Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA HUMANO (11 AL 23 DE DICIEMBRE)

- Cerca, todo está cerca

- El camino de los Castillos

- Los seres humanos y la tierra

- El ser humano

- La onda del humano

Cerca, todo está cerca.

Mira a tu alrededor porque todo está cerca y te busca  (18/12/11)

 

El mejor maestro no es el que más sabe.

El mejor maestro es el que está cerca.

Estamos en contra de la SELECTIVIDAD.

Sí, estamos en contra de la selectividad y del clasismo, en contra de las barreras.

¿Qué puedes aprender de algo inaccesible?

Ciertamente la sabiduría, sea lo que sea, viene a ti y te busca, y te persigue, porque ¿cómo puedes reconocerla si no sabes?

Ciertamente es la sabiduría la que quiere que sepas.

Es ella la que dialoga contigo para que la reconozcas.

 

¿Cómo puedes amar si no tienes amor?

¿Cómo puedes amar si el amor no te ha hecho de los suyos?

Pero si dentro de ti hay amor, ¿cómo puedes no amar?

 

Tal vez las personas son seres celestes y las enfermedades no existen, y no tengas que pagar por la “mejor luz” a la “mejor compañía de la luz”.

No necesitas ir a la India a buscar el mejor maestro de yoga, porque tu vecino, o sea cualquiera, en un “cursito” se ha hecho profesor. Y no siendo el “mejor profesor”, tu haces yoga, porque el yoga a ti te equilibra, aunque no estés con el mejor, quizá simplemente con el más barato, pero cerca.

La sabiduría está cerca y te busca.

 

Entendemos que en el Tzolkin del encantamiento del sueño, hay una aproximación de la sabiduría hacia el ser humano del siglo XXI. Y entendemos que es así porque muchas personas simplemente con la resonancia en su interior de algo que les transmite “este Tzolkin”, modifican su vida, cambian su vida y encuentran más sentido.

 

El ser humano del siglo XXI posee mucha información, y eso quizá podría parecer que es lo que le hace diferente a los seres humanos de otras épocas o de otras culturas.

Pero tal vez no sea la acumulación de información, sino simplemente que ha llegado el tiempo de despertar.

Es el momento de frotarse los ojos y mirar. De hecho, toda la sociedad lo está haciendo. Simplemente porque el modelo económico nos lleva a la catástrofe. No son los anti-sistema los que llevan a la HUMANIDAD a la catástrofe.

Los elementos incontrolados de personas descontentas, indignadas o anti-sistema, pueden romper algunas cosas y destruir algunas propiedades u ofender a algunos dignatarios, pero es el propio sistema económico y social el que sí nos puede llevar a TODA LA HUMANIDAD, y la está llevando, a la catástrofe. Pero incluso eso que parece una verdad porque mucha gente lo dice, simplemente puede ser relativo, y sea una idea contaminante como tantas otras, porque nada puede destruir a la vida.

Realmente la idea que transmite el Tzolkin es que se está cerrando un ciclo y su propuesta es cómo llegar al cielo, es decir a dimensiones superiores, porque el ser humano es AUTOEXISTENTE, y su naturaleza es de luz, siendo la luz el componente primordial de las dimensiones superiores de la vida. Y una de las características principales en esas dimensiones es que no se trata de buscar tu propio interés, es decir actuar de forma excluyente, sino encontrar lo que te une, porque la característica de la luz es unirse. No hay barreras en la luz, ni tampoco hay pretensión. Simplemente luz.

 

La luz, cuya unidad más pequeña sería el fotón, unas veces se comporta como onda y otras como partícula. Pero es lo mismo.

Los seres humanos nos comportamos como partículas, es decir como materia, y ahora estamos convocados a reconocer qué es comportarse como luz.

Hay personas que creen que una cosa es la materia y otra la luz, y por eso piensan que los seres humanos son seres materiales y no son seres de luz.

Tal vez despertar sea simplemente reconocer quién eres y darte cuenta de que no es la materia la que te da la vida, sino que es la vida la que te da la materia, y tu puedes hacer mucho más por la materia, incluso encontrar la realidad espiritual, muy espiritual, de la materia. Es decir, encontrar que la tierra es el cielo.

 

El camino de los Castillos (17/12/11)

 

Por favor que no se ofendan los amantes de las tradiciones.

Por favor que no se ofendan los localistas, ni los que les gusta hablar de juncos, lobos, águilas, terremotos, panteras, o volcanes, cosas todas bellas y MARAVILLOSAS.

 

Castillo rojo: HAZLO

 

Pero alguien NECESITA SABER que el primer castillo puede ser expresado con el símbolo-logotipo de NIKE y con su eslogan JUST DO IT. Gracias NIKE.

HAZLO. Simplemente hazlo. RealÍzalo. Lo único que hace falta es hacerlo.

 

Se trata de una energía descendente que te hace ascender.

El castillo rojo es como un vector vertical descendente dragón –mago o luz descendente- conciencia, que al ser realizado inicia el ascenso mago–mano- sol.

 

Visualmente aparece como una V, cuyo primer tramo dragón-mago es descendente y más corto. El segundo tramo de la V es ascendente y más largo mago-mano-sol.

 

Algo nuevo sucede en lo viejo

 

De alguna manera estamos hablando del ser humano, porque eso es realmente lo importante en este momento, o sea de TI, y de eso es de lo que habla el Tzolkin. SORPRENDENTEMENTE.

Sorprendentemente, porque el Tzolkin HA EMPEZADO A HABLAR A TODOS solamente desde finales del siglo XX. Antes, tal vez hablaba a algunas personas, pero desde finales del siglo XX, simultáneamente al abandono del latín por la iglesia católica para hablar en todas las lenguas existentes en el mundo (objetivo real y prioritario de la iglesia católica), simultáneamente a la apertura de la cultura china a todo el mundo, y también a la aparición de internet, sucede que los valores, que tal vez siempre han estado o dormidos o sólo para unos pocos en la cultura maya, se abren a todos.

Solamente que además de abrirse a todos ROMPEN LOS MOLDES de lo antiguo y activan códigos nuevos para los nuevos seres humanos. Y los “PROFESIONALES” de todas las tradiciones se ven desbancados por algo nuevo que aparece en aquello antiguo que poseían.

 

El Humano es camino

 

Según el Tzolkin, el humano es el sello 12, siendo el tono 12 lo que responde a la cuestión ¿cómo puedo colaborar con todo lo que existe? De modo que la energía real humana es de colaborar con la vida, con lo existente.

Pero como onda es la ocho, siendo el ocho la estrella o la comunidad celeste, tus pares, donde todos son importantes y necesarios, y tienen su función como los dientes. Todos a una.

 

Pero el ocho también significa la INTEGRIDAD.

Integridad contiene dos sentidos, uno sería algo así  como impecabilidad, por lo menos como intento. El otro sentido de íntegro indicaría total, o sea todo y todos. Si falta alguien hay que salir a buscarlo, o sea encontrar a la oveja perdida, o sea aquí estoy. Además si me equivoco estoy dispuesto a aprender, y si te equivocas, también, y a esperar la luz.

 

También habla de LIBERTAD y de verdad, que suena a verde. La verdad te hace libre, pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy REALES, aunque no siempre evidentes.

 

El ser humano es un CAMINO. Gracias mayas.

Esto es un pensamiento elevado, gracias abuelos.

 

El Tzolkin  propone en el primer castillo simplemente hacerlo. Just do it, o “lo justo es hacerlo”. Ciertamente es una traducción libre pero lo humano  es LIBRE, porque lo íntegro es libre, porque lo libre es integro.

 

El primer castillo es muy especial porque es el único formado por dos parejas de ocultos. El dragón y el sol  son ocultos entre si y representan la luz o dimensiones superiores,  que sólo podemos concebir como luz. También mago y mano son ocultos entre si y te representan a ti.

A TI.

 

Tu ves la luz y decides dejarte guiar, esto es mago. Entonces descubres que puedes, esto es la mano.

Mano  es hacer, sanar, realizar, canalizar. Canalizando, puedes.  

 

El talión es ley, pero la ley será saltada. No morirás. Vivirás .Dicen que morir es ley de vida pero la ley será saltada. El camino va a la resurrección.

El humano es camino.

 

La ley

 

En cuanto sales de aquí la ley ya es otra.

La ley sólo es lo que conoces, pero ¿cómo entrar en lo que no conoces si sólo te mueves en lo que conoces? La ley tiene que ser saltada, es decir, tienes que salir de la simple repetición si quieres llegar a otro sitio. La ley es lo que conoces. Eso es Jesucristo, el fin del karma, el fin de la ley, el acceso a lo que no conoces.

El camino va a la resurrección, que es lo que no conoces.

El humano es camino.

 

Castillo blanco: El CAMINANTE ENCUENTRA EL CAMINO

 

 

El segundo castillo es “EL QUE LO ESTA HACIENDO”,  o sea el caminante; el explorador, más allá de la ley y de la muerte, enlaza.

El explorador encuentra y accede, o sea une otra realidad y resucita, y aparece el humano.

El segundo castillo está compuesto por el caminante, o sea el explorador de lo desconocido, de más allá de la muerte y de “todas esas leyes“. La ley es lo conocido, lo que siempre pasa.

El segundo sello es enlazador, que es la muerte y todo lo que te domina por miedo. El desapego te libera del miedo y te permite acceder a lo posible de donde el miedo te excluye. El caminante necesita desapego para caminar, entonces ENLAZA.

Esa libertad del desapego produce una transformación total. Esa es la tormenta, una transformación que puede considerarse resurrección, empezar a vivir. Y eso es el humano. Pero el humano es un camino que hay que recorrer.

 

Caminante – enlazador - tormenta – humano.  

El caminante encuentra el camino. Se encuentra a sí mismo.

Curiosamente ese es el asunto de la divina comedia de Dante.

 

Haciendo-primer castillo, la persona se encuentra-segundo castillo.

 

Castillo azul: EL CAMINO

 

 

El camino está en el tercer castillo. El camino es el humano como proyecto que va realizándose, pero la descripción del camino está en el tercer castillo.

La serpiente, la kundalini, atraviesa el espejo y asciende. La ascensión son el mono y la semilla.

La serpiente se arrastra por la tierra. Escenifica el estar pegado a la tierra

Pero el mono vive en los árboles y ya está separado de la tierra.

El mono  escenifica el inicio de la ascensión, por eso es el nuevo nacimiento en el centro del Tzolkin. Y la semilla pegada a la tierra, incluso desde dentro de la tierra también asciende. Siempre asciende.

 

El tercer castillo se inicia con la serpiente uno. Esta casilla en el Tzolkin es la 105. Pero 105 es justamente lo que se suma cada año a tu sello natal anual para encontrar el siguiente.

Cada año sumas 105 sellos al tuyo del año y encuentras el nuevo.

CADA AÑO EL CAMINO SE ABRE DE NUEVO PARA TI. El camino del espejo lleva al nuevo nacimiento, o sea a la vida total

El instrumento ascensional es el espejo.

Primero la luz te encuentra, o sea encuentras la luz y la sigues. Entonces sucede que te encuentras a ti mismo. Al reconocerte se abre un camino que te lleva… al cuarto castillo, tierra.

 

Castillo amarillo: TIERRA DEL AMOR

 

El cuarto castillo se inicia con la tierra y continúa con el perro, el amor incondicional. Por eso sucede que el camino es el camino que te lleva al lugar donde existe el amor. Tierra es un lugar, pero esta tierra es la tierra del amor. ¡El camino sucede en la tierra del amor¡

 

El instrumento necesario sería el ensueño, o sea la noche.

Soñar la abundancia, porque eres creador con tus visualizaciones, y ese es tu mejor instrumento para realizar EL AMOR en LA TIERRA, o lo contrario.

La tierra es el lugar del amor para el guerrero, o sea para el que ha expandido la conciencia.

 

Tu eres el mago,  tu eres el caminante, luego eres el mono y la semilla, y finalmente el guerrero.

Para ser mago necesitas querer, es decir un acto de tu voluntad libre, depende de ti. El ser caminante significa que has encontrado camino, y has encontrado camino porque has encontrado gozo; es un acto de conciencia.

Luego eres mono porque eres nuevo, disfrutas con total confianza, y quizá te das cuenta de que eso es nuevo para ti, además de otras cosas. También encuentras qué cosa es ser semilla, porque SABES que todo estaba ya en el programa, es decir que simplemente estás siendo quien eres, sin esfuerzo. Y eres guerrero como una consolidación. No necesitas ni voluntad ni conciencia; simplemente lo eres. No necesitas pensar; sabes.

 

Es lo que enseñan los arboles: haz el amor y no la guerra.

La tierra es el lugar del amor para el guerrero, o sea para el que ha expandido la conciencia, y su energía, o sea la kundalini, asciende.

 

Castillo verde: LA TIERRA ES EL CIELO

 

Esto te lleva al quinto castillo, el castillo verde, al CIELO.

El caminante llega al cielo, porque la tierra es el cielo cuando tu visualización sueña la abundancia y tu energía te lleva al amor.

Luna, en el cielo. Viento, lo inmaterial el espíritu. Águila en el cielo. Y sol.

Todo cielo.  

Lo cierto es que “estés donde estés, estás donde estás”. Pero sólo ESTÁS,  NO ERES. Estar es momentáneo, ser es otra cosa.

Mejor saber quién eres.

 

Gracias NIKE, gracias abuelos, gracias árboles, gracias kundalini.

 

Los seres humanos y la tierra (15/12/11)

 

Los seres humanos, la mayor parte de las cosas que hacemos no sabemos porque las hacemos y muchas veces ni siquiera sabemos que lo estamos haciendo.

Este año está numerado como 20-11, o sea 2011 de lo que se puede llamar era común, con todo merecimiento porque es en este tiempo y en esta cultura cuando se VISLUMBRA  lo común.

 

Estar vivos y conscientes

 

Común significando “de todos sin excepción”.

La tierra es común, porque es para todos.

Encontrar lo común en la tierra es una iluminación.

Encontrar lo común en la tierra es algo iluminativo porque es descubrir la tierra como algo que se “entrega“ a todos los seres humanos sin excepción.

Sin excepción  y sin juicio.

 

Sin juicio porque la tierra se entrega a todos sin evaluar su aptitud, moralidad, sabiduría o belleza. No, no hace nada de esto.

La tierra está para todos, no “es “de nadie sino para todos.

 

Este año 2011 suceden cosas muy extrañas, tan extrañas que ya casi ni sorprenden y mucha gente, cada vez más, se da cuenta de que realmente lo que sucede es que están vivos.

Estar vivo quiere decir que los problemas se resuelven solos.

Los problemas sirven para darte cuenta de que estás vivo. Los problemas muestran LA VIDA  como la oscuridad puede mostrar la luz. En cuanto aparece, no pasa desapercibida. Sin embargo “un distraído” cuando está a su rollo ignora la luz y también la vida y es necesario que pase algo contundente para que ese distraído se vuelva atento o sea despierto y útil.

Porque no estamos aquí para ignorar, sino para que la conciencia se ilumine.

“Aquí” es la Tierra.

 

La secuencia de las ondas en el Tzolkin

 

La primera onda es el programa.

La primera onda, onda del dragón, es el propósito, y sólo te interesa realmente si estás despierto.

Por ello puede considerarse como onda del despertar; la segunda, onda del mago, del aprender; la tercera, onda de la mano, de sanar; la cuarta, onda del sol de aclararse, de empezar a ver.

La quinta, onda del caminante del cielo, es la de la expansión, de la energía; la sexta, onda del enlazador, de enlazar, o sea de unir y esto ya son palabras mayores. Son palabras mayores porque para unir tienes que respetar.

Unir sin respetar sería más bien anexionarse, apropiarse, forzar, o cosas así.

Sin embargo la propuesta a través de la onda del enlazador sería más bien unir con desapego, es decir sin ego.

 

Estás vivo, pero ¿para qué?, ¿qué hago aquí?

 

Aquí es la tierra y encontrar lo común en la tierra ya es una iluminación.

Encontrar lo que te une a todos los seres humanos es activar la malla.

Activar las neuronas espejo, pero también reconocer tu unión con todos los seres vivos, hoy tan maltratados y no participar de ese maltrato.

Reconocer tu unión con la tierra, también maltratada, y con las estrellas.

 

Activar la malla que te une a todo lo existente ya es una iluminación. Te cambia la vida; quizás es cuando empieza.

Los niños de meses en las guarderías primero son muy agresivos y se muerden, se arañan, se tiran del pelo y hacen lo que sea para conseguir el juguete, sin reconocerse, pero luego aprenden a jugar y compartir.

Entonces, se reconocen y se quieren.

Nosotros también  tenemos que aprender.

El calendario maya contiene une propuesta para todos los seres humanos.

Esa propuesta también es una guía,  la típica guía que buscas cuando vas a otra ciudad o a otro país. El calendario maya contiene información de otras dimensiones de la vida, de otras formas reales de vivir.

 

La segunda onda en el Tzolkin es la onda del mago, es decir del aprendizaje. Pero es el aprendizaje necesario para llegar a ser humano.

La onda del mago está unida en lo oculto con la onda del águila, que es la creatividad.

La creatividad se desarrolla al mismo tiempo que aprendes, pero lo importante es que la onda del mago te conduce a enlazar como trascendencia del aprendizaje, y este enlazar trascendente es equivalente a sanar trascendente.

La onda del mago acaba en el enlazador 13, a la vez que la onda del águila  acaba en mano 13, y uno traduce al otro: enlazador 13 = mano13

 

Pero es que así como mago es la segunda onda del Tzolkin, enlazador  también es “segunda onda”: la segunda onda de la familia del dragón.

Pero es que dragón es la luz que desciende a la manifestación.

Es fundamental encontrar  al dragón  en el enlazador.

 

El mago te lleva a encontrar el dragón en  el enlazador porque después del enlazador vienen las grandes trasformaciones.

La onda seis es la onda del enlazador, pero la siete es la tormenta, las grandes trasformaciones, resucitar.

 

Resucitar al humano

 

Resucitar al humano es entrar en otra dimensión de la vida; descubrir lo sobrenatural; encontrar lo que te une con Dios  como padre. Sin miedo

Encontrar lo que une a tu semejante con su padre y el tuyo.

“Padre y madre” son sólo palabras, y las palabras son ondas de luz, de modo que si chocas con las palabras es que te chocas contra una farola.

Encontrar lo que te une con Dios y con tus semejantes.

Pero es que humano  es la onda ocho, que en los sellos es la estrella, porque los seres humanos son estrellas, seres celestes iluminados con luz propia. O sea, son luz

Antes de acabar con la onda del humano, onda 8, conviene recordar que 8 es estrella pero también pide integridad.

No sólo habla de luz sino también de integridad como fundamental para el ser humano.

 

Y para no confundir, conviene también informar y presentar la palabra misericordia.

La palabra misericordia tiene que ver con el concepto de Dios como padre y madre.

Juan Pablo segundo instituyó como  fiesta en la iglesia católica un día dedicado al Cristo de la Misericordia, o sea un día dedicado a meditar acerca de la misericordia como algo divino y humano, algo que actualiza la luz en el humano.

La cuestión es que misericordia hace referencia a las entrañas o sea al útero.

Es decir al lugar donde Dios te crea, y cuando invocamos la misericordia de Dios  le pedimos no sólo que nos perdone o algo así, sino que nos pase de nuevo a su útero y nos cree nuevos. Nos crea nuevos a su semejanza, o sea sin error.

No es un parche  ni un zurcido, no es una reparación, no tapa la humedad con pladur.

La misericordia te crea nuevo sin error y esa facultad está en el humano, no sólo perdonar sino recuperar  la imagen real  de Dios en el interior de cualquier persona.

El autentico tu eres otro yo.

 

Curiosamente la novena onda, onda de la serpiente, comienza con el sello 105, ¡105, colegas¡, después de realizar la octava: el humano- la estrella-la integridad. Pero 105 son  simplemente los días que hay de distancia en el Tzolkin entre cada sello natal actualizado.

Es decir, cuando cumples años cambias de sello dentro de tu familia. Pasas al siguiente sello de la familia y al siguiente tono.

Esto siempre ocurre 105 sellos más adelante. Eso significa que cada año tienes la oportunidad de actualizar como si hubieses resucitado como humano, o sea semejante a Dios, gracias a su útero o sea su misericordia. Y estás en la puerta, porque la onda nueve contiene todos los portales, y por ello estás ante el espejo del nuevo nacimiento.

Pero  la misericordia es fundamental. Por eso el Cristo de la Misericordia, gracias Juan Pablo,  recuerda al humano quién es y cómo esa energía del útero misericordia está en él.

Estamos hablando de la energía femenina; de la luz entrando en la manifestación; del dragón; del Tzolkin; de la misericordia.

 

Los curas son como los mayas: no sabemos lo que saben aunque quizás ellos tampoco lo sepan. Pero, gracias.

 

El ser humano (11/12/11)

 

Estamos en el mes 12 del año 2011, pero resulta que el sello del día es el sello 12, el humano, pero el día es el 11.

Pero el mes sigue siendo 12.

Esto nos sitúa en un momento en que se abren muchas sincronías a una atención atenta al suceso, buscando sentido transcendente a las cosas. Nos acercamos al año 2012, que ha levantado cierta expectativa, y en este momento podemos mirar hacia ese año desde la vibración de un día que contiene el sello 12, que es el humano.

 

Enlazando interpretaciones

El contenido del sello 12 hace referencia a la libertad y a los pensamientos elevados según la visión de José Arguelles (gracias José Arguelles).

Hay una cierta controversia en torno a la figura de José Arguelles. Evidentemente, sobre qué no hay controversia en el mundo, desde el momento en que haya más de una persona. Incluso una sola persona tiene dentro de sí controversia, entre lo que le gustaría y lo que cree que debería hacer, o entre quién es y quién cree que debería ser, o…, bueno, no nos vamos a aburrir enumerando infinidad de contradicciones internas.

 

El asunto es que es muy sugerente la invitación a encontrar aquello que nos une y que permite existir precisamente al amor, que es lo que une, y dándole vacaciones a la guerra, que es lo que nos separa.

Incluso dentro de uno mismo, la guerra contra ti mismo se traduce en enfermedades auto agresivas, alergias; y el amor hacia ti mismo y el respeto, se traducen en sociabilidad, porque si no te aguantas ni a ti es difícil que alguien te aguante. No nos interesa.

 

Por ello, adentrándonos en el mundo de las sincronías y de las repeticiones involuntarias de acontecimientos, y del mundo de las analogías, avanzamos a través de los espejos, porque una sincronía es mientras te miras en el espejo levantar la mano hacia tu cabeza, y la imagen que estás viendo también hace lo mismo.

Por eso, la ley del espejo nos dice qué cosa estamos viendo y qué cosa estamos realmente haciendo, y cómo fácilmente atribuimos a otro algo que tal vez está dentro de nosotros. Y se abre ahí un camino evolutivo donde el otro no es un enemigo sino un maestro.

En ese sentido conviene resaltar aquello que nos une.

 

E – césped, diente y camino

Parece ser que según la tradición quiché, lo que nosotros llamamos humano, sería césped.

Césped. Cuando tu miras el césped, ¿la imagen es la imagen de la diversidad o la imagen de la semejanza?

Pocas cosas hay tan semejantes como el césped, compuesto de muchas hojitas diferentes, pero que traducen la semejanza en grado máximo.

Curiosamente, como si un ESPÍRITU instructor intentase que los seres humanos entendiesen la semejanza, o sea a sus SEMEJANTES. Y por eso, les mete en la cabeza en todas las culturas, la OBSESIÓN por las cortadoras de césped, que hacen todavía más semejante al césped. Como si el ángel de la primaria a nivel humano, enseñase a hacer palotes para escribir y fuese a través de esa monomanía por la semejanza del césped. ¿Qué significa gastar dinero en crear máquinas para que el césped sea exactamente igual de alto todo?

¿Se respira mejor?, ¿se huele mejor?, ¿trae beneficio a las empresas?, ¿qué cosa sucede para que sea tan importante que el césped sea igual?

Encontramos que el césped contiene algo semejante al humano, y es la imagen de tus semejantes, otros igual que tu. In lak’ech (tu eres otro yo, yo soy otro tu)

 

Otro de los sentidos del sello 12 para los mayas quiché (gracias, mayas quiché por conservar, guardar y preservar) es el de diente. Sí, ciertamente encontramos una similitud enseñante para el ser humano si lo comparamos con un diente. Sí, un diente sólo vale muy poco. Si sólo te queda un diente en la boca, lo más que puedes hacer es que te duela cuando muerdes, porque te estás mordiendo a ti. Los dientes hablan de un trabajo grupal, donde todos son imprescindibles y necesarios. Un diente sólo, sin otro en la otra mandíbula, muerde tu carne.

Creo que eso también representa lo que es un ser humano: un ser social que encuentra su plenitud en el grupo. El cielo donde tu estés sólo, es el infierno. El cielo, la perfección, la boca, necesita de todos.

 

Otro de los significados que se atribuyen es el del camino, y el camino es la libertad. Una persona que no es libre, no tiene camino; sueña en encontrar el camino para salir de ahí. El camino es la libertad.

Por eso la noción de césped, del diente y del camino pueden sugerir, a través de estas metáforas, al ser humano.

 

Ser humano: libertad y los pensamientos elevados

 

Pero, ¿por qué vamos a despreciar lo que se llama el calendario gregoriano, que también podemos llamar el calendario de internet? Es el que unifica HOY a todos los seres humanos en el mundo. ¿Es esto algo negativo? No, partimos de nuestro deseo de unir. Y aquello que une nos parece bien.

En este calendario, el mes 12 contiene un elemento muy gratificante y que también explica qué cosa sea el ser humano. Esta tradición, que en algún momento da origen al calendario gregoriano, que enlaza con el inicio de la escritura, habla hoy en día de cómo el ser humano se mira en un espejo donde puede ver la plenitud de dimensiones superiores. Porque si Dios se hace hombre, abre el camino al hombre para reconocerse como Dios.

De esta manera, reconocemos con mucho agrado césped, en su humildad, el diente, en su acción solidaria, el camino, como máximo deseo, puesto que te lleva a la libertad. Pero también nos gusta reconocer en el otro a Dios.

 

El sello 12 da inicio y por ello es el PROPÓSITO de la octava onda. La onda ocho habla de integridad, que es lo que se atribuye al ocho. Por ese motivo, tenemos que agradecer a Arguelles que nos hable de los pensamientos elevados en relación con este sello, ya que el 8 está ocupado, en el nivel de los sellos, por la estrella. El ser humano, como césped, habla de pluralidad, pero mirando el espejo celeste vemos las estrellas. El diente, como pluralidad, nos habla de un trabajo colectivo, y ese es el trabajo que traducen las estrellas como energías celestes, actuando en la tierra esas energías celestes que podemos denominar ángeles. Si los seres humanos son ángeles en una dimensión superior, es decir mirando en el espejo celeste, mejor será que encontremos la forma de verlos en su realidad y no tratarlos como enemigos, competidores y cosas así.

Mejor será ver cuál sea la dimensión en que queremos movernos. Por eso hay algo muy importante en el acceso al año 2012, como espacio de integridad, como espacio de una sociedad celeste, como respeto a la tierra, que nos respeta a nosotros produciendo césped y contribuyendo a la vida.

 

Gracias césped, gracias dientes, gracias caminos, gracias fenicios, gracias Gregorio, gracias quichés.

 

Onda del humano: del 11 al 23 de diciembre

 

 Es la onda de la libertad y de los pensamientos elevados.

 

La onda del humano acaba en el tono 13, que es la semilla. Cuando transciendes esta onda, alcanzas a ser como eres.

Al ser humano le da fuerza la expansión de la conciencia (tono 5, el guerrero), y la comunicación es lo que le libera.

 

La energía del ser humano va asociada, de una forma clara en este caso, a la energía de la tierra. Se acompañan mutuamente, y una onda es la oculta de la otra.

 

La onda del humano es la número ocho, cuya equivalencia como sello ocho es la estrella, que es la armonía, pero también la ética y la estética y la belleza.

De modo que esos pensamientos elevados de colaboración y respeto son también pensamientos armónicos y bellos, pero sobre todo son pensamientos sociables, porque la estrella también significa el encuentro y la convivencia con las demás estrellas en el cielo, porque la estrella son las estrellas del cielo.

 

Castillo blanco

 

La onda del humano es la última del castillo blanco, que comienza con el caminante del cielo.

Entonces, la definición del ser humano empieza por quien ha llegado a reconocerse como un caminante del cielo; alguien que pisa el cielo y se mueve por él; alguien que vive en el cielo, que no es precisamente quien está pensando en que le paguen un poco más o un poco menos, o en que le echen o le desechen, sino quien sabe, entre otras cosas, que DIOS NO SE CONTRATA.

 

Dios no termina su trabajo a tal hora, ni pide que le suban el sueldo ni está en tales circunstancias, sino que siempre está con actividad, disponibilidad, siempre trabajando gratis. Es decir, con incondicionalidad y en cuanto te descuidas, con amor.

 

Entonces, quien ha llegado a reconocerse como un caminante del cielo, puede llegar a reconocerse como un enlazador de mundos, alguien capaz de conectar con otras dimensiones.

El ejemplo de enlazador de mundos es Cristóbal Colón, y el arquetipo de otras dimensiones es ir a América, a un nuevo mundo. Este nuevo mundo parece o muy lejano, o muy imposible o que no existe, pero en realidad está muy cercano. Parece lejano siendo cercano; aparece como cercano estando lejano; parece imposible siendo muy posible; o tal vez parezca posible pero se muestre como imposible.

Sin embargo, Colón va en línea recta porque sabe lo que hace. Y este es el ejemplo del enlazador de mundos. Y esa es la virtualidad del caminante del cielo: ir en línea recta a donde quiera, si es que debe.

 

Cuando la experiencia se completa con la vivencia del enlazador, descubres que puedes transformar cualquier cosa; descubres el poder de la transformación instantánea, representado por la tormenta.

Y has llegado a la tormenta cuando te has reconocido como capaz de enlazar con otras dimensiones y cuando has vivenciado que eres un habitante del cielo, teniendo como consecución al vivir como caminante del cielo una plenitud de energía a tu disposición, que es el final de la onda del caminante del cielo.

 

Y con esa energía es con la que puedes dejarte transportar porque te has hecho apto; puedes llegar a América como enlazado, siendo la realidad de América pura y simplemente la realidad, que entonces se abre como algo transformable, más allá de su aparente imposibilidad: el mar se abre, Lázaro resucita, Colón llega a América, metes la mano en el bolsillo y sacas lo que te piden.

Cuando te encuentras esa capacidad de transformación, nace en tu interior el gozo, la alegría sin fin. Esa fuente de la risa, ese río, “me río constantemente”. Ese es el comienzo del ser humano. Nunca estás parado, porque siempre estás trabajando, aunque no te contratas