Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA DE LA MANO (24 DE JUNIO AL 6 DE JULIO)

 

- Hay una riqueza extraordinaria

- El kin tormenta azul resonante 7

- El Calendario Maya comienza el 26 de julio

- Somos de lo alto (W'are High's)

- El programa es la paz

- Aquello que ves no es necesariamente lo que existe

- Los castillos en el Tzolkin son escalones

- Familias día del tiempo y humano

- 5 familias y 5 castillos

- El viento, como sello 2

- 20 de enero

- Onda de la mano

Hay una riqueza extraordinaria (6/7/2012)

 

Hay una riqueza extraordinaria en todas las personas que has conocido a través de tu vida.

La noche azul se sitúa en el cuarto castillo, siendo la noche la parte fuego de ese castillo. Pero son los 4 sellos que lo componen los que definen ese elemento, que es el aire, y que expresa la iluminación como similar a máxima expansión en esa dimensión, previa al salto cuántico.

Los 4 sellos que definen la iluminación como final de un desarrollo evolutivo contienen el amor incondicional del perro, como refinamiento y fuerza impulsora que te ha llevado hasta ese momento, y la noche azul del ensueño, como fuego transmutador.

Es en ese momento cuando todas las personas que has conocido adquieren un valor extraordinario desde el ensueño, porque cada uno está vivo en algún lugar dimensional, y su simple evocación desde el ensueño te aporta un extra de luz, cuando enfocas tu ensueño desde el amor.

Tal vez eran personas que eran insignificantes para ti, o tal vez parecían tus enemigos, o tal vez tu eras un abusador y los manipulabas, pero desde la dimensión representada por el cuarto castillo, son una fuerza extraordinaria de vitalidad y paz. Pero también es posible que ellos necesiten algo de ti para completar su paso. Por ese motivo es aconsejable experimentar qué sucede cuando evocas a personas en los momentos de máximo disfrute en tu vida.

 

¿Qué cosa es la riqueza? Es importante para determinar qué cosa es la vida, porque la vida es plenitud. Y es importante determinar qué cosa es la plenitud.

 

 

El kin tormenta azul resonante 7 (6/7/2012)

 

El kin TORMENTA AZUL RESONANTE 7 corresponde al día 26 de julio de 2012, fecha de inicio del nuevo año maya y otorga a  todo el periodo que se inicia, de cualidades energéticas y propuestas evolutivas que conviene reconocer.

Por un lado tenemos tormenta como propuesta y lo mejor es mirar qué cosa sea tormenta, porque quizás aun conociéndola no se la conoce y sí, ciertamente merece ser conocida la MARAVILLOSA TORMENTA, tan generosa que produce tanto gozo y tantos frutos.

Normalmente se asocia tormenta con crisis y crisis con dificultades que quisieras evitar. Y así es o suele ser en una cultura asociada al dolor y al sufrimiento, donde el hipotálamo está tan cargado de recuerdo del dolor que cualquier cosa te duele, y donde dolor y “lo conocido” pasan a ser lo mismo, de modo que necesitas el dolor, que es “lo conocido”, para que no aumente la angustia  de lo desconocido.

Pero la conciencia de la realidad más allá del velo supone una sanación del dolor acumulado sin conciencia.

La experiencia maravillosa del ensueño de la maravillosa NOCHE, la experiencia maravillosa de la canalización de la maravillosa MANO, la experiencia maravillosa del osar desde la inocencia (normalmente sin ánimo de lucro) del maravilloso MONO, y la experiencia maravillosa de la creatividad del maravilloso ÁGUILA, ya te conducen a la consideración de la crisis como maravillosa para reinventarte o resurgir, porque todas esas experiencias te trasforman, que es lo propio del azul. Y eso está muy bien y te ayuda, pero el azul también es, y sobre todo es, el fuego, y por eso trasforma, porque el fuego como reacción química es dar y recibir.

El fuego es una reacción química rápida de oxidación donde se pasan electrones de una sustancia a otra. Es decir que una sustancia aporta electrones y la otra recibe electrones, con lo cual no es solo oxidación sino que hay un intercambio que actualmente se reconoce como de reducción –oxidación. Pero solo nos interesa esa química como soporte de información a la conciencia.

 

Este año con su característica azul del fuego, que lo que activa es el intercambio, te saca del aislamiento y propicia el encuentro.

Y el encuentro es lo mejor. El encuentro con el otr@ y con los demás.

Este año que termina blanco, te está ayudando todavía a limpiar las emociones y los contenidos, que desde el miedo y la inseguridad te mantienen atad@, o sea rigid@, sin escuchar tus emociones. Atad@  a consideraciones materiales y  adicciones, que te esclavizan al dinero.

La limpieza emocional te hace libre y facilita el encuentro y la aparición de una sociedad celeste y un intercambio desde lo celeste, que es más posible cada vez y más real de lo que a veces se puede creer.

 

La tormenta que se presenta es resonante, es decir que viene canalizada, está ahí sin más. Fácil para el intento o quizás te sorprenda.

La tormenta resonante canaliza al caminante del cielo y el caminante trae el cielo a la tierra. El caminante favorece experiencias gozosas, o sea celestes, sin referencia a los valores del depredador. Y esto es muy importante, tal vez, considerarlo. O sea en el cielo no hay dinero y la seguridad no te la da la seguridad social.

 

La frontera dimensional se acerca. Es el momento de experimentar el gozo y el disfrute que te ofrece la vida sin tener que comprarlo.

Disfrutar y compartir. Encontrar y generar espacios de encuentro y de colaboración sin ánimo de lucro. Encontrar más allá del disfrute del dinero, de las marcas, de las cadenas comerciales que por algo se llaman cadenas, el disfrute de las emociones de la creatividad y de la solidaridad.

La tormenta resonante lo que canaliza es el caminante del cielo, y es por ese motivo por el que te propone experiencias que no son producidas por el dinero ni por la publicidad ni por las sugerencias de parecer alguien importante. Contiene elementos indicados por el pentágono del icosaedro, que pertenece al castillo verde del dodecaedro, también construido con pentágonos. Esa es la frontera y esas son las experiencias. Otro mundo es posible ahora y es el momento de encontrar los auténticos valores del ser humano.

Es un momento favorable para experimentar a través del amor. Es un momento favorable para crear el cuerpo de amor en la realidad del amor. Es un momento favorable para encontrar al otro. Es el momento del “tu eres otro yo”.

 

 

El Calendario Maya comienza el 26 de julio (5/7/2012)

 

El calendario maya comienza el 26 de julio, de modo que nos estamos acercando al momento del cambio.

Se acaba un periodo anual, que se iniciaba con la consideración del mago rítmico, de la onda de la luna. Y ahora comienza otro periodo que se inicia con la tormenta resonante, de la onda del caminante del cielo.

Estamos acabando un periodo rítmico y la verdad es que mirando atrás podemos ver que efectivamente ha habido muchísimo movimiento. Y el periodo hacia donde nos dirigimos, parece contener mucha resonancia, entendiendo por resonancia, “vibración”.

Avanzamos hacia momentos de alta vibración, pero ya podemos reconocer la “vibración” como un momento espiritual.

Avanzamos hacia momentos de alta espiritualidad, asociados al gozo, al gozo de estar vivos encontrando personas resonantes también en el gozo de estar vivos.

El tiempo que acaba, tiempo de crisis en la economía y en los valores éticos de los gobernantes, nos ha permitido poner en cuestión la aparente solidez del cartón piedra frustrante y esclavizante de tantos “valores”, hoy totalmente desvalorizados. Y el resultado es más conciencia, más libertad, más reconocimiento, más creatividad y más sinceridad. Y el surgimiento de un campo de relaciones donde lo que predomina es algo cercano al amor incondicional, que envuelve toda la tierra. Y hoy todo el mundo fácilmente puede sentirse vinculado a personas que a lo mejor nunca ha visto, pero con los que conecta todos los días y con los que se puede expresar con total libertad y sin ánimo de lucro.

Frente a todos estos dirigentes, que buscan a la vez estar en la élite de las decisiones y en la élite de canalizar hacia su bolsillo las subvenciones, porque evidentemente “se merecen cualquier dieta” y cualquier sobre que sobre. Bueno, aunque quizá aunque no sobre se pueda meter en algún sobre o en su defecto en algún banco suizo, pero dignamente, por lo menos vestido y presentado en los medios, que también son suyos.

Pero eso da igual, porque eso es el velo. Más allá del velo uno sabe que tiene 24 horas de felicidad esperándole cada día. Incluso cerrando los ojos puede ser uno muy feliz acordándose de personas con las que se siente vinculado, por algo incluso material, pero tal vez algo inmaterial en algún momento donde subir a la cima y mantenerse en el vuelo como el águila. El asunto siempre empieza por el agua, la emoción. La emoción te lleva a la plenitud.

 

La tormenta es el momento de los milagros, y el tono 7 resonante es el momento de la canalización.  Y ese es el periodo que se abre delante de nosotros. Lo único que necesitas es mantenerte en la conciencia y aspirar a un campo donde lo que se produce es el amor.

Acabamos de conocer cómo las partículas subatómicas adquieren masa en el campo de la masa, y eso nos habla de que existe un campo del amor donde las personas se transforman en amor.

Y la persona que expresaba esta idea ha sido tan amable como para conseguir apellidarse WARE, porque ¿quién no sabe inglés hoy? En ware está “We are”, nosotros somos.

Y también esta persona ha conseguido apellidarse HIGGS, de alguna forma esa palabra proviene de la misma etimología que “high”. Esa es la resonancia para este año: “somos de arriba”. Cualquier cosa es posible en cualquier momento.

 

Los años en el Calendario Maya van desarrollando los colores. Este año que es tormenta 7, inicia el séptimo año de los colores rojos. Por eso puedes mirar hacia atrás, no solamente en este periodo de un año, donde han empezado cosas nuevas y donde tal vez se ha roto el velo y ha aumentado tu visión, sino que el periodo conviene ampliarlo hasta el comienzo de los años cuya onda se inicia en un sello rojo, y ver qué ha sucedido en estos años anteriores. Observa el tipo de cambios que ha aparecido, porque lo que está entrando es el dragón, los sellos rojos, la luz en la forma. Y se está poniendo en marcha el sentido de tu vida. Y reconocer el sentido de tu vida, lo sólido, lo amoroso actuando en tu vida, es permitir que cada vez se haga más sólido, más auténtico. Y este año viene fácilmente canalizado.  Cuanto más seas tu como persona, más ayudas a todas las personas, aun sin saberlo, a ser ellos. Cuanto más te adentras en la autenticidad, más ayudas a las personas, aun sin saberlo, a ser auténticos. Cuanto más te abres a la resonancia, más resonantes se vuelven las personas, o sea menos angustiadas, menos temerosas, menos infelices, menos insanas. Cuanto más avanzas en la paz, más permites al depredador iniciar su llanto, más le permites encontrar esa emoción liberadora que le saca del error, porque nadie es depredador.

 

 

Somos de lo alto. W'are High's

Peter Ware Higgs, descubridor de la partícula de Dios (5/7/2012)

 

El dragón, como la luz entrando en la forma, se parece bastante a lo que los físicos teóricos llaman la PARTICULA DE DIOS, en términos coloquiales, o en términos “profesionales” BOSON W o BOSON DE HIGGS.

Los experimentos con el acelerador de partículas parece ser que han confirmado la existencia de una partícula llamada Bosón W, con lo que se confirmaría como cierta y demostrada una teoría acerca de la composición del universo y que explicaría por qué y cómo las partículas subatómicas tienen masa. Esta teoría explica cómo las partículas inicialmente no tienen masa, y la adquieren como resultado de moverse en un campo que produce masa.

 

Para entender qué cosa es lo que llaman campo, se dice que la tierra tiene un campo gravitacional y ese campo produce una fuerza de atracción que es la gravedad, de modo que todo tiene gravedad y es atraído gravitacionalmente. Pero eso no es consecuencia del cuerpo, porque los astronautas al salir del campo gravitacional de la tierra están en estado de ingravidez y flotan, luego la gravedad es la consecuencia del campo gravitacional de la tierra.

 

También otro campo es el electromagnético, que hace aparecer una carga eléctrica y una polaridad en todas las cosas y seres en ese campo.

 

El campo, cuya existencia es demostrada por el experimento con el acelerador de partículas, muestra un campo donde lo que aparece es MASA y esto es bastante parecido a lo que sucede con el DRAGÓN.

Decimos que la luz entra en la manifestación y eso es el dragón; otras veces decimos entrando en la forma.

Está claro que la manifestación, la forma y la masa, que es la forma de las cosas en la manifestación, es lo mismo, porque la manifestación es que las cosas tienen un cuerpo.

 

Hablar de campo es lo mismo que hablar de dimensión. Hay una dimensión de lo sólido, primer castillo, castillo rojo del dragón, donde todo toma forma al tomar masa.

Entendemos que la luz entra en la masa, en la forma, en la manifestación, a cumplir una misión. Entendemos que está llena de “paciencia”, o sea de PAZ y de CIENCIA. Consideramos al dragón como algo que expresa “solidaridad”, curiosamente SÓLIDO asociado a SOLIDARIO, o algo así como dar solidez, o sea cuerpo, que es lo que hacen las madres, dar masa, forma y vehiculo sólido, o sea cuerpo a nuev@s human@s, y eso sabiamente.

De modo que en la energía de esta realidad aparece lo que llamamos energía femenina como manifestación de la energía de dimensiones superiores y dragón, que ahora llaman partícula de Dios, como algo que necesita ser reconocido, respetado y sobre todo integrado, porque esa energía de dimensiones superiores es energía ascensional pura y maravillosa.

 

El señor PETER, o sea “piedra”, o sea lo sólido, HIGGS, tal vez “de lo alto”, high·s, nace el 29 de Mayo, que suena como el masculino de maya, de 1929. Gracias señor Higgs.

1929 es un año Tormenta 1, o sea con el propósito de reinventar todo, y parece que lo cumple como buen retoño de esa energía trasformadora sorprendente. Pero el 29 de Mayo de 1929, día de su nacimiento, es nada menos que enlazador solar 9, onda del espejo, es decir que actúa en la onda que lleva al nuevo nacimiento en la columna central y como tono 9, desde dimensiones superiores para llegar a la trascendencia, que es algo de lo que indica el tono 9 y que es precisamente el nuevo nacimiento. El guía es el viento solar 9, de la onda del mago.

El enlazador, como oculto es águila, es decir capaz de ver, de tener intuiciones, pero como enlazador lo que hace es unir dimensionalmente. Gracias señor Peter Higgs.

El Psicrono del 29 de Mayo es sol magnético, última onda del primer castillo, lo sólido.

 

Somos de lo alto W’are High’s.

PEDRO, TU ERES PIEDRA, O SEA TIENES UNA MISIÓN AQUÍ EN LA FORMA, PERO SOMOS DE LO ALTO.

 

Gracias PETER WARE HIGGS. Gracias Tzolkin.

 

El programa es la paz (4/7/2012)

 

El programa es la PAZ. Es como un objetivo señalado a aquella conciencia que se despierte de pronto, o sea que súbitamente encuentre otra realidad iluminada, con otros valores, otro orden y otras posibilidades.
En esa nueva realidad que aparece, lo más importante ya no es ser el númer@ UN@, sino colaborar con todo lo que existe. Colaborar con todo lo que existe es el tono 12, y el tono 12 une en el objetivo de colaborar con todo lo que existe, al ser humano, como sello 12, y a la semilla, como onda 12. Cualquier cosa que contenga la semilla tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y cualquier cosa que contenga el humano tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y colaborar es una expresión de la paz; una de las formas en que se expresa la paz es a través de la colaboración. Si no hay colaboración, no hay paz.

El programa en el código Tzolkin viene expresado por SEMILLA.
Semilla en el código Tzolkin significa florecer, o sea “se tu”; también podríamos decir “ser tu es bello”.
Las personas semilla son invitadas a florecer como tarea personal, pero muchas veces se enfrentan a serios problemas de identidad durante gran parte de su vida, hasta que descubren la autoexistencia, que es lo que significa el tono cuatro, que es el mismo número que la Semilla ocupa como sello, y como color también el cuarto, y que comparte con el sol, como onda cuatro.
De modo que esta acumulación de cuatros como buscadores de pistas, o sea rastreadores, nos lleva a mirar también en el cuarto castillo, como respondiendo a una invitación en metalenguaje.

La autoexistencia es como el programa.
La autoexistencia es el programa de vivir plenamente y sin fin.
La autoexistencia es como el programa de florecer y lo primero que necesitas es estar en paz.
Estar en PAZ contigo es imprescindible para estar en paz con la vida, y estar en paz con la vida es imprescindible para estar en paz con los demás. Y esa paz significa no juzgar, porque juzgar solo es condenar, y condenar es querer eliminar, y querer eliminar es lo contrario de florecer, que es querer vivir siempre, porque el programa de florecer es vivir siempre.
Florecer es viajar en el tiempo, o sea perdurar.
La autoexistencia significa que no necesitas nada que no tengas, luego no necesitas quitárselo a otro. Pero la autoexistencia significa que nadie te puede privar de lo que necesitas, porque lo generas. De modo que en realidad puedes compartir permanentemente aquello inagotable que generas, porque lo vuelves a generar a su tiempo. Y eso es florecer. Pero además descubres que lo que produce el programa es perfecto, puedes descansar, desestresarte, porque todo tiene sentido, y que tu colaboración es siendo espectador de la belleza, y eso es florecer.
Ser espectador de la belleza de la vida es estar en paz y agradecimiento con la vida y eso es florecer. Ser espectador de la belleza de los demás es estar en paz con los demás desde la profundidad del ser, o sea desde lo rojo, o sea desde el dragón, o sea desde la tierra, porque la tierra es un dragón y eso es florecer.
Ser espectador de la belleza, tal vez oculta de los demás, o sea los otros, es ensoñar, o sea es colaborar desde el poder atractor de la noche a que surja la belleza dormida en cada persona , es despertar a LA BELLA.
Ser espectador de la belleza es una misión resonante, tono 7, sanar, canalizar, para SEMILLA, que es tono 7 en la columna central desde la onda del espejo, o sea de la realidad, onda 10 del amor incondicional y de la perfección. Esa es su forma de florecer, cuando está en paz con la vida y está en paz consigo mism@.

El castillo cuatro, que habla a todos desde el humano arquetípico, como todos los castillos, presenta al guerrero como color cuatro del castillo cuatro y con el significado de expansión de la conciencia y final de la cuarta dimensión paso a la mutación, quinta dimensión castillo verde.
Lo que para una persona semilla sucede como una tarea personal de desarrollo de su kin, se trasforma en una tarea evolutiva para cualquier persona que se mueva desde su intento en dirección al castillo verde.
El guerrero muestra al ser human@ despiert@ en la cuarta dimensión; el guerrero es el humano del cuarto castillo. Humano amarillo y guerrero amarillo, o sea unidos en significado a través del amarillo, o sea formas de expansión, o sea formas de vida, viviendo, disfrutando, o sea sin miedo, pero dándose cuenta, como DESCARTES. Disfruto, luego es verdad, existo.
Y la tarea del guerrero, que son todas las personas en este intento, viene definida por los demás sellos del castillo cuarto: el ensueño de la noche, el amor incondicional del perro y la alineación con el propósito de la vida o centro de la galaxia de la Tierra.
Pero también viene definido por ser el tono 13, o sea la trascendencia de la semilla, o sea con la necesidad de encontrar que todo es perfecto, o sea la autoexistencia, o sea la paz, o sea contemplar la belleza.

 

Aquello que ves no es necesariamente lo que existe (2/7/2012)

 

Aquello que ves no necesariamente es “lo que existe”, o sea lo que ES.
Muchas veces ves lo que temes, y ocupas tu tiempo, o sea tu vida, en huir de ello, en escapar. Te pasas la vida intentando evitar la amenaza que no existe, y quizás lo que demoras es que te encuentre la felicidad, que sí existe. Y te busca.
Muchas veces ves lo que temes y otras ves lo que te han enseñado como realidad personas sin duda bien intencionadas, pero se trataba de sus miedos. Querían ponerte a salvo de sus miedos. Y lo que ves son sus miedos, que ya son también tuyos.
Podemos considerar a los sabios mayas como sabios y MIRAR.
Mirar tratando de ver más allá de lo habitual, o sea más allá de lo aparente.

Resulta que hay como dos llamadas tradiciones en el mundo maya.
Una la que sitúa como primer sello al DRAGÓN ROJO, que es la de los mayas de México, y otra la que sitúa como primer sello al MONO AZUL, que es la de los mayas de Guatemala.
La explicación “sabia”, por lo menos aceptada por los señores de las universidades y también de los gobiernos, o sea de los que pueden dar subvenciones con el dinero de los impuestos que paga la gente de su trabajo, es que esta división fue causada por guerras.

Parece ser que los mayas que empiezan con el mono azul vivían antes en Yucatán y en el siglo XII tuvieron que abandonar sus territorios como consecuencia de una guerra interna con sus aliados de la liga de Mayapán a la cual pertenecían.
Esta liga de Mayapán fue dominante en la región y estaba compuesta por personas que conocían la lengua y cultura maya y tolteca. En realidad eran el resultado de la invasión y dominación tolteca, que poco a poco fue civilizada por lo maya. Y poco después en el siglo XV fue de nuevo invadida por los aztecas, un siglo antes que por los europeos.
La invasión azteca, o sea una guerra, da origen al calendario que se inicia con el dragón rojo, porque el Tzolkin que se encuentran los españoles en México es el Tzolkin que se inicia con dragón, que precisamente es rojo, pero es que el rojo es lo que significa lo SÓLIDO, o sea la MATERIA.
Y es como decir “el comienzo es la materia”, o sea hablar del BIG BAN como una gran explosión con la que se inicia todo.
Esta explicación es la más aceptada actualmente. Las cosas se crean solas y además parece ser que explotando, quizás por eso convenga tener cuidado con la vida, y ser precavido. Es la explicación “científica”, o sea “sólida”, o sea la de los que tienen FE, pero en las maquinas, y cuanto más caras son las maquinas, más FE en ellas tienen.
Pero ya antes de la invasión azteca resulta que los que comienzan la cuenta de los veinte sellos con el mono azul, habían abandonado sus territorios por la presión tolteca, o sea otra guerra.

Resulta que hablar del azul es hablar del fuego como elemento.
El fuego parece ser lo antisólido, es decir que el fuego convierte lo sólido en liquido. El fuego es la transformación.
EL Tzolkin presenta lo azul asociado a transformar, pero trasformar como MANO azul es sanar, pero también hacer, solo que “hacer” también es crear. Azul como TORMENTA es resucitar, o sea reinventar, recrear. Azul como MONO es nacer, o sea aparecer, surgir, como final de un proceso de creación. Como NOCHE, lo azul es crear la abundancia. También es azul el ÁGUILA, que es la creatividad.
De modo que el trasformar del AZUL no es el de arreglar las goteras del tejado o el de cortar el césped del jardín o adaptar a tu talla una prenda de vestir.
El trasformar de crear la abundancia, sanar, nacer, la creatividad o resucitar, es más bien el de trasformar el agua en vino. El trasformar del azul es hacer algo de nada, o sea crear.

Es decir el comienzo es creación, o sea algo inmaterial como el fuego, lo codificado como azul. O el comienzo es algo material como lo sólido, lo codificado como rojo.
Pero sucede como si fuese una representación teatral.
Primero, todo el mundo, absolutamente todas las personas de todas las culturas creen en lo azul, o sea en que la vida es una creación divina.
Nadie “cree” en que lo sólido, o sea la materia, hace surgir la vida en los tiempos antiguos, pero ahora sí. Es decir, y es lo que aparece en la escenificación, los que creen en LO AZUL son arrinconados en las selvas, quedando los lugares de poder para los que creen en LO ROJO, o sea la materia.
Aztecas contra Toltecas y todos contra los Mayas.
Pero es una historia para ti, o sea para cualquier mí, o sea para el humano de hoy, del presente. Nosotros somos los espectadores, es una historia creada para nosotros.
Y es una historia que sólo puede ser contada hablando de GUERRAS.
La guerra en esta historia es un protagonista fundamental, porque está dirigida a gente con miedo. Solo que puedes sanar el miedo y trasformarlo en amor.
O sea sanar, resucitar, nacer, crear y ver la realidad del AMOR.

Pero ya sin recurso a las guerras, o sea ya no las necesitamos, parece como si siempre hay dos nacimientos, o sea como un progreso, como una ascensión; cuando naces no tienes conciencia de ti, y un día sí la tienes. Hay un nacimiento de cuerpo y un nacimiento de conciencia. También hay un nacimiento como materia inorgánica, por ejemplo la Tierra, que es rojo, y en el transcurso del tiempo hay un nacimiento de la materia orgánica, que es azul. Y es azul porque está viva, o sea se reproduce, pero las piedras no se reproducen, o sea no nacen; en lo azul está el nacimiento.
Es como si lo rojo, el cuerpo, trae en su interior un momento privilegiado, que tal vez ya estaba y tal vez siempre está, pero es posible para ti en ese momento. El paso previo es un REFINAMIENTO.
Decimos refinamiento porque esa es la palabra que actúa como condensador de la información. El refinamiento, o sea lo blanco, pertenece a lo sólido, o sea la materia. Es la parte material que deja lo rígido, pero sigue siendo sólido, pero se hace adaptable. Se hace adaptable porque quiere, porque te quiere, porque lo blanco es el mundo de las emociones y también es el mundo del espíritu y de la comunicación.
Entonces, lo rojo es luz viajando hacia la materialización, pero transportando un espíritu.
El refinamiento es un diálogo contigo, donde eres instruido y preparado para el nuevo nacimiento, que es una elevación y donde creíamos que la materia es vibración, es luz.
El azul es el centro de la diana.
Sucede que desde el rojo, el primer castillo está compuesto por la solidaridad de la luz, o sea rojo y amarillo, que contiene en su interior enseñanza y sanación.
Y sucede que si el comienzo es el azul, el primer castillo estaría compuesto por mono, semilla, tierra y perro, es decir la materia, lo sólido en esa dimensión, o sea el primer castillo, estaría formado por alegría, inocencia, donde antes había solidaridad, como expresión del amor, porque el dragón es una expresión del sol, o sea de la luz. De modo que ese nacimiento, esa entrada en esa nueva dimensión que conforma un cuerpo, es decir algo totalmente sólido, capaz de moverse en el tiempo y en el espacio, en las dimensiones, es totalmente una expresión del perro, del amor. Es un cuerpo de amor. Y en su interior lleva esa abundancia del florecimiento de la semilla, pero ya no hay aprendizaje, ya sabe, y, como mano, la fuerza maternal y generosa de la Tierra, como hacer.
Es decir, en este tiempo es fundamental el trabajo interior para abrir espacios a la paz. Por eso la guerra en esta historia, es importante, pero para elegir la paz.
Gracias Holtom.

Los castillos en el Tzolkin son escalones (29/6/2012)

 

Los castillos en el Tzolkin son ESCALONES.
Cada castillo es un nivel. Pero cada nivel es una realidad. Puedes ver más allá de la realidad en que estás, apelando a la conciencia como segunda realidad, porque en cada escalón, o sea en cada realidad, los acontecimientos te atrapan de tal manera que parece que solo existe eso, de modo que expandir tu conciencia es un acto de libertad. Expandir la conciencia, escuchar tu intuición, descifrar las señales del metalenguaje y decidir, son actos libres y auténticas herramientas de evolución.
Cada nivel es un suelo horizontal. Cada nivel está compuesto por una línea horizontal pero que siempre contiene también en algún sitio una línea vertical. Esa línea vertical que está en alguna parte de la gran línea horizontal, que parece ocupar todo, es el lugar de acceso a una nueva dimensión o realidad.
Eso está expresado en el Tzolkin de varias formas.
Una es a través del propio símbolo del Tzolkin, calendario sagrado de 260 casillas con 52 casillas negras, consideradas como portales dimensionales que dibujan, sobre el fondo blanco de las 208 casillas blancas restantes, un dibujo que contiene el sello del ESPEJO y el sello de la ESTRELLA, ondas 10 y 20, cuyos equivalentes numéricos como sello son el PERRO y el SOL.

El ESPEJO, con forma de X, que es 10 en números romanos, es la onda 10, siendo el 10 como sello el PERRO, o sea el amor y la perfección. También como sello es el 18, lo que le da una resonancia con el viento, o sea el espíritu, que es el 18 como onda en el quinto castillo. La forma de X es como una cruz sobre dos patas, de modo que señala un suelo horizontal; señala como un espacio entre dos horizontes, un horizonte en la tierra y un horizonte en lo alto. Expresa gráficamente la realidad donde estamos. Estamos sobre una línea horizontal que es el suelo, o sea la tierra, pero con algo que nos tapa por arriba, que es como otra línea, o sea la bóveda celeste.

La ESTRELLA, con forma de rombo, o sea de cuadrado pero solo sobre uno de los ángulos, es como una demostración grafica de verticalidad, porque el equilibrio es expresión de verticalidad, como los funambulistas del circo atravesando un alambre en el vacío, ayudados por su pértiga horizontal. La estrella como figura es un poco eso, la imagen de una cruz, o sea una vertical con una horizontal para que le ayude a mantener el equilibrio.
La estrella, como onda es la 20, como el sol, sello 20, pero como sello es el 8, como el HUMANO, que es la onda 8.
Es decir el humano, como ser celeste luminoso, atraviesa el aquí y ahora haciendo equilibrios, ayudado por la pértiga de la ley del amor, que es la ley del espejo, que te permite seguir de pie sin caerte hasta la culminación, o sea el éxito.

Hay dos elementos, la horizontal, que es simultáneamente el problema y la solución, porque el amor es aparentemente un problema, bien sea como exigencia, bien sea como dificultad o bien sea como lucha con el ego, pero también es la solución y la ayuda. El otro elemento, el elemento vertical es el HUMANO, o sea tu, yo o cualquiera, como sujetos de la experiencia, que al principio está haciendo equilibrios sobre el alambre de la vida, intentando no descalabrarse con ayuda del amor incondicional, hasta que lo integra plenamente como cuerpo, o sea con solidez y entonces se trasforma en ESTRELLA, es decir en ser luminoso celeste.

El Tzolkin, como símbolo, está compuesto del ESPEJO con sus cuatro direcciones, como lugar del aquí y ahora donde realizar la perfección, el amor como horizontal y la ESTRELLA, como lugar de la ascensión dimensional, a través de un nuevo nacimiento libre y consciente, pero también a través de la transmutación.

Pero eso mismo está también expresado con los cuatro primeros castillos, que expresan una realidad relacionada con el cuadrado, que aparece en el primer castillo o cubo, y con el cuarto castillo u octaedro, que es una doble pirámide cuya base es un cuadrado, pero que lo que expresa es el desarrollo completo de una dimensión hasta su maduración o máxima expansión, que es el castillo amarillo o cuarto castillo. Desde su inicio, castillo ROJO; refinamiento, castillo BLANCO; transformación, castillo AZUL; y maduración, castillo AMARILLO.

Eso es lo HORIZONTAL y entonces en algún momento surge lo VERTICAL.
El castillo VERDE es lo vertical, la transmutación. Lo equivalente a la estrella.
El paso a otra dimensión. El acceso a otra realidad.
El hecho de que el Tzolkin tipo solo contenga cinco castillos, que en realidad es simplemente agrupar el tiempo en bloques de 52 unidades temporales, que pueden ser días, lunas, años, siglos, milenios o lo que sea, presenta al Tzolkin como calendario sagrado, porque es el calendario o MAPA, que contiene el acceso salto dimensional.
El Tzolkin es el calendario sagrado porque es el mapa de la transmutación.
El Tzolkin tipo es el mapa de la transmutación tipo, pero después de la transmutación la vida sigue, el tiempo sigue y por eso encontramos que en un tiempo de 260 días solo aparecen cinco castillos que muestran la transmutación, pero en un tiempo del reloj celeste, según los movimientos del sol y de la tierra en un ciclo completo del giro de la tierra en torno al sol o sea el año, suceden siete periodos de 52 días, o sea siete castillos y se inicia el octavo, con lo que vemos cómo el tiempo normal, o sea el tiempo, contiene la realidad completa, tanto de cuarta dimensión como de quinta dimensión. Las dimensiones o las realidades no tienen relación con lo temporal. El tiempo es buen escenario para una dimensión u otra, pero el salto solo sucede en lo sagrado.
El tiempo es material, pero lo sagrado en el humano es lo que evoluciona y trasmuta. Es desde la dimensión DIOS desde donde el humano trasmuta. DIOS dentro del human@, por eso la evolución está dirigida a hacer aparecer el cuerpo de amor.
Si lo sólido es el amor, lo que aparcería sería el cielo, o sea la vida sin fin, lo que los griegos llaman el Olimpo, o sea la inmortalidad.
Es decir si lo sólido, lo expresado por el cubo como poliedro o el primer castillo, o sea la forma material de las cosas, pero también tu cuerpo como expresión material conformada de ti, adquiere o llega a la vibración plena del amor incondicional, que en el Tzolkin está codificado con el sello PERRO, sucedería que esa vibración, esa frecuencia habría llegado a su plena madurez y se convertiría en una nueva realidad.
Realidad y dimensión significan lo mismo.

Entonces sucede que la secuencia DRAGÓN rojo, CAMINANTE rojo, SERPIENTE rojo y TIERRA rojo, se cierra como 4 y aparece como transmutación y 4+1 la LUNA ROJO, todos como inicio de castillo y como cuerpo o elemento sólido, que es lo que significa lo rojo. Pero la transmutación, quinto momento, sucede cuando aparece como cuerpo, o sea rojo, el AGUA, que es blanco, o sea la LUNA. Pero siendo agua la luna, o sea como elemento lo blanco, inicia la realidad donde lo real es emoción, donde lo corpóreo, lo conformado, es emoción, siendo también corpóreo lo que nutre al cuerpo y su forma. Entonces encontramos que igual que en esta realidad el cuerpo se nutre de cosas materiales con forma, en esa realidad lo que nutre es la emoción, el agua, el amor.
Con la LUNA como 4+1 y cuerpo, se inicia lo blanco simultáneamente a la finalización de lo rojo, porque la luna es roja, pero en ese quinto castillo ya no puede estar el líder de lo rojo, que es el DRAGÓN , y de hecho lo que supone es la transmutación de lo rojo en lo verde.
Desde la luna se inicia un nuevo 4+1, que es el nuevo escalón blanco.
Ocupa LUNA-VIENTO blanco, dragón-MAGO blanco, caminante-ENLAZADOR blanco, serpiente-ESPEJO blanco.
Esos cuatro castillos que comienzan con el castillo de la mutación, o sea el verde de la luna, forman un nuevo 4+1, es decir ofrecen una nueva versión de la mutación, en este caso la mutación del blanco, que sería justamente el PERRO, porque es el elemento blanco que aparece en quinto lugar desde que se inicia la mutación del verde.
En el castillo verde, el blanco lo ocupa el viento, y contando desde ahí aparecen cuatro blancos, que son los que hemos citado, y el 4+1 sería el perro, indicando que el amor es uno de los núcleos de la transmutación
Lo que es respecto al rojo la LUNA, lo es respecto al blanco el PERRO.

Por el mismo procedimiento encontraríamos que en el azul sería el MONO, de la alegría y la inocencia, y en el amarillo, el HUMANO. El humano sería el 4+1 de los sellos amarillos.

 

La familia del día del tiempo y la del humano (27/6/2012)

 

Se establece un paralelismo entre la familia que ocupa siempre el día sin tiempo y la familia del humano. Este paralelismo muestra cómo lo indicado por la familia que ocupa el día sin tiempo  siempre, es realizado por la familia donde está el sello del humano, pero como onda, es decir de modo transcendente.

 

LA FAMILIA DEL DÍA SIN TIEMPO:

La familia que ocupa el día sin tiempo, es decir la familia del caminante del cielo, espejo, noche y estrella es la que ocupa el día sin tiempo, pero no en ese orden, porque en ese orden es cuando es enumerada como propósito, o sea como onda.

Como sello sería noche, estrella, caminante del cielo y espejo, porque es así como aparecen en el Tzolkin tipo. Y es así también como aparecen ocupando el día sin tiempo. Es decir, como sellos esta familia trae el encargo primero de transformar, es decir lo representado por lo azul, y finaliza su tarea cuando ha realizado el encargo de refinar, es decir de enseñar.

Sin embargo, como ondas, de lo que se ocupan es de la transformación y el refinamiento del ser humano para adecuarlo a la quinta dimensión.

 

Lo que sucede cuando aparecen como sellos es que son sus propios ocultos, de modo que la noche y el espejo son ocultos entre sí, que es como decir que son el mismo de alguna manera. Y también la estrella y el caminante del cielo son ocultos entre sí.

Pero cuando actúan como onda, es decir como propósito, esta familia ocupa los castillos 2,3,4 y 5, apareciendo en el orden antes indicado como onda, es decir caminante, espejo, noche y estrella, y que es también el orden de la secuencia de los colores.

 

Pero como onda ya no son ondas ocultas o asociadas, sino que como onda están asociadas a la FAMILIA DEL DRAGÓN, es decir que el día fuera del tiempo, como no podía ser menos, también es una expresión de la energía del dragón, o sea de dimensiones superiores. Y esta familia, que en realidad también está representando lo sólido, porque es la energía oculta como onda de la familia del dragón, tiene el encargo de manifestar un camino sólido hacia la quinta dimensión.

 

LA FAMILIA DEL HUMANO:

La familia del humano, como sello, son los ocultos de los sellos de la familia de la luna y comienzan con el viento, es decir que la vocación que traen primero es de aprender, luego de transformarse, luego de iluminarse y finalmente, como luz, cumplir una misión liberadora, porque lo rojo, lo sólido, es luz cumpliendo una misión liberadora. Muchas veces el ser humano se cree, y quizá lo sea a través de un tiempo, que viene a buscarse la vida, a ganarse la vida, a pasar el tiempo…

Pero no, dentro de cada ser humano hay un caminante del cielo, es decir dentro de cada ser humano está Dios muy atento a quien le necesita.

 

Pero como onda, es decir como propósito, son sus propias ondas ocultas o asociadas. De modo que el humano, que es el oculto de la luna, como onda es oculta o asociada de la tierra, que como sello es de su misma familia. Y esto le convierte en similar a la familia del caminante del cielo.

También el viento y la mano, como ondas son ocultas entre sí, pero como sellos son de la misma familia.

Y entonces, ¿qué ocurre con la energía de sus sellos ocultos, que es lo representado por el mundo de la emoción?, porque la luna es agua, la tormenta también está compuesta de agua, la semilla también es agua convirtiéndose en vida orgánica, y la energía blanca del mago también representa el agua.

Pues resulta que como onda están asociados nada menos que a la FAMILIA DEL SOL. La emoción para el ser humano, leyendo el Tzolkin que habla del arquetipo humano, es similar al sol. Es pura luz, pura entrega, algo que hace crecer la vida, que hace prosperar. La emoción es un auténtico tesoro que convierte al ser humano en celeste.

 

EL CASTILLO 3 DEL FUEGO:

Y la fuerza de la emoción es transmutadora, es el camino a la inmortalidad. También es similar a lo representado por los sellos de la familia del día sin tiempo y por las ondas de la familia del humano, el castillo 3 del fuego, porque también el castillo 1 tiene como castillo asociado, porque sus ondas son asociadas, al castillo 5; y el castillo 2 tiene como castillo asociado porque sus ondas son asociadas, al castillo 4; mientras que el castillo 3, que representa el fuego y el nuevo nacimiento tiene dentro del mismo castillo las ondas asociadas, porque la semilla y la serpiente son ondas asociadas y el espejo y el mono son ondas asociadas. Es decir, que se vuelve a producir el mismo resultado que con la familia del día sin tiempo y con la del humano.

 

Y esto divide de nuevo al Tzolkin en una dualidad, y aparecen los 4 primeros castillos hablando de un tipo de realidad, y una mutación en el castillo 5º, donde toma protagonismo precisamente la familia de los sellos ocultos del humano, que de repente ha tomado el valor del fuego, por la similitud que hay entre las ondas de esta familia, que son sus ondas ocultas, y las del 3er castillo, que también son ondas ocultas entre sí.

Pero su energía oculta, que es la energía del sol, y ahora ya comprendemos con toda claridad que la luna está representando en realidad al sol, va a aparecer como un tetraedro invertido, ocupando el 5º castillo, como luna; la segunda aparición del primer castillo, como mago; la segunda aparición del segundo castillo, como tormenta; y llevándote hasta las puertas del nuevo nacimiento, que es la segunda aparición del tercer castillo, para lo cual necesita 365 espacios temporales u ocho castillos.

 

Hay 5 familias y 5 castillos (26/6/2012)

Hay cinco familias y también hay cinco castillos.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En el sello natal hay una resonancia seductora que enseguida atrae.
Pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia, que son los cuatro sellos, siempre los mismos, que corresponden a tu cumpleaños.
De modo que los veinte sellos se agrupan de cuatro en cuatro formando cinco familias, con los sellos que aparecen sumando cinco a tu sello natal. Por ejemplo si tu sello es el uno, dragón, la familia la componen el 1(+5), 6 (+5), 11(+6), 16.

También los castillos son agrupaciones de sellos de cuatro en cuatro, como las familias, pero aquí los sellos van de 13 en 13, porque los sellos son en realidad las ondas encantadas, es decir 1(+13), 14(+13) ,7(+13),20 (+13),13(+13), 6(+13),19(+13),12, y así sucesivamente: 5,18,11,4,17,10,3,16,9,2,15,y 20
De modo que el primer castillo lo forman 1,14,7 y 20; el segundo 13,6,19 y 12; el tercero 5,18,11 y 4; el cuarto 17,10,3 y 16; y el quinto 9,2,15 y 20.

Cada uno contiene 52 experiencias, o sea 52 sellos con su tono, de los 260 del total del Tzolkin.
Igualmente las familias representan 52 experiencias anuales a lo largo de 52 años.
De modo que puede haber y hay una similitud entre las familias y los castillos, y la primera similitud es que se trata de algo muy práctico; la información que contiene se dirige a MODIFICAR LA CONDUCTA.
La vocación de esta información es sugerirte otras posibilidades de enfocar las cosas y de vivir. Los castillos son informaciones acerca de las dimensiones de la vida y de los valores activos en cada dimensión, favoreciendo la evolución hacia realidades más reales. Las experiencias anuales son informaciones acerca de ti, de quién eres y qué estas haciendo, y también permiten experimentar y conocer todas las ondas, porque vives todas las ondas. Vives todas las ondas desde los cuatro sellos de tus cumpleaños pero también desde todos los tonos, es decir todas las posibilidades de actuación.

Mientras que desde los castillos vives todos los sellos.
La información de los castillos está dirigida al ser humano, al arquetipo del ser humano; es válido para todas las personas. Les recuerda a todos los seres humanos que su origen es celeste, y cómo regresar al cielo, a la vivencia de la plenitud.
Los castillos y las ondas marcan un sendero evolutivo para el ser humano, real pero arquetípico.
“Tu eres otro yo, yo soy otro tu” activa la parte celeste del ser humano y le presenta cómo más allá de sus problemas domésticos, personales o laborales, o si tiene diarrea o se ha torcido el pie, hay una realidad REAL atemporal, celeste y experimentable en esta dimensión.

Cuando consideramos los cinco castillos y cómo están representados los 20 sellos a través de las familias, encontramos que solamente hay dos familias que están unidas, es decir no fragmentadas.
Los 4 elementos que componen la familia aparecen en la familia del dragón en la secuencia de rojo, blanco, azul y amarillo: dragón, enlazador, mono y guerrero, ocupando los cuatro primeros castillos. Y no aparece en el castillo verde, con lo cual queda patente que la luz adopta una forma y que esa forma, que tiene que ver con lo sólido, es útil en los cuatro primeros castillos. Y en el quinto castillo, la forma ya no es competente, y en la dimensión representada en este castillo no es importante la forma ni la solidez, sino que al contrario, el equivalente a la forma, la solidez y el peso lo ocupa otra cualidad.
El primer castillo tiene base cuadrada y el cuarto castillo, que es el octaedro, también contiene un cuadrado. Es decir que esto da un significado de cuarta dimensión, pero no sirve para la quinta, porque el castillo verde está formado por un pentágono.

La otra familia que está íntegramente representada es la del caminante del cielo, el espejo, la noche y la estrella. Aquí la secuencia continuada de los sellos se mantiene en los colores adecuados y ocupa el segundo, tercero, cuarto y quinto castillo.
El segundo castillo contiene al pentágono, igual que el castillo verde, de tal manera que esto nos da una referencia de quinta dimensión.
La cualidad del color blanco sería el agua como elemento, pero esta familia no es que contenga una referencia especial acerca del agua.
Dentro de las cinco familias, esta familia es la que siempre ocupa el día fuera del tiempo, y hablar de la noche, del espejo es hablar de realidades muy poco materiales, y hablar de la estrella y del caminante del cielo es más bien hablar de realidades celestes.
Esto es como la unión del elemento blanco como agua y estas realidades celestes, presentan a la emoción, el agua, como algo celeste, como fuerzas angélicas.
Pasar de la consideración de lo sólido a la realidad de fuerzas angélicas actuantes, es un paso evolutivo.

Sin embargo, todavía hay un tema a desarrollar con los castillos, porque 5 castillos es lo que contiene un Tzolkin, pero un año contiene 8 castillos. Cada castillo son 52 experiencias, de tal manera que 52 X 7 son 364. Y así en los 365 días que compone un año natural, habría 7 castillos completos de principio a fin más la entrada en el octavo castillo.
Si del 5º castillo volvemos al 1º y luego al 2º, encontramos que la segunda vez que aparece el 3er castillo, completa los 8 castillos que componen un año.
Y en este orden todas las familias se presentan sin interrupción, con sus 4 elementos.
La familia que compone la serpiente, el perro, el águila y el sol empezaría en el 3er castillo y ocuparía el 3º, 4º, 5º y la segunda vez en el año del 1º.
Y la familia que compone la tierra, el viento, la mano y el humano comenzaría en el 4º castillo y ocuparía el 4º, 5º, y la segunda vez del 1º y 2º.

De esta manera se presentarían los cuatro elementos enteros. Quiere decir que el Tzolkin realza la importancia de considerar qué cosa es lo sólido y que de lo que se trata es de encontrar, bajo la apariencia tosca de las cosas, cómo lo que está debajo es la luz cumpliendo una misión liberadora, pero que lo importante para entrar en la 5ª dimensión es que tu encuentres cuál es tu misión angélica, que es la representada por la familia del caminante del cielo, y lo que te permite entrar en la 5ª dimensión vivencial.
Es decir, lo sólido lo que está haciendo es presentar un escenario claro donde tu tomes las decisiones adecuadas para encontrar el camino al cielo.

Mientras que la familia de la tierra y la de la serpiente se mueven en la repetición de los años, y es un momento de acumular experiencias.
Pero la 5ª familia que nos falta es la que empieza en el 5º castillo con la luna, y esa familia es la que propiamente como tal familia, representa el mundo del agua y las emociones. Y esta familia ocupa el 5º castillo, la segunda vez que aparece el 1er castillo, la segunda vez que aparece el 2º castillo y desemboca en la segunda vez que aparece el 3er castillo. Corresponde al doble tetraedro. El significado es cómo transmutar, cómo vivir tu día a día transmutando tu karma personal o familiar/genético.

El viento como sello 2 (24/6/2012)

 

El viento, como sello es el número 2, es el regalo que trae el dragón.

Lo rojo, lo sólido, trae como vehículo a lo blanco, el agua, porque el agua y la tierra, es decir lo rojo y lo blanco, son elementos materiales, mientras que el fuego y el aire son elementos inmateriales, pero son el espejo del rojo y el blanco, porque lo que llamamos rojo, que es el inicio o el nacimiento de algo, en este espejo lo llamamos azul, y lo que llamamos blanco, que es el regalo, o sea la consecuencia, es lo amarillo, o sea la madurez y la expansión. Hay un espejo que traduce a lo rojo como azul y a lo blanco como amarillo. Esa es la segunda realidad de la segunda realidad, o sea un paso más, el acceso al contenido expresado por lo que desde aquí se llama castillo verde.

 

Los elementos inmateriales son luz, o sea algo inmaterial, que toma forma PARA CUMPLIR UNA MISIÓN. Y así lo sólido, lo rojo, pero que también es la solidaridad, es un vehículo para que pueda llegar el agua. Y casualmente sólido en metalenguaje ilógico tiene como cualidad solidaridad, que podría ser solidez, pero es solidaridad. Porque el agua al no ser sólida, se disgrega. Pero adherida a algo sólido, puede viajar donde quiera, donde quiera que sea que tiene que cumplir su misión.

El viento es el sello segundo, pero como onda es la onda 18, es decir el equivalente del espejo.

Es una forma de expresar que el viento, el espíritu, es espejo. Y espejo, o sea el viento en la onda 18, es también el regalo, es decir la segunda onda en el siguiente nivel, o sea en  la siguiente dimensión a la representada por el dragón. Y entonces conviene señalar que en el mundo de las ondas, el espejo es la onda 10, el amor. Y consecuentemente el regalo en la siguiente dimensión, o sea lo representado por la segunda onda en la siguiente dimensión, o sea lo que comienza con la onda de la luna, o sea el castillo verde, como el viento en el lugar del espejo, adquiere el valor del amor, pero la forma del agua.

 

Porque es que el dragón, al entrar en la forma, cumple su misión en la cuarta dimensión, para permitir que el viento la cumpla en la quinta, o sea la que viene determinada por el éter o castillo verde. Porque resulta que el dragón y toda su familia ocupan una secuencia numerológica muy explícita. Me refiero al dragón, enlazador, mono y guerrero. Porque resulta que el dragón es la primera onda del primer castillo, o sea 1-1, mientras que el enlazador es la segunda onda del segundo castillo, o sea 2-2, y el mono es la tercera onda del tercer castillo, o sea 3-3, y el guerrero la cuarta onda del cuarto castillo, o sea 4-4. Pero ninguna representación de esta familia se encuentra en el quinto castillo, el castillo verde, dejando así patente que el terreno del dragón es el que va del primer al cuarto castillo. Y ahí se acaba una misión y empieza otra cosa. Esa misión en el mundo de los colores, sería roja, y la siguiente, en el mundo de los colores, sería blanca, es decir, el castillo verde, que es el quinto color como una mutación del rojo, lo que inicia con esa mutación es algo cuya característica es blanca, o sea con valor de segundo.

La familia del dragón, que es la que cumple la misión antes de la mutación, son soportes materiales, ya que el dragón, como onda y como sello es lo mismo, el 1; el enlazador, como onda y como sello es lo mismo, el 6;  el mono es el 11 como onda y como sello; y el guerrero como onda y como sello es el 16 y el final de esa secuencia que empieza con el 1.

Está muy claro. Esta familia inicia y finaliza una secuencia. Y a continuación se inicia otra secuencia y otra dimensión. En esa secuencia y en esa dimensión la determinación no proviene del rojo, porque esa es la secuencia del uno al 16, los cuatro primeros castillos. Los cuatro primeros castillos son el equivalente al primer sello del primer castillo, con lo cual el equivalente al 2-2 en esta nueva secuencia, o sea lo blanco, es el viento, lo cual expresa cómo el elemento material en esta secuencia ya no es lo sólido, sino la emoción, el agua, representada por el viento como espíritu, que también significa el espejo, o sea la ley del amor, y el perro, o sea el amor incondicional.  Y ahí el elemento material a considerar es un elemento vibracional, cuyo contenido vendría determinado por el color blanco, donde a todos estos contenidos de amor y espiritualidad, habría que añadir los demás valores asociados a lo blanco, como sería el desapego, donde el desapego expresado por el enlazador está hablando de una forma de viajar sin peso que te pega a la tierra, de acceder a otras dimensiones convirtiendo desapego en despegue, despegado del cuerpo, porque el águila se despega de la tierra y enlaza con su vista dimensiones más allá. Y también es un símil de un nuevo nacimiento, del nacimiento de un nuevo Hércules, o sea de otro hijo de María, siendo María madre de Dios. O sea el nacimiento a una nueva dimensión de lo sagrado, o donde lo sagrado es el ser.

Y el otro elemento blanco es el mago, que está asociado a una sanación, como oculto de la mano azul.

 

El 20 de enero (24/6/2012)

 

El 20 de Enero podría ser considerada como una fecha intranscendente. Sin embargo el 20 de enero de 1914 nace el creador del símbolo de la paz, Gerald Holtom. 

El símbolo de la paz ha estado y está como emblema en todos los movimientos a favor de la paz en el mundo. No sólo de la paz, sino de la paz y la dignidad, incluso asociado al amor como vínculo entre todos los seres humanos.  Gracias Gerald Holtom.

Queremos reivindicar la calidad humana de esta persona, sin duda guiada únicamente por el cerebro del corazón, ya que esta persona, que nace en las vísperas de la primera guerra mundial, cuando le corresponde en la segunda guerra mundial entrar en el ejército, se atreve, osa como el mono, declararse pacifista, pero en un tiempo en que no estaba de moda, sino que ser pacifista suponía ser discriminado totalmente e insultado. Por ese motivo ese pacifista demostrado puede crear un símbolo verdadero relacionado con la paz.

Queremos reivindicar a esta persona y agradecer, desde la vibración del calendario maya o por lo menos desde nuestra página, a esta persona su vibración en favor de la paz y la dignidad humana.

 

El símbolo de la paz fue creado un 21 de febrero de 1958, y no queremos dejar pasar este año sin poner de manifiesto que la vibración con la que nace este símbolo es la misma que la del año en que estamos. El 21 de febrero de 1958 es mago 6, mago rítmico, de la onda de la luna, justamente como este año.

Este año, que es un año de crisis, donde cada vez se pone más de manifiesto la necesidad de la paz como norma entre los seres humanos, pero no la paz del sometimiento y de la sumisión, sino la paz del respeto, la paz del “tu eres otro yo”, la paz del amor; no la paz del “o te callas o te mato”.

Estamos viendo en este año cómo las personas son creativas en su vida como consecuencia de la crisis, y cómo cada vez hay más personas involucradas en la paz y el respeto, colaborando en proyectos solidarios, o sea colaborando con el dragón, con la energía femenina,  activando las neuronas espejo, porque la paz es la consecuencia de la activación de las neuronas espejo y el encuentro del otro como otro tu, donde acudir en auxilio es lo más importante, no tener un televisor o un coche, tender puentes entre culturas y personas es lo más importante, donde la paciencia es una virtud. La energía femenina es simplemente la energía del ser humano, la energía que permite ascender a un mundo en paz donde las emociones, el agua, unen a los seres humanos.

 

Acontecimientos el 20 de enero

Pero queremos señalar algo acerca del 20/1, porque resume un poco el misterio del Tzolkin. El 20 de enero, fecha del comienzo del nacimiento del símbolo de la paz, aparentemente es una fecha anodina, pero en realidad, como hemos visto hace poco tiempo, es el momento en que el primer presidente afroamericano gobierna en EEUU, porque Obama toma posesión un 20 de enero. Por algún motivo, la fecha de toma de posesión de los presidentes de Estados Unidos, que inicialmente era el 4 de marzo, fue trasladada precisamente con el comienzo de la segunda guerra mundial, porque el primer presidente que tomó posesión un 20 de enero, según Wikipedia, es un tal Roosevelt, en su tercer mandato en 1941. Los siguientes presidentes como Eisenhower, Kennedy, Bush, Reagan, Carter y Obama, ya todos inician su mandato, si no sucede algo extraordinario como el fallecimiento de Kennedy y su sustitución por el vicepresidente, un 20 de enero.

Es decir que vemos como el 20 de enero toma un protagonismo precisamente en una guerra tan tremenda como la segunda guerra mundial, ya que lo que sucede en EEUU tiene una repercusión en todo el mundo.

 

Mirando en la historia encontramos que Colón se encuentra por primera vez con los Reyes Católicos un 20 de enero de 1486.

Es decir, que un 20 de enero es el comienzo de la aparición del símbolo de la paz, porque nace su creador, y también el comienzo de la nueva visión del mundo abierta por Colón y los navegantes españoles que permiten enlazarse y reconocerse a prácticamente todas las culturas del mundo, ya que lo que inicia Colón es continuado y culminado por Juan Sebastián Elcano, que da la vuelta al mundo, demostrando así que la tierra es redonda, avistando Australia, así como otros navegantes también encontrarían la Antártida, porque ya todo era posible. Y eso también comienza un 20 de enero.

 

También el 20 de enero vuelve a tener una repercusión sobre toda la humanidad, ya que es el inicio de los EEUU como nación reconocida, porque un 20 de enero de 1783 se firma un acuerdo de paz entre España, Francia e Inglaterra, reconociendo a EEUU como nación, lo cual fue sellado definitivamente en el Tratado de Versalles del 3 de septiembre de ese mismo año. Pero el primer acuerdo fue firmado el 20 de enero. Es decir que esta fecha contiene siempre algo que no es evidente pero sí es de una gran repercusión posteriormente.

 

También sucede un 20 de enero de 1942 lo que se llama “solución final”, que es la decisión de las autoridades nazis de asesinar a todos los judíos. Es decir, el 20 de enero los nazis deciden hacer todo lo contrario de la paz, la masacre de los inocentes. Deciden el Holocausto. Pero esa decisión inaugura de alguna manera el tiempo actual, que es el tiempo de lo sagrado en el ser humano, el tiempo del “tu eres otro yo”, como único posible, real, para el ser humano. Y ahí el pueblo judío actúa o es actuado de la misma manera que Jesucristo.

Decimos esto porque hay un paralelismo entre Quirón y el pueblo judío, como maestro del camino al cielo, o sea a la inmortalidad, que se transforma en Hércules, donde el paralelismo de Hércules es el de Jesucristo. Y el hecho de morir, o sea de ser víctima, es justamente el momento de acceder a la inmortalidad, o sea al cielo.

Y ese es el momento actual, el momento de encontrar la resonancia de Dios en cada persona.

 

La resonancia del 20 de enero

De modo que el 20 de enero parece una fecha anodina, pero cargada de una resonancia oculta tremenda. Y si miramos qué dice el Tzolkin acerca de tal fecha, encontramos que por ejemplo en este año es humano 2, humano lunar, de la onda del mono.

La resonancia del momento de la creación o del surgimiento de este símbolo, es mago rítmico, de la onda de la luna, siendo la luna el inicio del quinto castillo, del éter, del cielo. Y en este año, que es justamente mago 6, el día en que nace Holtom, o sea el 20 de enero, es humano 2, que está justamente en la onda del mono. Es el segundo sello de la onda del mono, que es el nuevo nacimiento.

Ya es sugerente esta resonancia, pero también es curioso o como sugerente de un orden, que Holtom nazca un 20/1, que en sí contiene una referencia al sol y al dragón, es decir a todo el Tzolkin, y que su dibujo lo realice un 21/2, es decir como hablando de una continuidad misteriosa, porque conviene mirar el misterio si aspiramos a encontrar a Dios en el otro.

 

El 10 del 10. El misterio del Tzolkin

Pero resulta que según el psicrono el 20 de enero es mano 10, de la onda del espejo, es decir que la resonancia del alma, o sea de la acumulación de experiencias que hay el 20 de enero, es justamente una resonancia encaminada a un nuevo nacimiento, que es de lo que habla Colón, la independencia de América, el primer presidente Afroamericano, encontrar lo sagrado en el hombre… Y lo encontramos justamente asociado a la perfección, al amor, a la sanación, a la canalización, a través de la ley del amor que es el espejo. Pero el espejo es el Tzolkin.

 

Ya podría ser bastante encontrar, y quizá eso nos hubiera bastado, tanta maravilla asociada a esta fecha. Sin duda que eso nos habría bastado. Pero curiosamente el 20 de enero, a contar desde el día 26 de julio, fecha en que comienza el nuevo año, ocupa el lugar 179; es el día 179 desde el día 26 de julio. Y ese día en el Tzolkin tipo es tormenta 10, de la onda del perro. Lo que está detrás de todos estos acontecimientos es grandes cambios, milagros, resurrecciones, a través del amor.

Sin duda que esto también nos habría bastado para contar que algo maravillo está funcionando, pero es que resulta que la mano 10 es el 10 de la onda 10, y la tormenta 10 es el 10 del sello 10. El 20 de enero, 20/1, que une el dragón y el sol, es el 10 del 10, tanto como onda como sello.

 

El misterio está actuando, pero el misterio es el amor. No tengas miedo. Gracias.

 

Onda de la Mano: del 24 de junio al 6 de julio

La onda oculta de la mano es el viento, ya que el oculto del viento 1 es la tormenta 13, cuya onda comienza en la mano.
La comunicación (viento) va asociada a la sanación y realización (mano): la palabra o el sonido es lo más sanador que hay o, dicho en negativo, lo más ofensor que hay, incluso puede destruir a una persona. Si te cierras a la comunicación, enfermas. Incluso algunas personas asocian el aislamiento con enfermedades graves como el cáncer.
Según el viento se transforma en mago (onda del viento), la mano se va transformando en tormenta (onda de la mano). Esto quiere decir que cada vez que se avanza en la sabiduría, te vas transformando, pudiendo conseguir la sanación instantánea, aunque exija un esfuerzo.
La capacidad de sanación instantánea por lo tanto es posible trabajando con las ondas del viento y de la mano. Podrá exigir un esfuerzo de conciencia, centrándose, pero es posible.

La onda del viento finaliza en el mago (tono 13), por lo que cuando desarrollas esta onda, te conviertes en un mago, o dicho de otra forma, la madurez de la comunicación es el mago.
Cuanto más te comunicas, más sabiduría recibes. Ahora bien, si te cierras a la comunicación también te cierras al mago. Puede que seas un brujo, consiguiendo poder, pero no un mago, porque este es benéfico.
El maestro en esta onda es la noche (tono 2); nos puede costar ensoñar la abundancia para nosotros o para los demás, pero es lo que nos hace despertar y movernos, avanzando hacia la sabiduría del mago
El tono 5 en esta onda es el desapego (enlazador de mundos), que es lo que da fuerza a la comunicación (viento) para conseguir llegar a la sabiduría (mago). Y en el camino a la sabiduría desde la comunicación, también da fuerza el amor incondicional (tono 9).