Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA TORMENTA (28 AL 10 DE DICIEMBRE)

- Recordando con agradecimiento a quien no conozco

- La tierra es un caminante del cielo

- La evolución a través de los colores

Recordando con agradecimiento a quien no conozco, o como sanar el alma (8/12/2011)

 

La luna 11, donde se insinúa que hay una liberación, un descubrimiento de la libertad, en un viaje hacia el interior del ser humano. En un viaje hacia una realidad más allá de la creencia, pero también más real.

Hay una liberación al encontrar una realidad que no necesita de tu creencia para existir. Hay una realidad que no sólo no necesita de tu creencia para existir, sino que es un maravilloso lugar, un muy maravilloso lugar, adecuado, muy adecuado para abandonar tu creencia y disfrutar. Porque tu creencia te insinúa permanentemente amenazas. Si no tengo…, me faltará; si no soy…, no seré; si no me ocupo, si no me preocupo, si no me quieren, si no digo. Un lugar donde puedes abandonar el “si no…” y ser sin esfuerzo. O sea, sí.

 

Luna 11, asociado a humano 3 como oculto. La onda de la tormenta, los grandes cambios, los milagros, reinventarse, transformación súbita, contiene la luna 11.

Casualmente este día en este año, en que entramos en la luna llena y también en un eclipse. Y el humano 3, donde se une la libertad con el servicio, cuya fuerza, cuyo propósito expresa el amor incondicional.

Tenemos cuatro elementos, la tormenta, con sus milagrosas transformaciones súbitas; la luna espectral 11, que nos habla de la liberación y que es sincrónica con el año que también es un año 11, y que nos hace recordar otra realidad donde al luna y la tierra están unidas y forman un mismo vehículo celeste; el amor incondicional; y el humano, con sus pensamientos elevados, entregado a su servicio.

 

La diversidad de opiniones y la libertad

 

Esos cuatro elementos están presentes tal día como hoy, y también en este mismo año  el 23 de marzo, fecha en que José Arguelles TRANSCENDIÓ. José Arguelles, figura controvertida en un nivel , y que nos hace recordar cómo es la realidad donde vivimos.

 

Vamos a contar un cuentecito.

Erase una vez una comunidad de vecinos compuesta por 10 personas, por ejemplo. Tenían que ponerse de acuerdo para pintar la escalera, y había cuatro a favor, tres en contra y tres ausentes. Repitieron la votación otro día, y había dos a favor, tres en contra, dos que se abstuvieron y tres ausentes. Bueno, finalmente decidieron pintar la escalera. Hicieron una votación, para ver de qué color lo pintaban. Dos querían blanco, tres querían ocre, uno quería salmón….

En definitiva, hay muchas opiniones, y lo que nadie puede decir es que este buen hombre pasó desapercibido. Quizá alguien diga “bueno, todo era ruido”, o sea, yo no pintaría la escalera. Pero otros pueden decir “me despertó”, “desperté”. Incluso alguno conciliador diga “sí, sí. Me despertó el ruido”.

Sí, me despertó el ruido, y me encanta lo que vi. Gracias a ese ruido, vi salir el sol. O tal vez, gracias a ese ruido, me di cuenta de que era un autómata. Y al mirar a mi alrededor descubrí personas. Sí, no eran números estadísticos.

 

En medio del misterio, cada uno mirando su vida puede ubicar las cosas.

Posiblemente, Arguelles no era maya, aunque nadie sabe de qué están hechos sus genes.

Existe una sabiduría maya posiblemente 100% , una cultura maya, una religión maya. O también es posible que existan varias versiones, por las distintas modificaciones que pueden haber ido surgiendo. Y ciertamente, queremos animar a todas las personas que estén interesados por el origen de la luz que puedan encontrar como eco de nuestra página, o incluso de otras páginas similares que podríamos considerar interpretaciones libres del Tzolkin, a que busquen también, incluso de modo muy preferente, en esa sabiduría original maya.

 

El  humano, en este concepto proveniente por lo menos de Arguelles, habla de libertad y de pensamientos elevados. Nosotros creemos no en las barreras, sino en la libertad y en los pensamientos elevados, y en la existencia de algo común a todos los seres humanos, que viene expresado en el cuerpo de cada individualidad por la red de las neuronas espejo, donde todas las neuronas están en una conexión de característica totipotencial.

Con totipotencial  queremos decir que todo es posible. Antes se creía que había neuronas en el cerebro dedicadas a funciones específicas, y SÓLO dedicadas a un determinado tipo de tarea. Ahora sabemos que no. Las informaciones van en todas las direcciones. Es decir, si nuestra creencia es que yo soy solamente europeo, o soy solamente de mi pueblo, o soy solamente médico, o agricultor, parece que si aplicásemos un contenido de totipotencialidad, encontraríamos que el ser humano contiene la capacidad de ser todo y cualquier cosa, porque puede aprender. Y muchas veces el recién aprendido descubre un camino que el que repetía no encontraba por una razón muy sencilla: si te mueves en lo que conoces, nunca podrás llegar a donde no conoces. Y sólo quien va viajando desde lo no conocido, puede seguir adentrándose en lo que todavía no es conocido,  y así los Beatles, romper todos los criterios y hacer una música nueva, que nadie les había enseñado porque nadie la conocía. Y lo mismo sucede en todas las áreas del conocimiento.

 

Los cambios de la tormenta y el amor incondicional

 

La tormenta no es repetir. Por ese motivo, las crisis son estupendas, y cualquier persona que ahora se encuentre en el mayor sinsentido de su vida, está cerca de la puerta que le permitirá encontrar el mayor sentido de su vida.

La tormenta va siempre como onda, con el amor incondicional.

Tal vez esto sea una invención de Arguelles. Yo personalmente subscribo que el amor incondicional es la puerta a lo sobrenatural, al milagro y a la liberación. La onda siete, en este modelo libre de Tzolkin, es la onda de la tormenta, y el siete es canalización. Es decir que este acceso a lo sobrenatural de la tormenta, según esta consideración es algo canalizado, facilitado desde dimensiones superiores de la vida.

Incluso si esto se lo hubiese inventado Arguelles, yo encuentro que en mi vida es así como sucede. Y lo más curioso es que esta onda que canaliza, desde las dimensiones superiores de la vida, el acceso a lo sobrenatural, se mueve conjuntamente con la onda 14, que es la onda del perro.

 

El perro significa el amor incondicional, pero el 14 podría significar en la primera descripción de los sellos que se hace en la primera columna del Tzolkin, lo mismo que en esa columna significa el mago.

Es decir, la onda del perro, el amor incondicional, es la onda 14. Si le añadimos los contenidos del mago encontramos que lo que facilita la canalización, lo que facilita la conexión con dimensiones superiores de la vida, es la actitud de aprendizaje que contiene el sello del mago, como inicio de la segunda onda.

La segunda onda, como onda blanca, es una onda de refinar, es decir de mejorar, de trabajar con los contenidos innatos. También es algo donde actúa el espíritu, que siempre es el dos. De modo que podemos decir que la presencia del espíritu, su reconocimiento y la actitud de entrega a esa guía, es la que transforman en mágico el amor incondicional, y capaz de producir transformaciones instantáneas, incluso de resucitarte cuando estás muerto y devolverte a la vida.

 

Puedes estar muerto porque nadie te quiera, o puedes estar muerto porque no quieras a nadie y sí fácilmente odiar a todo el mundo, y cosas así, y de repente recibir una canalización, un contacto espiritual que te transforma completamente.

Incluso puede ser “ruido” que te despierta.

 

11 11 11

En este año 11, este día luna 11 se presenta también por segunda vez. Quizá podemos encontrar en esa segunda presentación, el eco del segundo sello, el viento, el espíritu, el regalo, o quizá sea simplemente las ganas de encontrarlo, pero recordando a José Arguelles, personaje singular.

 

Nació el 24 de enero de 1939, y ese día es, según su disposición del Tzolkin, mono 11, o sea 11-11 en la onda 1, columna 1 (11 11 1 1 ). Curiosamente transciende en un año en que se abre un portal , según dicen algunos, el 11-11-11, y que, también según nos han dicho, personas mayas y personas tibetanas se desplazarían desde la estatua de la libertad en Nueva York, hacia Los Ángeles.

Este señor, que nace con el sello 11, tono 11, columna 1, onda 1, transciende en un año en que se abre ese portal 11-11-11, o sea los seis unos, que también está presente en su nacimiento, y donde se hace un signo como es unir la libertad y los ángeles, para luego ir a celebrar con los Hopi. Por lo menos es curioso.

El crono psí atribuido a ese día 24 de enero, es el mono 1, o sea 11-1, por si nos faltaban onces y unos, de la onda 11. Curioso. Curiosa atracción por los onces y por los unos, porque exactamente el mono 11 es la casilla 11 de todo el Tzolkin.

Su esposa ocupa la casilla 22. No deja de ser una curiosa coincidencia también, sobre todo teniendo en cuenta que esta casilla es el viento 9, porque de nuevo el 2 (viento) y el 9 suman 11.

22 y 11. De la onda 2, de la columna 2.

 

Arguelles y San Isidro, en Madrid

También hay una cierta sincronía que quizá podamos pensar lo que queramos acerca de ello. Lo que tiene bastante gracia es que este señor, cuyo nombre es Arguelles, forma pareja con una señora que nace el 15 de mayo.

Quizá algunas personas que no sean habituales de Madrid no conozcan que la fiesta por excelencia de Madrid es San Isidro, que se celebra el 15 de mayo.

Pero resulta que Arguelles es un barrio de Madrid.

El 15 de mayo, la gente de Arguelles celebra fiesta porque es el día de San Isidro. La pradera de San Isidro está al lado del río Manzanares, que es el río de Madrid, y el barrio de Arguelles también está en la cercanía del río, pero es una zona alta.

De modo que en Madrid, hay una relación permanente entre el 15 de mayo y Arguelles.

 

Lo curioso es que Isidro, que es el patrón de Madrid, está también TOTALMENTE VINCULADO a los cuatro elementos que hemos citado al principio y que tienen que ver con el día de hoy y el día en que el señor Arguelles pasa a mejor vida. Y es que Isidro está compuesto de la palabra hebrea ISH, que significa hombre, o sea humano. Y decíamos que la luna 11 tiene como oculto al humano 3, que es el humano entregado al servicio, actuando desde el amor incondicional del perro, onda 14, propiciando la canalización, la conexión de dimensiones superiores.

 

Amigos y amigas, hermanos y hermanas, hermanitos, Isidro es ISH, hombre, y DROR, libertad. Isidro significa hombre libre, y hombre libre cumpliendo su servicio, porque la historia que se cuenta acerca de Isidro es que este hombre, mientras estaba rezando, unos ángeles hacían su trabajo, que era de labrador. Su nombre es Isidro Labrador. Mientras él estaba entregado a la oración, es decir en comunicación con dimensiones superiores, o tal vez ensoñando, unos ángeles , o sea fuerzas divinas, realizaban su trabajo, lo cual sucedía con mayor diligencia que ninguno de sus compañeros.

Y el asunto es que este hombre repartía sus bienes con personas necesitadas, y daba de comer a personas necesitadas. Pero él era un empleado de un hombre rico, que como estaba contento con su trabajo, le cedió un trozo de terreno para que él lo sembrase en beneficio propio de Isidro. Es con lo que producía ese trozo de terreno, que era el más baldío según dice la tradición, con lo que Isidro podía alimentar a personas necesitadas, porque desde dimensiones superiores multiplicaban su cosecha.

 

Evidentemente estamos ejemplificando, gracias tal vez a José Arguelles por subrayar estos acontecimientos, la onda de la tormenta y la onda del perro, así como el sello de la liberación visceral de la luna, de la onda de la tormenta, y el sello del humano 3, de la onda del perro.

Como viese el amo la cosecha tan abundante de Isidro, hombre libre, pensó que le había cedido un trozo de terreno muy fértil, y se lo quitó, y le dio de nuevo a cambio el más baldío.

Pero el resultado EN ESTA SEGUNDA OCASIÓN, fue el mismo. Su campo, con la ayuda de los ángeles, se transformó en superabundante.

Vamos a inventar una palabra. Su campo se transformó en totiproductivo, es decir, capaz de producir todo.

Inventamos esta palabra en honor de la libertad, y damos gracias a todas las personas que viven la libertad como algo donde lo divino se hace humano y lo humano se hace divino, y deciden ocuparla; ocupar la libertad. Se tu mismo.

 

Tenemos que recordar a estos hermanos humanos tibetanos, mayas y hopis, que también movidos no se sabe por qué hilos, escenifican la unión entre la libertad y los ángeles, como encontramos en Madrid, a través de su fiesta, y en la vida de José Arguelles y Lloydine. Gracias, LLoydine. Estamos contigo.

 

No podemos dejar pasar la oportunidad de resaltar la presencia del número 2 en la historia de Isidro. El campo produce en la primera ocasión, y produce de nuevo en la segunda ocasión, cuando le quitan ese campo y le dan otro. Produce milagrosamente. Y esto nos hace recordar al viento, sello 2, y al mago, onda 2. Y a la segunda oportunidad, que está implícita en el Tzolkin, ya que sus 260 días permiten que algunos días se repitan por segunda vez cada año, convirtiendo así el año, o sea la vida de cada persona, en algo abocado a la segunda oportunidad, también presente a los 52 años.

 

José y Lloydine

Si colocamos como primer día de su Tzolkin personal al sello once, es decir si el sello once, que es el sello de nacimiento de José Arguelles, lo situamos con el valor del dragón 1, es decir del número 1 del Tzolkin tipo, nos encontraríamos con que el kin de nacimiento de LLoydine, ocuparía la casilla 12. Y encontramos que el humano, que significa la libertad, en el tono 12, que significa “cómo puedo colaborar con todo lo que existe”, es totalmente coincidente con lo que significa el 15 de mayo, o sea San Isidro en Arguelles, es decir en Madrid. El humano, colaborando con todo lo que existe.

Las coincidencias y sincronías en la vida de estas personas que hemos señalado, no son todas, sino que podríamos decir muchísimas más, pero de momento nos va a ser suficiente con señalar que si a cada año le damos el valor de una casilla del Tzolkin, encontraríamos que José Arguelles, partiendo de la casilla 11, se encontraría a partir de su cumpleaños en enero del 2011 en la casilla noche 5, de la onda de la tormenta, que es la misma onda en que pasa a mejor vida. Y que LLoydine, se encontraría en el momento en que Arguelles transciende, en la casilla luna 11. Exactamente su trayectoria vital mostraría una sincronía total con el presente en ese momento.

Ella viviría en esa forma de contar, en esa experiencia, y José se despediría de ella en ese momento, para entrar a continuación en su nacimiento en la casilla perro 12.

 

José Arguelles, si colocásemos la casilla 22, natalicio de LLoydine, como inicio del Tzolkin, se situaría en ese Tzolkin en el lugar del perro 3, de la onda de la estrella. Podemos encontrar en la onda de la estrella como un impulso hacia la iluminación del sol, del final del Tzolkin, teñido con dos elementos, el amor incondicional y el servicio. Pero parece que Arguelles tiene mucha relación con el 11, ya que el oculto del perro 3 es justamente el mono 11. Es decir, Arguelles se muestra totalmente íntegro, pero su contacto con LLoydine le facilita, porque le conecta con su interior, ya que la fuerza oculta de Arguelles es perro 3 y la fuerza exterior es mono 11.

 

Y créanme que aún nos quedan muchas sincronías, pero siendo casi las 12 de la noche en Madrid, parece un momento adecuado para concluir por hoy.

 

Gracias a todos. Gracias por permitir expresar el agradecimiento, que posiblemente sea una de las energías más sanadoras que existen. Gracias.

De verdad y de todo corazón, gracias Jaime Fernando. Gracias Lloydine. De todo corazón, gracias abuelos

 

 

La tierra es un caminante del cielo (5/12/2011)

 

La tierra como sello es el sello 17, y tiene como sello anterior al guerrero.

Pero la tierra como onda es la número 13. El 13 hace referencia al cielo (caminante del cielo), y así la tierra podría ser la localización del cielo, el suelo del cielo que sostuviese a los seres humanos, es decir sería el suelo físico para los humanos.

 

La columna 13

También existe una columna 13 que aporta, al CONTEMPLARLA, al sol 13, es decir al final de la iluminación, y a toda la onda de la estrella, que es justamente la que acaba en el sol 13. Si le damos a la onda un valor grupal, la onda de la estrella nos habla de las estrellas, pero como seres espirituales, o mejor dicho como SERES REALES, evocando la realidad y la realeza de los seres humanos.

 

La tierra como 13 sitúa la localización del cielo y lo traduce a través de la columna 13.

Mirad, ensoñad la columna 13. CONTEMPLAD.

La columna 13 contiene al dragón 7.

Todo el trabajo del Tzolkin puede también expresarse como un trabajo que va del  1 al 13 y venir significado por la solidaridad como propósito. Y la solidaridad (del dragón) en la treceava posición en que se presenta (columna 13), se presenta como canalización. Así, la tarea propuesta en el Tzolkin es de abrirte a la solidaridad; autorizar desde tu libertad la recepción de la energía de la solidaridad, que es la energía del sol como oculto del dragón.

La energía activa y sanadora (mano, sello 7) de la canalización (tono 7 resonante), de la solidaridad, te lleva a la onda de la estrella, es decir a encontrar a tus semejantes como estrellas.

Cualquier persona que te encuentres es un ser celeste; es un ángel. Cuando esto suceda, estaremos en el cielo, sólo que en la tierra.

 

Esa es la tarea IMPLICITA al otorgar como tarea grupal de la tierra el número 13, caminante del cielo y columna 13, lugar de la onda de la estrella.

Si todas las personas son seres celestes y ángeles, mejor no estar enfadado con ninguno, por más agravios que hayas anotado en tu lista de agravios, o daños que te guste considerar que contiene tu lista de daños. Porque realmente de lo que se trata es de transmutar.

 

La transmutación de la estrella tetraédrica

Transmutar es la tarea de la estrella tetraédrica. El tetraedro son 4 triángulos, uno es la base y tres ascienden formando una pirámide de tres lados, que son 3 triángulos, sobre una base triangular que es el cuarto triángulo.

Estrella tetraédrica

La estrella tetraédrica es una forma hexagonal, porque son dos tetraedros cuyo triángulo base está orientado en direcciones opuestas: dos tetraedros unidos en la base formando la base una estrella de seis puntas.

La estrella de seis puntas actualiza y presenta al ENLAZADOR, que es el sello 6.

 

El antípoda como nuevo nacimiento

 

En la familia del dragón se establece un vector vertical dragón-mono, y que actúa como vector vertical TIPO para todas las familias. Y es el que formaría, de modo similar, a dragón-mono, el viento-humano, la noche-caminante, la semilla-mago, la serpiente-águila, el enlazador con el guerrero, … Así seguiríamos hasta haber citado los 20 sellos como inicio.

Vector vertical tipo: antípoda como nuevo nacimiento

La característica de esta figura, de vector vertical tipo, viene subrayada porque el dragón está situado junto a su oculto, que es el sol, y es siempre el sello anterior al dragón, y el mono está también situado junto a su oculto, que es el perro.

En esta figura, que también se llama antípoda, según las enseñanzas de José Arguelles (gracias, José Arguelles) y de 13 lunas (gracias, 13 lunas), es muy importante considerar cómo contiene como energía determinante un nacimiento.

Y por eso está justificado que coloques tu sello natal como una expresión del dragón, y contemples a tu antípoda con la característica y con la fuerza de un nuevo nacimiento. Observa si te interesa lo que te propone.

 

Pero también conviene que observes cuál es el sello anterior del que provienes, porque contiene una enseñanza y una propuesta acerca de qué cosa sea para ti la iluminación. Ya que aunque no sea tu oculto desde lo “correcto”, sí lo es cuando utilizas el vector vertical tipo como matriz, de forma ciertamente más allá de la lógica, abierto a la comunicación, al espíritu.

 

Cada persona tiene un Tzolkin personal que comienza con el sello de su nacimiento. Si ese sello de su nacimiento se sitúa en el tono 12, le está hablando de todo un trabajo ya hecho, ya que para él, el propósito, o sea el tono 1, es el tono de su nacimiento.

Traducir tu tono personal de nacimiento al tono 1, es una tarea esclarecedora, sanadora, iluminadora. Y traducir tu familia a la familia del dragón, igual.

 

Volvemos al vector vertical uno y encontramos que es la unión de un sello más 10, que es el amor incondicional, cuyo resultado es el otro extremo polar del vector vertical, o sea tu antípoda.

La energía de tu sello más la energía del amor incondicional, da sentido al nuevo nacimiento, presentado a través de tu antípoda.

Es decir, situamos en el antípoda una característica similar al contenido expresado en el Tzolkin por el nuevo nacimiento, o sea mono 1, o sea la inocencia, o sea  acabar con el karma y comenzar con el dharma. O mejor, transmutar tu karma, tu plomo, en oro, y así poder ver en aquella persona o situación que te lastimó, un ángel o un acontecimiento enriquecedor al máximo.

Y poder decirle a esa persona lo siento, perdona, gracias, te amo, estás libre, perdona, gracias, te amo. Te metía en la cárcel y te mataba, perdona, gracias, te amo. Eso es transmutar.

 

La iluminación, en el sello anterior

La tierra tiene como sello anterior al guerrero. La iluminación, para la persona que nazca como tierra, viene asociada a la expansión de la conciencia, de tal manera que presenta al guerrero, a la expansión de la conciencia atribuida al guerrero, como sol, como luz de la tierra, que es el cielo.

 

La energía enlazadora

Así, encontraríamos la estrella tetraédrica expresada en un plano, como una estrella de 6 puntas, la cual encontramos en el Tzolkin como el enlazador 6, y que en las distintas tradiciones se representa como la estrella de David y el cuarto chakra, chakra del corazón, en la tradición ayurveda.

Y esta es una energía que está representada en el Tzolkin, en el enlazador, representando el vector tipo horizontal, que es el que ocupa enlazador y guerrero.

Así vemos que la energía del guerrero es una energía enlazadora, porque hace referencia a la malla horizontal, al espejo que te une con todos los seres humanos y te lleva a reconocer en el otro a “otro yo”, a otro tu.

Todos los vectores contienen en su interior la energía del 10, del amor incondicional, y lo presentan como si la energía del amor incondicional estuviese presente en todo lo que entra en el rango de lo existente, ya que la estrella tetraédrica sirve para transmutar.

 

La transmutación a través de la estrella

 

Por eso nosotros no estamos por cambiar, por desesperarte porque no puedes cambiar tu pasado. Estamos por contemplar. Sabemos que todo lo que entra en el rango de lo existente, contiene la energía de la perfección, que es el 10, y es la energía del amor, aunque no lo veamos. Y por eso es necesario desear la energía del guerrero, de la expansión de la conciencia, para ver la realidad de la tierra como cielo.

Amar todo lo que existe y a todos sin excepción. La energía de la estrella tetraédrica, que es una estrella de 6 puntas, y está representada por el pueblo del agradecimiento, el pueblo de la alabanza, se transforma en el octaedro, EN EL MOMENTO ADECUADO Y OPORTUNO.

La estrella tetraédrica contiene ocho triángulos, igual que el octaedro, sólo que los dos triángulos de la base que hacían un 6, se transforman en una base cuadrada, de la cual nace en cada lado un triángulo. Y el octaedro son 8 triángulos, unidos en un cuadrado.

Y toda pirámide que vemos contiene una anti-pirámide o pirámide virtual, que no vemos pero que energéticamente existe.

 

De modo que toda pirámide es un octaedro, y así se transforma en la estrella, sello número 8, cuya representación usual es un rombo con cuatro puntos en cada uno de sus ángulos, es decir, un rombo que son cuatro triángulos y cuatro triángulos exteriores cada uno conteniendo un punto  hasta cerrar un cuadrado.

 La estrella son 8 triángulos unidos en un cuadrado, y hace referencia, igual que la estrella de 6 puntas al pueblo judío, al cristianismo como fuerza enlazadora, ya que es el plano de una cruz; actuando en Colón y los Reyes Católicos como fuerza enlazadora en lo horizontal, de todo el mundo, y restableciendo la unidad existente en Pangea de toda la tierra.

 

Colón es hijo del rey de Polonia Ladislao III, que en el transcurso de una cruzada abandonó su reino y su rango, y se fue a vivir a Portugal, concretamente a Madeira, dentro de la orden templaria, como cuenta el señor Rosa (gracias, Rosa). Cuando fue encontrado por unos monjes polacos, volvió a desaparecer, supuestamente en un naufragio donde murió, él y su hijo. Y es a partir de ese momento donde se inicia la vida oficial de Colón, que aparece en Portugal como un náufrago. Se casa con una mujer emparentada con todas las casas reales de Europa, y es recibido por los reyes católicos, así como sus hermanos son recibidos en distintas cortes europeas.

Poco tiempo después, la tierra deja de ser plana para ser una esfera celeste. La tierra empieza a ser un caminante del cielo, y todas las culturas en la tierra empiezan a conocerse, porque están enlazadas y conscientes; son conscientes unas de otras.

Esa expansión de la conciencia es el guerrero, pero el guerrero que es como un sol que ilumina a la tierra como un caminante del cielo.

 

La península ibérica es tierra de granito negro, que es la tierra más antigua en datación, así como sincrónicamente lo es Polonia, porque espero que nadie piense que esto es una pura casualidad. El granito negro, el espíritu de la tierra, está presente en Polonia, como está presente en la península ibérica. Y cuando la tierra empieza a mostrarse como un ser espiritual, activa unas conexiones desconocidas para los humanos en esta dimensión. El viaje de Colón permite que otro navegante español aviste Australia, que también es un lugar de granito negro, así como el norte de América, que es donde casualmente llega el enlazador Colón; el dragón Colón.

Colón es un dragón, es un enlazador, es un mono porque produce un nuevo nacimiento, y es un guerrero, traduciendo el espíritu de la madre tierra.

 

La evolución a través de los colores (2/12/2011)

La onda de los guías es siempre del mismo color que el propósito, es decir que el tono uno.

Esto manifiesta que desde el mismo lugar que surge el propósito surge igualmente una ayuda para su realización.

Desde el mismo lugar donde surge el propósito es desde donde actúan los guías y por eso son del mismo color.

 

El color denota el momento evolutivo

 

El rojo es el inicio.

Pero el rojo en lo visible es también el amarillo en lo oculto, o real pero no visible.

De modo que todo lo que aparece contiene también algo que está pero no se ve y es el resultado  de la maduración de un proceso.

Todo contiene más.

Que “todo contiene MÁS” significa que la realidad es mágica, maravillosa, invitante.

 

Lo mejor es no sufrir.

Aceptar la intensidad, pero no sufrir sino contemplar, porque la realidad es más. Esto está presente en el Tzolkin.

El centro del Tzolkin lo ocupa el lugar para el nuevo nacimiento, mono uno y su oculto perro doce. Pero este lugar está flanqueado por dos columnas de portales que son su acceso y que representan las columnas de mas allá, columnas de Hércules.

Y Hércules es el lugar en el cielo  hacia donde se dirige el sol. Y con el sol, la tierra, y con la tierra nosotros todos.

 

Eso a su vez es como un espejo y una invitación.

El espejo es uno de los métodos de enseñanza, blanco.

Aceptando el espejo como aprendizaje puedes aprender todo.

Todo lo que necesitas, lo puedes ver a través del manejo del espejo.

Puedes recibir toda clase de enseñanzas personales.

Sólo para ti.

Y de comunicaciones.

 

El Tzolkin contiene un doble espejo.

Es un espejo horizontal, representado por el propio sello del espejo y también un espejo vertical representado por la estrella.

Normal

En la dimensión en que estamos el espejo es un espejo, pero en una dimensión celeste  o superior el espejo es una estrella.

 

Con esta frase volvemos a situarnos en el tema de los guías, porque los guías  se mueven por colores, siendo los colores la expresión del momento evolutivo.

 

El color rojo

 

El rojo lo relacionábamos con el inicio.

Inicio, iniciación, vitalidad, fuerza,

Es algo muy “explosivo” que sucede “por si mismo“. Es como darte cuenta de algo de repente.

Cuando repentinamente te das cuenta de algo o aprendes algo que es nuevo, aparece toda una nueva realidad.

Esa nueva realidad no depende de ti.

Tiene su propia fuerza y su propia coherencia.

Estaba antes de que tú la conocieras o reconocieras y tiene su propia fuerza independiente

Un recién nacido no hace nada, no necesita hacer nada, la propia coherencia de la vida  hace todo lo necesario.

Es muy frágil y muy fuerte a la vez. De hecho “eso” son puros juicios mentales desde un nivel muy elemental y poco real.

Quizás cuando alguien aparece en esta dimensión siempre es fuerte para lo que viene a hacer.

El caso es que en muchas catástrofes los únicos supervivientes son en ocasiones lactantes de pocos días o pocos meses.

 

El color amarillo

 

Pero el rojo según el Tzolkin es la parte visible de un amarillo.

El amarillo es madurez, y la madurez es el resultado de un proceso de aumento de coherencia

Nosotros evolucionamos del rojo al amarillo.

Nosotros siempre en este tipo de presente viajamos hacia la madurez, pero desde dimensiones superiores, no. El dragón es rojo. El dragón desciende.

 

Desde dimensiones superiores pueden desplazarse también del amarillo, madurez, al rojo.

 

El dragón es rojo y es como el surgimiento del sol en esta dimensión.

Aquí el sol no significa nuestro sol físico alrededor del cual y con el que nos desplazamos en lo que llamamos el espacio.

El sol habla de dimensiones superiores y el dragón mostraría una manera en que esas dimensiones se comunican contigo.

 

Hay otras formas en que esas dimensiones se comunican contigo, lo cual sucede constantemente, sólo que el Tzolkin es una propuesta de diálogo a través de un código preciso y claro. Es como un Morse.

Todo tiene sentido y es descifrable.

 

Siguiendo los colores, vemos que la fuerza del rojo es la vitalidad del inicio, semejante a la vitalidad de la infancia y la juventud que no necesitan ni pensar.

Esa vitalidad desbordante contiene en su interior la coherencia de la madurez.

Y además se encamina de nuevo hacia más madurez.

 

Si sólo vemos una parte del proceso, parece que ese encaminarse hacia más madurez sea encaminarse hacia el final, y entonces puede parecer algo poco deseable. Pero en realidad, Tzolkin muestra dragón como inicio, pero un inicio sólo en lo visible, porque el código real es que el dragón es el sol, de modo que llegar al final es en realidad llegar al principio.

Llegar al final es comenzar.

 

El Tzolkin es un código de preparación para el comienzo.

Primero tienes que realizar, reconocer quién eres.

Eso es el dragón, luego realizas que el dragón es el sol.

Todo el Tzolkin es el dragón, y es un espejo.

 

Cuando te miras en el espejo del Tzolkin primero ves el dragón, y luego realizas, o sea te das cuenta, que es el sol.

Primero ves el dragón, luego ves el sol, pero siempre eres tú.

 

El color blanco

 

Cuando ves  el dragón, o sea encuentras el dragón, y te interesa el asunto, surge el blanco.

El blanco es comunicación.

 

Claro. Algo habla contigo. Algo se comunica contigo.

El DOS  es un regalo, porque el dos-tipo es el blanco, y es un regalo en contraposición a algo que compras, porque es gratis e impagable.

 

Es impagable porque se sitúa en un terreno espiritual no material.

Así, el blanco es espíritu-comunicación (viento), aprendizaje-atemporalidad (mago).

El blanco es desapego (enlazador), es espejo–realidad más allá (espejo), y amor (perro).

 

Evidentemente todo esto es inmaterial, o sea espiritual.

Pero el blanco lo primero es comunicación y aprendizaje. Primero sucede el viento, o sea la comunicación, o sea el espíritu, pero esto está, existe, aun sin ser percibido por ti.

Está en el programa, sencillamente está.

Como sello está en el nivel dos, es decir junto al uno. Pero como onda, el blanco se inicia con el mago.

El aprendizaje, que inmediatamente te sitúa en algo grupal porque la solidaridad solo puede ser una manifestación en relación al otro, o sea grupal.

La solidaridad (dragón) nunca puede ser mirarte el ombligo.

De modo que viento te habla a ti, y eso se expresa con un sello, y te resitúa en relación al otro. Ese aprendizaje se expresa con la onda del mago, porque toda tarea grupal se expresa a través de ondas.

 

El color azul

 

Ese resituarse es un aprendizaje (blanco), pero que conlleva un cambio, una trasformación (azul).

El blanco siempre va con el azul.

Aprendizaje y cambio siempre van unidos.

 

Pero aprendizaje y cambio son LA CONCIENCIA y siempre van detrás del surgimiento (rojo).

Nosotros estamos en la conciencia,  es decir en el asunto blanco – azul: aprendizaje y trasformación. Por eso recomendamos mirar.

 

La contemplación, la maduración. El amarillo viene sólo.

Contempla como viene.

Y el final es iniciar.

Del sol surge el dragón. 

 Y los guías son las ayudas.

 

Onda de la tormenta: del 28 de noviembre al 10 de diciembre

 

Onda de la Tormenta

 Es la onda de las transformaciones repentinas y sanadoras.

 

Partiendo de una dinámica de cambios bruscos, regeneraciones y auto-sanación, estamos caminando hacia la alegría y el juego. La sanación nos ayudará a encontrar la alegría (tono 9 da fuerza al 13).

Aquí nos desafía precisamente lo que nos libera en la onda oculta: la elevación de conciencia, fusión e iluminación. Para crecer, tendremos que "rendirnos", en su concepción más positiva, ante la luz.

El servicio a los demás es nutrir y proteger (dragón, tono 3)

Para realizar esos cambios sanadores, esta onda nos recomienda utilizar la comunicación y la palabra, siempre desde el espíritu (viento, tono 4).

La fuerza la podemos obtener visualizando la abundancia, en este caso concreto creando y creyendo en las sanaciones repentinas, en los milagros.

Para liberarnos y descargar tensiones, es importante la limpieza de las emociones.

 

Ondas del Perro y la Tormenta

La energía de los cambios sanadores va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta) a la energía del amor incondicional.

Según avanzamos desarrollando ese amor incondicional, se van produciendo sanaciones, a menudo repentinas, en nosotros y en otras personas, hasta llegar a alcanzar la sabiduría del espíritu, en su vertiente comunicadora (viento, tono 13), y la alegría (mono, tono 13 en la onda oculta).

La sanación, por lo tanto, no tiene que implicar un camino de sufrimiento y dolor, sino que va dirigida a alcanzar la alegría, el juego y la inocencia.