Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA ENLAZADOR DE MUNDOS (15 AL 27 DE NOVIEMBRE)

- Gracias San Agustín, gracias huerto

- Acerca de aprender y amar, o acerca de amar y aprender

- El nombre secreto de la tierra es Cariño

- Energía y Vida (Revisado el 18/11/2011)

- El misterio de la primera columna es la libertad (17/11/2011)

- Expandir la conciencia es fácil, sólo necesitas soñar la abundancia (15/11/2011)

Gracias San Agustín, gracias huerto (20/11/2011)

 

Mucha gente cree que DESEA o QUIERE o NECESITA conocer el futuro.

Pero es el PRESENTE.

Lo que tal vez necesita o quiera es conocer el presente, o sea el momento en que estamos vivos. Desea, necesita o quiere encontrar la vida, actuando, y se proyecta a algo que llama futuro.

Pero el presente es el momento en que estamos vivos. Y si quieres conocer tu futuro, tal vez lo que necesites es conocer tu presente; pero tu presente REAL.

Y para eso muchas veces necesitas pararte y mirar; vaciarte de contenidos que modifican el presente y te impiden verlo.

De modo que cuando alguien desea conocer el futuro como esperando encontrar ahí la vida, lo que está tal vez deseando es volver a estar vivo, porque tiene una conciencia de una intensidad que ahora no tiene.

Quiere saber si le sucederá algo bueno en el futuro, para conseguir paciencia y esperanza mientras llega, o cómo evitar lo malo.

Pero lo mejor es conocer el presente más allá del velo, porque el simple hecho de existir, ya es un éxito. Sólo que hay que estar dentro de ti mismo; eso es lo que significa la tierra.

 

La tierra

La tierra puede ser un vehículo, la tierra-luna; o puede ser un sitio, por ejemplo donde poner asfalto y poner una ciudad, o detrás de un seto descargar tus necesidades; pero también se extiende a través de tu cuerpo, y tu cuerpo también es la tierra. El espejo de la tierra también es tu cuerpo, y el fruto de la tierra también eres tú, cuando lo vives con toda dignidad, porque la semilla eres tu sin esfuerzo.

Y la semilla es el fruto de la tierra.

 

Orto, Horto en latín

Sucede algo muy gracioso con la palabra orto, que es principio, porque es el momento en que empieza el día, pero en Argentina es el final del cuerpo; la frontera exterior no serían los pies sino el orto argentino, la salida.

Y parece contradictorio. Entonces, siguiendo los consejos de los nativos americanos, conviene mirar y seguir pistas ante todo hecho que sorprenda y te interrogue en tu interior “¿qué pasa con esto?”.

Orto tiene un origen o etimología, “parece ser”, en nuestro idioma, griega y latina.

 

En latín hay orto y horto. Orto tiene que ver con salida, oriente, lugar donde sale el sol y horto tiene que ver con huerta, horticultura.

Sin embargo, fonéticamente orto no lo escribes con nada, y curiosamente, si volvemos a mirar el asunto, vemos que en un caso está hablando de la salida del sol, cuando lo pones sin hache, y en otro está hablando de la salida del fruto de la tierra, cuando es con hache.

El sol “sale” en el cielo como los frutos de la huerta salen de la tierra.

 

La agricultura y el sol

De modo que la agricultura y el sol para el ser humano pueden ser lo mismo. Si tienes frío, sientes frío, te encantará el sol; pero si lo que sientes es hambre, si tienes hambre, seguro que te encantará un tomate, un melón.

Más allá de algo limitante, está algo unificante.

No nos sirve de nada decir “lo has escrito mal”. Sólo que quizá te da gusto pelearte mentalmente con alguien que cuando eras niño te decía que tu no sabías nada, y ahora dices, en este presente “sí se”. Pero eso no nos interesa; nos interesa ver el sol como la fruta de un huerto, porque nos interesa ser ese sol y ser esa fruta.

 

Orto en griego

En griego, orto da origen a ortografía, ortodoncia, ortodoxia, y significa recto. Casualmente parece que ese es el sentido por el cual en Argentina, gracias Argentina, ha llegado a llamarse orto al culo, o sea, donde acaba el recto. Es una muestra de ingenio popular enriquecedor.

Pero también es una muestra de que algo más allá habla con nosotros, y tiene sentido de humor y sentido de la paradoja.

En griego, orto es recto, correcto, y finalmente el recto.

Pero resulta, si volvemos de nuevo a mirar, que lo correcto y lo adecuado es justamente que el sol salga y el huerto produzca. Volvemos a encontrar una unificación.

 

El dueño de las palabras es el espíritu; el dueño de los sentidos, de los significados, es el espíritu, el viento, el regalo -porque es el número dos-, el maestro, manitu. Todo es correcto. Nada sobra, y francamente el recto hoy por hoy es imprescindible.

 

Lo correcto e incorrecto

Hay un programa para dejar de sufrir, que es resetear mentalmente y dar la orden de deshacerte de todos los contenidos interiores acerca de lo correcto y lo incorrecto, porque lo correcto y lo incorrecto hacen sufrir inútilmente.

Muchos sufrimientos de las personas provienen de momentos en que se han sentido incorrectos; han sentido incorrecto su origen, su proceder, su cara… Cualquier cosa te puede hacer sentir incorrecto, pero todo eso está más acá del velo.

 

Y es el momento de ocupar tu vida como un acto de amor a la humanidad, y dar la orden simplemente de borrar todas las órdenes que has dado para huir de lo incorrecto.

En ese trabajo, busca imágenes donde te has sentido incorrecto o donde juzgabas a una persona como incorrecta. Y mientras haces este trabajo, cede tu presencia a tu padre, a tu madre, a tantas líneas de antepasados como puedas; SIMPLEMENTE ENUMERÁNDOLOS. No necesitan tener cara y haces, a través de tu presente, una limpieza de su sufrimiento acerca de lo correcto y lo incorrecto, como si estuviera saliendo el sol o como si un huerto estuviera produciendo frutos. Porque eso va a repercutir en todos sus descendientes vivos y en ellos mismos, donde estén.

Y lánzalo a la red de espejos, con agradecimiento de que ese es tu presente. Porque sabemos que el pasado se modifica.

El pasado es modificable, y lo importante es enriquecer el presente. Puedes hacer cualquier cosa con amor.

Gracias San Agustín.

Determinados estudios de NEURÓLOGOS encuentran que el agradecimiento rejuvenece, siendo la red neuronal, el tejido neuronal, un espejo de la humanidad también.

Gracias neurólogos

Rejuvenecer es facilitar el orto de la luz en ti, y tal vez en los demás, a través del espejo.

Gracias espejos.

 

Acerca de aprender y amar, o acerca de amar y aprender (20/11/2011)

 

Tzolkin es una relación entre 20 y 13, o entre los veintes, algo veinte, y los treces, algo trece.

Más allá de los nombres, hay números. 20 arquetipos y 13 posibilidades.

Esto de por sí habilita nuestra manera de contar el tiempo, que es numérica. Y es esta manera numérica de contar el tiempo, la que permite encontrar un sentido a la profecía maya contenida en el Tzolkin.

Si contáramos el tiempo sin números, no significaría nada el 2012 ni el 2013; ni 20-12 ni 20-13; ni contarías según el Tzolkin; ni nada tendría sentido, ni quizá lo tenga.

 

13-20

13 en relación a 20 es como 169 en relación a 260, pero exacto.

13 en relación a 20 es el sello caminante del cielo, como final de la primera onda, la onda tipo. Y 20 es la totalidad de los 20 sellos, los 20 arquetipos.

Entonces queremos encontrar cómo podemos TRADUCIR lo que propone la primera columna como programa, y proyectarlo dentro del Tzolkin, para sacar un nuevo contenido. El caminante del cielo, sello 13, se convierte en la posición 169. El sello 169 es luna 13.

Luna 13 es el sello 13 de la onda 13; el 13 del 13. 13 total.

 

La propuesta en el Tzolkin es el perro, el amor incondicional

A continuación comienza la onda 14, onda del perro. El propósito es amor; lo que se propone es realizar el amor incondicional.

En la primera columna, la primera onda es una onda innata, pero la segunda onda ya se propone como algo voluntario. La segunda onda en la primera columna es la onda del mago. Se propone aprender, y esto es algo voluntario cuando descubres que hay una realidad espiritual más allá de la puramente física, y que la realidad física obedece a leyes espirituales. Y quieres aprender eso, armonizarte con eso. Porque para llegar a ser humano, necesitas aprenderlo.

La propuesta en el Tzolkin es el perro, el amor incondicional. El aprendizaje se transforma en amar de forma incondicional.

Esto nos lleva directamente a CARIÑO, en el centro de Pangea. Pangea es la Tierra inicial.

Cariño en el centro de la tierra. Pero la realidad espiritual de la tierra, que no es evidente inicialmente, es la que se presenta con esa propuesta a través de la extraña casualidad, de que en las rocas más antiguas de la tierra conocida se encuentre una ciudad llamada Cariño.

 

Ortegal, el centro de Pangea

También, la extraña casualidad, por si fuera poco, de que el territorio geográfico se denomine Ortegal, que está compuesto de Orto, que esa etimológicamente “salida” y que da origen también a otras palabras como Oriente, que es por donde sale el sol.

Como estamos hablando en español y hay muchos argentinos que pueden leernos, también sabemos que al orificio de salida, o sea de la excreción, se le llama orto.

 

Pero esto nos sitúa en que la salida tiene al observador como elemento importante, y a quien está dirigido. La salida en una carrera es el inicio, pero también el Orto, como salida de la excreción, sería el final.

Salida es inicio cuando vas a realizar algo, y sobre todo estamos hablando del sol, y ocaso, cuando se pone. Pero también, en modo excreción, es una salida de ti.

Este orto hablando de la Tierra es la salida de la carrera del vehículo Tierra; es el inicio.

 

Y “GAL”, hay quien pretende darle una etimología celta, pero la etimología fenicia, que es MUY ANTERIOR a la celta, en casi 1.000 años, supone a GAL el sentido de onda, círculo, algo redondo. Es el comienzo de la onda.

Entonces, ORTEGAL sería el comienzo de un movimiento ondulatorio, el inicio de la conexión, el inicio de las ondas.

 

Y también nos encontramos en este territorio de Pangea, el centro de la tierra, lugar del granito negro de más de 1.000 millones de años, conectado con la sabiduría de las piedras. Porque usted tal vez tenga en su casa un cuarzo, una turmalina, ojalá un diamante, lapislázuli, o cualquier otra piedra, y pueda sentir su vibración sabia, sanadora. Ahora estamos hablando de la madre de todas las piedras.

Sí, las piedras tienen una onda, y las rocas de más de 1.000 millones de años se conectan con el inicio de una corteza dura por encima del magma.

Pero estamos hablando de la tierra como un cuerpo celeste, y por tanto espiritual. Y en este lugar reconocido de Pangea, que ocupa la península ibérica y concretamente la zona del cabo Ortegal y San Andrés de Teixido y Cariño, encontramos como esa tierra primordial del comienzo de la pulsación contiene también al hombre asociado a lo sagrado. Andrés es hombre y San hace referencia a sagrado, y Teixido, a un tejido.

 

La onda 13 de la tierra

Esta tierra, que es un vehículo terrestre, está formado por la tierra y la luna como planeta doble, según dicen nuestros científicos serios. Pero el Tzolkin muestra la onda 13 como onda que comienza en la tierra y termina en la luna, y que es un 13, un caminante del cielo, y un lugar de transcendencia, porque el 13 también es transcendencia.

 

Están unidas la tierra y la luna como un principio y un final. En su interior, en su centro, está como exposición de lo que viene canalizado, la capacidad de crear a través de la visualización, como es el ensueño. Si logras situarte a través de tu intento en la tierra-luna como vehículo celeste, te abres totalmente al ensueño y a la canalización.

Porque la noche es el tono 7 de esta onda. Pero el tono 2 es el espejo, es la realidad como regalo, y como servicio están los grandes cambios de la tormenta, la resurrección, la transformación, el reinventarse.

Si te adentras en esta meditación es para producir cambios en tu entorno, en las personas que quieres, y sobre todo en las que no quieres, porque estamos en territorio del hombre, del tejido de luz y de Cariño.

 

La forma en que estás trabajando en esta onda a favor de todo lo que existe, es a través de la estrella, la belleza, la armonía, y también la sociedad celeste. Pero para ti es totalmente sanador, porque el tono 11 presenta la mano, la sanación, “cómo puedo liberarme”. Esta actividad en beneficio de cualquier persona, de potenciar la red humana de cariño y amorosa, te sana.

Esta onda es la del enlazador perfecto, es decir el enlazador en tono 10.

Todo eso podemos traducirlo al sello 13, y a partir de ese momento comienza la onda 14, pasas más allá del velo a través del amor incondicional.

 

Aprender a amar

Aprender, o sea evolucionar, ser voluntario para evolucionar, es un acto de amor a la humanidad, a la vida y a ti mismo. Cuando hablamos de sellos, hablamos de decisiones personales. Lo que significa el sello es algo que tiene que ver con una persona, pero cuando hablamos de ondas, hablamos de un trabajo colectivo.

El paso del caminante del cielo al mago, o sea el aceptar el propósito de querer aprender, es una decisión personal, pero su traducción a nivel de la sociedad es que lo que es necesario no es más conocimiento sino más amor; reconocer el amor como algo constitutivo del ser humano, y eso es lo que se brinda en este vehículo evolutivo que es tierra-luna.

Cuando tu estás aprendiendo, es decir evolucionando, estás realizando el amor incondicional, porque eso es lo que estás aprendiendo.

Y cualquier persona en un puesto docente es un benefactor de la humanidad.

 

Gracias maestros, profesores, y ánimo, no os dejéis vencer por la depresión y la desvalorización. Activar vuestro cuerpo de luz, lo sagrado de vuestra vocación. Gracias.

 

El nombre secreto de la tierra es Cariño (19/11/2011)

 

Secreto, porque está oculto, tal vez por el tiempo, pero tal vez también sea un secreto a voces, sólo que tienes que escuchar. Sólo que ahora estamos ya en el tiempo del OYE. O YES. Sí, estamos en tiempo de oír porque es lo que queremos y a lo que hemos venido, a ser, a estar, a frotarnos los ojos y a mirar más allá del velo.

Más allá del velo de las formas. La propia forma de las cosas es un velo, o tal vez actúa como un productor de narcolepsia, que te mantiene adormilado, porque te han dicho que lo importante son las cosas, y que te harán falta cosas; que te darán cosas que necesites cuando te jubiles. Sí, calderilla. Y tanto tienes, tanto vales.

Sólo que cuando estás en situación crítica, descubres que no es verdad, que estás vivo por razones más allá de lo visible. Tal vez necesites un choque frontal, entrar en coma, y que te digan “regresa, todavía no es el momento”. O simplemente alguien te ayuda desinteresadamente, en el momento donde parecía que no había salida.

 

Anfibolita, granito negro, Cariño.

La roca más antigua, geológicamente hablando, es lo que se llama granito negro, con una antigüedad de 1.200 millones de años.

Anfibolita, granito negro, es una roca rica en magnesio y rica en hierro, y es el tipo de roca más antigua que se consigue datar, por las personas serias de las universidades de todo el mundo.

Casualmente, el magnesio es  fundamental en la fórmula de la clorofila, como lo es el hierro en la fórmula de la sangre.

 

Y la anfibolita, el granito negro, es el representante más antiguo de la corteza terrestre emergida, después de la solidificación del magma incandescente, que era la tierra en algún momento.

Según científicos de universidades españolas en colaboración con el Laboratorio Xeolóxico de Laxe (Universidade de A Coruña) y del Museo de Historia Natural de Londres, las tierras más antiguas están en Terranova, Australia, Polonia y España, concretamente en Galicia y muy notablemente en el cabo Ortegal, Finisterre. Parece ser que en algún momento, de todos estos lugares cuya vibración telúrica nos pondría en comunicación con el origen  de la tierra, el que estaba representado en los mapas de lo que podemos llamar mundo conocido por las civilizaciones antiguas y anteriores a los griegos, como eran los fenicios, los egipcios, los babilonios, era justamente la que emergía en Galicia, de la cual hablan Plinio, Ptolomeo.

 

Ortegal contiene “orto”, que es nacimiento, surgimiento, y “gal”, que en hebreo es onda, porque hay quien quiere atribuir este camino iniciático a la cultura celta, siendo cierto, pero es más antigua, ya conocida por fenicios, que son los habitantes de Galilea.

 

El mandala de cuatro elementos y el centro

Incluso Augusto delimita un espacio sagrado utilizando un sistema que nos sitúa en sincronía con el Tzolkin, dibujando precisamente un mandala de cuatro elementos y un centro. El Tzolkin como mandala en sí mismo, contiene los cuatro extremos de la línea de los portales, que son dragón 1, dragón 7, sol 7, sol 13. Y el centro en el perro 13 – mono 1.

 

Si nos situamos en las familias, vemos que igualmente hay una estructura de cuatro elementos, que son las cuatro experiencias que vive cada persona en un periodo de 52 años.

Si observamos los números del  Tzolkin como mandala, vemos que el 7 es el que unifica a todos, y estamos hablando del tono 7 resonante, como una manifestación de canalización, pero dirigida a ti, que lo ves. Hay algo para ti; canalizado para ti.

 

La estructura del 4, está también en el área delimitada por Augusto, que son las tres Aras sestianas y la cuarta es Lucus Augusti. Estos cuatro puntos delimitaban un mandala en la tierra, cuyo centro es el cabo Ortegal y la villa de Cariño.

Pero en sí, la misma estructura de 4 se encuentra en la propia emergencia del granito negro en cuatro lugares: Terranova, Australia, Polonia y Galicia (España). Lo cual ha llevado a determinados científicos a expresar que estos lugares estaban unidos y eran el centro de la tierra.

Tenemos el mandala de cuatro asociado al centro de la tierra. Quizá no sepamos donde está el centro de la tierra, sólo que el centro de la tierra eres tu, porque la tierra es para ti, y está cumpliendo un servicio y una misión.

 

Teixido, Tejedor, Texas…

Encontramos la ciudad de Cariño como una sincronía que nos habla de la naturaleza, de lo existente para ti. Pero también encontramos otra sincronía en este lugar centro de la tierra: una de las ciudades que se encuentran en la costa del cabo Ortegal es San Andrés de Teixido.

Cariño, en el origen de la tierra, pero cuando hablamos de San Andrés, estamos hablando de Andrés, que en griego significa hombre.

 

Tenemos también Teixido, que se relaciona con tejo, que es un árbol. Pero también tejo, de tejer, está hablando de una red. Todas las personas cuyo apellido se relacione fonéticamente con Teixido, Tejedor, Teixier, Texas,  y sonidos similares en cualquier idioma, hacen referencia a un tejido. Y por tanto puede ser que parte de su tarea consista en activar el tejido, crear el tejido, sanar, construir el tejido. Porque el tejido, más allá del velo de las formas, existe.

 

Sabemos hoy que el cerebro es una red de neuronas, y que cada neurona es multifuncional. Sirve para muchas cosas diferentes, porque esa red actúa enlazándose, a través de enlaces con neuronas diferentes y sinapsis diferentes, para funciones diferentes, y esa es la forma de estar vivo y de no envejecer.

Una neurona, como el ser humano, es multifuncional, y actúa a través de múltiples relaciones, con lo cual todos los sistemas que te quieren decir “tu eres campesino, y sólo eres campesino”, “tu eres proletario, y sólo eres proletario”, “tu eres francés y sólo eres francés”, “tu eres mujer, y sólo eres mujer”, o cualquier otro sistema o ideología o filosofía o creencia o incluso mística o ciencia, son contrarios a la multi-potencialidad, MULTI-RIQUEZA existente en cada persona, y te llevan al mundo de las cosas, negándote el mundo del ser.

 

Este territorio de San Andrés de Teixido es un lugar donde sucede un viaje misterioso procediendo de Tierra Santa. Y es que en una barca de piedra, es decir imposible que flote, viene viajando San Andrés, que era hermano de Pedro, cuando está muerto hasta esa costa, que es el lugar más antiguo de la tierra y centro en algún momento del mundo.

 

Entonces ya sabemos cuál es el quinto lugar, el centro, que es Tierra Santa, pero es tierra santa el hombre de la red, de la malla de luz, y Cariño. 

Tierra Santa está en cualquier sitio, porque la tierra siempre es santa, pero en nuestra configuración es santa cuando está el hombre de la red, el hombre de la luz, de la emoción amorosa; más allá del velo ya despierto, ya consciente, en el intento. Tierra Santa está unida al hombre santo, San Andrés, o sea, tú.

 

El viaje de Colón

Toda esta resonancia nos pone en situación de comprender cuál sea el viaje, porque este viaje a través del mar, imposible, de Tierra Santa hasta Finisterre, se ve continuado por Colón hasta América, territorio maya donde era esperado, profetizado y ensoñado por los mayas cósmicos antiguos.

El viaje de Colón es un viaje enlazador, y tormenta, porque con ese viaje comienza el periodo  de 520 años anterior al 2012. Tormenta, como enlazador, más allá del velo.

 

La familia de la tierra

Pero es importante descubrir más allá del velo a la tierra, lugar del cariño, lugar del hombre de la malla de luz, y recordar su familia: el viento, manitu; la mano, que es la canalización como conexión con otras dimensiones; el humano, como la libertad; y la tierra. En esta familia podría parecer  como lo menos concreto, el viento, y sin embargo lo que está detrás del tono 13 es la tierra, el sello 17.

 

De hecho la tierra, como onda, es la onda 13, equivalente al caminante del cielo, con lo cual nos brinda la similitud de San Andrés de Teixido como analogía del caminante del cielo, que realiza desplazamientos imposibles, sólo que imposibles más acá del velo, pero no más allá.

 

La tierra y el guerrero comparten en la simbología de los sellos que manejamos, gracias a Arguelles y 13 lunas (gracias Arguelles, gracias 13 lunas), una especie de báculo o interrogante. Pero la representación del guerrero es como un mandala de cuatro direcciones, donde hay tres direcciones similares y la cuarta está ocupada por ese báculo o interrogante. Esto tiene una similitud bastante grande con lo que estamos relatando acerca de los lugares más antiguos de la tierra, donde hay tres lugares (Terranova, Polonia y Australia) desconocidos, y uno reconocido por muchas culturas como santo, sagrado, que es donde se encuentra esta referencia al hombre y a la emoción que activa la malla, como es el amor, el cariño.

 

La tierra como regalo (tono 2)

Pero en la décima columna, lugar equivalente al perro, al amor incondicional, se encuentra la tierra como regalo, en el tono 2, como portal y como lugar donde encontrar la alegría y el agradecimiento como impulso de vida, vitalidad, y ganas de vivir.

 

Gracias anfibolita, gracias magma, gracias luz, gracias mar, gracias malla, gracias tejo, gracias Alentejo, gracias guerreros.

 

Energía y Vida (revisado el 18/11/2011)

 

Cuando un nuevo ser humano nace, la energía NO NACE con él, puesto que ya está. Está en sus padres, en la tierra que sostiene su corporalidad, etc.

 

La vida del nuevo humano –ese “bebé”- , es una  forma que la energía adopta. Como una concreción de la energía. Luego la vida humana es una forma de la energía, de tal manera que podemos hablar de vida y energía como lo mismo y decir “tengo poca energía” - poca vida –, “mucha energía” - mucha vida-.

 

Parece evidente, de perogrullo, pero no siempre es así. Más bien actuamos QUEMANDO energía y “matando” el tiempo sin considerar que tal vez la energía se concretice con un propósito.

En ese caso, tal vez fuese prioritario conocer el propósito, si fuese posible, de la energía, para colaborar con él. Aunque tampoco es imposible pensar que la energía “fuese tonta”, y tratar de “domesticarla”, y engatusándola por las buenas o dominándola por las malas obligarla a servirnos.

 

No parece ni útil tal cosa ni afortunadamente posible.

 

Sí pareciese factible que la energía desde lo atemporal se concretice en cada persona con una intención, programa, sentido o como quiera que nos agrade considerarlo. Entonces sería interesante conocer esa intención para optimizar resultados, colaborando.

 

También en ese caso aparece la posibilidad de negarse en rotundo si encontrásemos  nuestro interés diametralmente opuesto a la energía. Como posibilidad existe aunque no conozco ningún caso.

En definitiva si llegamos a la conclusión de que energía y vida son lo mismo, tal vez nos interese conocer acerca de la energía, para conocer acerca de la vida, sobretodo cuando nos enfrentamos al asunto de “ganarse la vida”.

 

Ganarse la vida

Actualmente se habla como un problema de “la generación NINI “, o sea que no hacen nada, ni trabajar ni estudiar. Sólo les interesa la música, divertirse, los amigos, ser diferentes cosas, así que no tienen que ver con ganarse la vida.

Por otro lado tampoco hay trabajo para los jóvenes y el que se les da, mal pagado, es insuficiente para vivir.

Entonces resulta que ni hay mucho interés por parte de muchos jóvenes de “ganarse la vida “, ya que sus padres se lo dan todo hecho, ni hay mucho interés por parte de la sociedad en que los jóvenes se ganen la vida, ya que no hay trabajo.

 

Por una parte hay “preocupación social “ (tal vez a la gente le guste estar preocupado).

Por otra parte, lo que llamaremos “concreción de la energía” en su aspecto laboral, impide o no favorece lo que vulgarmente se llama “ganarse la vida”.

Llamamos concreción de la energía a la forma en que la energía se presenta, y suponemos que la energía es inteligente  y sabia, aunque solo fuese por lo antigua que es.

De tal manera que pudiera ser que si la energía se presenta en su aspecto laboral como insuficiente  -poco trabajo  y pocas pelas-, y como “sin interés” para los jóvenes, que por otra parte sí manifiestan tremendo interés por las ONG –trabajo sin ánimo de lucro-, eso podría significar simplemente que trabajar no es ganarse la vida.

 

Y cabria preguntarse qué es ganarse la vida

 

Ganarse la vida en el calendario Maya

Sobre eso el calendario Maya tiene algo que quizás conviene conocer.

Cuando hablamos de “calendario Maya “nos referimos a un “sistema“ estructurado de conocimientos que no se trasmite en forma de pensamiento rígido incambiable, como el que se presenta a través de un libro donde todo está expresado por medio de frases y palabras, una detrás de  otra siempre en el mismo orden –si cambias las frases el autor te demanda judicialmente porque destruyes su obra-, sino en un conocimiento que se expresa por medio de símbolos.

El contenido de estos símbolos es múltiple y constante.

Siendo constante y el mismo -significa lo que significa-, la percepción de su contenido varía según la intención de la persona, según su necesidad, su entrega, su apertura, según el momento, el trabajo interior, incluso la propia voluntad de la energía. De tal manera que en un vehículo muy reducido en sus dimensiones cabe una información inacabable. Ejemplos de ello son el I-CHIN como libro, o los ideogramas chinos donde el ideograma que significa energía es el mismo y múltiple, o también la Biblia y el propio alfabeto hebreo.

El calendario maya pertenece a este rango de vehículos donde hay unos símbolos estructurados de una forma determinada o aislados.

 

El maestro interior

Referente al ser humano, el calendario maya dice en su forma más simple que el ser humano tiene un maestro interior que es su ser espiritual, porque los seres humanos son extraterrestres, pertenecen al cielo puesto que la tierra no produce seres humanos, si bien los sustenta, como sustento y como sostén. Les permite pisar y no caerse al vacío y les da comida. Sustento unifica sostener y alimentar; es un atributo de la tierra. Pero la tierra no produce seres humanos.

 

Entonces el ser espiritual que hay dentro del ser humano corporal, es su maestro. Cuando el ser humano recibe ese desafío y lo sigue, le sugiere la necesidad de ser guiado a un mayor conocimiento, porque sin guía el hombre encuentra confusión; necesita discriminar cual es su guía para no dar vueltas.

 

Cuando encuentra su guía, avanza, creciendo su creatividad, ampliando su conciencia; equilibrándose a través de la empatía entre su cuerpo y el cuerpo de la tierra; permitiendo que actúe como un portal donde amplificar aun más su vitalidad y descubriendo la realidad; abriéndose a la realidad, lo cual le permite transformarse igualmente en un portal para la transformación propia y de los demás. Todo esto recibe la fuerza del sol, de la luz, que en su máxima perfección se encarna a través suyo en la tierra, encontrando la libertad en el espíritu y en la verdad.

Y finalmente, se da cuenta de que incluso sus pensamientos son origen de abundancia, porque esa virtualidad toti-potencial se encarna en él, y se transforma en un viajero estelar similar a una semilla, donde esa potencialidad supermúltiple está en pasar de un solo grano a millones de árboles a lo largo del tiempo.

 

El ser humano se transforma en un viajero en el tiempo, con una característica de toti-potencialidad similar a la de la luz, porque de alguna manera la luz que está en él también es él.

 

El ser humano y su onda

Esto en su forma más simple, porque esto es simplemente el desarrollo de 13 símbolos estructurados (onda del humano): humano, caminante del cielo, mago, águila, guerrero, tierra, espejo, tormenta, sol, dragón, viento, noche y semilla.

Pero también de forma muy especial, figura en otra situación cargada de significados, que en algunos casos ayuda a comprender los otros símbolos, y en otros abre nuevas posibilidades.

 

El ser humano en los castillos

En este caso en la estructuración del castillo blanco vemos que comienza con el caminante del cielo y termina con el ser humano.

La definición del ser humano entonces empieza por quien ha llegado a reconocerse como un caminante del cielo; alguien que pisa el cielo y se mueve por él; alguien que vive en el cielo, que no es precisamente quien está pensando en que le paguen un poco más o un poco menos, o en que le echen o le desechen, sino quien sabe, entre otras cosas, que DIOS NO SE CONTRATA.

 

Dios no termina su trabajo a tal hora, ni pide que le suban el sueldo ni está en tales circunstancias, sino que siempre está con actividad, disponibilidad, siempre trabajando gratis. Es decir, con incondicionalidad y en cuanto te descuidas, con amor.

 

Entonces, quien ha llegado a reconocerse como un caminante del cielo, puede llegar a reconocerse como un enlazador de mundos, alguien capaz de conectar con otras dimensiones.

El ejemplo de enlazador de mundos es Cristóbal Colón, y el arquetipo de otras dimensiones es ir a América, a un nuevo mundo. Este nuevo mundo parece o muy lejano, o muy imposible o que no existe, pero en realidad está muy cercano. Parece lejano siendo cercano; aparece como cercano estando lejano; parece imposible siendo muy posible; o tal vez parezca posible pero se muestre como imposible.

Sin embargo, Colón va en línea recta porque sabe lo que hace. Y este es el ejemplo del enlazador de mundos. Y esa es la virtualidad del caminante del cielo: ir en línea recta a donde quiera, si es que debe.

 

Cuando la experiencia se completa con la vivencia del enlazador, descubres que puedes transformar cualquier cosa; descubres el poder de la transformación instantánea, representado por la tormenta.

Y has llegado a la tormenta cuando te has reconocido como capaz de enlazar con otras dimensiones y cuando has vivenciado que eres un habitante del cielo, teniendo como consecución al vivir como caminante del cielo una plenitud de energía a tu disposición, que es el final de la onda del caminante del cielo.

 

Y con esa energía es con la que puedes dejarte transportar porque te has hecho apto; puedes llegar a América como enlazado, siendo la realidad de América pura y simplemente la realidad, que entonces se abre como algo transformable, más allá de su aparente imposibilidad: el mar se abre, Lázaro resucita, Colón llega a América, metes la mano en el bolsillo y sacas lo que te piden.

Cuando te encuentras esa capacidad de transformación, nace en tu interior el gozo, la alegría sin fin. Esa fuente de la risa, ese río “me río constantemente”. Ese es el comienzo del ser humano. Nunca estás parado, porque siempre estás trabajando, aunque no te contratas.

 

El misterio de la primera columna es la libertad (17/11/11)

 

El misterio de la primera columna y de todo el tzolkin  es que habla de LA LIBERTAD.

La libertad como fundamental, como fundamento de la vida humana y vía de ascenso a dimensiones superiores, ya que el Tzolkin se presenta como una vía evolutiva de ascenso a dimensiones superiores de la vida.

La libertad de elegir, de decidir en cada momento por parte de cada ser humano, permite a lo que llamamos dimensiones superiores de la vida o tal vez Dios, estar, actuar y ser en nuestra dimensión a través y por mediación de cada ser humano libre.

La libertad hace presente a Dios, sólo que la libertad no es ser adicto, o sea actuar compulsivamente, ni tener lavado el cerebro por programas ajenos y repetirlos sin saber por qué, sino actuar desde tu conciencia y tu corazón incluso con riesgo de tu vida, pero eligiendo.

 

La vida y la inmortalidad

Siempre es nuevo; la libertad y la VIDA representan algo que siempre es  nuevo, pero además ingastable.

Y hablar de algo ingastable es hablar de algo que ha buscado siempre la humanidad, como es la inmortalidad.

El escrito más antiguo que se conserva podría ser el poema sumerio de Guilgamesh sobre tablillas de arcilla en escritura cuneiforme, y ya contiene una búsqueda de la inmortalidad.

También la tradición Taoista busca la inmortalidad, así como los alquimistas de la edad media, o los griegos con sus relatos de héroes que se trasforman en inmortales, o tantas tradiciones iniciáticas en todo el mundo.

 

Pero lo bueno es que actualmente “la ciencia”, es decir las “personas serias“, no los “soñadores” dicen que TODO LO QUE ES PENSABLE, EXISTE, y que hay muchas realidades posibles superpuestas, y que elegimos la realidad que vivimos normalmente por inercia, es decir sin libertad, porque no concebimos que otra cosa sea posible.

 

Pero ahora ya sabemos que es posible otra realidad, incluso lo experimentamos cada vez con más claridad.

 

El Tzolkin en su primera columna contiene una formulación de la libertad como algo que está en el programa, es decir en las posibilidades del ser humano.

La libertad no sólo es posible, sino que  todo está dispuesto para que la encuentres y te lleve a la ILUMINACION.

Es decir, a dimensiones superiores de la vida. En ese sentido queremos decir que la inmortalidad quizás no sea que todos se mueren y tu no. La inmortalidad tal vez no sea que tengas que cambiarte de país y de nombre cada equis tiempo para que nadie se de cuenta de que no envejeces, lo cual seria quizás incluso algo fastidioso al cabo de los siglos. Ni tampoco creemos que la inmortalidad sea hartarte a enterrar personas queridas, ni verlos envejecer.

Quizás la inmortalidad sea ser feliz siempre y todos a tu alrededor también.

 

El programa del Tzolkin

El Tzolkin tiene un formato y un lenguaje.

En el formato del Tzolkin todo lo que aparece por primera vez contiene un programa que puede ser desarrollado. Es como una propuesta esperando que la actives.

Hay una primera onda que presenta un programa para la expansión, dragón – caminante del cielo.

En este programa, el tono siete presenta la sanación, la mano, como centro y lugar del suceso canalizado. También presenta como maestro enseñante al viento en el tono dos, es decir la conciencia, el espíritu, como ayudas naturales para realizar el programa.

 

Es un programa abierto a todos de forma natural. Simplemente escuchando tu conciencia te encaminas a lo que expresa el caminante del cielo.

Escuchando  tu conciencia tienes bienestar y gozo, paz y salud. También tienes momentos de lucidez que te ayudan en momentos conflictivos a elegir convenientemente, significados por la mano en tono siete.

 

La onda del aprendizaje

 

Pero también hay un programa, y más sugerente, en la primera columna, ya que la primera columna acaba en SOL 7, la iluminación, y además no una iluminación al final  de un proceso como puede sugerir el tono 13, sino “en medio de”, como puede expresar el tono 7, que es a medio día.

 

Es decir, la primera columna presenta un programa para llegar a un tiempo donde siempre es el mismo día y además cuando hay más luz. Un sitio donde no trascurre el tiempo y siempre es el mismo día.

 

La primera onda presenta algo para todos sin necesidad de elegir; eso es así siempre. Si escuchas tu conciencia, llegas. Simplemente por haber nacido.

Pero a partir del sello 14 se repiten los tonos, de modo que el 14 es otra versión del uno.

Sólo que la experimentación de esta nueva versión del uno, es esta vez libre, por convicción y voluntaria; no por haber nacido, sino por elección.

  

Tienes que querer, porque este nuevo uno, ya es un dos. Es el segundo inicio y significa APRENDER, pero aprender es siempre algo voluntario. Puedes aprender, y aprendes a veces también por inercia o en contra incluso de tu voluntad. Pero eso en realidad no es aprender, sino más bien algo como ser condicionado, ser programado.

Entendemos que aprender supone querer aprender. Y así es como se consiguen mejores resultados.

 

Aprender cómo conseguir que tu vida sea siempre como un día de vacaciones permanente para ti y para todos, es lo que te propone esta segunda onda.

Vacaciones, porque no haces nada por obligación, sino que te dejas llevar por el águila, que es la creatividad y está en el tono dos como maestro. En el tono siete está el sol, que es lo que canalizas, y por eso es estupendo para todos porque hasta para las personas ¿alérgicas al sol?, el sol es alegría.

Ponemos entre interrogantes lo de alérgicas al sol porque no es el sol lo que les produce alergia, sino más bien alguna sustancia que consumen, sobretodo medicamentos.

 

Pero lo mas interesante de esta onda de aprender es que el tono once que responde a la pregunta de ¿cómo puedo LIBERARME y dejarme ir?, lo ocupa la semilla, semilla 11, o sea siendo tu mismo, que es lo propio de la semilla, ya que florecer es ser tu mismo.

 

De modo que la onda de aprender, que es la onda de canalizar la luz, es la onda de conseguir liberarte y ser tu.

De modo que es buena para todos, porque canalizas luz, y calor y alegría. Y es buena para ti porque consigues una liberación total.

 

Claro que no hay que olvidar sino resaltar que el tono 11 de liberación está siempre asociado al tono 3 de servicio, el guerrero, o la expansión de la conciencia, o más corto, LA CONCIENCIA.

La conciencia siempre es expansiva y liberadora

Tzolkin dice: el caminante del cielo, que es la expansión, siempre va unido como onda con el guerrero, que es la conciencia, de modo que la conciencia siempre es expansiva.

Pero también Tzolkin dice que el guerrero tipo es el guerrero tres, de modo que el guerrero siempre está asociado de alguna manera al servicio y a la visualización,  porque es el segundo tres pero está en la primera columna que es programa. De modo que el tres aparece vinculado a dos sellos, es decir a dos enfoques diferentes en la primera columna y ambos definen el servicio.

 

Primero tus creencias crean esta realidad,  o sea crean tu realidad y la realidad donde compartes con los demás. Por eso la propuesta como servicio es soñar la abundancia y así descubrir la realidad,  porque la realidad depende también de ti.

Por ello es necesario aprender a expandir la conciencia también como servicio porque la realidad también depende de ti.

 

La parábola de los talentos

Por ello es importante recordar el cuentecito de la tradición también llamado “parábola” que relata como un rey se ausenta de su reino y reparte sus propiedades entre sus súbditos y a uno le da diez  talentos que son monedas, a otro le da seis talentos  a otro cuatro , a otro tres y a otro uno.

 

Cuando regresa, les pide cuentas y el de diez talentos le devuelve veinte; el de seis, doce; el de cuatro, ocho; el de tres, seis; pero aquel que recibió UNO, sólo devuelve UNO.

El rey entonces le pregunta ¿Por qué me devuelves sólo que te di? Y él responde: “ tuve miedo y lo escondí”. El rey dice “siervo malo, castigadle,  quitadle EL UNO  y dádselo al que tiene diez”.

 

Tuve miedo y lo escondí. Si aquí ponemos la noche deducimos que ve algo que le asusta; le asusta que el rey le castigue y es lo que consigue.

Visualiza ruina y produce ruina; soñar la abundancia quizás sea mejor.

Pero también podemos comprender y quizás también podamos encontrar ese pensamiento dentro de nosotros y deshacernos de él. El pensamiento de que sea él el que cree que los demás reciben más que él. El cuento dice que uno recibe 10, otro 4, otro 3, y él, uno, sólo uno, es decir está en inferioridad de condiciones. Deshazte de ese pensamiento.

 

Quizás podamos entender mejor el asunto si comprendemos que una persona dominada por una emoción negativa de miedo se ve en inferioridad de condiciones.

Si te encuentras superior, no tienes miedo.

Tienes miedo porque te ves inferior, ¡y es falso, hermanitos y hermanitas¡

 

Hay dos posibilidades, doblar y esconder; multiplicar o devolver sólo uno.

Te dan la vida y devuelves la vida. Eso es que estás muerto, no has vivido.

Doblar es multiplicar y esconder es no vivir.

 

Esconder es estar muerto, no saber vivir, y además no dejar vivir

Por eso el guerrero con su servicio, es un guerrero cuyo servicio es en favor de la vida, y así está asociado al caminante del cielo, al que trae el cielo con él, porque vive en el cielo y acerca así el cielo a las demás personas.

 

La familia del guerrero

Pero el guerrero también es un enlazador, de modo que si queremos comprender el guerrero conviene asociar la expansión de la conciencia con desapegarse de viejos enfoques, o sea no tener miedo y mirar.

 

No tener miedo, prescindir del miedo, es desapegarse. Y mirar, es enlazar.

Pero también el guerrero es un mono, y el mono es alegría, nacimiento, o sea lo nuevo, pero también osar.

 

Además guerrero es dragón, o sea, solidario.

De modo que la visualización que se propone contiene solidaridad, alegría, desapego, además de conciencia, porque el guerrero no es mental.

El guerrero es madurez y te lleva a la estrella

Te lleva a la armonía, a la belleza, elevando a tus pares o sea a tu prójimo, al cielo. Gracias estrellas

 

Expandir la conciencia es fácil, sólo necesitas soñar la abundancia (15/11/11)

El uno y el dos

El aprendizaje y el REGALO están en el dos. En el otro.

 

UNO es yo. Hablar de uno es hablar de sí mismo.

El otro empieza en el DOS.

Pero resulta que UNO también empieza en el DOS, porque cualquier uno viene de otro.

Nadie viene de sí mismo. Todos venimos de otros anteriores.

No podrías ni pensar si alguien, si otro, no te hubiese enseñado a hablar.

Si otro no te hubiese enseñado a hablar, por muy inteligente potencialmente que pudieses ser, no podrías pensar ni tener conciencia.

 

La segunda onda en la primera columna

 

La segunda onda es la ONDA REGALO, por que es la onda del aprendizaje.

 

Comienza en la primera columna que representa al dragón, con lo cual muestra que el regalo, la gratuidad, es un componente esencial de la vida, ya que todos los sellos de la segunda onda que pertenecen a la primera columna, es la primera vez que aparecen, de modo que “son programa”.

 

 

Por eso es importante encontrar significado al hecho de que haya sellos que aparecen por primera vez, no en la primera onda sino en la onda dos.

Es decir, qué cosa son esos UNOS que aparecen en el territorio del DOS. Es decir, qué traen esos sellos que aparecen por primera vez, o sea unos, solo que lo hacen en la segunda onda.

 

Dragón, viento, noche y semilla

 

La primera onda contiene una frontera TEMPORAL, ya que hay sellos como son dragón, viento y noche que tienen que esperar a la semilla para entrar en el tiempo, ya que no pueden iniciar el tiempo real, o sea el año; sólo lo puede hacer semilla y los demás de su familia (familia portal).

También encontramos que estos tres sellos corresponden en el día tipo, al periodo de oscuridad o sea de noche, antes de lucir el sol también en semilla.

 

Igualmente, semilla corresponde al momento de “dar a luz” noche, al periodo embrionario en lo oscuro; y viento y dragón,  todo lo anterior a eso, incluido lo ancestral.

 

Mago y Águila

 

Pero cuál sea la característica diferencial de los sellos nuevos que aparecen por primera vez ya  en el terreno DOS, es lo que nos interesa ahora.

 

De momento sucede que la primera columna que corresponde al dragón, como luz.

La segunda onda,  entrando en la manifestación, contiene algo impar  y algo par. Y en la medida en que es un espejo donde reconocerse el humano, muestra cómo el humano también contiene algo impar y algo par. Es yo y otro. Es yo y tú.

 

De modo que yo es tú. Quizás la segunda onda nos enseña a ser tu.

Es decir a salir del ego

 

Para ello contamos con dos elementos ancestrales, o dos cualidades de fábrica como son MAGO, o la propia capacidad de aprender, y AGUILA, o la capacidad de ser creativo.

Estas dos cualidades están en el terreno de antes del tiempo, mostrado por dragón y viento. Son cualidades ancestrales de serie que no precisan voluntad. Relacionan el aprendizaje con la solidaridad del dragón; luego la vía del mago es la vía de la solidaridad, y relacionan la creatividad como un regalo para adentrarte en esa vía de la solidaridad que es la vía del otro, no del ego.

Pero también por no ser la vía del ego, es la vía del yo. In lakech - YO SOY OTRO TU.

 

El Guerrero

Pero en tercer lugar aparece EL GUERRERO o la expansión de la conciencia.

Y lo que aparece en el tercer lugar sí contiene ya una voluntariedad, porque el tercer tono responde a la pregunta ¿cómo cumplo mi servicio? Es decir, que identifica un posible servicio y la intención voluntariamente de asumirlo. O sea, algo voluntario, con lo cual ya no es ancestral sino actual posible.

De modo que ya está en una escala humana, pero antes del comienzo.

 

Antes del comienzo quiere decir que está a nivel interno de decisiones en el cuatro; en el cuarto tono comienza el cómo, ya sale a la luz esa decisión. El momento de la decisión es un momento interior todavía significado por noche  en la onda tipo.

 

Ese es el momento del GUERRERO en la segunda onda.

El guerrero, la expansión de la conciencia, se superpone como aprendizaje y como regalo con la noche de la onda tipo, onda ejemplo.

Por eso, la expansión de la conciencia es fácil; solo tienes que soñar la abundancia.

 

El águila, la creatividad, quiere decir que eres creador, que hay algo activamente creador en ti siempre. Es ancestral porque está siempre, no depende de ti... Pero como eres libre, puedes crear y de hecho creas negatividades basadas en miedo, odio, envidia, más miedo, celos, más miedo, egoísmo y lo demás, donde lo que predomina es falta de conciencia.

Por eso la solución está en el guerrero, o la expansión de la conciencia, y la aportación del Tzolkin es clara y superpone en la onda del aprendizaje y en el lugar del servicio, tono tres. EL GUERRERO Y LA NOCHE.

 

Soñar la abundancia como servicio es expandir la conciencia.

Si quieres expandir la conciencia, entretente en soñar la abundancia para la gente que te rodea. De esa manera avanzas en el aprendizaje de la sanación del planeta.

Dedica el tiempo de tu meditación en resolver mentalmente los problemas que conozcas, sólo que sin enemigos, sin perjudicar a nadie. Ahí está la magia, en que todo es posible; puedes buscar cualquier solución por fantástica que parezca porque en realidad todo es posible.

 

Cree en tu creatividad.

Cree en tu águila, envíale a por soluciones.

Todo es posible y nada es lo que parece.

Entrar en el servicio ayuda al cambio.