Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DEL GUERRERO (25 DE MARZO AL 6 DE ABRIL)

- La mano de la comadrona ayuda en el parto

- De Planos y Volúmenes

- Quizás queramos ser muy cultos

- Hay un metalenguaje voceando (II)

- Hay un metalenguaje voceando (I)

- El tono 7 resonante

- La transcendencia del Viento...

- El día de la mujer trabajadora y Juan Ciudad

- La quinta dimensión y el amor

- La onda del guerrero, en la frontera de la quinta dimensión

- Sólidos platónicos. Tercera parte

- Sólidos platónicos. Segunda parte

- Sólidos platónicos. Primera parte

- Onda del guerrero

LA MANO DE LA COMADRONA AYUDA EN EL PARTO (5/4/2012)

 

Podríamos hablar de un tema. Sí, hoy quizá podríamos. ¿De dónde vienen los niños? Hoy, mano 12 de la onda del guerrero, donde se une la pregunta,  el “para todos” y la respuesta canalizada, podemos preguntarnos ¿de dónde vienen los niños? O sea, ¿de dónde has venido tu?, ¿cuál es tu origen? Porque también al hablar de esto vamos a hablar de dimensiones, o sea vamos a hablar de poliedros, de los sólidos platónicos y del calendario maya, del Tarot, de las letras hebreas.

¿Tu vienes de la Tierra? Cuidado, que estamos hablando de la Tierra como ser espiritual, porque cuando menos valoramos, desde nuestro error, pero valoramos la conciencia.

 

La Tierra, su espiritualidad y su creatividad, podemos creer que es suficiente para crearte.

La tradición cristiana, o sea quizá la tonta tradición cristiana, dice tontamente que vienes tontamente en el pico de una cigüeña tonta. Utilizamos el término “tonto” como muestra de sumisión, como un perrito con el rabo entre las patas acercándose, no ladrando.

El caso es que la cigüeña te trae en su pico. Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, en su vuelo majestuoso, maravilloso, dimensional, te trae en su pico. Traducido es que una cigüeña te trae en su pico.

Pero esto significa que Quetzalcóatl te trae del cielo, porque Quetzalcóatl es un ser celeste, que vive en Venus, viaja a la Tierra, y en la Tierra tiene una misión de enseñanza a través del espejo.

Podemos considerar y queremos, a la Tierra como un ser espiritual, una continuación en la familia roja de la generosidad, del dragón. Esa energía maternal, solidaria, se hace presente en la Tierra.

Y casualmente en la numerología de los sólidos platónicos, el dragón es el número 1 como el cubo, que tiene 8 vértices y 6 superficies. Luego hay un número 2, luego un número 3 y luego un número 4.

Saltamos los conceptos del 2 y del 3, y encontramos al número 4, la Tierra, como cuarto representante de la familia roja e inicio del cuarto castillo, y el octaedro, que también contiene un cuadrado pero donde los 8 vértices se han convertido en 8 caras y los 8 planos se han convertido en 6 vértices. Hay un 8 y un 6 que se convierten en un 6 y un 8, como en espejo.

El octaedro está compuesto por una pirámide de base 4 y su anti-pirámide, es decir una pirámide hacia el cielo viéndose y una pirámide entrando en la Tierra, que no se ve, siendo la pirámide un elemento que une la cultura maya y egipcia, y también siendo una representación de la cruz.

 

Entonces, el 1 y el 4, en la línea de los castillos representada por la familia roja y los sólidos platónicos, se igualan por el símbolo del polígono cuadrado, siendo el polígono algo que está en el plano, no en el volumen, o sea en la tercera dimensión.

Podemos considerar que el máximo reconocimiento a la mujer es reconocerla como la expresión del espíritu de la Tierra. Pero la tradición judeocristiana y la representada por Quetzalcóatl, dejando abierto el interrogante de otras tradiciones para no dispersarnos, nos dice que los hijos vienen del cielo, no de la Tierra. Porque quizá volvemos a meter el rabo entre las patas y decimos que tontamente los cristianos dicen que los hijos vienen del cielo y no de la tierra, quizá porque son anti-femeninos, pero quizá no lo sean sino todo lo contrario.

Pero también la representación de Quetzalcóatl  trayendo al bebé, nos sitúa ante el mismo contenido. Los niños vienen del cielo y del amor, representado por Venus y por este ave que trae al bebé.

Entendemos que también hay tradiciones que presentan a los niños naciendo entre las coles, pero encontramos una necesidad en la expresión del contenido expresado por el Tzolkin y su traducción utilizando otros elementos culturales complementarios. Aprovechamos que estamos finalizando el castillo 4, que acaba con la onda del guerrero, en un día 12, es decir, abriendo las manos en beneficio de todos, porque se trata de la mano 12.

El primer y el cuarto castillo, comparándolos con los sólidos platónicos, contienen el polígono cuadrado, formando un poliedro en cubo, o sea un volumen en cubo, y un poliedro de 8 lados triangulares, el octaedro, que es una pirámide de cuatro lados con un volumen hacia el cielo y un volumen hacia la Tierra.

 

Pero sucede que la columna 7, que es donde está expresado el nacimiento, pertenece al tercer castillo, que está iniciado por la serpiente, que es el sello quinto. Resulta que nosotros estamos buscando el paso del cuatro al cinco. Entonces en la séptima columna, que es el interior del tercer castillo, la columna comienza con el dragón 4. La luz entra en la materia a través del dragón. Y en la columna donde el dragón adopta el tono 4, de dar forma al propósito, o sea de crear el propósito, es donde se va a producir el nacimiento.

De modo que el nacimiento es la luz descendiendo dimensionalmente a la materia. Pero la luz dando forma (tono 4) es donde se va a producir el nacimiento,  siendo esa transcendencia exactamente el amor incondicional, el perro 13.

Pero eso aun sería incompleto, porque justamente el lugar donde se produce el nuevo nacimiento es donde ha venido una energía oculta a confluir, desde el sol. Y sucede que el perro 13 es el mono 1, y su continuación, o sea el día siguiente, es el mono 1, que es el perro 13. Se ha creado un día no de 24 horas sino de 48. Es el mismo día. Esto significa que se rompe el tiempo, y cuando se rompe el tiempo es cuando se entra en otra dimensión atemporal.

Entonces el sol en la columna 7, contiene el tono 10 de perfección y de amor, estando doblemente representado el 10 en el sello 10 del perro y en el tono 10 del sol, y con una confluencia de factores externos y ocultos. De modo que para cualquier referencia a la quinta dimensión es necesario un conocimiento de lo oculto.

Y entonces ¿qué sucede con la mujer y su representación de la Tierra? Sucede que cuando miramos al sello 17 vemos que efectivamente el quinto castillo comienza con la onda 17. Pero ya no está hablando de la tierra, sino que está hablando de aquello que en la onda del sol ocupa el décimo lugar, o sea la luna, que en la tradición cristiana es la Virgen, y que como onda es la onda oculta del sol. El dragón es el sello oculto del sol, pero la luna es la onda oculta del sol; es el sol moviéndose, y por tanto se presenta como algo plano, como un espejo, pero que es el sol. Y en el nombre de Dios, en el tetragramaton, las cuatro letras hebreas que dicen el nombre de Dios YOD, HE, VAV, HE. Lo puedes pronunciar como quieras, Yahvé, Jehová, Yehová, pero el final es una E, V, E, que es EVA, porque a veces esa E se pronuncia como E o como A (Yahvé o Jehová). De modo que la mujer pertenece a lo atemporal, y no a lo atemporal, que es lo terrestre, y sólo está en lo terrestre mientras la humanidad se debate entre la tercera y la cuarta dimensión.

 

Y sucede que en ese caso la mujer representa no algo terrenal, sino algo solar. Es una manifestación de la luz, y por eso puede dar “a luz”, y ayudar al hombre a ser humano, es decir la luna como oculto del humano.

Porque de la misma manera podemos decir que la mujer da a luz, o sea a la luz, canalizando, y también existe una manifestación que es el agua. La mujer, antes de dar a luz, rompe aguas, y lo primero que aporta a la tierra es agua. Y a continuación puedes venir tu. Pero la mujer también es una manifestación del agua en el éxtasis.

 

El planeta Tierra es un planeta especial porque contiene agua, pero el agua es un componente del cielo. Ya hemos dicho en alguna ocasión que la palabra hebrea para agua es mayim, que es un plural femenino y sería “las aguas”.

Pero en idioma español, que por cierto es un idioma maya, porque todos los mayas hablan español - quizá por casualidad para los que creen en las casualidades-, el plural sería mayas. Mayim = Mayas. También se sabe que la llegada de Cortés fue precedida por una convocatoria hecha en el ensueño a los chamanes, que les avisaba que llegaban sus parientes en tal fecha. También se puede pensar que sea un hecho casual, pero no lo creemos. Sinceramente creemos que esto es puro metalenguaje, es decir lenguaje para la quinta dimensión.

Y la profecía, para todas las personas a las que les gustan las profecías, es “los hombres volverán a vivir en el cielo”. Porque ese es su aprendizaje, y a eso ha venido el dragón.

DE PLANOS Y VOLÚMENES (3/4/2012)

 

El Tzolkin es una herramienta útil para las personas que quieran evolucionar  como seres humanos, más allá del papel puramente reactivo que te concede la sociedad tal y como está hoy estructurada.

La sociedad, tal y como está estructurada, no está hecha para gozar, divertirse, estar a gusto, sino para aguantar esperando que llegue lo bueno. Está hecha para hacer cosas que quizás no quieres, sólo que necesitas hacerlo para conseguir algo que deseas o para sentirte correcto.

Trabajas ocho horas al día esperando que pasen para tratar de hacer algo interesante; trabajas cinco días a la semana esperando que llegue el fin de semana para volver a hacer un poco lo que se te ocurra; trabajas once meses al año esperando las vacaciones y treinta o cuarenta años esperando por fin la jubilación.

 

¿Qué sucede? Que estas SOÑANDO.

DESEAS, solo que el deseo es como un sueño, algo que sucede en donde suceden los sueños. Vamos a decir que sucede en tu imaginación o en tu cabeza, pero que no está.

Deseas dinero, una relación, encontrar alguien que te quiera, o un trabajo, o maravillar con tus siliconas, o poder viajar, un hijo, una curación de un ser querido.

Deseas cosas que no tienes y vives cosas que no quieres.

No es que no te lo pases bien nunca, sino que necesitas cosas que no tienes; te amenazan cosas que no deseas que pasen. Pero por supuesto que pasan cosas MARAVILLANTES Y MARAVILLOSAS constantemente, pero cuando quieren.

Estamos hablando de la tercera dimensión o mejor dicho de la normalidad, llamada por algunos la dura realidad. Nosotros le llamaremos hoy la realidad del mendigo loco del Tarot, que puede ser un mendigo feliz pero mendigo, o un mendigo enfermo, drogadicto, deprimido, autoagresivo, o simplemente agresivo pero siempre un mendigo.

 

La tercera dimensión está hecha para que no te guste, porque no es para instalarse; es sólo para despertar.

El Tzolkin tiene un sello para expresar la realidad. La realidad es el ESPEJO.

El espejo es algo plano. Todos los espejos son una superficie plana, totalmente lisa, y efectivamente existe una realidad plana, que es la realidad del mendigo loco del Tarot, o la dura realidad, o la realidad antes de la conciencia.

Antes de la conciencia, porque la conciencia no es la acumulación de conocimientos, no es la erudición, no es la estadística, y por supuesto muchísimo menos la economía. La conciencia es una puerta a otra realidad que sostiene ésta de la que estamos hablando, como un teatrillo de saltimbanquis, donde todas las personas tal vez están contratadas para hacer lo que hacen, o algo parecido.

 

Hay otra realidad, que es la realidad de las maravillas, de los milagros, del amor, del bienestar; una realidad que merece la pena vivir. En cuanto la descubres, eres voluntario.

Eso es lo que expresa la segunda onda del Tzolkin, el mago, cuya onda complementaria es la mano; La conciencia, que también podríamos llamar “aprendizaje sanador”, como una canalización.

 

La realidad es en el Tzolkin el espejo, pero el espejo además de plano está hecho para mirar. Para mirar y para VER. Cuando miras desde la conciencia entonces aparecen los volúmenes de lo que antes era plano. Es la misma realidad, pero ahora tiene sentido.

Por eso las características del espejo son tan importantes de observar. Lo plano, lo plano que se hace profundo, que encuentra un volumen, y entonces también tiene sentido que en la tercera dimensión, la dimensión plana, estés siempre deseando algo, siempre necesitando algo que no tienes, algo que ves con los ojos de la imaginación pero que no tienes, pero que lo estás viendo y lo deseas y lo quieres, o tal vez crees que lo necesitas.

Lo importante es ese juego de ver lo que no está, porque eso es algo que PUEDES hacer. Siempre puedes ver lo que necesitas, lo que deseas, lo que quieres. Y eso es una facultad, un don que te pertenece. Porque aquello que ves en la dimensión plana que es lo que deseas, se convierte en la cuarta dimensión, en la dimensión con volumen, en el ensueño. Y el ensueño explica la realidad, porque forma parte del lenguaje, que te va a hacer expandir la conciencia.

El espejo siempre es la noche; la realidad siempre es el ensueño. Claro, tiene que dejar de ser esa realidad plana. Y el ensueño siempre es la realidad.

 

Entonces de repente también toma importancia crear un calendario nuevo.

De repente está lleno de sentido. El calendario juliano habla de la realidad plana, y hay otro calendario cuando aparece la cuarta dimensión, como algo adecuado proféticamente anunciado para toda la humanidad, no sólo para minorías.

Y está lleno de sentido porque la distancia que va a separar un calendario de otro es justamente la del antípoda.

Es el juego manifestado por los arcanos 12 y 21, donde las figuras están haciendo más o menos lo mismo, o sea están sobre una pierna las dos, con la otra recogida, sólo que una está colgando cabeza abajo, como están los antípodas, tocando el suelo con los pies. Pero si tu pudieras atravesar la tierra hasta tu antípoda, la persona que está ahí no tendría la cabeza en la tierra, como si tu estuvieras encima de su cabeza, sino tendría los pies. De modo que si tu cabeza está hacia el norte, la suya estaría hacia el sur.

Y eso es lo que pasa con los arcanos 12 y 21; están diciendo que la tierra es redonda. De modo que además de todos los que descubrieron América antes de Colón, podemos también situar al creador del Tarot como un iniciado que sabía que la tierra era redonda.

Así que podían haberse ahorrado Sebastián el Cano y Vasco de Gama dar la vuelta al mundo, porque no tenían más que mirar las cartas del Tarot.

 

De modo que esa es la relación que tiene casualmente el espejo con la estrella, y la noche con el caminante del cielo. Es como si estuvieran en dimensiones diferentes.

Claro, que sucede una cosa en la noche. Si el espejo resulta que es para ver y su oculto es la noche, en la que normalmente tienes los ojos cerrados, o sea que no ves, podría parecer una incongruencia, algo que negase lo que estamos diciendo. Pero no, la noche de los ojos cerrados es la noche plana; la noche es un momento privilegiado para acercarse a la realidad, porque es cuando VES el cielo lleno de estrellas.

Entonces, claro, también puedes comprobar cómo el Tzolkin es un espejo, y cuando miras el Tzolkin puedes ver la estrella en el centro.

Es decir que el Tzolkin como espejo te puede servir para transitar todas las ondas, todas las experiencias, pero también para acceder a otra dimensión, la dimensión de la estrella, onda final del quinto castillo, o sea onda final del Tzolkin, pero cuando estás transitando los castillos, que es donde se expresan las dimensiones.

De modo que el espejo y la noche hablan de una dimensión, y la estrella con el caminante del cielo hablan de la quinta dimensión.

Casualmente el arcano V, que contiene el 5, que señala la quinta dimensión, es el Sumo Sacerdote.

 

Y es el metalenguaje del sumo sacerdote, o sea del Papa, el que nos permite hablar de dimensiones superiores, o sea de la quinta dimensión, dimensión espiritual, dodecaedro, quedando la cuarta dimensión con su número 4, como la dimensión del sentir.

 

QUIZÁS QUERAMOS SER MUY CULTOS (31/3/2012)

 

Quizás queramos ser muy cultos y entonces quizás terminemos por inventar la bomba atómica o algo así, o quizás queramos vivir, o sea ser felices y encontrar que todo el mundo lo sea.

Entonces quizás sea lícito pararse a MIRAR, o sea no escuchar a los que te meten prisa, por que ¿qué saben del tiempo?, o ¿qué saben de la eternidad, o sea tus genes, tus cromosomas? Están viajando en el tiempo desde antes que se inventara el tiempo y ahora vas a tener prisa.

 

Tu eres tus genes y no sabes desde cuándo existes y tampoco sabes dónde vas, pero ciertamente todo ese esfuerzo tiene un sentido y una dirección. Formas parte de una larga línea de personas que se adentra en el pasado y se mueve hacia el futuro .Y tú, como miembro de ese linaje de origen en lo desconocido, lo representas hoy.

 

Como el DRAGÓN  y como COLON.

Sí, el dragón es luz viajando con una misión, pero los genes  son luz. La información que contienen los cromosomas y los genes son frecuencias lumínicas, son luz  y el significado de la palabra “colon” es miembro, como perteneciente a un grupo, o sea tu, como perteneciente a tu familia.

Por eso es importante conocer acerca del dragón, o sea del Tzolkin, porque todo el Tzolkin habla del dragón, o sea de ti.

Y por eso es importante descubrir la vida, o sea mirar, escuchar, sentir, tomarte tu tiempo, para dirigirte hacia la vida.

 

La mujer tiene de fábrica cuatro accesos al éxtasis, al goce máximo, y el hombre uno.

Esto no puede ser algo casual, ni algo sin sentido.

Tampoco puede ser casual que el sistema límbico esté presente también en los anfibios.

El sistema límbico tiene que ver con las emociones y con la conducta y la personalidad, pero también con la preservación del organismo, o sea las defensas, y de la especie-fertilidad, o sea las ganas de vivir como persona y como miembro de un grupo.

Tiene que ver con muchísimas más cosas, pero con eso es suficiente para reconocer su importancia y su actualidad.

 

Tanto la sabiduría clásica antigua con sus sólidos platónicos, como la sabiduría maya antigua con su Tzolkin, hablan del CUATRO, cuarta dimensión, y del CINCO, quinta dimensión, y de su puerta de acceso, el AGUA, representada por la luna en el Tzolkin, y por el icosaedro en los sólidos platónicos. Y resulta que el agua, territorio propio de los anfibios y los peces, se relaciona con el sistema límbico, y el sistema límbico con las ganas de vivir. Para los superestudiosos actuales con diploma, habrá que pararse a mirar de qué va esto y poner a la TIERRA y a la MUJER en su lugar, por el bien de la humanidad. Gracias guapas.

HAY UN METALENGUAJE VOCEANDO II (30/3/2012)

 

Los cuatro acuerdos toltecas hablan de la tierra, sello 17, y de toda su familia. Pero la luna, que es el agua, es la onda 17. Aparecen como iguales la tierra y la luna, pero una inicia la cuarta dimensión y la otra inicia la quinta dimensión.

Pero, ¿cuál es el paso de una dimensión a otra? Encontrar la tierra y el cuerpo como un elemento espiritual, ya es una grandísima transformación. Pero sabemos que hay un paso más que es el éxtasis, el arrobamiento, el embeleso. Sabemos que la cuarta dimensión es algo estupendo porque es una evolución, un encuentro del mundo espiritual, pero sabemos que hay algo más. Y lo sabemos físicamente porque hasta hace muy poco tiempo se creía que las neuronas no se reproducían y que nacíamos con un número determinado de neuronas y estas simplemente iban muriéndose. Sin embargo se ha demostrado que las neuronas también se reproducen, sólo que eso sucede en momentos de embeleso, de éxtasis.

 

Estamos hablando de las neuronas del cerebro, de cómo hay cuatro centros en el cerebro de la mujer, y cómo en la raza roja expresada por los mayas hay cuatro elementos femeninos, como son el dragón, la tierra, la serpiente y la luna, y un elemento masculino como es el caminante del cielo. Esto significa que cuando se activa el quinto elemento, es cuando llegamos al cielo, cuando se reproducen las neuronas, y es cuando se entra en el quinto castillo, expresado por el agua.

Para ello es preciso activar los 4 centros de la mujer y reconocer en ella un ser espiritual y una relación espiritual, que es lo propio de la cuarta dimensión, para que se active el auténtico quinto centro, que es el momento en que se produce el milagro de la vida, expresado físicamente por la reproducción de las neuronas. Desgraciadamente, casi todo lo que se llama orgasmo en el masculino, es simplemente la O de la palabra orgasmo, sólo que la O y el cero son lo mismo. Aquello de lo que estamos hablando, sólo sucede cuando el hombre se entrega y siente a través de la mujer, es decir construye el “tu eres otro yo”. Y eso requiere bastante entrega, bastante desapego, quizá tiempo y desde luego mucho reconocimiento, tal vez desde el mago, o sea que el hombre se sane.

 

HAY UN METALENGUAJE VOCEANDO I (30/3/2012)

 

Hay un metalenguaje VOCEANDO porque es preciso ABRIR el dialogo; el dialogo interior. No puede haber FUSION con el otro, ni encuentro, sin fusión contigo con tu ser interior. Tu Quetzalcóatl y tu Tezcatlipoca necesitan encontrarse, reconocerse, escucharse para que tu no seas autoagresivo y agresor del otro en ti, o sumiso para que el otro agreda al otro en ti, porque donde no hay amor, hay o guerra o sumisión.

Hay un lenguaje no lógico, sino real, visitando a todos los humanos hoy. Entiendo que todos son todos los que son, sin necesidad de recurrir a un sistema de pesas o medidas para objetivarlo, porque se que tu, simplemente tu, formas parte del todos, gracias, así como todas las personas que conozco y me atrevo a querer.

 

2012 ha llegado y hoy se trata simplemente de NO TRAGAR AGUA por el momento.

Hay un VIENTO, segunda onda del quinto castillo,  voceando en metalenguaje, visitando a “todos”, a tod@s -nadie se queda sin visita, porque es el tiempo del ya-.

Pero todas las personas, tod@s, estamos en el agua YA. Agua, primera onda del quinto castillo. Agua, o sea LUNA.

Parecido al PISCIS astrológico, sello 12, correspondiendo a la casa 12, que por ser el último es el primero, porque es de donde surge el UNO. El tono 12 del idioma Tzolkin significa colaborar con todo lo existente pero sin protagonismo, o sea colaborar contigo que eres el uno, como el jardinero que cuida sus rosas, que son lo importante en esa tarea, en ese disfrute.

 

Todos estamos en el agua océano, y se trata de NO TRAGAR AGUA SALADA, porque es demasiado fuerte su sabor y te da mas sed. Pero sólo sientes tu esa sed. O sea lo que hace falta es concentración, conciencia, presencia en el presente, o sea no tragar agua y no dar órdenes  ni decirle a la gente lo que tiene que hacer, sino JUST DO IT, o sea hacerlo. Y no interferir.

El agua  te lleva porque sabe. Es sabia.

 

Sucede que Juan Cidade nace el 8-3-1495 como MAGO 13, pero en juliano, no en gregoriano. Juan Ciudad, que sería llamado Juan de Dios, en realidad se llamaba Joao Cidade, porque era portugués, pero como a los doce años vino a España, se transformó, se adaptó a la nueva realidad, siendo así un maestro en algo que hoy es fundamental especialmente, que es la adaptación, sobre todo en los momentos de cambio.

Necesitábamos decirlo, aunque no es el tema de hoy, pero también.

El amor te trasporta dimensionalmente, pero previamente te trasforma.

 

En metalenguaje todo lo que tiene sentido, tiene sentido y val. El máximo valor no es la lógica, sino la conciencia, lo que transmite. Si al mago 13, asociado al 8-3-1945, por ser Juliano le añadimos 10, que es la conversión al tiempo gregoriano, nos encontramos con SEMILLA 10, o sea la perfección del águila.

Podemos elegir entre hablar de 10 como perfección o como amor.

 

Cuidado al hablar de Juan de Dios, estamos hablando de TI.

Estamos hablando de la energía femenina.

Gracias solidaridad DRAGÓN, gracias kundalini SERPIENTE, gracias agua LUNA, gracias atrayente TIERRA.

Conviene decir antes de agradecer al CAMINANTE su aportación, que la mujer tiene  cuatro centros orgásmicos en el cerebro, en el área septal del sistema límbico, y el hombre uno, motivo por el cual conviene al hombre fusionarse con la mujer para entrar en el auténtico cuatro;  no dominarla,  para que se active el autentico cinco.

La humanidad te lo agradecerá.

 

Es curioso que se repita esta estructura donde aparece un 4, en este caso los 4 centros orgásmicos en la mujer, y donde aparece también un 5, que es el centro orgásmico del hombre.

El asunto es que si el uno del hombre se activa antes de que se hayan activado los cuatro centros de la mujer, nunca estaremos en el cinco, sino que quizá simplemente nos quedaremos en el uno. Y entonces sucede que estamos totalmente debajo de la escala.

 

Si vemos la disposición de los sólidos platónicos, lo primero que aparece es la tierra, pero porque los sólidos platónicos de lo que en este caso están hablando es de la cuarta y quinta dimensión. El caso es que si no completas la activación de los cuatro puntos, no aparece una figura con volumen, sino plana. Eso es el uno, el uno es una figura plana. Pero esa figura plana se puede transformar en un volumen. Cuando se forma un volumen significa encontrar la tierra como ser espiritual.

Si estamos hablando de una relación, es que la relación, más allá de lo físico, encuentra su sentido espiritual.

 

Y esto parece tener alguna relación con el cuatro, que en los sólidos platónicos está en la tierra y en el octaedro, que es el viento. Y por ello podemos bastante claramente encontrar que su traducción al Tzolkin es hablar de la familia del humano, compuesta por la tierra, sello 17, correspondiendo al cubo; el viento, sello 2, correspondiendo al octaedro; y sus antípodas, el 7 la mano y el 12 el humano.

Y así aparecen las dos líneas del mandala de la familia del humano, y su traducción a los cuatro acuerdos Toltecas:

-       Impecabilidad de palabra: VIENTO

-       No tomarte nada personalmente: TIERRA

-       No hacer suposiciones: HUMANO

-       Hacer lo máximo posible: MANO

 

El tono 7 resonante (29/3/2012)

 

El estudio de los tonos SIETE de todas las ondas es muy instructivo para todas las personas interesadas en adentrarse en la sabiduría de la malla, de la red que une a todas las personas y que queda patente y manifiesta para los más dubitativos, por las neuronas espejo y la creciente realidad de TELEPATIA y metalenguaje que nos acompaña diariamente, a poco que estés atento a la sincronía de los sucesos.

El tono siete reúne significados de CANALIZAR, es decir aquello que viene facilitado desde dimensiones superiores. También muestra, por su relación con la columna siete, algo que te encamina al nacimiento de tu ser auténtico más allá de lo convencional y lo lógico. Y también habla DE CÓMO TE SANAS, precisamente por ser el sello siete LA MANO.

 

La transcendencia del Viento o la perfección de la serpiente emplumada

o viajando entre las dimensiones (28/3/2012)

 

El calendario juliano medía el tiempo de la tierra plana y el calendario gregoriano mide el tiempo de la tierra consciente de ser una esfera.

En tiempos de Colón, antes de ser Colón, aunque alguien conociese la redondez de la tierra, este conocimiento no estaba en la red, y los seres humanos creían vivir en un plano.

El viaje de Colón en 1492 inicia un periodo de transformación de la conciencia de la humanidad. Con el viaje de Magallanes y Elcano, que finaliza el 6 de septiembre de 1522 regresando al mismo punto que salió, pero habiendo dado la vuelta completa a la Tierra, se pasa del plano a la esfera. Pero la humanidad todavía tarda un tiempo, como sucede en todos los cambios, en realizar globalmente el cambio de parámetro.

 

Una vez que ya solamente podría ser residual creer que la tierra es plana, sucede en 1582 el cambio de calendario, que se ajusta más también a la realidad de la duración del movimiento de la tierra entorno al sol.

De modo que estamos en esa época en plena transformación, y esa transformación es la de pasar de lo plano, o sea dos dimensiones, al volumen, o sea tres dimensiones.

Pero ese cambio, como todo lo que sucede en la realidad, o mejor dicho en la vida, está lleno de vida permanentemente, o sea de información, porque la información habilita a la vida a través de la conciencia.

Por eso es tan importante interesarse por algo más allá de los zapatos. A los grandes simios, como el orangután, el chimpancé, el gorila, se les considera que ya están erguidos sobre los pies, y a la gente le gusta pensar que el ser humano viene de los simios, no se con qué finalidad

El caso es que los simios, aun estando erguidos sobre los pies, se mueven en un territorio muy pequeño y realmente sería casi más cierto ver cómo caminan a cuatro patas la mayor parte del tiempo, motivo por el cual su cuello es muy robusto, como sus brazos, y los músculos del brazo rodean la cabeza, lo cual les impide ser corredores. Es decir que los simios se mueven en un espacio reducido.

Y los seres humanos, en su evolución, han perdido los potentes músculos del cuello y han ganado las cuerdas bucales. Pero al mismo tiempo sus pies también se han modificado, y ya no son prensiles pero le sirven para correr.

De modo que va unido que la mirada pueda ir muy lejos para que los pies también puedan ir muy lejos corriendo. Y las manos ya no tocan el suelo nunca, sólo tocan el aura.

 

Esa es la disposición de la familia del humano según el Tzolkin. El viento, sello número 2, contiene el espíritu, la comunicación y las cuerdas bucales. Y tiene como antípoda al humano, sello 12. Pero la proporción entre el viento, o sea el espíritu, y el humano, casualmente es la que marca la diferencia evolutiva entre la tierra-plana y la tierra-esfera. Es decir, es imprescindible la conciencia para saber quién eres, porque el error, o sea creer que la tierra es plana sólo te hace caminar a cuatro patas.

 

La mano, sello 7, está unida como antípoda con la tierra.

Esos cuatro conceptos definen al ser humano, no sólo uno.

 

Cuando Juan de Dios nace, en 1495, todavía estamos en un tiempo en que la conciencia de la redondez de la tierra, es decir del volumen, todavía no estaba determinada totalmente, y el tiempo se medía según el calendario juliano. Cuando muere en 1550 ya se ha establecido plenamente la redondez de la tierra. Y unos años más tarde ya comienza a medirse el tiempo en el equivalente de la tierra como volumen, que es el calendario gregoriano. De modo que la fecha de nacimiento de Juan de Dios/Juan Ciudad, es el 8 de marzo de 1495 y se considera que es el mismo 8 de marzo que ahora. Si hacemos los cálculos es un día mago 13, de la onda del viento, de un año luna 9, de la onda del dragón.

Pero quizá podemos pensar que está equivocado porque no se ha trasladado realmente al calendario gregoriano, porque ese 8 de marzo es juliano.

La cosa es fácil. El calendario gregoriano simplemente cambia y salta 10 días en 1582, pasando del  5 de octubre de 1582 a que ese día sea 15 de octubre de 1582. Es decir el 5 pasa al 15 y el 6 pasa al 16.

Eso, aplicando el Tzolkin es situarte en su antípoda, que es alguien de su misma familia experimentando algo de sí mismo para aumentar la conciencia.

De modo que el 8 de marzo de 1495, si le aplicamos el cambio al idioma gregoriano, sería pasar del mago 13, de la onda del viento, a la semilla 10 a la onda del águila. Y este señor en lugar de ser un mago transcendente, de la parte divina del ser humano, que es el viento, ya que el viento es invisible pero se hace visible gracias al humo. Y el humo es uno de los nombres del Dios dual representado por Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, que es exactamente espejo-su-humo.

De modo que el humo es el que hace visible al viento.

Y el viento es la parte divina del ser humano.

Entonces el mago 13 haría presente esto, pero resulta que ahora, si lo cambiamos del plano a la esfera, ya tendríamos que hablar de la semilla 10. Sólo que el 10 es la perfección y el amor, del águila, que es Quetzalcóatl. De modo que el sello 10 de la onda del águila está hablando del perfecto Quetzalcóatl; del perfecto amoroso Quetzalcóatl. Podemos elegir qué cosa atribuir al arquetipo de la realidad representada por Juan de Dios/Juan Ciudad, o sea la energía femenina, porque Juan de Dios habla de la energía femenina, como una energía sabia, evolutiva, amorosa, existente en cada ser humano y presente en todas las mujeres.

 

De modo que hoy la evolución no pasa por cuotas, ni por un día, sino por el reconocimiento de la mujer en un parámetro visible, representada por todas las mujeres, que tendría algo que ver con la madre tierra y la mano, y también con el interior de cada ser humano, hombre o mujer, y reconectaría con Dios a través del viento-humano.

 

Gracias. Si no fuese por ti, no lo oiría. Y si no fuese por ti, se me olvidaría.

 

 El día de la mujer trabajador y Juan Ciudad (27/3/2012)

 

Es curioso, mejor dicho es sorprendente, sincrónicamente sorprendente, o sea sospechamos o intuimos que está lleno de sentido que se quiera celebrar reivindicativamente a la mujer y se ponga a ese día el nombre de “mujer trabajadora”. Evidentemente aquí está el tufillo proletario como una mística, que es maravillosa por mística, pero horrorosa por el desprecio y el error de considerar a los seres humanos que son esencialmente libres, capaces de amar, crear, gozar, y se les englobe bajo el nombre de prole-tario, que es algo que nadie quiere ser, y lo demuestran muy bien los líderes proletarios porque ninguno educa a su hijo para ser proletario. Pero entendemos que ciertamente la mujer es siempre “trabajadora”, pero por puro gusto, por puro disfrute y como expresión de la fuerza creadora existente en dimensiones superiores. O sea, la mujer es esencialmente trabajadora porque Dios no es ningún vago.

 

Una de las demostraciones de la permanente actividad de la mujer es su ciclo menstrual. Está fabricando algo para algo, y si no sucede, lo retira para volver a empezar. Es pura creación, como el mar, que no se para nunca.

El mar solamente está parado cuando está helado. Y ni siquiera. Sólo está quieto, porque en realidad continúa empujando hasta que se arranca y es cuando se producen los iceberg.

 

Otra de las atribuciones de la mujer es como “internacional”, o sea que está más allá de las fronteras, o sea la mujer es la humanidad. Esos dos parámetros son dos parámetros del Tzolkin, donde presenta un espejo hacia Dios, y es la mujer como creadora de la vida y el otro es el parámetro humano, el espejo que representa al humano.

En esa faceta la mujer siempre está asociada a producir belleza en el entorno y a ocuparse de las personas que no pueden valerse, a la solidaridad, todo lo que está representado en el dragón. Por eso efectivamente la mujer puede ser considerada incansablemente solidaria, y que ayuda a nutrir, enseñar.

Pero el metalenguaje, es decir el mundo de las sincronías, nos informa de que el día que se había buscado para celebrar todas estas cosas, ya tenía dueño, y es nada menos que un señor que se llama Juan Ciudad. Entendemos que la ciudad es femenino, porque las mujeres siempre crean sociedad, precisamente porque se ocupan de nutrir, de enseñar, y son solidarias, de hablar…

Y a este señor, Juan Ciudad, se le ocurre nacer el 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, y además se le ocurre morir el 8 de marzo. Y lo que se le ocurre a este buen señor es cuidar enfermos, dar de comer a los pobres, enseñar.

Juan Ciudad fue pastor, soldado, sirviente, leñador, vendedor ambulante y finalmente librero. Casualmente cuando fue sirviente, resulta que se puso enferma la familia a la que servía, y esta familia se gastó todo el dinero en sus curaciones, de modo que quedaron indigentes. Y este buen señor, que era su sirviente, en lugar de marcharse se buscó un trabajo y les daba de comer, incluso antes de que les sucediera lo que le sucedió, un 20 de enero.

La fecha 20 de enero es una fecha especial donde las haya, porque casualmente o sea sincrónicamente, es la fecha en que nace la persona que hace el símbolo de la paz, llamado CND. Y resaltamos esta fecha por su sincronía.

 

La quinta dimensión y el amor (26/3/2012)

 

Es importante hablar de la quinta dimensión, presentándola aunque sea de lejos, como una realidad orientativa. Pero es importante previamente realizar las tareas de la cuarta dimensión.

En la tercera dimensión las cosas están pero no lo saben, no hay conciencia. Pero en la cuarta están las mismas cosas pero con conciencia. Y es previo al acceso a dimensiones superiores.

Por eso conviene recopilar datos para la conciencia, porque la decisión es poderosa, y una decisión con parámetros equivocados puede llevarte justamente allí de donde huyes.

Para evitar sufrir, si las decisiones son de huida, puede ser que te lleven al sufrimiento, incluso creyendo tu actitud es positiva, porque a lo mejor dices que quieres ser feliz o disfrutar, pero en realidad es el miedo a que te lo quiten lo que te guía, y seguro que te lo quitan. Incluso cuando consigues lo que quieres y lo tienes en la mano, se desmenuza como nada. Porque todo lo que no tiene su asiento en dimensiones superiores, es nada.

Y al revés, la nada llena de espíritu, es todo.

 

La disposición de los sólidos platónicos, desde el icosaedro, que contiene el triángulo y el pentágono, hasta el dodecaedro, que contiene puros pentágonos, describe la quinta dimensión, donde estaría la emoción, el agua, porque el amor es emoción, no es lógica. Por eso la vida con amor es maravillosa y sorprendente. La lógica es un poquito más aburrida, aunque sí ciertamente puede servir para matar el tiempo cuando estás precisamente aburrido.

 

Pero el amor te mete en un mundo de locura, o sea, de lo más curativo.

Casualmente, o no, el llamado día internacional de la mujer, para otros “día de la mujer trabajadora”, es también el día de San Juan de Dios. El 8 de marzo.

 

Consideramos que la mujer es sabia, y aun hablando de un día relacionado con la mujer, creemos que hoy los human@s debemos reivindicar todo el tiempo para la mujer. Atribuir un día a una causa, entendemos que en lugares donde la mujer es tan brutalmente negada, puede ser valioso todavía. Pero la verdad es que la mujer es la dueña de todo, desde su parte de la dualidad, pero plenamente.

La atribución de un día internacional es algo educativo y sirve para sacar a la luz asuntos insuficientemente considerados, para recibir más consideración. Pero hoy el sitio de la mujer es el de la sabiduría. Y ese es su lugar.

Muchos hombres aprenden a sonreír cuando son ancianos. La mujer sabe hacer eso desde que nace. Si no sabes sonreír desde el corazón, ¿qué sabes? Muchos ancianos tienen una media sonrisa, y ya son entrañables en su desvalimiento, porque esa sonrisa va con ese desvalimiento. Pero es lo que aprenden al final. Su fuerza no valía nada. Su poder no valía nada.

 

La persona que cree en la fuerza no es libre, y además tiene miedo. Por eso la luna está asociada al humano (su oculto), a la libertad. Y antes que entrar en la quinta dimensión y el amor, el agua, la emoción, te ayuda como tarea a  ser libre.

 

La onda del guerrero, en la frontera de la quinta dimensión (25/3/2012)

 

Estar en la luna es lo mismo que soñar o ENSOÑAR. No parece algo interesante desde un enfoque puramente materialista donde lo único interesante es el dinero.

Pero esto ni siquiera es muy cierto ya que ganar mucho dinero no es consecuencia de trabajar mucho, si entendemos por trabajo esfuerzo físico, sino que ganar mucho dinero es más bien consecuencia de la creatividad, la oportunidad y la planificación, que son actividades más mentales que físicas, y por ello cercanas al ensueño.


O por lo menos son consecuencia de la expansión de la conciencia, que en el Tzolkin se expresa por el Guerrero. El Guerrero, sello 16 y onda 16, es el final del cuarto castillo.

 

La onda 17, inicio del quinto castillo, es la Luna. La expansión de la conciencia es la Madurez y el final del cuarto castillo. Cumplida su función acaba su operatividad y comienza el siguiente nivel, que es el nivel 5. El nivel 5 corresponde al dodecaedro, que es el éter, el cielo, la quinta dimensión, y comienza con la Luna, el agua, la emoción. La emoción aparece así como el viaje de regreso del AGUA al cielo, de donde procede. El agua, mayim, los mayas.

 

Como sello, el 17 es la Tierra, pero la Tierra es en la onda de la Estrella, o sea de la asamblea celeste, la perfección. Efectivamente la Tierra es el sello 10, la perfección y el amor, en la onda de la Estrella, pero este lugar lo ocupa la Luna en las ondas manifestando así una fusión de contenidos entre Luna y Tierra, pero también entre Luna y Estrella, ya que la Estrella es el arcano 17 del Tarot, siendo igualmente el 17 un 8 (1+7=8), y el 8 como sello la Estrella.

Se produce así una fusión múltiple reforzada de contenidos entre Luna, Tierra y Estrella, así como un vértice de confluencia de sistemas que se complementan conceptualmente.

 

De  modo que queda manifiesto cómo la quinta dimensión precisa expandir la conciencia a través del amor, que es la segunda onda del cuarto castillo, expresada por el Perro, onda 14 del Tzolkin, pero que ocupa el segundo lugar en el castillo 4, el lugar del desafío o del regalo. Como onda segunda su verdadera naturaleza es similar al Mago, que es la segunda onda del Tzolkin, o sea supone aprendizaje, desafío y regalo, y como es blanco supone refinar, pero la madurez, o sea el trabajo realizado, es la expansión de la conciencia para poder acceder a la quinta dimensión, éter o cielo.
Sucede que no puede ser casual, y no lo es sino algo cargado de sentido, que el quinto castillo,  quinta dimensión, este compuesto por: Luna, o sea agua, o sea icosaedro 2012 ,20 caras y 23 vértices, como inicio; seguido por Viento, o sea aire, o sea octaedro; seguido por águila, serpiente emplumada, o sea volando en el aire, en el viento, o sea aire-viento; seguido por Estrella, indudablemente éter, cielo, quinta dimensión.


Quizás haya que evaluar el asunto. En todo caso antes está la tarea en la Tierra, cuarta dimensión, que es el amor-perro, soñar la abundancia-noche y la expansión de la conciencia- guerrero como frontera.

 

 

Sólidos platónicos. Parte III (25/3/2012)

 

Los vértices nos hablan de las dimensiones.

Estamos siguiendo un desarrollo donde los sólidos platónicos de la antigüedad griega, de la antigüedad de las pirámides, porque los pitagóricos eran sabios iniciados en los misterios de

las pirámides, son explicados desde la aportación del Tzolkin, de los sabios desconocidos de la tierra nueva.

Y en este desarrollo encontramos que los vértices hablan de las dimensiones. Y encontramos que hay tres poliedros, de formas que en plano son diferentes, como son el cuadrado en plano que se transforma en cubo, el triángulo que se transforma en tetraedro y el pentágono en dodecaedro. Ese surgimiento en la forma, está hablando de la tercera dimensión, que es una dimensión puramente de formas.

No hay conciencia, sólo hay forma. Lo que hay es incomprensible porque no hay observador.

Incomprensible para ti y para mi, porque no estamos.

Todas estas formas están en la tercera dimensión, y tienen cada vértice tres planos. Cuando se alinean ante la conciencia, o sea ante el espectador, o sea ante ti o ante mi, o sea ante cualquiera, o sea cuando comienza el ser humano, estas formas se interrelacionan, y el pentágono - dodecaedro desciende hasta el territorio del cuadrado – cubo, por algo que es incomprensible, sólo que es porque se gustan, porque se aman, porque les parece bien o por cualquier otra razón.

Y se produce una fusión, donde la fuerza del cuadrado se eleva hasta la proximidad del pentágono-dodecaedro, y la fuerza del pentágono-dodecaedro desciende, sólo que en realidad quizá no haya arriba/abajo, por lo menos hasta que no aparezca una conciencia.

 

Y sucede que entonces se establece una nueva realidad donde está el cubo, con sus vértices de tres superficies, o sea siendo él mismo, siendo cubo.

Está el icosaedro, que contiene vértices de cinco superficies, que es una proyección del dodecaedro, y que en la dirección que se ha movido es a buscar al cuadrado.

Está también el tetraedro, siendo él mismo, o sea con sus vértices de tres planos, tercera dimensión.

Está el octaedro, en el cuarto lugar, como ese cuadrado-cubo que ha ascendido a la proximidad del dodecaedro, con sus vértices que en este caso son de cuatro superficies. No ha ido hacia otra dirección, sino a donde estaba el dodecaedro.

Y está el dodecaedro, siendo él mismo, con sus vértices de tres superficies.

 

Quizá, para que quede más claro, que tu, que eres un chico, estás mirando a una chica. Y sucede entonces que hay un chico, que correspondería a una de las figuras con vértices en tres dimensiones, hay una chica que sería otra figura con vértices en tres dimensiones, y hay algo que está viendo el chico, que es la chica en el chico, que sería una de las figuras o de cuatro o de cinco. Si la chica mira al chico también aparece una figura en la chica, que sería una de las figuras que tendría vértices de cuatro dimensiones o de cinco dimensiones.

 

Pero entonces sucede que hay tres “algo”, que están compuestos de vértices en tres planos, y decimos “pero” porque además del chico y la chica hay una tercera cosa de vértices en tres planos. Y ha aparecido un “algo” con sus vértices en cinco dimensiones, en cinco planos y otro “algo” con sus vértices en cuatro dimensiones, en cuatro planos.

Pero esto resalta que un “algo” de tres dimensiones no se ha proyectado en ninguna dirección, luego es diferente de los otros. El cinco ha bajado hasta el cuatro, el cuatro ha subido hasta el cinco, y el tres sigue estando en el mismo sitio. ¿Qué le pasa?, ¿qué es esto?

 

Sucede que el cuatro, cuando se ha proyectado hasta el cinco, contenía el tres, o sea estaba formado por triángulos, y el cinco, cuando se ha proyectado hacia el cuatro, también contenía el tres, o sea estaba formado por triángulos. Es decir, que o bien el tres ha atrapado algo del cuatro y algo del cinco, y entonces el cuatro y el cinco no se tocan, sino que el tres está entre medias; o bien el cuatro y el cinco se tocan a través del tres.

Es decir, si tu estás con tu pareja, ¿qué sucede? Que aparece algo en ti por la presencia de esta pareja, que no está cuando estás tu solo. Y aparece en esta persona, que es tu pareja, algo, que no está cuando tu no estás.

Elegimos llamar a esto el tres.  Y está en el territorio de las emociones, y puede ser alegría, gozo, placer, en una escala donde podríamos decir multi-gozo, multi-alegría, multi-placer, o multi-multi-multi, etc.

Desgraciadamente también podríamos decir enfado, odio y cosas peores. Pero elegimos hablar de lo que crea, no de lo que destruye. Y encontramos que el tres, en el mundo de las energías, que tal vez es un espejo tuyo, tu seas ese gozo o multi-gozo. Y cuando pasas de ser el tres, o sea simplemente tu mismo, y ese tres se expande y da un paso más allá, se convierte en un cuatro. Entendemos que ahí está la cuarta dimensión y la conciencia. Simplemente porque todavía estamos hablando de formas y de sensaciones. Y esto correspondería al elemento cuatro, como primer acceso ascensional, y correspondería a la tierra, a la materia, que en realidad no está en la tercera dimensión, sino en la cuarta, cuando entendemos que la materia no pesa, sino que es una vibración y es algo espiritual, y que incluso su función es sostenerte para elevarte más.

 

Encontrar el espíritu en la materia es tal vez entrar en la cuarta dimensión.

Su situación en el ser humano está en el quinto chakra, y es importante hablar. El hablar te sitúa en la conciencia, en la cuarta dimensión. Incluso podrías decir tonterías; terminarías por darte cuenta de algo, porque la conciencia te busca, te quiere, te ama y dialoga. El diálogo en metalenguaje termina por aparecer, sobre todo en este tiempo. Muy importante las palabras. Las palabras establecen una auténtica red, porque tu puedes muy bien recordar qué cosa has dicho o qué cosa has oído. Las palabras son una red invisible.

 

El dodecaedro se proyecta en el agua, el icosaedro, y en el segundo chakra. El dodecaedro habla directamente del cielo, y el segundo chakra, la sexualidad, es totalmente sagrada. Tan sagrada que permite que la uses como si fuera pura tercera dimensión, o sea absoluta inconsciencia; permite que la uses como si fuera cuarta dimensión, y espera a que la encuentres como quinta dimensión, algo que te lleva al cielo.

Ahí está la fuerza de todos tus antepasados y de todos tus descendientes. Es un hecho totalmente de otra dimensión, que como las cosas de las dimensiones superiores, se adaptan perfectamente en dimensiones inferiores.

 

En el Tzolkin su lugar es la séptima columna, y sucede que el triángulo del tetraedro que es el fuego, hace aparecer una pareja que es la estrella tetraédrica, que es el doble tetraedro, es la pareja. Son los gemelos. Sucede el nuevo nacimiento y se fusionan los contenidos de los sellos y los contenidos de los tonos. Los contenidos de los tonos hablan de la onda encantada y de tu oculto, porque el oculto suma 14 en los tonos, que es la onda encantada y uno mes, mientras que el oculto de los sellos suma 21, que son los 20 sellos y uno más.

De modo que el triángulo es un lugar de fusión, y es el Tzolkin, y eres tu, y está compuesto como símbolo del espejo, que es una X, y del rombo, que es la estrella. Es el lugar de la ascensión, mientras que la X corresponde a la tierra, al tiempo. La X es la cuarta dimensión, porque ya hay conciencia, y la estrella es el lugar de la ascensión.

El dibujo que forma la estrella es dos triángulos, cuya proyección es el tetraedro estrellado.

 

 

Sólidos platónicos. Parte II (24/3/2012)

 

 

Resulta que los pitagóricos también conocían, y para ellos era algo muy importante, la existencia de unos poliedros regulares, que es lo que ha venido a llamarse sólidos platónicos.

 

Estos sólidos platónicos aparentemente no tendrían nada que ver con el Tzolkin, y sin embargo creemos que comparten sabiduría.

Comparten sabiduría porque hablan de lo mismo, incluso de la misma manera, y son accesibles por el mismo sistema.

El acceso a esta sabiduría es mirando.

EL CUBO

El primer sólido platónico es el cubo, que es un poliedro regular compuesto por cuadrados. El cubo tiene 6 caras cuadradas que se unen en 8 vértices. Normalmente significa la Tierra y podría ser el primer chakra o la parte estructural del cuerpo, la red de colágeno.

También conviene señalar, porque en su momento tendrá importancia, que estos vértices unen tres caras.

 

EL ICOSAEDRO

El segundo poliedro sería el icosaedro, que normalmente se le considera el agua. Está formado por triángulos. Exactamente se trata de 20 triángulos unidos por 12 vértices.

Es importante resaltar que este poliedro está conformado por triángulos unidos de cinco en cinco, de tal forma que más allá del triángulo aparece el pentágono. De modo que podemos decir que está compuesto de triángulos y de alguna forma también de pentágonos. De hecho cada vértice une cinco triángulos.

Si colocas uno de los vértices hacia arriba, siempre queda otro de los vértices hacia abajo, y entonces la disposición es cuatro pisos de cinco triángulos, o también 10 triángulos arriba y 10 triángulos abajo en dos pisos separados por una línea dentada que recuerda a Kukulcán.

 

Esa línea en zigzag separaría la mitad superior de la mitad inferior que estaría como en espejo, y recordando además el movimiento de las sombras en la pirámide de Kukulcán, que tiene una forma como dentada.

En definitiva, el icosaedro es un poliedro de 20 superficies y 12 vértices.

También tendríamos que señalar, porque en su momento será importante, que los vértices del icosaedro unen 5 caras.

 

No podemos menos que destacar 20-12.

Estamos en 20-12, momento de cambios, momento de surgimientos. Y hay un poliedro que contiene un 20-12. Corresponde al segundo chakra.

 

EL TETRAEDRO

El tercer poliedro es el tetraedro, compuesto también por triángulos, formando cuatro caras y cuatro vértices. Corresponde al fuego. Y podría corresponder también al tercer chakra, sobre todo considerándolo como fuego de la digestión, que en el sistema taoísta sería el intestino delgado.

Cada vértice une tres superficies.

 

EL OCTAEDRO

El cuarto poliedro es el octaedro, que corresponde al aire. Está formado por triángulos; ocho triángulos unidos en 6 vértices. Pero este poliedro también más allá del triángulo forma un cuadrado.

También conviene resaltar que cada vértice une cuatro superficies.

Podemos considerar que corresponde al cuarto chakra como localización de los pulmones, pero también podría corresponder al quinto.

Cualquiera de los dos sistemas nos sirve, sólo que como faltaría alguna atribución al cuarto chakra, esa atribución podría ocuparla el doble tetraedro formando la estrella tetraédrica, que no es en sí un sólido platónico, pero que sería un sólido platónico no siéndolo, lo cual lo convierte en algo mucho más interesante, porque sería incluso mucho más real, siendo real lo que une realeza y realidad. Como tu, que siendo real no llevas la corona en la mano, sólo que cuando eres más auténtico eres más real. Pero no es algo que se vea, ni falta.

Y la estrella tetraédrica tendría la resonancia de la estrella y el valor de la luz, ya no del fuego, y su lugar en el corazón, dejando los pulmones como algo que va a ser expresado en el quinto chakra, de la misma forma que los riñones físicos están colocados en un territorio del tercer chakra y se van a expresar en parte en el primer chakra y en parte en el segundo. Y los pulmones harían algo similar entre los chakras supradiafragmáticos.

 

Entonces vemos que el cubo y el octaedro contienen una resonancia común en cuanto al 8 y al 6, ya que uno son 8 superficies y 6 vértices, y el otro son 8 vértices y 6 superficies. Y también tienen un elemento que les une, que es el cuadrado.

 

EL DODECAEDRO

El quinto elemento es el dodecaedro, que está formado por pentágonos: doce superficies pentagonales unidas por veinte vértices. Cada vértice une tres caras.

Se corresponde con el éter.

También correspondería, en una posible diferenciación con los cinco sólidos platónicos, a la cabeza, y entonces ocuparía el quinto, sexto y séptimo chakra. Pero si le concedemos rango a la estrella tetraédrica y la situamos en el cuarto chakra, entonces el quinto chakra lo ocuparía el tetraedro y el dodecaedro estaría situado en el sexto y séptimo chakra. Nos sirven las dos posibilidades.

 

También encontramos la misma resonancia que el icosaedro, que tiene 20 superficies y 12 vértices, mientras que el dodecaedro tiene 12 superficies y 20 vértices.

Hay la misma resonancia del 20 y el 12.

Encontramos la resonancia del 8 y el 6, y el 20 y el 12. También encontramos que el 8 y el 6 están unidos por contener el cuadrado, y el 20 y el 12 están unidos por contener el pentágono.

 

Por otro lado, estos cinco poliedros sólo contienen 3 tipos de figuras en plano, que son el cuadrado, el triángulo y el pentágono.

El triángulo ocupa los tres niveles del centro en el orden numérico: el triángulo puro ocupa el centro-centro, y luego una unión de triángulo y cuadrado ocupan el cuarto lugar y triángulo y pentágono ocupan el segundo.

De tal manera que se establecen distintos ritmos. Hay un ritmo impar que contiene los poliedros con figuras en el plano diferentes: el cubo formado sólo por cuadrados; el tetraedro formado sólo por triángulos; y el dodecaedro formado sólo por pentágonos. Y la característica también común es que los vértices unen tres superficies.

Y los poliedros que contienen dos figuras en plano ocupan los lugares pares: la unión del pentágono y el triángulo ocupa el número 2  y la unión del pentágono y el cuadrado ocupa el número 4.

Aquí la característica diferencial es que cada vértice no une tampoco las mismas superficies, sino que uno de ellos, el octaedro, une cuatro superficies, y el otro, el icosaedro, uno cinco superficies, mostrando así una diferencia.

 

Desde el mundo maya tenemos una resonancia con los sellos, que son 20. Y encontramos que hay dos poliedros que contienen el 20, el dodecaedro y el icosaedro.

El icosaedro parece contener una proyección del éter en el territorio de la tierra. El éter, o sea el cielo, lo más celeste, se hace presente en la tierra a través del icosaedro. Y esto es el agua, en hebreo MAYIM, las aguas, porque mayim es plural. Pero si maya lo convertimos en plural, diríamos los mayas.

Parece algo procedente de lo etérico, del cielo, que está en la tierra.

Y esto, con la extraña resonancia a través del icosaedro del 20-12.

 

Pero también es 20-12 el éter. Y si cada uno de los poliedros supusiese una dimensión, diríamos que es la quinta dimensión.

Consecuentemente el mundo del agua, o sea el mundo del icosaedro, o sea el 20-12, contiene algo de la 5ª dimensión.

 

Por otro lado, la resonancia del 8 y el 6 nos lleva a que en el Tzolkin hay una resonancia del 8 y el 6 en las dos columnas de portales que rodean la columna central.

Esta resonancia nos habla de los tonos.

Igual que el 20 nos habla de los sellos, el 8 y el 6 nos hablan de los tonos, porque hay una secuencia del 1 al 7, que es la columna central, la columna mística, y está compuesta por 7 elementos. Y también hay una secuencia de 7 elementos en espejo de la anterior, que estaría compuesta de una secuencia que se inicia en el 7 y termina en el 13. La columna central estaría así doblemente representada, porque la columna central es propiamente el espejo.

Por ese motivo en el Tzolkin es la única línea que no contiene portales, porque es el lugar. Y los portales están en el exterior.

Los portales están en el 6 y en el 8. Representan a la tierra ascendiendo, de tal manera que la tierra es el cubo, y esa energía ascendente de la tierra que es la kundalini, la serpiente emplumada cuando vuela, el águila, sería lo que se representa con el 8.

 

También resulta que el 7, la columna central, estaría representada por una figura formada por cuatro triángulos, siendo el triángulo un 3. Y 4+3 son 7. El centro de los poliedros contiene un 7, que es justamente la columna 7, la columna central.

Este poliedro también tiene una versión donde hay dos tetraedros enlazados. Y ese es justamente el centro del Tzolkin, lo que corresponde al perro 13-mono 1, que es donde se une amorosamente, en un acto de amor, la energía del cielo y la energía de la tierra. Y ese lugar es el hombre.

 

Los triángulos corresponden al hombre, y nos hablan de tercera dimensión y cuarta dimensión, porque el hombre está entre la tercera y la cuarta dimensión según la conciencia, es decir según la luz. Y la emoción, la empatía, el agua, es algo de la quinta dimensión, porque no se podría vivir sin emociones. No se puede ser feliz sin amar, sin sentir.

 

Sólidos platónicos. Parte I (23/3/2012)

 

Podemos hablar de la malla o de la red, pero también podríamos hablar de los mayas y de internet, o simplemente de los seres humanos.

Todos los seres humanos estamos unidos, pero no solamente por una cosa sino por muchas. Podemos hablar de esa unión espiritual o emocional que suponen las neuronas espejo, que han encontrado nuestros sabios actuales. Pero también estamos unidos por el aire que respiramos o por el tiempo, y también por la realidad que vivimos. Incluso nuestros antepasados se presentan en nuestro presente a través de los genes, de los cromosomas.

Si un biztatarabuelo ha hecho una mutación genética por el motivo que sea, esa mutación está presente ahora a través de su biztataranieto. Creo que algún grado de unidad refleja esto.

Quizá es un poco lo que entendían los sabios antiguos del mundo desconocido, o sea de América, cuando hablaban del espejo para hablar de la realidad.

Pero también decían que el espejo era Dios, de modo que la realidad era algo que une pero era también Dios y era también el otro, el gemelo, o sea tu igual.

 

Hay un misterio con América. Los restos más antiguos humanos que se encuentran tienen 12.000 años, mientras que en Europa, en Asia o en África, hay restos humanos de distintas especies donde aparece una evolución. Y estos restos se encuentran con dataciones de hasta un millón de años, y más.

Estos humanos, a lo mejor más rudimentarios, no han existido en América, no hay restos en América. Pero incluso de especies como Neandertal, que encontramos restos asociados a creaciones artísticas como Altamira y distintas piezas de adornos para el cuerpo, tampoco existen en América. De tal manera que hablar de humanos de hace 40.000 años, como los de las pinturas rupestres, no es posible.

Todos los humanos en América son Sapiens-sapiens, o sea como nosotros. Y sin embargo los conocimientos que existían en América, como son los conocimientos astronómicos, son superiores a los de sus contemporáneos en muchos aspectos, y muy similares a los máximos conocimientos de la antigüedad, que eran conocimientos que estaban en los templos.

 

Sin embargo su presencia era desconocida. ¿Cómo ha llegado este conocimiento a este lugar?

Ese es el misterio. Y cómo ese conocimiento que ha estado ignorado durante siglos, ha empezado de repente a informar a los aparentemente sabios actuales, abriéndoles posibilidades  que estaban bastante alejadas del pensamiento común por su naturaleza sobre todo espiritual. Y son conocimientos acerca de las conexiones invisibles pero reales como es la telepatía y similares, y también conocimientos acerca de otras dimensiones.

 

El mundo occidental se había alejado del conocimiento de los templos, y por ese motivo se había adentrado en el mundo de la materia. Pero ciertamente también la materia, igual que el tiempo, que el aire, que los genes y el resto de cosas que ya hemos citado, une a todos los seres humanos.

También la materia es una red. Y es una red que nos sustenta. La realidad material de los átomos es una red de fuerzas gravitatorias.

Y es justamente cuando en el viaje hacia la materia se ha traspasado del átomo a la red de partículas subatómicas, cuando el conocimiento maya ha sido posible que sea recibido.

Hasta que el puro materialismo o el materialismo más puro ha desmenuzado tanto la materia, que se ha encontrado que tenía razón la sabiduría de los templos, que es la sabiduría similar a la de los sabios mayas.

 

Sabemos que el Tzolkin de 260 casillas reproduce una medida natural, es decir celestial, celeste, que es la precesión de los equinoccios, que es algo real y que tiene una duración de 25.000 y pico años, es decir de 260 periodos de tiempo, siendo cada periodo de 100 años, porque para estar en lunes basta la primera hora del lunes, no hace falta que hayan pasado las 24 horas del lunes porque entonces ya estaríamos en martes.

Y esos 260 periodos de 100 años son un Tzolkin, luego ellos sabían de qué hablaban. Pero es que ese periodo también se llama año platónico.

Onda del Guerrero: del 25 de marzo al 6 de abril

 

La energía del guerrero, que representa la expansión de la conciencia, va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta), a la onda del caminante del cielo, que no tiene límites ni restricciones mentales:

Según vamos trabajando en la eliminación de las restricciones y patrones limitantes de comportamiento, estamos expandiendo la conciencia, y de esta forma conseguimos aumentar la energía  (serpiente, tono 13 en la onda del caminante del cielo) y alcanzamos la prosperidad (estrella, tono 13 en la onda del guerrero).

 

 

La expansión de la conciencia, lleva a la armonía y la abundancia (estrella, tono 13)

En esta onda, la liberación (tono 11) se consigue con el desapego mental, físico y material.

Lo que nos desafía y a la vez hace avanzar (tono 2) es la alineación (tierra) cielo y tierra con nuestro interior; cuidando a la tierra como a nuestro cuerpo.

Como es obvio, en esta onda da fuerza a la expansión de conciencia el sol (tono 5), es decir la luz.