o sea la trascendencia  como tono, aunque también se podría hablar de la onda encantada, es decir de algo que representa el tiempo en su devenir. La onda encantada es una medida del tiempo. Es tiempo. El 13 es el TIEMPO.

 

El SIETE habla de sanación, o sea sello 7 mano, y de canalización,  o sea tono 7 canalizar, pero sobre todo habla de columna 7, columna mística, que es el lugar del nuevo nacimiento, donde está Pero 13 y Mono 1, centro del telar, lugar de la ascensión, pero sobre todo lugar de amor, donde cielo y tierra se unen amorosamente, y es ese momento especial donde sucede para un ser humano consciente esa iluminación o transformación que es el nuevo nacimiento, ascensión o iluminación o como quiera que se llame a ese momento trascendente. El ahora el instante. El 7 es el AHORA.

  

Se trata de una experiencia espiritual, de modo que el acceso es a través de la conciencia. La conciencia es requisito indispensable y esa es la tarea de mago, sello 14,  onda 2; el lugar es cualquiera pero el momento no. El momento siempre es en un tiempo sagrado.

La conciencia es el reconocimiento de que detrás del tiempo y las cosas está lo sagrado. Todo es sagrado, nada es intrascendente. Todo es trascendente.

Todo es trascendente, la materia es luz cumpliendo una misión para ti, llena de amor, paciencia y entrega para ti. Y el tiempo es un espacio vacío esperando que tu lo llenes para que suceda el milagro; la expansión, la iluminación, el acceso.

El tiempo es como un telesilla que constantemente pasa, ofreciéndote una plaza vacía reservada para ti. Para la ascensión. La realidad del tiempo es espiritual.

 

El símbolo de la paz (7/10/2012)

 

El 20 de Enero podría ser considerada como una fecha intranscendente. Sin embargo el 20 de enero de 1914 nace el creador del símbolo de la paz, Gerald Holtom. 

El símbolo de la paz ha estado y está como emblema en todos los movimientos a favor de la paz en el mundo. No sólo de la paz, sino de la paz y la dignidad, incluso asociado al amor como vínculo entre todos los seres humanos.  Gracias Gerald Holtom.

Queremos reivindicar la calidad humana de esta persona, sin duda guiada únicamente por el cerebro del corazón, ya que esta persona, que nace en las vísperas de la primera guerra mundial, cuando le corresponde en la segunda guerra mundial entrar en el ejército, se atreve, osa como el mono, declararse pacifista, pero en un tiempo en que no estaba de moda, sino que ser pacifista suponía ser discriminado totalmente e insultado. Por ese motivo ese pacifista demostrado puede crear un símbolo verdadero relacionado con la paz.

Queremos reivindicar a esta persona y agradecer, desde la vibración del calendario maya o por lo menos desde nuestra página, a esta persona su vibración en favor de la paz y la dignidad humana.

 

El símbolo de la paz fue creado un 21 de febrero de 1958, y no queremos dejar pasar este año sin poner de manifiesto que la vibración con la que nace este símbolo es la misma que la del año en que estamos. El 21 de febrero de 1958 es mago 6, mago rítmico, de la onda de la luna, justamente como este año.

Este año, que es un año de crisis, donde cada vez se pone más de manifiesto la necesidad de la paz como norma entre los seres humanos, pero no la paz del sometimiento y de la sumisión, sino la paz del respeto, la paz del “tu eres otro yo”, la paz del amor; no la paz del “o te callas o te mato”.

Estamos viendo en este año cómo las personas son creativas en su vida como consecuencia de la crisis, y cómo cada vez hay más personas involucradas en la paz y el respeto, colaborando en proyectos solidarios, o sea colaborando con el dragón, con la energía femenina,  activando las neuronas espejo, porque la paz es la consecuencia de la activación de las neuronas espejo y el encuentro del otro como otro tu, donde acudir en auxilio es lo más importante, no tener un televisor o un coche, tender puentes entre culturas y personas es lo más importante, donde la paciencia es una virtud. La energía femenina es simplemente la energía del ser humano, la energía que permite ascender a un mundo en paz donde las emociones, el agua, unen a los seres humanos.

 

Acontecimientos el 20 de enero

Pero queremos señalar algo acerca del 20/1, porque resume un poco el misterio del Tzolkin. El 20 de enero, fecha del comienzo del nacimiento del símbolo de la paz, aparentemente es una fecha anodina, pero en realidad, como hemos visto hace poco tiempo, es el momento en que el primer presidente afroamericano gobierna en EEUU, porque Obama toma posesión un 20 de enero. Por algún motivo, la fecha de toma de posesión de los presidentes de Estados Unidos, que inicialmente era el 4 de marzo, fue trasladada precisamente con el comienzo de la segunda guerra mundial, porque el primer presidente que tomó posesión un 20 de enero, según Wikipedia, es un tal Roosevelt, en su tercer mandato en 1941. Los siguientes presidentes como Eisenhower, Kennedy, Bush, Reagan, Carter y Obama, ya todos inician su mandato, si no sucede algo extraordinario como el fallecimiento de Kennedy y su sustitución por el vicepresidente, un 20 de enero.

Es decir que vemos como el 20 de enero toma un protagonismo precisamente en una guerra tan tremenda como la segunda guerra mundial, ya que lo que sucede en EEUU tiene una repercusión en todo el mundo.

 

Mirando en la historia encontramos que Colón se encuentra por primera vez con los Reyes Católicos un 20 de enero de 1486.

Es decir, que un 20 de enero es el comienzo de la aparición del símbolo de la paz, porque nace su creador, y también el comienzo de la nueva visión del mundo abierta por Colón y los navegantes españoles que permiten enlazarse y reconocerse a prácticamente todas las culturas del mundo, ya que lo que inicia Colón es continuado y culminado por Juan Sebastián Elcano, que da la vuelta al mundo, demostrando así que la tierra es redonda, avistando Australia, así como otros navegantes también encontrarían la Antártida, porque ya todo era posible. Y eso también comienza un 20 de enero.

 

También el 20 de enero vuelve a tener una repercusión sobre toda la humanidad, ya que es el inicio de los EEUU como nación reconocida, porque un 20 de enero de 1783 se firma un acuerdo de paz entre España, Francia e Inglaterra, reconociendo a EEUU como nación, lo cual fue sellado definitivamente en el Tratado de Versalles del 3 de septiembre de ese mismo año. Pero el primer acuerdo fue firmado el 20 de enero. Es decir que esta fecha contiene siempre algo que no es evidente pero sí es de una gran repercusión posteriormente.

 

También sucede un 20 de enero de 1942 lo que se llama “solución final”, que es la decisión de las autoridades nazis de asesinar a todos los judíos. Es decir, el 20 de enero los nazis deciden hacer todo lo contrario de la paz, la masacre de los inocentes. Deciden el Holocausto. Pero esa decisión inaugura de alguna manera el tiempo actual, que es el tiempo de lo sagrado en el ser humano, el tiempo del “tu eres otro yo”, como único posible, real, para el ser humano. Y ahí el pueblo judío actúa o es actuado de la misma manera que Jesucristo.

Decimos esto porque hay un paralelismo entre Quirón y el pueblo judío, como maestro del camino al cielo, o sea a la inmortalidad, que se transforma en Hércules, donde el paralelismo de Hércules es el de Jesucristo. Y el hecho de morir, o sea de ser víctima, es justamente el momento de acceder a la inmortalidad, o sea al cielo.

Y ese es el momento actual, el momento de encontrar la resonancia de Dios en cada persona.

 

La resonancia del 20 de enero

De modo que el 20 de enero parece una fecha anodina, pero cargada de una resonancia oculta tremenda. Y si miramos qué dice el Tzolkin acerca de tal fecha, encontramos que por ejemplo en este año es humano 2, humano lunar, de la onda del mono.

La resonancia del momento de la creación o del surgimiento de este símbolo, es mago rítmico, de la onda de la luna, siendo la luna el inicio del quinto castillo, del éter, del cielo. Y en este año, que es justamente mago 6, el día en que nace Holtom, o sea el 20 de enero, es humano 2, que está justamente en la onda del mono. Es el segundo sello de la onda del mono, que es el nuevo nacimiento.

Ya es sugerente esta resonancia, pero también es curioso o como sugerente de un orden, que Holtom nazca un 20/1, que en sí contiene una referencia al sol y al dragón, es decir a todo el Tzolkin, y que su dibujo lo realice un 21/2, es decir como hablando de una continuidad misteriosa, porque conviene mirar el misterio si aspiramos a encontrar a Dios en el otro.

 

El 10 del 10. El misterio del Tzolkin

Pero resulta que según el psicrono el 20 de enero es mano 10, de la onda del espejo, es decir que la resonancia del alma, o sea de la acumulación de experiencias que hay el 20 de enero, es justamente una resonancia encaminada a un nuevo nacimiento, que es de lo que habla Colón, la independencia de América, el primer presidente Afroamericano, encontrar lo sagrado en el hombre… Y lo encontramos justamente asociado a la perfección, al amor, a la sanación, a la canalización, a través de la ley del amor que es el espejo. Pero el espejo es el Tzolkin.

 

Ya podría ser bastante encontrar, y quizá eso nos hubiera bastado, tanta maravilla asociada a esta fecha. Sin duda que eso nos habría bastado. Pero curiosamente el 20 de enero, a contar desde el día 26 de julio, fecha en que comienza el nuevo año, ocupa el lugar 179; es el día 179 desde el día 26 de julio. Y ese día en el Tzolkin tipo es tormenta 10, de la onda del perro. Lo que está detrás de todos estos acontecimientos es grandes cambios, milagros, resurrecciones, a través del amor.

Sin duda que esto también nos habría bastado para contar que algo maravillo está funcionando, pero es que resulta que la mano 10 es el 10 de la onda 10, y la tormenta 10 es el 10 del sello 10. El 20 de enero, 20/1, que une el dragón y el sol, es el 10 del 10, tanto como onda como sello.

 

El misterio está actuando, pero el misterio es el amor. No tengas miedo. Gracias.

 

El humano 2 y el 20 de enero (7/10/2012)

 

 

Hablar del Calendario Maya a veces parece que es hablar de una ilusión, una falsa realidad ilusoria, pero no, hablar del Calendario Maya es hablar de la realidad. Es una doble realidad sólo que es más real.

Miren el 20 de enero, que este año 2012 es humano 2 y encontrarán una respuesta acerca de qué cosa es el metalenguaje. El humano 2 está justamente en el centro del telar, que es el mono 1.

Hoy 7 de octubre de 2012 es también humano 2, y todos los 7 de octubre y los 20 de enero pertenecen a la familia del humano, es decir que unas veces es humano, otras tierra, viento y mano. Estos días representan al ser humano y a la tierra. El Tzolkin, como elemento diferenciador de otras tradiciones, asocia a la tierra con el espíritu. Dice que la tierra, la madre tierra, es una representación del espíritu, de la misma manera que el ser humano condensado en un cuerpo es también una representación de la ingentemente múltiple plasticidad del espíritu.

De modo que más allá de la paranoia ilusoria del otro como competidor, propone encontrar que el otro eres tu. No tengas miedo de ti; no creas que eres despreciable; no creas que no vales; no creas que no puedes; no huyas para delante. La valentía del asesino es puro miedo y desconocimiento de sí mismo.

 

Si volvemos a mirar el 20 de enero, encontramos que es una fecha muy valiosa para la humanidad actual, aunque de una forma no muy espectacular, pero sí muy conectada con acontecimientos trascendentes. En esa fecha Colón y los Reyes Católicos se encuentran por primera vez. Y el encuentro de Colón supone el primer paso para algo que hoy es real, y es que las neuronas espejo crean una conexión lumínica que envuelve toda la tierra. Hoy todas las personas están conectadas con todas las personas y se conocen, y eso comenzó con el ENLAZAMIENTO de Colón y posteriormente finalizado por Elcano.

 

También un 20 de enero de 1783 se firma el primer acuerdo entre Francia y España con Inglaterra, por el que se reconoce la independencia de Estados Unidos, acuerdo que será desarrollado plenamente el 3 de septiembre de ese mismo año. Y la repercusión de la independencia de Estados Unidos sigue siendo vigente hoy, entre otras cosas por el símbolo contenido en la estatua de la libertad, pero también por una referencia a las columnas de Hércules que aparecen en el dólar, motivo por el cual fue brutalmente atacado el 11 de septiembre. El 11S es un símbolo analógico del dólar, donde es evidente que la S corresponde a septiembre y las dos barras al 11 y a las dos torres.

 

Pero las dos columnas del dólar, que es lo que es atacado, son las columnas de Hércules, y Hércules es el centro entorno al cual se mueve el sol. Hércules es analógicamente el destino de los seres humanos, porque es el cielo y la inmortalidad. Existe un camino al cielo, que es lo que venimos a encontrar en la Tierra. Y el camino al cielo es el camino a la inmortalidad.

El ataque a ese símbolo, está disfrazando engañosamente sobre cuál es el enemigo, y el enemigo es la inmortalidad, porque la inmortalidad pasa por la libertad, porque el ser humano, según el Tzolkin, tiene como característica interior el ser libre, porque Dios es libre. Y nadie que no consiga ser libre entra en la vibración.

 

Acontecimientos ocurridos en 20 de enero:

 

-          1486: Cristóbal Colón se presenta en Córdoba a los Reyes Católicos y entra a su servicio.

-          1783: se firma entre Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y España los preliminares del acuerdo definitivo, llamado Tratado de Versalles, por el que se reconoce la independencia de las colonias británicas americanas.

-          1942: II Guerra Mundial: Altos dirigentes nazis deciden la "solución final del problema judío" en la llamada Conferencia de Wannsee, celebrada en Wannsee, cerca de Berlín.

-          1953: en Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower asume el cargo de presidente.

-          2009: Barack Obama se convierte en el 44.º presidente de los Estados Unidos, el primer presidente afroamericano.

 

Onda del Mono: del 6 al 18 de octubre

 

 

La onda del mono está asociada a la onda del espejo. Son ocultas entre sí. Reflejar la realidad, para conseguir su propósito, está siempre acompañado por la alegría y el juego.
 

La transcendencia en esta onda de la alegría e inocencia, se obtiene al ensoñar la abundancia (noche).
Para llegar hasta allí, nos da fuerza desde otras dimensiones los cambios y las transformaciones, que son las características de la tormenta (tono 9).
El desafío o aprendizaje son en este caso, el libre albedrío y los pensamientos elevados.
El caminante del cielo como tono tres, se sitúa en la onda del mono. Su energía solidaria, expansiva, es para todos los seres humanos, y una manifestación del servicio, de tal manera que es tal la energía del caminante, que esto sólo es posible en toda su extensión después del nacimiento espiritual, después de que el ser humano reconoce el espíritu dentro de sí.
El centro del telar maya o Tzolkin lo ocupa el mono –chuen- magnético, mono 1 y su oculto perro 13. Ese es el lugar del nuevo nacimiento. Con lo cual la comunicación espiritual colaborando con todo lo que existe presenta también una característica de RENACER.