Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DEL DRAGÓN (29 DE MAYO AL 10 DE JUNIO)

 

 

 

- Los sellos azules

- El sello del perro

- La luna en las columnas

- La estrella, por columnas

- 24 de enero de 1974

- Ocupar la vida

- A modo de resumen

- Hay una diferencia notable entre los bares y la felicidad

- Una bella imagen

- La iluminación es ocupar todo el espacio

- Onda del Dragón

Los sellos azules (9/6/2012)

 

El sello de la MANO se suele traducir como SANAR, pero lo que significa es REALIZAR, solo que real y sano es lo mismo. La falta de salud es falta de realidad, es irrealidad. Hay algo carente de verdad, hay un engaño en la enfermedad, o una falta de luz o sea algo ha interrumpido; está interrumpiendo la plena realización, expansión, del ser.

En la aparición de los colores, o sea en el Programa Tipo del Color, que son los cuatro primeros colores, hay una secuencia de la evolución del ser humano.

 

Primero ROJO como aparición, como forma, como lo sólido visible, o sea hay algo. La primera aparición del humano es como embrión formándose, pero es cuando nace cuando se activa la secuencia. Todo ese periodo embrionario puede ser considerado como rojo.

Pero es cuando nace, cuando aparece como cuerpo en la manifestación, en la forma, cuando corresponde al dragón.

Primero nacer rojo, luego respirar. Si no respira, se acaba el asunto.

Respirar VIENTO.

Primero nacer rojo, luego respirar BLANCO, luego lo AZUL, o sea trasformar, trasformar la comida, o sea asimilar. Claro que para trasformar la comida o asimilar hay que comer; sin comida se acaba el asunto. También para asimilar hace falta calor. Todo eso es el azul, el fuego de la digestión que trasforma la comida en humano.

O sea primero nacer rojo-dragón, luego respirar viento-blanco, luego comer azul-noche y luego crecer amarillo-semilla.

 

Alguien dirá ¿noche-comer? Porque a lo mejor no relaciona noche con comer, sino con ensoñar o visualizar.

Hay un momento en que merece la pena, mejor dicho es imprescindible situarse en relación a los sellos azules, porque en el azul está la transformación y el nuevo nacimiento, o sea las cosas nuevas desde lo viejo.

Con el azul hay que frotarse los ojos, incluso varias veces, gracias azul, para que aparezca lo nuevo.

MANO es realizar, es sanar porque hacer real es sanar.

NOCHE es comer, porque es nutrir. Es nutrir porque el ensueño permite digerir  cualquier cosa que suceda. En el ensueño puedes ordenar, o sea poner orden; en la realidad puedes perdonar y soñar abundancia para quien parece que te hace mal y eso te hace crecer espiritualmente, porque te nutre.

Los sellos azules son fuego y la humanidad y el fuego van juntos.

El aprendizaje del humano es el aprendizaje del manejo del fuego, sea para matar o para vivir.

El ensueño de la noche es aprender a manejar un fuego para dar vida desde tu interior. Te nutre porque activa tu vibración, o sea tu realidad Dios. Volviendo.

 

Rojo-nacer, blanco-respirar, azul-comer y dormir y crecer amarillo. Eso es lo que hace un bebé y lo mas importante una vez que ha nacido y respira es lo azul-comer y dormir porque eso es lo que realiza el programa de ser, o sea el crecer.

Pero en realidad crecer es de nuevo aparecer, o sea lo sólido la tierra. Entonces la secuencia se presenta en una nueva forma.

Rojo como cuerpo creciendo dragón, pero viento es hablar, que es un aprendizaje fundamental para el humano. El bebé aprende a hablar antes que a andar. El habla es fundamental para el ser humano; es un poco la frontera con los animales.

Lo tercero entonces, lo azul, es justamente la creación de imágenes mentales, mucho más claramente relacionado con la noche, pero que es precisamente ayudado por hablar, porque el trabajo de hablar le obliga o le entrena a encontrar imágenes que unan en una sola palabra muchas cosas diferentes. Hablar obliga a encontrar el arquetipo de todas las cosas posibles, el arquetipo de mano, pie, casa, pan, ojo, perro, gato, silla, agua.

De alguna forma es encontrar una realidad más allá de esta realidad inmediata. Esta es una operación interior. Por eso la noche es una operación que se hace solo, como nacer.

 

El fuego, como el dolor intenso, te aísla y te deja solo, o quizás es lo que sucede cuando te aíslas entre prejuicios, entre juicios o entre quejas. La noche, o sea soñar la abundancia para los demás y en ocasiones especialmente para tus enemigos, te reconecta de nuevo.

El fuego sirve para trasformar, para trasmutar, es una operación interior, digestiva.

Hablar es exterior, es algo externo, hacia fuera, soplas hacia fuera. Lo blanco es hacia fuera y lo rojo también, porque ocupas un lugar real no mental, pero lo azul es interno.

Comer es hacia adentro.

Pero lo que dices, lo blanco, corresponde a lo que antes has pensado dentro sin que nadie te oiga. Solo por eso son ocultos entre sí lo azul y lo blanco. Están unidos.

Realmente el azul es prioritariamente el autentico oculto del blanco.

La vocación del blanco no es oculta sino hacia fuera.

El blanco muestra lo oculto y cualquier problema relacional se trata desde los sellos azules.

Pero lo rojo, la forma, tiene también su oculto, que es su programa, en el humano, su programa genético.

La semilla y todos los sellos amarillos son el programa oculto  de los sellos rojos.

Después de nacer rojo, hablar blanco, pensar azul, aparece la conciencia sobre ti, que es amarillo.

Semilla amarilla es tu programa, pero amarillo es madurar, la expansión, porque madurar es completar el programa, llenar todo el programa de realidad, realizar todo el programa, porque a medias no sirve. Por eso los problemas físicos, corporales, se tratan desde los sellos amarillos.

Los problemas genéticos, o sea del programa, o sea amarillos, se tratan desde lo rojo, y los azules, o sea todo lo que no tragas, se tratan desde lo blanco, o sea desde el amor,  trabajo perfecto.

El sello del Perro (7/6/2012)

 

El sello del PERRO expresa en el Tzolkin el amor incondicional y la primera vez que aparece es como sello diez, que significa lo perfecto, perfección, de modo que su presencia en el programa inicial representado por la primera onda ya nos informa de que el amor incondicional es lo perfecto, la perfección, por lo menos en esta dimensión.

Otra cosa es dotar de contenido esa información, o sea saber qué es amor incondicional. Pero incluso desde la tercera dimensión más egótica e insolidaria, el amor solo lo podemos asociar a paz, tolerancia, respeto, colaboración y cosas así con las demás personas. De modo que la propuesta desde el Tzolkin es que lo perfecto no es que todo sea tuyo, ni que tu seas el mas poderoso, sino que la perfección está en la relación que mantienes con los demás.

Si nos olvidamos de la alegría y también de la salud y solo valoramos lo perfecto por la cuenta corriente, tal vez parezca errónea la propuesta del Tzolkin de considerar lo perfecto como amor incondicional, pero en cuanto incluimos en la valoración de lo perfecto el mundo de las emociones y de la salud física, encontramos que efectivamente las personas que tienen que vivir sin paz o sin amor o sin respeto, o en conflicto permanente con su entorno, viven con mas desgaste físico y con merma de su salud, entrando incluso estas condiciones a alterar la información genética.

También las personas abusadoras y maltratadoras viven sujetos a toda clase de alteraciones psíquicas y lejos de la alegría, por grande que pueda ser su poder.

Por el contrario la mujer que es por naturaleza más tolerante, colaboradora y emocional, es estadísticamente bastante más longeva, por lo menos en nuestras sociedades judeocristianas.    

 

Pero hablar del PERRO en el Tzolkin únicamente como amor incondicional o perfección es un poco demasiado esquemático, aun siendo valido.

El perro está asociado al mono, que es su oculto, y siendo el mono  lo que expresa la alegría esta claro que también hay que hablar de alegría, porque no es posible hablar de amor sin alegría.

Pero ya lo hemos dicho antes de otra manera: no hay perfección sin alegría y sin salud, porque tampoco hay salud sin alegría.

 

Pero hay otro valor asociado al perro –amor y es su valor vibracional y como puerta de acceso a dimensiones superiores.

El amor, o sea el perro, es como un espejo, pero un espejo como el de Alicia en el País de las Maravillas, o sea el acceso a otra realidad.

El perro ocupa justamente la horizontal 10 y es un final, porque la horizontal 11, o sea la que sigue a la 10, ya no continúa  sino que refleja. Aparecen los ocultos en una relación especular, siempre sumando 21, donde el 10 es el 11, el 9 es el 12, el 8 el 13, el 7 el 14, el 6 el 15, el 5 el 16, el 4 el 17, el 3 el 18, el 2 el 19, y el 1 el 20.

Es decir el amor es el fin del mundo, por lo menos del plano, y se puede vivir en un mundo plano descubriendo que eres más feliz y tienes mejor salud y hasta prosperidad cuanto más pacifico, tolerante, respetuoso, solidario y cosas así seas y enseñes a tus hijos. Pero si el intento es hacia el amor y además incondicional, a lo que te aproximas es al final de un mundo plano y el comienzo de la elevación, o sea a las puertas de otra dimensión, y en seguida aparece más gente.

No estamos solos en el intento.

El perro, horizontal 10, y el mono, horizontal 11, son lo mismo, como ocultos que son, y ocupan la línea del horizonte.

El horizonte es la frontera del cielo, y ese es el lugar del perro.

El perro en los castillos está en el cuarto castillo, cuya característica como color según el sistema de cuatro colores del Tzolkin, sería el amarillo y quizás a este castillo se le podría llamar el castillo amarillo del amar, porque está ocupado, por supuesto intencionadamente, por LA TIERRA, o sea la madre tierra, nutridora como madre y ejemplo de amor, como madre onda trece; por EL PERRO, o sea el amor incondicional, onda catorce; LA NOCHE, cuyo lema es soñar la abundancia para los demás, lo cual es una actitud totalmente amorosa, onda quince; y EL GUERRERO, onda dieciséis, final del castillo y que le da el color amarillo, significando maduración, y la maduración significando máxima expansión .

Los castillos están construidos sobre el esquema del tetraedro, que es un poliedro de cuatro lados donde uno es la base de los otros tres, que son el volumen, de modo que es un cuatro, hecho de tres +uno.

Tres similares y uno que les une, en este caso el guerrero, que es el cuarto y les une tiñéndoles de su color amarillo. Eso quiere decir que el perro le da a ese castillo su valor emocional, que es el amor incondicional, y el guerrero le da su valor evolutivo, que es que el amor incondicional es la expansión del ser real de la persona; el amor es una fuerza expansiva que te hace ser más real, es la fuerza que te hace ser tu mismo –sello 4- plenamente y solo siendo tu mismo plenamente estás vivo plenamente.

El amor es la plenitud.

Solo siendo tu mismo plenamente estás vivo plenamente y solo estando vivo plenamente puedes estar en el cielo, que es vida plena.

De modo que el amor, sello 10, el perro, es perfección, porque es plenitud , vida plena , y es acceso al cielo.

 

Hoy para nosotros es como una escenificación de cómo actúan las energías de los sellos, del psicrono, del oculto, de las ondas, de las ondas del oculto, de los propósitos y de los colores.

La luna en las columnas (6/6/2012)

 

La LUNA, la primera vez que se presenta en el Tzolkin, o tal vez es presentada, es como luna solar, o sea luna 9, porque el tono 9 es llamado solar y es un tono de poder, de fuerza junto con el tono 5. Esta fuerza proviene de dimensiones superiores, o sea no es de nuestra dimensión, que es una dimensión temporal, sino de una dimensión más allá del tiempo y más allá de nuestros criterios, que son más bien de supervivencia y de carencia.

La fuerza de los tonos 5 y 9, así como el propósito tono 1 y la consecución del propósito o sea el éxito, tono 13, proviene directamente de lo que llamamos Big Bang, un poco como hacen los niñ@s pequeñ@s cuando balbucean porque no saben hablar, sino que están aprendiendo o sea intentándolo.

O sea que Big Bang es un término como lactante, donde el placer de vivir proviene un poco de la abundancia.

Abundancia amorosa láctea. Láctea como la Vía, o sea como la Vía Láctea, que es como decir el cielo, lo celeste en el tiempo de la luna.

Cuando la luna es luz se ve la Vía Láctea.

¿Qué término podemos decir, o qué término queremos elegir para expresar que la Vía Láctea en el cielo es el Camino de Santiago  en la Tierra?

Podemos decir “curiosamente” la Vía Láctea es el Camino de Santiago, o “casualmente”, o “extrañamente”  la Vía Láctea es el Camino de Santiago, o cosas así,  pero creo que lo más adecuado semánticamente, o sea lo más verdadero respetuosamente sería decir algo como “MARAVILLOSAMENTE la Vía Láctea en el cielo es el Camino de Santiago en la Tierra”, porque maravillarse es ver con admiración y admirar es “contemplar con estima o agrado algo que llama la atención por extraordinario”. Y contemplar amorosamente lo real es básico para poder acceder a dimensiones superiores de la vida, porque la vida es maravillosa o sea admirable.

 

Esta fuerza Big Bang en idioma lactante podría ser traducible en términos serios a fuerza de la Creación o, en terminología religiosa, ser equivalente a la fuerza creativa de Dios. Pero quizás aquel mendigo loco del Tarot que levanta la cabeza impulsado por el perro-amor como arcano cero, cuando finaliza su Tzolkin de arcanos, o sea si le atribuimos a cada arcano el valor de una onda, sería similar a transitar las ondas del 1 al 20. De modo que el loco arcano cero trasmutado en el triunfo como arcano 21, normalmente llamado el mundo, realmente triunfo o realidad, le llamaría maravillosa fuerza amorosa de la vida o maravillosa fuerza amorosa del ser siendo.

 

Esa fuerza amorosa de actividad constante es presentada en el Tzolkin Tipo en la primera onda, como serpiente, sello 5 de fuerza y onda 9 también de fuerza, y como luna, sello 9 de fuerza y castillo 5 que es el castillo verde, también de fuerza porque es esa fuerza la que lo realiza. No es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang. Y esa es la garantía del éxito.

De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a serpiente o energía vital, kundalini y a luna, agua, emoción.

Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.

La serpiente es el sello 5 y la luna el 9, pero la serpiente se va a convertir en luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.

 

La luna en su presentación en el Tzolkin por primera vez, en la COLUMNA UNO, se asocia con lo solar, tono 9, de modo que todo lo solar es también luna. Lo gracioso o maravilloso del metalenguaje  es que solar une sol, pero también tierra.

Un solar es una tierra, o sea un suelo, lo sólido, un sitio donde edificar, donde vivir, pero también es la luz del sol, de modo que las emociones son el suelo del cielo, o sea lo sólido, o sea donde tu eres más real, o sea donde tu eres real.

Merece la pena buscar y vivir la emoción. 

 

La luna en la COLUMNA DOS, que es como hablar del regalo, se presenta como 3, servicio. Pero como la luna en la COLUMNA TRES se presenta como 10, es decir como la perfección y el amor, de alguna manera quiere decir que en la luna, entregándote como servicio encuentras un regalo, que es degustar el amor.

La COLUMNA CUATRO, que es la columna del cómo, está ocupada por la luna 4, o sea emocionalmente, o sea como el agua. Pero además es un portal; actuar escuchando tus emociones es un portal y lo que va a dar poder a esas emociones, representado por la COLUMNA CINCO, es lo que expresa el tono 11 de liberación, que es precisamente una liberación visceral asociada al tono 3, porque el tono 11 está siempre asociado al 3 en su oculto, o sea de nuevo el servicio libremente.

La luna de nuevo en la COLUMNA SEIS es también un portal, porque toda la columna 6 es una columna de portales, y de alguna forma es lo que significa esta columna.

Y ahí nos vuelve a situar en esa fuerza Big Bang, o sea la fuerza del agua, la fuerza de Bruce Lee: “se como el agua, amigo” o “be like water, my friend”.

 

En la COLUMNA SIETE, que expresa canalización, se ve que la luna, la emoción, el agua, lo que facilita es la colaboración con todo lo existente, porque ahí está la luna 12. La columna de la integridad, COLUMNA OCHO, expresa cómo el comportamiento íntegro de la luna es enlazar, unir, abrir nuevos mundos a través de enlazar, porque ahí está la luna 6. La integridad de la luna es enlazar, abrir puertas.

 

La COLUMNA NUEVE, vuelve a hablar de la fuerza Big Bang, pero transmutadora. Es la luna transcendente, la luna 13. Y la COLUMNA DIEZ, de perfección, nos vuelve a recordar que la luna, la emoción, es una actitud sin ego, porque habla de la luna 7.

La luna, en la COLUMNA 11, es el propio propósito y el comienzo del castillo verde.

 

El tono 11, de la COLUMNA ONCE, habla de una liberación visceral. Y una liberación visceral significa una sensación que es de liberación, porque la liberación supone un gozo, y es visceral porque tiene recurso a dimensiones más allá de la pura lógica. Lo visceral es como leer con los ojos cerrados: todo fluye, todo aparece y es totalmente liberador y placentero. Gracias luna.

En la COLUMNA DOCE, de colaborar con todo lo existente, lo que encontramos es la luna íntegra, luna 8.

Y en la COLUMNA TRECE está la luna 2, en la onda de la estrella, gozando de la expansión, de la madurez, de la iluminación, como un regalo.

La estrella por columnas (5/6/2012)

 

La ESTRELLA, la primera vez que se presenta en el Tzolkin en la primera columna y primera onda, es asociada al tono ocho, que también es la primera vez que es presentado. De modo que estrella, o sea la armonía, y ocho, o sea integridad, aparecen a la vez, y por ello contienen un significado de alguna manera intercambiable conceptualmente y que al mismo tiempo se refuerza mutuamente.
La estrella precisa integridad y la produce, tomada como propósito o como intento.
Igualmente la integridad solo es posible en armonía, la armonía de la belleza y de la ética. Y también la integridad produce armonía.
Podemos considerar toda la primera onda y toda la primera columna como un despliegue de propósitos. Como un programa de propósitos, y entonces sucede que el propósito intrínseco de la estrella es la integridad.
Pero es que la estrella, además de significar armonía, ética, estética, significa sociedad celeste.
Es decir la estrella es una invitación a un party celeste, a una fiesta, celeste, solo que es imprescindible la integridad.
En quinta dimensión solo hay gente maravillosa y solo suceden cosas maravillosas, pero las cosas maravillosas vibracionalmente solo son compatibles con la integridad.

Tzolkin es un libro, un mensaje en un sistema diferente, pero él mismo te guía a la comprensión. Es pura tecnología amorosa basada en la comunicación, o sea viento-espíritu.
Puedes leer cada sello y cada vez será más comprensible si te interesa, porque se hará más comprensible si te interesas.
La estrella se presenta como integridad en la PRIMERA COLUMNA. O sea el propósito de la estrella es recordarte o reforzar tu integridad, pero en la SEGUNDA COLUMNA, la estrella se presenta como tono dos.
El tono dos es el desafío, pero en realidad es un regalo.
Sucede que en toda la columna dos solo existe un sello que presente el tono dos y es la estrella, de modo que estrella es el único tono dos de la columna dos que representa al tono dos, porque las columnas expresan los tonos, son similares, de modo que el auténtico tono dos, el regalo, es la estrella.
La integridad es el regalo
La integridad es el regalo

En la COLUMNA TRES aparece estrella nueve. El tono 9 y el 5 dan fuerza al propósito con una energía que viene de dimensiones superiores, de modo que la columna tres, que hablaría de servicio como el tono tres, en la estrella nueve manifiesta cómo el servicio desde la integridad es favorecido desde dimensiones superiores.
En la COLUMNA CUATRO, que como tono significa “cómo lograr el propósito“, lo que aparece es estrella tres, de modo que la respuesta a “cómo lograr la integridad” es a través del servicio. Acabamos de ver en la columna tres cómo el servicio desde el intento de la integridad esta ayudado especialmente desde dimensiones superiores. Simplemente intentándolo se ponen en marcha ayudas desde dimensiones superiores para tu conciencia. Simplemente intentando ser integro se pone en marcha un programa de reparación de la integridad dañada en ti.
Se trata de tecnología amorosa real, solo que invisible, pero que te abre la puerta a lo maravilloso como entrenamiento a lo maravilloso total permanente.
En la COLUMNA CINCO, que como acabamos de decir representa fuerza desde dimensiones superiores al servicio del propósito, encontramos estrella diez.
Diez es la perfección y el amor incondicional, de modo que la perfección de la integridad cuyo contenido es amor incondicional, es ayudado desde dimensiones superiores.
En la COLUMNA SEIS, que es como una puerta, lo que aparece es estrella cuatro, de modo que la autopregunta, la pregunta interior sobre cómo ser más autentico, te abre la puerta a lo maravilloso.
En la COLUMNA SIETE, columna central donde sucede la sanación y la canalización, se sitúa la estrella once. Canalizar sana porque el ego es enemigo de la canalización, y permitir aflorar los contenidos de dimensiones superiores de la vida es un trabajo de limpieza del ego y potenciacion confiada de una realidad solidaria sin enemigos y rivalidades, y esto es sanador.
En la COLUMNA OCHO, o sea columna de la integridad, de nuevo encontramos asociado el contenido de integridad al contenido de ayuda desde dimensiones superiores, por medio de estrella cinco
En la COLUMNA NUEVE, se encuentra estrella doce, siendo doce el tono de la colaboración con la vida, con todo lo que existe, es decir que el impulso a colaborar con todo lo que existe se encuentra favorecido desde dimensiones superiores de la vida. De modo que en las columnas cinco y nueve, que representan tonos de fuerza, se encuentran estrella diez, o sea integridad amorosa, y estrella doce, o sea integridad de colaboración, de modo que esas dos actitudes reciben ayudas especiales, así como la estrella nueve, asociada al servicio de la columna tres, y la estrella cinco, asociada a la integridad. De modo que los tonos de fuerza donde es precisamente una energía de evolución creativa tipo Bigban la que actúa, se manifiesta en relación a la estrella en las actitudes de servicio, integridad, amor incondicional y colaboración con todo lo que existe.
La perfección y el amor incondicional de la COLUMNA DIEZ, contiene estrella seis, pero estrella seis pertenece a la onda de la noche, que es visualizar, ensoñar como colaboración vibracional con lo real.
La noche le aporta a la estrella, o sea a la integridad, y sobre todo al surgimiento de la sociedad celeste, la herramienta que sería el ensueño, o sea la visualización, de modo que ensoñando el cielo ayudas a que se haga más real para todos, porque la estrella habla de una sociedad celeste de humanos de luz.
Las tres columnas que faltan ONCE, DOCE Y TRECE contienen nada menos que la representación del tono 13 la trascendencia, del tono 7 la canalización y también el cielo, y del tono 1 el propósito, como onda de la estrella.
Estrella 13 aparece en la columna 11, significando como tono el 11 liberación, respondiendo a la pregunta ¿cómo puedo liberarme y dejarme ir? Pero resulta que estrella trece es justamente el sello último antes de iniciar el castillo verde, de modo que llegar a la trascendencia de la integridad es una liberación y entonces te puedes dejar ir, gozar, que es un poco lo que significa el castillo verde.
La columna 12 de colaboración muestra como esa colaboración desde la integridad de la estrella es una canalización, una colaboración con lo celeste.
Y estrella uno, en la columna trece, es la onda final del Tzolkin, mostrando cómo el propósito de la estrella es la iluminación.

 

24 de enero de 1974 (3/6/2012)

 

El 24 de enero de 1974 es enlazador 7, que pertenece a la onda del sol.

En su simplicidad, en su absoluta simplicidad, en la total simplicidad del Calendario Maya, se encuentra algo simplemente complejo, como corresponde a la vida, que al fin y al cabo es un entramado de conexiones múltiples; es un telar.

El 24 de enero de 1974 es enlazador 7, de la onda del sol. El propósito es completar o realizar la iluminación. Y ese propósito es CANALIZADO a través del enlazador. Siempre todos los enlazadores son canalizadores de la luz. Todos los momentos enlazadores tienen vocación de canalizar la luz: los días enlazadores, los años enlazadores, los Tzolkin enlazadores, canalizan la luz.

 

El 24 de enero de 1974, José Arguelles era enlazador 7, porque nació un 24 de enero de 1939, mono 11, de la onda del dragón.

Hoy, día 3 de junio de 2012, estamos en la onda del dragón, en un día enlazador, vibrando en el calendario maya, porque su afinidad nos embelesa. Cómo no decir “gracias Arguelles”, por abrir esa puerta. Y gracias hermanos, hermanos mayas, aztecas, toltecas, incas. Gracias.

 

El año 1974 para José Arguelles era un año enlazador 7 de la onda del sol, pero cuando él nace el año de todos es semilla 7, porque el año que comienza el 26 de julio de 1933 y que dura hasta el 25 de julio de 1934, es semilla 7, de la onda del espejo. Es decir que Arguelles nace en un sello blanco, en un año cuyo propósito es blanco, cuya función es realizar un nuevo nacimiento. El espejo 1 es el inicio de un nuevo nacimiento transcendente, porque el perro 13, de la onda del espejo, es justamente el centro del telar, unido a su oculto el mono 1, que es justamente el Psicrono de Arguelles. Pero a nivel de las ondas, todo el centro del telar son los 26 días que ocupan las ondas 10, espejo, y 11, mono. Y estas dos ondas son las del Psicrono de Arguelles.

 

La información del año es una información similar a la información que contienen los castillos 1 y 5, y la información del día en que naces, es una información relacionada con el castillo 3. Hay una similitud comprensible y accesible a través de la analogía para cualquier persona. Naces, y la vida te está esperando. La vida es lo representado por el castillo verde y el cielo, solo que lo representado por el castillo verde y el cielo, castillo 5, éter, se agacha, se hace chiquitito, se hace pequeño, balbuciente, en el castillo 1 del surgimiento de la forma. Porque el castillo 1 balbuciente, como tonto, como esos mendigos y esos seres dolientes que se acercan a ti para que salga de ti lo mejor, es el cielo. Solo que el cielo es incomprensible hasta que se produce el nuevo nacimiento; incluso puedes pensar que es indeseable y que son simplemente engaños, y que lo mejor es la pasta.

El nacimiento, tu fecha natal, es como el centro del Tzolkin, UN ACONTECIMIENTO TOTAL, y donde naces es en el cielo, solo que todavía no te das cuenta.

 

José Arguelles, que nace el 24 de enero de 1939, en 1974 es enlazador 7 de un año semilla 7, de la onda del espejo, es decir que cuando se abre un año de experiencia vital, de canalización blanca, o sea amorosa, de la luz, en un año de canalización madura (amarilla, como semilla 7), cuyo propósito es llevarte amorosamente a un propósito transcendente, es cuando se produce canalizadamente la apertura de esta información para todos los seres humanos.

Es un año semilla 7 para todos, y es un año semilla 7 para Arguelles, enlazador 7. Arguelles nace en un año cuya onda del año es tormenta, porque el año 1938 es luna 11 de la onda de la tormenta. El escenario del año, el propósito en que nace Arguelles, es que se produzcan grandes transformaciones, y el momento en que nace Arguelles es un momento donde está comenzando un año nuevo del calendario de la era común y un Tzolkin nuevo: es el mes de enero y la onda del dragón. Posiblemente Arguelles actúa con la vibración del 11, que es la de liberarse a través de cumplir con su misión, y eso nos explica que esa era la misión de Arguelles, y que fue feliz cumpliéndola. Eso es lo que manifiesta el tono 11 del año y del nacimiento, que siempre es un 3 en el oculto, o sea en el interior.

Pero por otro lado el Psicrono es muy imperativo, y en un año en que está activa la onda de su psicrono, es cuando él se pone en marcha, porque la onda del espejo es la onda asociada al mono 1, es decir que Arguelles era en el psicrono perro 1 y mono 13.

 

Hoy para nosotros es como una escenificación de cómo actúan las energías de los sellos, del psicrono, del oculto, de las ondas, de las ondas del oculto, de los propósitos y de los colores.

Ocupar la Vida (3/6/2012)

 

Amar la vida en un día enlazador, o sea con desapego:

OCUPAR LA VIDA.

Hoy me siento poeta, sólo que de la libertad.

Como un cojo que dice: estoy cojo, ¿BUENO Y QUÉ?

Me encanta estar vivo.

Otro día cerraré los ojos y ya no veré más esta realidad, pero hoy me encanta estar vivo.

Hoy me siento poeta, sólo que de la libertad.

Si yo fuera un toro me gustaría serlo de lidia y quizá morir en la plaza, pero vivir toro y correr por el campo.

Odio los establos donde GORDAMENTE ESTÁS AMARRADO A LA SEGURIDAD del "come-come", "dinero-dinero", "come-come", "dinero-dinero"

No me importa morir.

Sí me importa vivir.

OCUPAR LA VIDA.

 

Los sellos blancos son sellos de amar y a las personas que nacen en un sello blanco les interesa lanzarse de cabeza al agua del amar. O sea, AL AGUA DE LA MAR.

El agua de la mar es agua salada y los seres humanos sólo somos compatibles con el agua dulce, pero nuestro interior es agua salada. Por eso las personas que nacen en un sello blanco están totalmente conectadas al amor, como puede ser el perro - pero todos los demás también -, y a una sabiduría que viene de más allá de la vida, como puede ser el viento - pero todos los demás también-, y a una empatía como puede ser el espejo - pero todos los demás también-, y a una sabia maestría de querer aprender, como el mago - pero todos los demás también-, y una capacidad potente de abrir la puerta a la vida, como el enlazador - pero todos los demás también-.

Es importante reconocer que el dragón, o sea la luz en su descenso a la forma, o sea el dragón-sol, viene acompañado en su interior, y su interior tal vez sea el corazón pero en todo caso en su interior, por los sellos amorosos blancos, que también son desde su oculto los tremendos sellos alquímicos de la transformación, azules.

Porque los sellos blancos son azules, y los blancos, son azules, en un lugar oculto como puede ser también oculto el lugar donde está el corazón.

Azul y blanco. Gracias azul y blanco.

 

A modo de resumen (2/6/2012)

 

A modo de resumen o de índice, aunque tal vez nos pasamos un poco con algunos comentarios más extensos (2/6/2012).

 

Sobre los sellos hay algo que a las personas interesadas en el diálogo maya les conviene considerar, para extraer sus propias conclusiones.

Los sellos tienen una presentación como SELLOS, que los numera del 1 al 20 y también una presentación como PROPÓSITO, donde la numeración es diferente.

La presentación de los sellos como sellos, los numera del 1 al 20 y es lo que constituye la primera columna.

Y la presentación de los sellos como propósito, también los numera del 1 al 20 aunque en un orden diferente, es decir como ondas, porque el propósito es el inicio de una ONDA donde van a aparecer los TONOS.

A su vez, tanto los sellos como las ondas pueden agruparse de cuatro en cuatro. Cuando los sellos se agrupan de cuatro en cuatro, lo hacen siguiendo el orden de los COLORES: rojo, blanco, azul y amarillo.

La agrupación de las ondas de cuatro en cuatro, da origen a los CASTILLOS, siendo la numeración de los castillos del 1 al 5, donde aparece un quinto color que es el verde.

Podría haber una numeración de los castillos del 1 al 20, de la misma forma que en los sellos, pero para eso necesitamos 4 TZOLKIN, o sea un periodo de 1.040 días, que son aproximadamente 2 años, 10 meses y 5 días,  pero que también permitiría seguir el orden de los colores y hablar de un Tzolkin blanco, un Tzolkin rojo, uno azul y otro amarillo.

 

En la presentación de los sellos del 1 al 20 se pueden tomar los sellos de uno en uno y encontrar que cada uno tiene un contenido individual y propio, que es el que le conviene a la persona encontrar asociado a su fecha natal, para reconocerse. Reconocerse es básicamente la primera tarea, y ya supone muchas veces muchas modificaciones sobre ti.

 

En un segundo nivel estos mismos 20 sellos, en el mismo orden, también contienen una información por ser la primera vez que aparecen, o sea formando un bloque con un contenido específico como primera COLUMNA, de modo que el valor de cada sello se convierte en algo diferente en cada columna.

También considerando a cada sello por separado encontramos una explicación para que ese sello aparezca en cada columna asociado a un tono diferente. Y es el ritmo en que aparecen los tonos el que contiene algo extra para quien se sienta motivado a ahondar a ese nivel.

Volviendo a la primera columna, es en sí un programa y una profecía, es decir es una propuesta y también nos habla de algo que va a suceder y que, además, está sucediendo.

De modo que además de haber una información sobre ti por tu sello conviene conocer la propuesta general.

 

También los sellos aparecen con un color y el color siempre se presenta en el mismo orden. Hay una información asociada al color. Esta información asociada al color, convierte a los 20 sellos en 4 colores, conteniendo cada color 5 sellos, con algo que los unifica y une. De modo que los colores en relación a los 20 sellos son 4. Y en este nivel aportan una información similar a la que aportan los elementos en la astrología, es decir el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.

 

LOS CASTILLOS:

 

La presentación de los sellos como ondas, da origen a los castillos, y con los castillos, que son 5, va a aparecer un quinto color, lo cual convierte a los sellos en algo que tiene un color del 1 al 4, pero que a su vez está dentro de una estructura donde hay 5 colores. Y estos 5 colores son similares a lo que expresan los sólidos platónicos, donde el color verde representa al éter y los demás son los mismos: rojo-tierra, blanco-agua, azul-fuego y amarillo-aire.

Cada uno de los 5 apartados está compuesto por los 4 colores primeros, pero como hay 5, va a suceder que en el primero, que también es rojo, solamente va a haber un sello rojo, uno blanco, uno azul y uno amarillo; en el segundo, que es blanco, también va a haber solamente un sello blanco, además de uno rojo, uno azul y uno amarillo; en el tercero, que es azul, también va a haber un sello azul, además de uno rojo, uno blanco y uno amarillo; en el cuarto, que es amarillo, va a haber únicamente un sello amarillo además de uno rojo, uno blanco y uno azul; y en el quinto, que es verde, no va a haber ninguno verde, porque uno es rojo, otro blanco, otro azul y otro amarillo, pero en realidad todos son verdes, de modo que hay un rojo-verde, blanco-verde, azul-verde y amarillo-verde.

Y lo mismo sucede en todos los otros  grupos de la secuencia de 5, o sea los castillos: el primero convierte a todos en rojo, con lo cual hay rojo-rojo, blanco-rojo, azul-rojo, amarillo-rojo; en el segundo hay rojo-blanco, blanco-blanco, azul-blanco y amarillo-blanco; en el tercero hay rojo-azul, blanco-azul, azul-azul y amarillo-azul; y en el cuarto, rojo-amarillo, blanco-amarillo, azul-amarillo y amarillo-amarillo.

 

 

LA FAMILIA:

Si miramos qué une al rojo-rojo, blanco-blanco, azul-azul, amarillo-amarillo,  vemos que eso constituye la familia del dragón. Y entonces resulta que esto nos presenta una nueva información, que no proviene ni del sello, ni del orden de los sellos, ni del sello como propósito, ni de la columna, ni de la línea horizontal, ni del color, ni de los castillos, sino que proviene de la presentación de los 20 sellos en forma circular, y en cada sello aparece un punto cardinal, con un ritmo de 5, formando una cruz sobre ese círculo.

 

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos, y las familias de los sellos son la experiencia que cada persona tiene que vivir para reconocerse: 52 experiencias.

Los sellos que forman esa cruz pueden aparecer en 52 posiciones diferentes.

Entonces, el nacimiento en un sello concreto te otorga también como profecía y como propuesta, una secuencia de 52 posibilidades, que se inicia el día que tu naces y eso conviene también encontrarlo para poder reconocerte.

 

LA CUARTA Y LA QUINTA DIMENSIÓN:

La presentación de los sellos como sellos está asociada a los 4 colores, y la propuesta de los sellos como ondas está asociada a los 5 colores.

Los colores tienen que ver con dimensiones de la vida, y la propuesta de 4 colores, que te hace saber quién eres y te ayuda a reconocerte, te introduce en la cuarta dimensión, mientras que el conocimiento de la presentación de los sellos como propósito, es decir de las ondas, donde aparecen 5 colores, te presenta cómo transcender la cuarta dimensión. La presentación de los sellos te ayuda a entrar en la cuarta dimensión, y el trabajo en las ondas, a transcender la cuarta dimensión y entrar en dimensiones superiores. Incluso, aunque no tiene gran sentido, podrías tal vez como un juego, continuar la progresión de los 5 castillos y ver qué hay más allá.

En ese caso podrías enumerar los 5 castillos siguiendo las ondas, de manera que el primer castillo, castillo rojo, también sería el castillo del dragón; el segundo, castillo blanco, sería el castillo del mago; el tercero, sería el castillo de la mano; el cuarto, el castillo del sol; y el quinto castillo sería el del caminante del cielo.

El castillo verde, que asociamos con el éter sería el castillo del caminante del cielo, pero el sexto castillo sería el castillo del enlazador; el séptimo, el castillo de la tormenta; y el octavo, el castillo del humano.

Darles un contenido a estos castillos es una tarea posible, pero hoy la tarea real es dar contenido a los 5 primeros castillos.

 

LOS OCULTOS:

Otro elemento fundamental asociado a los sellos es el conocimiento del oculto de tu sello.

El oculto de tu sello es el resultado de un doble espejo, donde lo de arriba y lo de abajo se reflejan mutuamente, y lo de la derecha y lo de la izquierda se reflejan mutuamente, en el Tzolkin de 260 casillas.

De modo que lo que está arriba a la izquierda, por ejemplo la casilla 1, se va a ver reflejado abajo a la derecha, es decir en la casilla 260, que es la última.

 

El doble espejo es también una cruz.

Esto hace que en los colores aparezca esa misma relación, de modo que los sellos rojos y los amarillos generan ocultos entre sí, y los sellos blancos y los azules, entre sí.

 

Igualmente hay una estructura similar con las ondas, donde quedan unidas en ti la onda de tu sello natal y la onda de tu oculto, y que también conviene conocer. Además de estar unidas en ti, estas ondas están unidas en el Tzolkin, donde aparece un centro  formado por perro 13 y mono 1, que son ocultos entre sí, y que es la máxima cercanía de los ocultos en un Tzolkin.

También las ondas expresadas por los castillos convierten al castillo 1 y 5 como ocultos entre sí, lo mismo que el 2 y el 4. Y de nuevo vuelve a aparecer un centro ordenante, en este caso ocupado por el tercer castillo.

Los sellos ocultos, ondas ocultas y castillos como ocultos muestran que algo exterior está unido con algo que no se ve, pero que en realidad son lo mismo. De modo que más allá de la apariencia hay algo que une y que también expresa cómo dentro del ser humano, más allá de una aparente desorganización de intenciones, hay algo que lo une, tal vez oculto, y que forma parte del aprendizaje reconocerlo.

Dentro del Tzolkin como símbolo en sí, también hay una información mostrada por el propio dibujo negro sobre blanco, que conforma el Tzolkin. Las casillas negras son portales dimensionales, y otorgan a las personas que nacen ahí unas tareas específicas como portales. Y, en el transcurso de los días, cada vez que estás en uno de esos días ocurren situaciones donde están más cerca los bordes de las dimensiones y las vivencias se tiñen de esa intensidad que favorece la evolución y la apertura de la conciencia.

 

Hay una diferencia notable entre los bares y la felicidad (1/6/2012)

 

Una bella imagen, sin duda que por bella, es cuando menos, “bonita”, o sea que parece agradable. Y sin embargo si no eres imagen, o sea foto, o sea dibujo, sino persona, tal vez se convierta, como experiencia subjetiva, en algo horroroso.

Para un humano, lo bello sí es bello, pero la inmovilidad  si se prolonga puede ser una tortura.

Por eso agradezco personalmente en estos momentos que la tarea sea la de llenar de contenido todas las posibilidades del ser human@ y no la de llenar de contenido todas las posibilidades de la imagen.

Creo que es más divertido. Estar vivo es más divertido que parecerlo.

Pero también creo que no llenarlas, no conseguir hacer reales todas las posibilidades del ser human@, o sea no estar en el intento de lo real, es muy aburrido. Prefiero no pensar en ello; mejor aprovechar la oportunidad.

Es el momento del presente. Es el momento de ocupar la vida.

 

OSAR, como sanación del miedo. Se trata de osar, o sea atreverse.

Atreverse  deshace la apariencia y permite aparecer la realidad.

El intento es una energía y para el ser humano, encontrar qué cosa hay detrás de esa energía que viene de fábrica ya instalada en muchas ocasiones, es el inicio de llenar de contenido todas las posibilidades del ser humano.

Y muchas veces detrás del intento viene la sanación.

Todo esto es como hablar de los sellos azules, o sea del fuego, de la transformación.

 

Osar  es el MONO, pero el mono es nada menos que el centro del telar.

El mono, el nuevo nacimiento, es el centro exacto del telar maya, o sea del Tzolkin, pero es también un comienzo.

El metalenguaje quiere, y así lo presenta, que se considere comienzo al dragón y por ello hay una tradición maya que hace comenzar el Tzolkin con el sello dragón, como los mayas de México.

Pero el metalenguaje quiere presentar también como comienzo al mono, y así hay toda una tradición representada por los mayas de Guatemala, que consideran como inicio al mono.

De nuevo los gemelos. Otra vez la dualidad. Otra manifestación de la realidad como algo dual que quiere ser integrado. Unir los trozos. T y Q.

Un comienzo asociado a lo sólido, a esa generosidad de lo celeste que, como Jesucristo,  se encarna, toma forma, entra en la manifestación como muestra de solidaridad, de incondicionalidad solidaria. Lo sólido lleno de luz, la luz sólida.

Lo sólido luminoso me hace acordarme de que “argos” es luz y Arguelles es originario de argos, como significado. Gracias, metalenguaje.

Otro comienzo asociado al fuego, o sea a la combustión, lo sin forma, pero también a lo que está permanentemente haciendo aparecer lo nuevo a partir de lo viejo.

 

Esa es otra característica de lo representado con los sellos azules, concretamente lo significado por la TORMENTA.

Tormenta es resucitar, reinventarse, renacer. Es una transformación instantánea y esa es una característica de lo representado por el fuego.

Dragón como inicio es como un surgimiento de la nada, como el inicio inicial, pero mono es como el surgimiento en algo, como una nueva explicación de la realidad, pero la realidad ya esta.

El mono es el centro, está en medio de todo y como oculto, el perro también. 

Dragón está en un extremo, inicia la cosa, pero como oculto, el sol ocupa el extremo final, de modo que dragón –sol  contienen la realidad.

Mono – Perro está en medio de todo, está envuelto por la realidad, abrazado amorosamente.

Dragón – Sol abrazan amorosamente la realidad.

 

Mono - Perro es la experiencia subjetiva. La experiencia subjetiva construye la realidad, destruyendo la apariencia y el juicio. El juicio te impide vivir, te aleja de la vida.   

 

Una bella imagen (30/5/2012)

 

Una bella imagen, sin duda que por bella, es cuando menos, “bonita”, o sea que parece agradable. Y sin embargo si no eres imagen, o sea foto, o sea dibujo, sino persona, tal vez se convierta, como experiencia subjetiva, en algo horroroso.

Para un humano, lo bello sí es bello, pero la inmovilidad  si se prolonga puede ser una tortura.

Por eso agradezco personalmente en estos momentos que la tarea sea la de llenar de contenido todas las posibilidades del ser human@ y no la de llenar de contenido todas las posibilidades de la imagen.

Creo que es más divertido. Estar vivo es más divertido que parecerlo.

Pero también creo que no llenarlas, no conseguir hacer reales todas las posibilidades del ser human@, o sea no estar en el intento de lo real, es muy aburrido. Prefiero no pensar en ello; mejor aprovechar la oportunidad.

Es el momento del presente. Es el momento de ocupar la vida.

 

OSAR, como sanación del miedo. Se trata de osar, o sea atreverse.

Atreverse  deshace la apariencia y permite aparecer la realidad.

El intento es una energía y para el ser humano, encontrar qué cosa hay detrás de esa energía que viene de fábrica ya instalada en muchas ocasiones, es el inicio de llenar de contenido todas las posibilidades del ser humano.

Y muchas veces detrás del intento viene la sanación.

Todo esto es como hablar de los sellos azules, o sea del fuego, de la transformación.

 

Osar  es el MONO, pero el mono es nada menos que el centro del telar.

El mono, el nuevo nacimiento, es el centro exacto del telar maya, o sea del Tzolkin, pero es también un comienzo.

El metalenguaje quiere, y así lo presenta, que se considere comienzo al dragón y por ello hay una tradición maya que hace comenzar el Tzolkin con el sello dragón, como los mayas de México.

Pero el metalenguaje quiere presentar también como comienzo al mono, y así hay toda una tradición representada por los mayas de Guatemala, que consideran como inicio al mono.

De nuevo los gemelos. Otra vez la dualidad. Otra manifestación de la realidad como algo dual que quiere ser integrado. Unir los trozos. T y Q.

Un comienzo asociado a lo sólido, a esa generosidad de lo celeste que, como Jesucristo,  se encarna, toma forma, entra en la manifestación como muestra de solidaridad, de incondicionalidad solidaria. Lo sólido lleno de luz, la luz sólida.

Lo sólido luminoso me hace acordarme de que “argos” es luz y Arguelles es originario de argos, como significado. Gracias, metalenguaje.

Otro comienzo asociado al fuego, o sea a la combustión, lo sin forma, pero también a lo que está permanentemente haciendo aparecer lo nuevo a partir de lo viejo.

 

Esa es otra característica de lo representado con los sellos azules, concretamente lo significado por la TORMENTA.

Tormenta es resucitar, reinventarse, renacer. Es una transformación instantánea y esa es una característica de lo representado por el fuego.

Dragón como inicio es como un surgimiento de la nada, como el inicio inicial, pero mono es como el surgimiento en algo, como una nueva explicación de la realidad, pero la realidad ya esta.

El mono es el centro, está en medio de todo y como oculto, el perro también. 

Dragón está en un extremo, inicia la cosa, pero como oculto, el sol ocupa el extremo final, de modo que dragón –sol  contienen la realidad.

Mono – Perro está en medio de todo, está envuelto por la realidad, abrazado amorosamente.

Dragón – Sol abrazan amorosamente la realidad.

 

Mono - Perro es la experiencia subjetiva. La experiencia subjetiva construye la realidad, destruyendo la apariencia y el juicio. El juicio te impide vivir, te aleja de la vida.   

 

La iluminación es ocupar todo el espacio (30/5/2012)

 

La iluminación es ocupar todo tu espacio y ser transparente, dejar pasar la luz del SOL.

Es un estado que se expresa más por lo gaseoso, el AIRE, que por el FUEGO.

La iluminación puede expresarse como “hay luz y tu eres luz con la luz”: no te la quedas, la das, la dejas pasar.

La iluminación es una “maduración”, es decir algo que llega a ser real porque “esa” es su realidad. O sea, la iluminación no se la inventa uno, sino que “la encuentra”. Ella le está esperando. La iluminación te está esperando.

La iluminación es como una piscina llena de agua. No es el agua la que crea la piscina, solo la llena porque la piscina la esta esperando. La piscina ha sido hecha para ese agua;  es el constructor el que hace real la piscina. Es un programa.

El ser humano está hecho para la iluminación, sea esto lo que sea. Cualquier estado intermedio, o no completado, es como una piscina vacía.

Si eres una piscina vacía es casi seguro que no te sentirás muy bien. En realidad una piscina vacía es casi algo peligroso.

 

Lo análogo entre lo expresado por el color amarillo en el código Tzolkin como maduración  y el elemento aire o estado gaseoso de la materia, es la expansión.

Madurar es expandirte hasta ocupar toda tu realidad y el estado gaseoso de la materia, que es lo que se representa como aire en el código de los sólidos platónicos, es la forma mas expandida de la materia.

Pero esa expansión también significa iluminación. Sí, la iluminación es expansión.

Es expansión  porque para el ser humano es un proceso, el final de un proceso que se inicia con su consentimiento, o sea con plena conciencia, y por eso sería una maduración.

Pero también es expansión porque esa expansión es un desapego, una descontracturación, una desagregación.

La materia se expande porque se descompacta, se abre, se separa, pero sigue siendo ella misma.

Es una cuestión de temperatura. Lo sólido es lo más frio y lo gaseoso lo más caliente, pero la materia no cambia.

El ejemplo del agua es muy claro, pero pasa lo mismo con cualquier sustancia, como la gasolina, el vidrio, o incluso minerales. Solo que para licuar los minerales hace falta temperaturas muy altas y para que aparezcan en forma gaseosa, más.

El agua al enfriarse se solidifica como hielo y al calentarse se convierte en vapor, vapor de agua, pero agua. Y lo mismo le pasa a las demás sustancias, que siguen siendo ellas mismas.

El hierro sigue siendo hierro, la gasolina sigue siendo gasolina y el agua, agua, tanto en estado sólido como liquido o gas.   

 

El miedo, la envidia, el sentimiento de carencia, de desvalorización y otros similares no son expansivos y por lo tanto son obstáculos, contrarios a la iluminación. Actúan como obstáculos a la luz.

El ego te hace sólido, es decir, falto de calor y opaco ante la luz.

Te hace un falso sólido, porque lo sólido, como el dragón y todas las ondas rojas, son misiones a favor de la luz, por puro calor de generosidad.

La onda del dragón  pertenece al primer castillo, que representa lo sólido, la tierra,  pero en un sistema de cinco, o sea evolutivo, no de cuatro. Su onda oculta asociada, que sería la de la estrella, está en el quinto castillo, el éter.

Así lo sólido es el éter, que viene solidariamente  a buscarte, a facilitarte el acceso al cielo. Todas las ondas rojas son ondas que actúan desde dimensiones superiores, buscándote.

Pero el ego es una compactación que te hace impenetrable a la luz. En el ego hay falta de conciencia y de amor, y por ello frio, congelación.

Pero la persona expandida, o sea madura, siendo ella misma, o sea con conciencia, deja pasar la luz. No es obstáculo, al contrario, abre camino a la luz.

“Abrid los caminos”. De eso parece hablar Isaías. Abrid camino a la luz.

 

Pero la iluminación no pertenece a lo que se representa como fuego, porque el fuego o sea la combustión, es una reacción química de oxidación donde a partir de una sustancia aparece otra. Por ejemplo la combustión de hidrocarburos hace aparecer agua, CO2 y otras sustancias. Por eso el fuego se relaciona más con los sellos azules y la trasformación, y el aire con los sellos amarillos y la iluminación.

   

Onda del Dragón: del 29 de mayo al 10 de junio

 

Esta es la primera onda, y por lo tanto se convierte en la onda tipo.

El dragón significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo esto. La característica mítica del dragón significa simplemente que esto es así incluso ANTES de que tu lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra.

La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.

Pero nosotros ni siquiera queremos tener razón ni creemos tenerla.  Solamente nos interesa la comunicación, porque sí creemos en la comunicación, como algo fundamental en estos momentos.

Hay palabras que tienen que ser dichas y ellas mismas se encargan de todo a través del diálogo interior. Eso es lo que significa el viento en tono 2.

El tercer sello de la onda primera nos habla del poder de la visualización; nos habla de soñar la abundancia para todos. A esto le da la característica de ser tono 3, que significa servicio. Llega un momento en que lo importante es soñar la abundancia y comprobarlo; comprobar qué sucede en tu interior y en tu exterior, como algo más importante que un concepto.

La experiencia vale más que un concepto.  Y así todo lo demás.

La onda del dragón acaba en el tono 13, que es el caminante del cielo. Esto quiere decir que cuando actúas como un dragón (energía maternal, nutriendo, etc.), vives en el cielo.

Al ser el tono 11 mono, las personas de esta onda se liberan cuando juegan y son espontáneas. La perfección se alcanza con el tono 10 (perro) que es el amor incondicional, y el desafío (tono 2, viento), es decir lo que produce el avance, con la expresión desde el espíritu.

Al propósito del dragón le da fuerza (tono 5, serpiente) cuidar el cuerpo: hacer ejercicio, alimentarse de forma sana, etc. A su vez, limpiar emociones (tono 9, luna), le da fuerza al caminante del cielo (tono 13).

 

La energía del dragón (maternal, protección, nutrición) va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta), a la energía de la estrella, que es de belleza, armonía, ética, elegancia y prosperidad.

Las enseñanzas iniciáticas de muchas culturas lo confirman cuando dicen "quien siembra...recoge": al cuidar, proteger, nutrir, enseñar (energía del dragón), se recibe un beneficio, en forma de prosperidad y armonía (energía de la estrella).

Puede que no tengas lujo u ostentación, pero sí prosperidad (como cuando entras en un bosque que prospera, es armónico, frente a otro que está roto o seco)

Cuando permites a la energía femenina que funcione, estás abriendo tu vida para que sea nutrida. Cuando nutres, habilitas al ser a que te nutra, y entonces vas a tener armonía, incluso a nivel material.