Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DE LA LUNA (7 AL 19 DE ABRIL)

 

- Perdón, el mantra real

- Conviene redefinir y resituar

- El camino al Humano, la quinta dimensión

- Gracias es un mantra

- Cuatro más uno

- Sí, sí, gracias

- Conviene mirar más allá de las apariencias

 

Perdón, el mantra real (19/4/2012)

 

Gracias es el mantra de la invulnerabilidad porque pone en marcha las ganas de vivir, pero perdón también es un mantra.

Sí, perdón, menudo mantra. Es el mantra capaz de hacer al hombre más real. El mantra que activa la realidad de lo sagrado existente en el hombre.

Perdón, menudo mantra. Perdón activa el tercer chakra, el chakra del poder, el chakra del fuego. El fuego, que cuando ascienda al corazón, se convertirá en luz.

Hay más poder en perdonar que en destruir, aniquilar, matar.

Hay más poder en perdonar y más miedo en matar. Tu padre/ madre o quien te ame, siempre te perdonará, pero quien te tiene miedo aprovechará el descuido.

Acabando la onda de la luna, el día del sol cristal, se asoma un rey a la ventana de todas y cada una de las personas del mundo, para pedir perdón. Quizá hay algo real dentro de ti que también necesite pedir perdón para ser más libre y acceder a la quinta dimensión, donde solo existe lo real.

El tono 12, cristal, es el tono anti-ego. El tono 12, normalmente se considera que es el tono de colaboración con todo lo que existe. Y es así, pero eso solo es posible si dentro de ti está el ser real, no el ser egoico. El ego siempre tiene enemigos. El ser real no los tiene.

Son muy importantes los triángulos. Los triángulos de la corona de los reyes son como los triángulos de las estrellas.

En el 20-12 todo es posible.

Perdón, gracias, te amo.

Conviene redefinir y resituar (18/4/2012)

 

Quizás conviene redefinir las palabras y resituar valores básicos del comportamiento humano.

El Tzolkin te sitúa ante un ESPEJO y te dice quién eres: ERES LO QUE VES.

Si ves enemigos, maldad, envidias, o lo que sea, siempre es algo que resuena contigo y que está en ti, porque las personas son tu espejo y tus ojos externos ven solo lo interno,  solo que crees que es lo externo, y quizás que tu eres el bueno o la victima.

Afortunadamente, sí, afortunadamente, los ojos internos crean la realidad que ven, y ahí es cuando tu como creador puedes soñar la abundancia con tus mejores decisiones y crearla.

Ese es el trabajo del MAGO, o sea la segunda onda del Tzolkin: crear la abundancia mediante la visualización.

Pero la segunda onda del Tzolkin solo es la segunda onda del Tzolkin aceptando y realizando la primera.

La primera onda del Tzolkin, imprescindible para que la segunda sea la segunda, es el DRAGÓN.

EL dragón es la solidaridad.

Pero el dragón también es la energía femenina.

En el tiempo en que estamos es preciso reconocer lo sagrado en la mujer, en todas las mujeres y resituar.

RESITUAR O RESTITUIR. O sea no transigir, no aceptar como tradición lo que es un delito.

La ablación genital es un delito, los malos tratos son un delito y la falta de derechos reales debería serlo, porque lo es, y no deberían darse subvenciones a quien no se exprese abiertamente contra esas prácticas. NO CON MI DINERO.

El camino al Humano, la quinta dimensión (12/4/2012)

 

Si desplegamos los veinte sellos del calendario maya, es decir si abrimos una secuencia numérica que vaya desde el UNO hasta el VEINTE y a cada uno de esos números le asignamos uno de los veinte sellos que componen el Tzolkin, lo que tenemos delante es simplemente la primera columna del Tzolkin tipo.

Si ahora a esa secuencia que va del DRAGÓN  al SOL y del UNO  al VEINTE  la relacionamos con los sólidos platónicos, encontramos que los cinco sólidos encuentran cada uno un sello con el que comparten número, según el número de planos que componen cada sólido.

 

El tetraedro tiene cuatro caras y entonces lo relacionamos con el cuatro, la semilla.

El cubo tiene seis caras y lo relacionamos con el seis, el enlazador.

El octaedro tiene ocho y lo relacionamos con el ocho, la estrella.

El dodecaedro tiene doce y lo relacionamos con el doce, el humano.

Finalmente el icosaedro de veinte caras seria el veinte, el sol.

Esto describe un camino de acceso a un nivel de plenitud en el ser human@.

Describe un camino de acceso a un nivel de plenitud, más allá del velo de la carencia.

Es un camino de CONSTRUCION. Aquí construcción significa surgimiento, o sea aparición de una realidad tangible, como son tangibles las casas, los edificios.

Pero es un camino de MADUREZ. No se entra jugando, ni por casualidad, ni a ver que pasa. Se entra por convicción, por conocimiento.

Primero hay un tiempo de experimentar, de asegurarse. El tiempo de la transformación, del cambio de criterios. El tiempo de desaprender. Cuando ya no hay duda, es el momento.

Es el camino del hombre de la quinta dimensión.

 

Si desplegamos los veinte sellos del Tzolkin y los relacionamos con los sólidos platónicos según el número de caras, encontramos que el humano, sello doce, se corresponde con el dodecaedro, que es el poliedro de doce caras o planos, y que representa la quinta dimensión.

Entonces no es el SOL, la luz, la quinta dimensión, sino el HUMAN@, o sea TU.

El dodecaedro es el final del camino, la llegada, y el resto de los poliedros o sólidos platónicos son el transcurso, el como llegar, EL CAMINO.

Todos son AMARILLOS, por eso decimos que es un camino de madurez, excepto el primero que es BLANCO.

Los sólidos platónicos son UN LENGUAJE. Son una comunicación viajando en la dimensión tiempo, con un mensaje codificado, fácil de descodificar si te interesas. La simple contemplación eleva tu nivel vibracional. Son gratis y trabajan colaborando en beneficio de todo lo existente.

Es decir, son ejemplo de lo que es el tono doce y la quinta dimensión.

El humano es el sello doce y representa el dodecaedro de doce caras, el final del trayecto y la quinta dimensión.

 

Inicio: cubo, enlazador, tierra

El inicio está en el enlazador, sello seis, de color blanco, lo cual muestra una actitud, la actitud de querer conocer algo, de ser instruido, iniciado, adiestrado en algo. El color blanco significa en el Tzolkin refinar.

Refinar es aprender, aprender a hablar, aprender a escribir, aprender a comportarte, o sea aprender. Por eso está al comienzo, porque esa es la actitud.

Primero refinar, luego madurar.

Pero el enlazador  también habla de desapego, o sea de una actitud de soltar. Desapego también es desaprender, deshacerte de viejos patrones.

Una vez experimentado esto, empieza la cosa.

El número seis de enlazador también se corresponde con la sexta columna, que es una columna de portales dimensionales. 

Así el enlazador es una puerta.

Todas las puertas enlazan lugares diferentes. Sólo hay que abrirlas para pasar.

El color blanco aquí es la puerta; más allá está el asunto.

Pero el enlazador  también habla en metalenguaje  de Colon y de su maravilloso viaje al nuevo mundo, abriendo las puertas de Hércules, o sea la inmortalidad también conocida como quinta dimensión.

 

Ver: icosaedro, sol, agua

El segundo sólido platónico es el que corresponde al sello veinte, o sea el sol,  o sea la luz, o sea empiezas  A VER.

Es sorprendente como el señor Colón escenifica el asunto del ver como dando pistas, como animando. En tiempos de Colón la navegación en alta mar era un asunto muy delicado y los barcos no se atrevían a meterse mar adentro, necesitaban referencias visibles de tierra, bien como islotes, montañas o cosas así.

En realidad la mayor parte de la navegación se hacía costeando, o sea viendo la costa, lo cual es un poco lo que hacen los ciegos, que se mueven “tocando” con su bastón los edificios  o las cosas, pero no se atreven a ir directamente, o sea en línea recta, por lo menos hasta que no lo aprenden. De manera que normalmente su recorrido es más largo para llegar al mismo sitio que alguien que ve, y también es siempre un camino repetido, donde es valioso hacer siempre lo mismo, no improvisar.

En tiempos de Colón la navegación era similar a cómo se desplaza un invidente: rutas repetitivas tocando con la mirada en la costa, sin atreverse a ir directamente a donde quieren ir.

Colón no, Colón va directo; no va como iban los fenicios, los griegos, los romanos, los vascos o los vikingos a América, que era costeando, sino que se atreve a ir directamente. Directamente como quien ve, no como un ciego.

 

El segundo sólido platónico corresponde al icosaedro, que es el agua en los sólidos platónicos y el sol en los sellos mayas.

La emoción es el VER.

ENCUENTRA TUS NEURONAS ESPEJO.

La emoción nunca te engaña.

Aunque una persona te engañe abusando de tu emoción, la emoción nunca te engaña.

La emoción es el ver en el camino a la quinta dimensión.

La empatía, el sentir, escuchar el corazón, todo lo que significa el DRAGÓN, que incluye la energía femenina, la energía del 8/3, día de la mujer trabajadora y del dragón Juan de Dios.

Por eso quizás hay tantos mendigos en estos tiempos. Quizás son voluntarios para curar a los ciegos. Es un trabajo muy difícil. Gracias mendigos.

 

El camino de las neuronas espejo, donde “tu eres otro yo”, y yo no soy un vago y colaboro con todo lo que existe. Como el SOL.

El SOL es amarillo.

 

Conexión con el programa inicial: tetraedro, semilla, luz

El tercer sólido también es amarillo. Es el sólido de cuatro lados, el tetraedro, y corresponde al sello cuatro, la semilla, y a la luz.

Pero la semilla lo que significa es “todo está bien”, no necesitas ni puedes mejorar nada, porque todo está bien; todo es perfecto. Sólo necesitas permitir que todo sea, y precisamente desaprender  te ayuda a reconectar con el programa primigenio.

Hay un cambio de enfoque que te permite encontrar que todo está bien. En la medida en que está representado por el tetraedro, que es la luz, significa que la iluminación es conectar con el programa inicial.

 

Todo es armónico: octaedro, estrella, viento

El cuarto poliedro es el octaedro de ocho lados, o la estrella, sello ocho.

El octaedro corresponde al viento, el espíritu, y a la estrella, que es la armonía, la belleza. La conexión con el espíritu supone encontrar cómo todo es armónico, sobre todo en tus relaciones con las demás personas, porque la estrella  representa a todas las estrellas, o sea el cielo como sociedad.

Es decir en la semilla, te reconoces en tu semejanza con DIOS, te amas y te aceptas tal y como eres. TODO ESTA BIEN.

En la estrella reconoces a tus semejantes. El cielo son los otros, sólo que no es “una intención“, sino que es lo que está pasando.

 

Final del trayecto: Dodecaedro, humano, éter

El sello doce y el dodecaedro, que corresponde al ETER, presenta al ser human@ como un microcosmos bello, armónico, que se ama y colabora con todo lo existente, como ESPEJO de un macrocosmos bello, armónico, amoroso.

 

 

Todos los sellos son amarillos por eso supone un trabajo de maduración, excepto el sello inicial, que es blanco de refinar y está representado por el enlazador, o sea la puerta al nuevo mundo.

El enlazador  es un dragón, porque es de esa familia, pero también es un guerrero, o sea la expansión de la conciencia.

 

Todos estos sellos son pares, o sea representan al dos, al viento. Es el trabajo del espíritu y abre una nueva perspectiva y una nueva comprensión. El dragón, esa luz entrando en la materia, es un vehículo.

La luz  es vehículo del espíritu, no es un fin en sí.

El fin es que el espíritu entre en el human@. Así, la luz  es una consecuencia. Primero hay una sanación, que es recuperar el patrón original, después una iluminación, que es recuperar el cielo. Luego aparece el human@

 

Gracias es un mantra (13/4/2012)

Gracias.

Gracias es un buen mantra. Es el mantra de la invulnerabilidad. Es el mantra de las ganas de vivir. Pero las ganas de vivir siendo las ganas un intento que refuerza, porque el intento siempre es exitoso. Gracias.

Cuando las células tienen ganas de vivir, viven; cuando los átomos tienen ganas de vivir,  cuando las partículas subatómicas tienen ganas de vivir, tal vez estemos hablando desde un plano dimensional diferente de cuando sucede todo lo contrario.

En este tiempo sabemos lo importante que es que el aire esté limpio; lo importante que es que el agua esté limpia, que los alimentos no contengan colorantes, pesticidas, que contengan sólo vida. Por eso es importante qué hacemos, qué decimos, qué pensamos, qué sentimos, qué transmitimos.

Hay personas que siguen pensando que Colón fue a América buscando oro, dinero. Quizá sea una contaminación. Colón, como demuestra D. Manuel Rosa, era hijo del rey de Polonia, lo cual le daba posibilidad de ser emperador en el sacro imperio. Y abandona todo esto, y cambia de nombre.

Eso es desapego. En el Tzolkin el desapego es el enlazador. Podemos hablar de querer tener dinero para que tu no lo tengas, o hablar de desapego, como muestra de un valor diferente de la vida. El rey que deja su reino y su riqueza o el abusador que busca robar, son dos historias diferentes, como son dos historias diferentes la anoréxica que está en los huesos y se ve obesa.

 

Buscando una bolsa de papas fritas y un paquete de tabaco

Podemos contar la historia de muchas maneras, y quizá Colón fue simplemente a América a buscar una bolsa de papas fritas y un paquete de tabaco, o quizá fue a atracar en una esquina.

Sucede que el oro de América fue a juntarse con el oro de los poderosos y los ricos, pero la gente no lo vio, como no lo ve ahora.

Pero hay dos cosas por lo menos que han venido de América y todo el mundo lo ve.

Hay muchas cosas, pero elegimos dos por su singularidad y porque enlazan con todo el mundo, que son la papa y el tabaco.

El oro siguió en manos de los que tienen oro, pero la papa resulta que, junto con muchos otros alimentos, como pueden ser el tomate, el pimiento, maíz, chocolate, etc., sirvió ENLAZADORAMENTE para quitar el hambre de mucha gente en el mundo. Y el tabaco, para todo lo contrario.

Es decir, hay una realidad dual, como la historia de Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, donde es el espejo el que enloquece a Quetzalcóatl. Él mismo es como su enemigo. Pero esto lo que dice es que tu eres tu enemigo.

Tu puedes ser tu enemigo, pero la persona agradecida no es enemigo de nadie, ni siquiera de sí mismo. El agradecimiento es el antídoto. Pero encontrar el motivo del agradecimiento es TODO UN TRABAJO PERSONAL.

Pero la autoagresión, la agresión, es contaminación.

 

La papa todavía nos cuenta una historia, y quizá nos interesa VERLA.  La papa es hoy un alimento básico, que sirve y ha servido para quitar el hambre a millones de personas durante cientos de años. Pero en su zona originaria, que es Sudamérica, es un cultivo minoritario, familiar, y han sido Europa y Norteamérica los grandes productores mundiales, y actualmente lo es China. Estamos hablando de toneladas y toneladas de papas.

Pero resulta que la papa es un nombre originario que ha entrado y se ha hecho español. Papa es una palabra española que ya existía antes de aparecer el tubérculo papa. En el mundo comercial podríamos decir que es una marca registrada, que ha sido de alguna manera sobrepuesta. Sólo que en español papa es un masculino que significa el padre o también podría significar el sumo sacerdote, el Papa. Papá es padre y Papa es el sumo sacerdote.

Pero en la nueva acepción es un femenino: la papa es un femenino.

Igual que papa era una palabra quechua para designar a este tubérculo, había muchas otras palabras, como poñu, en la lengua de los mapuches, ch'uqi y amqa, en aimara. También se podía llamar canchán, huamantanga, yungai, perricholi,  o montones de nombres.

Estos tubérculos podían haber introducido en el idioma español muchas voces distintas, porque hay muchas lenguas y muchas variedades. Pero la que se ha impuesto ha sido papa o patata. Y justamente hace ese juego con una palabra anterior, donde uno es masculino y otro es femenino.

Actualmente también las patatas fritas envasadas pueden ser un ejemplo de contaminante, sobre todo tal vez por los aceites y las sustancias que se utilizan para su conservación. Pero en realidad, ha sido una bendición para tantos millones de personas hambrientas.

 

La “reproducción” de la papa

Una de sus peculiaridades, motivo por la cual también queremos hablar de la papa, es porque no se cultiva por semillas, sino por germinación de un trozo de papa. Es decir, una papa se parte en dos o cuatro trozos y se deja que saque un poco de raíz, y eso es lo que se planta, porque tiene mucho más rendimiento que si se hiciera por semillas. Es decir, las papas no son hijos, sino son “sí mismo”. Es como un ser de una dimensión diferente. En nuestra dimensión, en nuestro mundo, las personas, los animales, los insectos, las plantas, nacen, viven, se reproducen y mueren. Pero la papa no se reproduce, sino que se multiplica. La reproducción supone la unión de algo que aporta el padre y algo que aporta la madre. Pero en LA, que sería la primera parte de la papa, y PAPA, que sería la segunda parte, estamos usando algo que es un artículo femenino, y una palabra ya existente que significa padre. O sea, podríamos decir “la padre”, para algo que no se reproduce, sino que simplemente se multiplica, pero siendo “sí mismo”.

De tal manera que no sabemos cuál es la antigüedad de una papa, porque nunca se ha muerto. Quizá Colón fue a buscar esto para que tu lo veas. Yo por lo menos le estoy agradecido, porque me está hablando de la inmortalidad, o sea de vida en otras dimensiones, otras posibilidades, pero que son reales al lado mío. Quetzalcóatl, Tezcatlipoca.

 

El gemelo, el tabaco

El tabaco, que también es algo que mueve miles de millones de dólares anualmente, como por otra parte hace la papa, también cuenta una historia, que quizá conviene ver, y es que Tezcatlipoca, espejo-su-humo, está hablando del humo. Y ¿de qué cosa podemos hablar cuando hablamos del tabaco, más que del humo?

O sea el dios benéfico y el dios maléfico. Los gemelos luchando.

El tabaco, el humo del tabaco asesino.

Pero resulta que el tabaco era usado por los nativos americanos dentro de una ceremonia sagrada, para recrear la paz; la pipa de la paz.

Sí, la paz encaja con Dios.

Pero nosotros el tabaco no lo usamos para la paz. El tabaco lo vendemos, lo usamos como dinero; convertimos a Dios en dinero, no en paz, amor, armonía. Lo más dañino del tabaco son los aditivos, pero es que las compañías que buscan dinero, lo que han hecho ha sido seleccionar plantas con más capacidad adictiva, es decir con más capacidad de matarte y hacerte un zombi. Estás trabajando para poder matarte. Trabajas ocho horas diarias para poder matarte creyendo que eres libre. Mejor mirar, frotarse los ojos y decir “¿dónde estoy?, pero bueno, ¿esto qué es?” O sea, la conciencia.

 

Por eso no nos interesa el engaño y que nadie nos diga que lo más importante es el dinero. Lo más importante es la vida. La vida es Dios y no es dinero.

 

La papa y Juan de Dios

En los primeros tiempos del encuentro, o sea del mutuo descubrimiento, la papa no se consumía como alimento. Las primeras papas que vinieron a Europa eran como una curiosidad. En 1.574 en Sevilla, el hospital que atendía a pobres y a enfermos había sido fundado por un tal Juan Grande que posteriormente cambió su nombre por Juan Pecador, en una catarsis espiritual donde decidió dedicar su vida a ayudar a las personas enfermas y pobres. No sabemos en qué ESPEJO miró, pero también se volvió loco como Quetzalcóatl, sólo que su locura fue de amor. Y este hombre, que mendigaba para dar de comer a las personas enfermas y sin recursos, encontró en la papa la forma de dar de comer a esas personas, en 1.574.

Posteriormente conoció a Juan de Dios – Juan Ciudad, y ese hospital pasó a ser de la congregación de Juan de Dios, del que ya hemos hablado en otros artículos, y que forma parte del arquetipo en metalenguaje de la energía femenina, ya que nace y muere el 8 de marzo.

La gracia de nacer el 8 de marzo y morir el 8 de marzo, es que el cambio del calendario juliano al calendario gregoriano, hace que Juan de Dios nazca el día de la mujer según el calendario juliano, y cuando le entierran el 9 de marzo, si miramos su fecha en el calendario gregoriano, sea el día de San José. Encontramos una curiosa carambola para decir LA, a la mujer, y a San José decirle PAPÁ.

Gracias LAS. Gracias PAPAS.

 

Cuatro más uno (11/4/2012)

 

Sabemos que los sólidos platónicos representan fuerzas celestes similares a lo que representan los cuatro planetas interiores, la Tierra, Marte, Mercurio y Venus, y el Sol, porque efectivamente podemos relacionar a Marte con el fuego, a la Tierra con la tierra, a Mercurio con el aire y a Venus con el agua, las emociones, y al Sol con el éter. La iluminación y el elemento que representa el cielo, el éter, serían un objetivo para cualquier persona. Pero además, en realidad el sol sustenta gravitacionalmente a todos los planetas. De modo que para las personas es un objetivo, pero afortunadamente también es un objetivo para el sol, o sea la luz, que todos los hombres, todos los seres human@s se dirijan hacia el sol, hacia la luz, hacia la iluminación, en lugar de estar mirando si sus zapatos son de marca, si brillan o dónde limpiarse la suela después de haber pisado el excremento de algún perro, o cosas así.

 

La atribución de estos elementos a los contenidos del Tzolkin sería demasiado maquinal tal vez. Es decir, tratar de encontrar algo que represente a Marte, tal y como lo concebimos, como el dios de la guerra y cosas así, tal vez no sea la forma de aproximarse a este asunto.

Sin embargo encontramos que esos cuatro planetas con el Sol, que representan la cuarta dimensión, o sea la dimensión de la conciencia, también están representados en la mano, donde hay cuatro dedos más uno. Y es ese dedo pulgar, que representaría el éter, el que le va a dar a la mano del ser human@ su característica diferencial de otras manos no humanas. Es decir, la habilidad del ser humano también se ve representada por la mano.

Pero para el Tzolkin, la mano también significa, como equivalente del tono 7, la canalización.

Esto nos sitúa en que la mano la podemos utilizar sin conciencia, como algo en la tercera dimensión, para simplemente hacer cosas; también la podemos utilizar desde la cuarta dimensión, es decir con conciencia, para todas las acciones que contienen conciencia como es expresar cariño, hacer mudras, que son trabajos de la conciencia. La persona que utiliza mudras, conoce su poder; la persona que acaricia como expresión amorosa, conoce su poder. Todos esos elementos y otros del mismo estilo, hablan de la conciencia.

Pero también la mano contiene una característica de canalización, por ejemplo en la sanación. El simple contacto o imposición de manos, puede tener y tiene en ocasiones, efectos tremendamente sanadores.

 

Entonces nos encontramos con que en el cielo, el Sol y todos estos planetas, son fuerzas ordenantes, armónicas y vitales. Y la mano también lo es.

Tanto los planetas como la mano son cosas muy naturales, pero los sólidos platónicos son cosas más metafísicas, y en el calendario maya, los castillos o las familias. Los castillos traducen los sólidos platónicos, y las familias también.

 

Las 4 más 1 familia

Entonces, ya olvidándonos de la atribución de algo a Marte o a Venus, y sí buscando dónde aparece en las familias la figura de cuatro más 1, encontramos que las 5 familias son 2 + 2 + 1, y toda la vida 2 + 2 han sido 4.

Con 2 + 2, queremos decir que hay dos familias que son ocultas entre sí, la familia del sol y la del dragón, y también son ocultas entre sí la familia de la luna y la del humano.

 

De modo que hay cuatro similares + 1, que es la familia del día sin tiempo, o sea la familia del espejo, la noche, la estrella y el caminante del cielo.

Y esta familia es la que representa el éter.

 

Las otras cuatro familias son dos parejas. Si atribuimos a la familia del caminante del cielo la representación del éter, el Sol y el dedo pulgar, tenemos que buscar entre los otros cuatro elementos una posible atribución.

Y sabemos que como son dos parejas, representan dos polaridades diferentes.

Entre los cuatro planetas hay dos que son femeninos, como son la Tierra y Venus, y dos que son masculinos, o sea dos con una polaridad y dos con otra.

Básicamente en las dos parejas de ocultos, una es la que corresponde a la familia del sol, formada por el sol, la serpiente, el perro y el águila. Y su oculto, o sea la otra polaridad, estaría formada por el dragón, el enlazador, el mono y el guerrero.

En las parejas mitológicas, Marte estaría relacionado con Venus.

 

Familia Polar y Venus

Si nos olvidamos de las atribuciones habituales, podemos encontrar que el perro corresponde al amor, que la serpiente emplumada también contiene una referencia, como energía amorosa, y que el sol es presentado entonces en una relación polar con la energía del amor incondicional que es el perro. Con lo cual toda esta familia podría tener una relación con Venus, a donde resulta que se va Quetzalcóatl. Y así aparece la luz como algo amoroso. Y así si algún día te da por estar deprimid@ y pensar que nadie te quiere, puedas preguntarte “si nadie me quiere, ¿por qué hay luz?” Y darte cuenta de que el sol sale todas las mañanas a buscarte. Sale solamente para ti. Y que la luz, además de una de las facturas que se paga mensualmente, es una expresión del amor, que te rodea permanentemente.

Solamente por eso conviene mirar al sol desde otro ángulo.

Estamos eligiendo realidades.

Podemos elegir la realidad

 

Familia Cardinal y Marte

Pero el guerrero Marte, o Marte el dios de la guerra, tendría que aparecer justamente en la familia de la solidaridad, o sea del dragón. Y afortunadamente sucede, porque uno de los elementos de la familia del dragón es el guerrero.

Casualmente, los dragones también son guerreros, y Goku, el representante del dios mono de los chinos, también es un guerrero.

 

La familia señal y el Éter

Claro, quizá estamos acostumbrados a que el sol tiene que ser el dedo pulgar, pero es porque es lo más grande que vemos sobre la Tierra. En realidad, el Sol está orbitando entorno a un punto del espacio. Sostiene gravitatoriamente a los demás, pero también es sostenido gravitatoriamente. Es decir, hay éter más allá del Sol. Y eso quizá es algo en lo que también están interesados los sabios maya, en que llegado a un determinado lugar del proceso, se encontrase.

La estrella habla del cielo, o sea del éter. El caminante del cielo habla del cielo, o sea del éter. Y el espejo habla de una realidad que no necesita ser material para ser real, y que es más real porque no es material, luego está hablando del éter. De modo que ¿de qué puede hablar la noche con su posibilidad cierta de que sucedan las cosas sólo porque las ves? Nos interesa conocer y reconocer el éter como algo que no necesita de materia para existir.

 

La familia Central y la Tierra

La otra pareja, formada por la Tierra y Mercurio podemos encontrarla en las otras dos familias, sólo que la Tierra y el Viento pertenecen a la misma familia.

 

La familia Portal y Mercurio

Quizá podríamos pensar que Mercurio debería corresponder al Viento. Pero Mercurio en realidad es hijo de Maya que es una de las pléyades y de Zeus, en su versión griega como Hermes, y de Maya y Júpiter en su versión romana.

Y en el Tzolkin, la familia que nos queda, que es la familia portal, formada por la semilla, la luna, el mago y la tormenta, encontramos que la semilla es hija de la tierra, y que tiene esta familia la atribución de iniciar el Tzolkin. Es decir, que esta familia tiene el encargo de traer la información profética o del tipo que sea, que está contenida en el Tzolkin. La familia que hace de mensajero de dimensiones superiores, y que nos abre el Tzolkin, es esa. Y esa es la atribución que encontramos de Hermes o Mercurio.

 

SÍ, SÍ, GRACIAS (8/4/12)

 

Los mayas conocían bien la duración del año de 365 días. Sin embargo en su medición del año utilizaban meses de 20 días, exactamente 18 meses de 20 días, lo cual da un total de 360, dejando 5 días fuera, que eran los días que llamaban uayeb o días fuera del tiempo, pero que al mismo tiempo formaban parte de otra porción de 20 días en el Tzolkin que estuviese transcurriendo. Es decir que simultáneamente eran la 19ª porción del año, sólo que diferente, y ya no de 20 días sino sólo de 5, y al mismo tiempo también podían ser parte de una agrupación de 20 días que en el Tzolkin son las columnas. Los mismos 5 días podían ser tiempo normal o tiempo especial.

El año agrupa de 20 en 20, que son los vinales, que comienzan con el mismo sello del año. Pero el Tzolkin tipo agrupa de 20 en 20, que son las columnas, y siempre empiezan por el dragón. Uno traduce el otro, pero hablan de tiempos diferentes, donde el año es un tiempo no espiritual y el Tzolkin es un tiempo espiritual. Podríamos hablar de la tercera y la cuarta dimensión.

 

De modo que esto contiene una indicación acerca de las distintas potencialidades existentes en el tiempo.

Si consideramos el año, los 365 días quedan divididos en tiempo humano para esforzarse, quizá sufrir, trabajar, y tiempo especial. El 18º vinal hace una referencia al espejo. El tiempo de trabajar y sufrir pertenece a la dimensión del esfuerzo, de la falta de conciencia y del sufrimiento, donde el diálogo no existe, porque la conciencia es un diálogo. Y por eso es necesario en tiempo de comunicación, en tiempo de estudio de idiomas, estudiar justamente el lenguaje de la conciencia, el lenguaje que te conexiona con el espíritu, que es el lenguaje que te conexiona con dimensiones superiores hasta que tomas conciencia de que tu eres de dimensiones superiores. Ese es tu lugar, tu pertenencia y entonces tus vivencias se transforman.

Hay un periodo expresado por los vinales que llega hasta el espejo, porque el espejo es fundamental. La ley del espejo es la ley de la libertad, porque es la ley del amor, la ley del reconocimiento.

Hoy en día son necesarias personas que a través de su conciencia puedan reescribir la historia, puedan contar una historia donde todo está bien. Tu estabas subiendo al Everest pasando hambre, frío, congelación de los dedos o de la nariz, o tal vez con el mal de las alturas, pero no era como un castigo, ni porque la vida fuese echa por un dios malo, sino porque era tu vocación; tu eras un voluntario. Te gusta jugar al futbol y te han roto la pierna, pero no pasa nada. No hay enemigo, sólo amigos, maestros.

De hecho puedes elegir una realidad donde todos sean felices. Ahora parece que cuesta porque hay mucha gente distraída. Esas distracciones, esa falta de conciencia, nos arrastra o arrastra hacia esos mundos sufrientes.

Hoy estamos entrando en los días especiales y es necesario actitudes especiales. Tal vez dices ¿por qué estamos entrando en días especiales? Porque todos los días son especiales, sólo necesitas entrar por el espejo. Y cualquier persona que se ha acercado al Tzolkin, se ha acercado al espejo. El espejo es el sello 18 y el siguiente sello es la tormenta, la resurrección. Grandes transformaciones. Esa vitalidad desbordante.

Pero si no sabes qué hacer, te da miedo la tormenta. Si no hay conciencia, piensas que la tormenta son catástrofes. Por eso ahora son necesarios guionistas de la historia; reescribir la historia vibracionalmente; eliminar los enemigos; reescribir la historia de la familia, de tu vida.

Los cinco días fuera del tiempo no son una fantasía.

 

Segunda parte

 

Sabemos que hay una correlación celeste que es el grupo formado por el Sol y los cuatro planetas interiores, Mercurio, Tierra, Venus y Marte.

Esos planetas eran conocidos por todas las culturas y están presentes en todas las culturas clásicas que han ayudado a conformar al ser humano. De modo que los cinco días especiales son como una presencia de estos seres celestes en contacto con los seres humanos.

Entonces hay de nuevo dos tipos, uno formado por los cuatro planetas, similar a los cuatro días Uayeb, más uno, el día fuera del tiempo, que en este caso es el sol, es decir 4 +  1.

Traducido al mundo de los castillos y de los sólidos platónicos, nos está hablando de los cuatro castillos más el castillo verde, que es justamente donde estamos ahora empezando la onda de la luna. La onda de la luna empieza con una referencia a la luna llena, pero también con una referencia a la resurrección.

El 20 12, el famoso 20-12 de la era común, cuando comienza el quinto castillo también sucede la pascua, o sea la resurrección. Es un momento de resurrección.

 

Es importante recordar cómo los astrofísicos actuales hablan de cómo la materia que constituye el Sol y los planetas interiores que hemos citado, es la misma. El polvo estelar empieza a agruparse porque en la frotación entre las partículas hay un transvase de electrones, lo cual hace que se aglutinen y empiecen a formar estructuras más grandes. Esta comprobación la han hecho gracias a los experimentos en gravedad cero en las estaciones espaciales. Y actualmente consideran que el surgimiento del sol es simultáneo al surgimiento de los planetas, porque la materia es la misma.

Es importante considerar el hecho que contiene estas palabras. La materia es la misma, es decir hay una similitud, una consubstancialidad entre la tierra y el sol. Y tu cuerpo es tierra y tu alimento es tierra, como lo expresa la familia del humano, donde el humano, la tierra, la mano y el viento son de la misma familia y expresan una similitud, donde lo que cambia es el tipo de experiencia.

De modo que en la Tierra hay un nivel de conciencia donde tu encuentras una vibración similar al Sol, o donde tu puedes, viajando en la dimensión tiempo, llegar a un momento donde lo que compone el Sol y lo que compone la Tierra es lo mismo.

 

Al mismo tiempo los astrofísicos actuales consideran que esas partículas que se aglutinaban, no contenían agua, sino minerales, de los cuales en la Tierra uno de los más abundante es el hierro, que actualmente forma el núcleo incandescente de la tierra, y que por su movimiento está generando un envoltorio electromagnético que es precisamente el que defiende a la tierra de las tormentas solares, de la radiación electromagnética del Sol, cosa que no sucede por ejemplo en Marte y en otros planetas, que están expuestos a las tormentas solares. Pero la Tierra está protegida, porque su núcleo interno es hierro, representado por FE.

Esto contiene un metalenguaje, porque FE es una protección. FE es una protección de la destrucción. FE es una protección y FE está en el interior.

Quizá si buscas tu interior puedas encontrar aquello que no ves, pero que es una protección, porque tu siempre has estado protegido. Por eso conviene reescribir la historia, encontrando la FE, el hierro, la protección, y no el victimismo, el miedo y la angustia. Pero muchas veces quizás necesitas pararte ante el miedo y simplemente decir “bueno, y qué”, y cortar un transcurso de pensamientos que te lleva a la destrucción.

 

También sabemos por los astrofísicos que el agua llega a la Tierra desde una línea más allá del Sol, el cinturón de asteroides, y que la Tierra ha ido recibiendo constantemente durante millones de años. Millones de años cayendo agua del cielo, porque el agua pertenece al cielo, y es la generosidad del cielo constante. Pero tu eres en gran parte agua. El agua en la Tierra contenía grandes cantidades de hierro y durante mucho tiempo, millones de años, las bacterias que producían oxígeno lo que hacían era fabricar óxido ferroso. Es decir que el oxígeno de la fotosíntesis se mezclaba con el hierro para formar rocas sólidas. Eso supone un trabajo de millones de años para posibilitar que tu estés aquí. Las rocas contienen una sabiduría del tiempo, pero del tiempo con dedicación, porque todo esto de lo que habla es de un lugar para la conciencia, un lugar para la vida. No hay amenaza porque no tengas trabajo. Hay millones de años, si es que el tiempo es algo, buscando tu despertar.

Este proceso no estaba sucediendo en Marte. El núcleo ferroso de la Tierra genera una protección electromagnética, y el agua y las bacterias de la fotosíntesis, y posteriormente las plantas, generan una atmósfera. Esto no sucede en Marte porque una de las consecuencias de las tormentas solares es arrancar la atmósfera.

La singularidad de la Tierra habla de tu singularidad.

 

Hay un maridaje entre fuerzas celestes del Sol y más allá. Hay un más allá de la Tierra, pero también hay un más allá del Sol, que está en tu cuerpo y que es agua. Pero el agua es totalmente dúctil, se adapta a cualquier vibración. Por eso la homeopatía cura, porque el agua adopta cualquier vibración. Y nosotros, en la Tierra, tenemos en nuestro cuerpo entre un 60% y un 80% de agua.

Pero el agua en el Tzolkin es la luna, inicio del quinto castillo.

Pero el agua almacena conciencia. Por eso almacena una vibración sanadora. Por eso la ampliación de la conciencia es posible y necesaria, pero posible. Pero real. Pero es el tiempo.

Es el tiempo del “ole con ole” no del “ayayay”. Porque es el tiempo de mirar, no de ir corriendo detrás de todas las carencias y las amenazas, sino que es el tiempo del reconocimiento, de que todo está bien.

Sí, sí, la Tierra es muy bonita. Sí, sí, cualquier persona es maravillosa. Sí, sí, gracias

 

Tercera parte

 

Es muy importante el conocimiento de tu sello natal y toda la explicación que contiene acerca de lo que estás haciendo y de tus fuerzas ocultas, de tu interior, es decir conocer tu familia y tu familia oculta. Ese trabajo contiene elementos de esta dimensión, que puede ser tercera o cuarta, pero son las ondas las que te llevan a dimensiones superiores. Normal. Es normal en metalenguaje. Los sellos van en las cartas y nos hablan del sistema de Correos, los buzones; antiguamente iban a caballo en las caravanas, luego en tren, quizá en avión… Pero hoy es el tiempo de las ondas. No podemos enviarle una carta a un astronauta, pero sí podemos comunicarnos con él gracias a las ondas.

Más allá del conocimiento de los sellos, es preciso el conocimiento de las ondas, y el conocimiento de que cualquier pensamiento tuyo, sólo tuyo, que no expresas, está generando una onda. Y las personas muy sensibles lo reciben. Hay muchas personas en los psiquiátricos o enfermos que reciben esas ondas, incluso sin saberlo, y que están esperando un cambio vibracional porque su única enfermedad es ser sensibles a las vibraciones.

 

Por eso es muy conveniente el trabajo con el espejo desde la noche, porque la noche va junto con el espejo, ya que son ocultos. Tu realidad interior forma parte de la realidad.

Pero la noche como onda trabaja con el enlazador, y el enlazador es importante saber que es el conseguidor. Tu pensamiento consigue, crea la realidad.

La noche como sello es el 3, que significa el servicio (en los tonos), y como onda es el 15, es decir que el 15 traduce de alguna manera la creatividad del águila. Pero la creatividad del águila ya nos está hablando del quinto castillo. Es decir, que cuando encuentras ese poder dentro de ti y lo aceptas como parte de tu servicio, lo enriqueces cuando colocas toda tu creatividad en la noche. Es decir, borras la palabra imposible; sueñas la abundancia, de tal manera que no admites que nada sea imposible, ni siquiera el que no suceda ya, de inmediato.

 

Porque en este caso, la noche como onda está trabajando con algo que contiene la referencia al 6, que es el enlazador, pero es también la sexta columna donde están los portales. La noche-águila abre los portales de las dimensiones, es decir la noche-águila es enlazadora con otras dimensiones.

Y esa es la tarea de los mayas, o sea la resonancia de más allá del sol, la resonancia del agua, mayim, las aguas. SaMayim, el cielo, que contiene la unión de la SIM y MAYIM, agua, es decir que a agua le añadimos la SIM, que es el arcano 21, el triunfo. Y el triunfo, como cromosoma 21, también está dentro de ti.

 

Conviene mirar más allá de las apariencias (7/4/2012)

 

Estamos empezando el quinto castillo y el número 5 es un elemento muy importante del Tzolkin, sólo que de una forma muy poco arrogante. Está y es muy importante, pero no impone su presencia. Sólo está para los que se interesan por él. Si no, es como si no estuviera.

Hay cinco familias y hay cinco castillos. La familia es algo como muy cercano, porque cualquier persona que se interese por su kin natal se da cuenta de que cada año va evolucionando solamente en cuatro sellos, que son los que forman su familia, y de ahí puede extraer muchas enseñanzas. Por eso es algo muy cercano.

El hecho de que haya cinco castillos ya es algo un poco más especulativo, como un poco más metafísico, y normalmente las personas que se interesan por el Tzolkin primero extraen conocimientos de su familia, y sólo posteriormente sacan algo interesante de lo expresado por los castillos.

Pero hay algo más en torno al cinco. Y es por ejemplo los cinco días fuera del tiempo, que están marcando un tiempo diferente, porque es un tiempo donde se hacen presentes las fuerzas del cielo. Y dentro de esos cinco días, hay uno que es el uayeb, que es donde se produce el gran cambio.

Pero estamos manejando algo relacionado con el cinco. No es un hecho casual que el tiempo normal se mida en tunes, porque la diferencia entre el tun, que son 360 días, y el año, que son 365, es justamente de cinco días, que están dedicados a las divinidades. Y por eso es un tiempo en conexión con fuerzas celestes.

Pero los mayas conocían perfectamente que la duración del año era de 365 días. Por ese motivo esos 5 días quedan fuera del año representado por el tun de forma intencionada.

Es importante señalar que igual que sucede actualmente con la cultura china, donde las personas trabajan todos los días excepto unos cuantos días para celebrar el cambio de año, en estas culturas protomayas y mexicas también se trabajaba todos los días excepto esos 5.

Y eso es también similar a los 5 días epagómenos en la cultura del Egipto clásico, en la época de las pirámides, donde también se trabajaba 360 días y sólo había 5 días dedicados a las divinidades, que es lo que celebra el mito de Osiris.

 

Esto divide el año en un tiempo para trabajar de 360 días, indicando que trabajar y hombre van unidos, y otro tiempo especial de 5 días dedicado a los dioses, donde no se trabaja y las personas están muy temerosas y preocupadas. En la cultura china actual celebran fiestas, pero tanto los egipcios como los mayas, en la medida que tenemos constancia hoy en día, en esos días están temerosos.

Las tradiciones tienen muchos niveles, y el tiempo va oscureciendo, ocultando, como las ruinas se ocultan y se tapan con culturas posteriores o por la arena en el desierto, o por la selva y a veces se encuentran a través de una excavación.

En realidad la presencia de los cinco días dedicados a los dioses presenta a los hombres trabajando y determinados momentos especiales en que dimensiones superiores se hacen presentes y hay puertas que se abren.

Pero todo ello está oculto por los fantasmas del miedo y del desconocimiento.

 

El quinto castillo habla de una posibilidad, de un momento especial. Sería similar al quinto día, al uayeb. De modo que con los cinco días se vuelve a repetir la relación 4-5 o 4+1, es decir entre el cuatro y el cinco hay un momento de cambio, de salto.

Y además, esos momentos especiales están diseminados a lo largo del año también, porque durante el año también transcurre un Tzolkin completo y un momento donde se inicia una posibilidad nueva como está sucediendo ahora.

Este año 2012, este momento se ve resaltado por la sincronía entre la luna llena, con que finalizan los cuatro castillos y la onda de la luna, con que inicia el quinto castillo. Porque estamos en un momento de luna llena, siendo la luna el espejo del sol, la perfección del sol y la onda que acompaña a la onda del sol.

La luna no tiene luz propia. Si alguien se pregunta por qué decimos que la luna es el espejo del sol, es simplemente porque la luna refleja la luz del sol. Y en el Tzolkin es muy importante considerar la presencia del espejo, porque el Tzolkin es un espejo. El Tzolkin es un doble espejo. Pero es muy importante hablar del espejo, porque es una de las manifestaciones de la realidad dual de Dios, aunque la realidad sólo es dual en nuestra dimensión, es decir conviene mirar más allá de las apariencias.

 

Onda de la luna: del 7 al 19 de abril

 

Las ondas de la luna y el sol son ocultas entre sí, al ser el oculto de la luna el humano, que es el final de la onda del sol.

La luna significa el agua, las emociones. La onda de la luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto, que es el humano, significando la libertad y los pensamientos elevados, de tal manera que limpiar las emociones te hace más libre.

Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad, es decir no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, y no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

Consecuentemente, cuando la luna es el propósito, dice que es necesario limpiar las emociones. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz. Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad.

Resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.

Es como un cristal. Por ejemplo, si quieres limpiar el parabrisas para ver a los demás coches, realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de adelante, pero indirectamente estás colaborando por que haya más luz.

Significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces en tu alrededor más luz.

El propósito de esta onda es la luna, es decir la limpieza y depuración de las emociones.

La forma de trabajar en esta onda, con las emociones, es hacerlo desde la libertad, sabiendo utilizar la libertad.

Lo que da fuerza es la supresión de patrones mentales, ideas prefijadas que pueden limitar.

Y en esta onda, lo que es fácil si uno se atreve, es visualizar y crear.